Maricela Marulanda, las confesiones de una representante de estrellas

Maricela Marulanda, las confesiones de una representante de estrellas

Anais R.
Anais R.

April 22nd, 2007, 7:55 am #1

Maricela Marulanda, las confesiones de una representante de estrellas

“El mánager tiene que tolerar el ego del artista”


Ella está detrás de Jorge Reyes, Sonya Smith, Gabriel Porras, Paola Rey, Manolo Cardona, Rafael Novoa y 24 actores más. Guía sus carreras artísticas y consigue para ellos el mejor proyecto. “Si el artista da todo de sí, el mánager tiene el éxito asegurado.”, contó a Facetas desde Miami.



Texto: Elvira Villasmil


Si la vida para una figura pública no es fácil, el diario vivir de una mánager de estrellas como Maricela Marulanda no resulta menos agi tada. Su agenda puede acumular tantos compromisos y obligaciones como la de la actriz del momento.


Su teléfono celular está encendido las 24 horas. Actores y actrices la tinas, que muestran su talento en las pantallas de Venezuela, México, Co lombia y Estados Unidos, la con tactan a cualquier hora del día.


Y, cuando Facetas la localiza te lefónicamente en Miami, la con versación es interrumpida a me nudo por las llamadas de sus re presentados o los directivos de ca nales de televisión que solicitan algunos de los talentos que dirige para un nuevo proyecto dramático.


Su carrera como mánager nació inesperadamente hace 22 años. Siendo relacionista pública, dictaba talleres de oratoria y liderazgo en el Ateneo de Caracas cuando llegó el actor Adolfo Cubas para solicitar asesoría de imagen.


“Él pertenecía al grupo Los Chamos, habló conmigo y me dijo: ‘Yo me volveré actor y seré famoso. ¿Qui siera trabajar conmigo y ser mi mánager?’. Representé a Adolfo por 10 años. A la par, llegaron ‘El chamo’ Gabriel, Reina Hinojosa y Sonya Smith, con quien aún trabajo. Y así comenzó mi historia. Le di un cam bio de 180 grados a mi vida”.



—Representa a 30 artistas. ¿Có mo hace para manejar sus ca rreras al mismo tiempo?


—Perfectamente. Me comunico a diario con ellos, así no los vea. Éso es indispensable en un representante de artistas. Las cuentas telefónicas son un poco altas.



—¿En qué medida el éxito de un artista depende de un mánager?


—Si el artista da todo de sí, el mánager tiene el éxito asegurado. Pero eso depende de la relación entre ambos. Tiene que existir mu cha comunicación, complicidad, respeto. El mánager tiene que to lerar el artista. Ellos manejan egos y hay que saber trabajar con eso. El buen representante debe creer en su talento, respetarlo, admirarlo y tener una excelente comunicación. Si no hay eso, no funciona. El actor es un producto que el mánager representa.



—¿Cuánto se involucra en la vida de un artista?


—Siento que el representante llega hasta donde el artista permita que su vida privada pase a ser pública. Y el mánager tiene mucho que ver porque trabaja por el respeto de la vida privada del artista. Yo me in volucro mucho: desde hacer que compre vivienda, invierta bien su dinero, en cómo me gustaría que se vistiera o llevara su carrera, hasta cómo me gustaría que trabajara con prensa y con qué medios se debe relacionar. No es que menosprecie la prensa, porque ésta es importante para ellos, pero hay que saber salir y qué decir.



—¿Cuáles son sus funciones co mo representante? ¿Qué les ma neja en su vida?


—Me encargo de conseguir el mejor proyecto y que mi actor sea el mejor pagado. Con las mujeres el trabajo resulta un poco más difícil que con los hombres. El hombre hace más caso. No obstante, soy muy amigas de mis actrices.


—¿Cuáles son sus “armas” para llevar una figura al estrellato?


—Siempre creo que estoy con el mejor artista. Siempre estoy incul cándole eso. Cuando un artista me dice: “No, yo no voy a ganarme esa película (o novela) porque 20 per sonas participaron en el castin”. Yo les digo: “Tienes que pensar que serás tú”. Mi arma es saber cómo haré para que mi artista sea el protagonista de esa novela o pe lícula.



—¿De qué depende para lograr ese trabajo?


—De tener muy buenas relaciones, de creer mucho en mi artista. Y que él crea en sí mismo. Si pienso que mi representado debe obtener deter minado trabajo, yo, como mánager, tengo que hacer todo por lograrlo. Hasta ahora no me ha pasado lo contrario durante los 22 años que llevo en esta profesión.



—¿Tiene favoritos?


—Todos son iguales para mí. No tengo estrellas, tengo actores en los que creo. Las estrellas están en el firmamento. Creo en el actor que tiene los pies bien puestos sobre la tierra, en un actor que no tenga fronteras, que no tenga vicios, que estudie y vibre con el arte de actuar. En ése actor, yo creo.



—¿Cuán importante es el repre sentante en la carrera de un artista?


—Es muy importante en todos los sentidos. Desde el momento en que un actor deja de ser un “extra con parlamento” y pasa a ser un actor, resulta importante tener un repre sentante. O, en otro caso, desde el momento en que un mánager des cubre a un talento y siente que necesita una guía, debe asesorarlo. Como a mí me ha pasado.




