*-* CAPITULO 37 *-*

*-* CAPITULO 37 *-*

Joined: May 9th, 2006, 9:11 am

October 21st, 2006, 11:43 am #1



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


Quote
Like
Share

Joined: May 9th, 2006, 9:11 am

October 21st, 2006, 11:44 am #2

Aquí os dejo un nuevo capitulo de la FF. Al fin Sara y Franco se han vuelto a ver... con esa de celos de por medio!!!... Si es q este hombre no se aclara ni él!!.

Sheila...la historia esta pensada un poco para q esas parejas q tantos adoramos terminen juntas, bueno lo de Luzmi y Pablo es idea mía, yo junto los personajes ya q TM no quiere juntarme otra vez a Natasha y Michel (ahora solo me quedaría juntar a Isabella con Diego...¿te imaginas?...Jajajaja) y en cuanto al capitulo anterior, la pareja de Oscar y Jimena es peculiar... son los q siempre han sido más locos en sus relaciones anteriores, pero lo q sienten ambos es fuerte y por eso han decidido tomarlo con calma... besos a ti tb y gracias

Anonymous... gracias a vosotras por vuestros ánimos...como veis ya se han encontrado...ahora a ver q pasa a partir de ahora.. besos a tod
as.

Carlita ...si ya regreso Sara y ahora hay que esperar a ver q ocurre, lo de la discusión con su hermano era previsible, menos mal q estaba allí el papá para frenarlo todo!!... besos

Andrea...Juan se va a enterar bien tarde de todo así q poco le quedará por hacerle a Franco, aunque no le falten ganas... en cuanto a Óscar, él no estaba arruinando la relación entre Franco y Sara, él estaba protegiendo a una amiga muy querida del crápula de su hermano (igual q ahora en este capitulo), la relación la estropeo Franco solito... Gracias por tus buenos deseos ya estoy mucho mejor...besos

Ferkaz... ya aparecio Sara, peleo con su hermano y con Franco...¿algo más?... gracias por tus lindas palabras... besos


Gracias a todas por vuestros comentarios y por vuestros ánimos. Lo q me ocurría no era algo físico sino algo emocional, así q por eso no tenía”ganas” o “ánimos “ para contestar los comentarios, pero aunque siga doliendo hay q sobrellevarlo lo mejor q se puede y continuar disfrutando de la vida q nunca se sabe lo q puede ocurrir.

Muchos besos a tod@s

Coré


Last edited by Core_azaroa on October 21st, 2006, 11:46 am, edited 1 time in total.
Quote
Like
Share

Dani
Dani

October 22nd, 2006, 2:46 am #3



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


menuda peleita...y todo por celooooooooooosss..jajaj me encantan estos 2..esa pasion entre ellos no la supera nadie...me encanta la historia . Besos
Quote
Share

DanaK
DanaK

October 22nd, 2006, 3:47 am #4



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


jajaja
Oye pero que cara dura de este Franquis, bien con la tal ASndrea y fisgando lo que hace Saris, que..... iba a decir rata ¿pero no lo es ya en la otra ff? jejeje
Luzmi tiene exceleeeeeeeeeentes ideas lo de autonombrarse neutrales y quiatrse de la mira estuvo bien.
No queria decir, pero ¿que paso con ANTO?.
No es que me queje, a estado reemocionate el capi, ya me hacia que Saris le iba a voltear la cara a Franquis (como para no perder costumbre) jajaja
Escribe prontito
Quote
Share

Andrea
Andrea

October 22nd, 2006, 9:22 pm #5



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


No se pero no me paso a Oscar, me cae mal en ese plan protector de Sara.
Pobre Franco en tus dos ff no da una bien jejejje.-
Escribe prontito porfis.

pd: que lindos pablo y luzmi :)

sAluditos
Quote
Share

viñu
viñu

October 