—¿Puede contar alguna anécdo ta relacionada con alguno de sus actores?


—Tengo miles. Tengo tantas como para escribir un libro. Podría ser una bomba en muchos casos. Re cuerdo que estaba tomándome un café en Rctv con Sonya Smith, mientras veía el seriado colom biano Flor de Oro, en el que ac tuaba un jovencito en el papel de campesino. Estaba sentada y le dije a Sonya: “Yo voy a representar a ese muchacho. Ese será el próximo galán de Colombia”. “Pero, ¿cómo se te ocurre? ¿Dónde lo has visto?”, comentó Sonya. Y, como a los tres días, fui a buscarlo a Bogotá. Me enteré que se llamaba Rafael No voa. Angie Cepeda, protagonista de la serie, me dijo que era un extra con parlamento. Cuando Sonya lle ga a Colombia para hacer la te lenovela Guajira, pido que Novoa esté incluido en reparto. Nadie sa bía quién era. Cuando lo encon traron, lo vi en la entrada de RCN, lo abracé y le dije: “Yo voy a ser tu representante”. “¡No, señora! Yo me gano 100 mil pesos mensuales y sólo vengo a ser una prueba. No tengo para pagarle”. Entró a ser el antagónico de Guajira. Luego, fue el protagonista de Las Juanas. Samuel Duque, presiente de RCN para ese entonces, me decía: “¿Pero usted está loca? ¿Cómo se le ocurre que ese muchacho será el protagonis ta?”. Hoy tal vez es el actor mejor pagado de Colombia.



—¿Qué vio en él?


—Le vi una magia en la sonrisa y en la mirada. Vi la magia que un actor debe tener. Lo represento desde hace 14 años.



—¿Hace usted a los artistas?



—Un artista se ayuda en su na cimiento. Pero siento que el artista nace. Existen herramientas para ex plotar ese talento.



—¿Ha tenido que defender a sus talentos?


—Sí. Tuve un enfrentamiento con una periodista en Colombia por tratar de dañar la imagen de una actriz colombiana llamada Lili Boza. Mi actriz salió airosa. Las personas dicen que soy una persona de ca rácter fuerte, pero no es verdad. Si alguien me pide una entrevista con una actor, la doy, pero no para denigrar o exaltar. Con el artista sólo hay que conversar. Si el periodista saca algo interesante, perfecto; pero si no, de eso quedó una buena conversación. Éso debe hacer un periodista de farándula con un ac tor. No creo en el periodista de farándula para degradar. No acepto éso.



—¿Qué es lo que le genera más estrés?


—La inseguridad de mis actores. A diario pueden sentirse inseguros con respecto a un papel, por ejem plo.


—Tiene en proyecto la creación de un libro en el que revelará secretos de los famosos. ¿Cuán tos secretos guarda?


—Tengo muchos secretos: de salud, de belleza, de cómo se cuida un artista, por ejemplo. Sonya Smith es excelente cocinera. Es especialista en hacer una torta de zanahoria que jamás le he probado a nadie en la vida. Además, tiene una ha bilidad —que no tiene ni el mejor veterinario— para bañar a gatos y perros cada 15 días. Jorge Reyes es muy humilde. Ha llorado mucho porque lo han traicionado. De Ra fael Novoa no puedo revelar se cretos. Manolo Cardona es un re lacionista público nato. Gabriel Po rras es un caballero... He escrito unas 140 páginas de ese libro...


—¿Cuál es su mejor consejo para una estrella?


—Que sea auténtico. Que tenga los pies sobre la tierra.



—¿Ha tenido que decirle a al gunos de sus representados: No trabajo más contigo?


—Sí, por la indisciplina. No es que desobedezcan al representante; se trata de que si las cosas no se hacen cómo debe ser o no quieren seguir el camino más conveniente, pues no me interesa trabajar con ese actor.



—¿Cuál es el peor error que puede cometer un mánager?


—Estar con un artista por dinero. Hay muchos irresponsables ma nejando artistas.



—¿Puede un representante des truir la vida de un artista?


—Sí. Por no saber asesorarlo y no controlar sus cualidades. Este tra bajo es muy complicado.
Quote
Share

Isa
Isa

April 22nd, 2007, 5:35 pm #2

es muy interesante leere las palabras de esta señora.Es una excelente manager y lleva muchos años con Sonya.Me imagino que es una de las personas que mas la conoce y mas sabe de ella.Tarta de zanahoria? si debe estar deliciosa!! su amor por los animales.Ya me lo imaginaba.Lo he leido en varias ocasiones asi que no dudo en esa habilidad de sonya para cuidarlos.

Magnifico trabajo Anais

saludos
Quote
Share

Anais R.
Anais R.

April 22nd, 2007, 6:52 pm #3

n/t
Quote
Share

Didi
Didi

April 22nd, 2007, 7:07 pm #4

n/t
Quote
Share

Maria
Maria

April 23rd, 2007, 9:21 am #5

a veces no se dice nada de ellos y tienen mucho que decir.
Creo que ellos conocen muy bien a sus actores.
Quote
Share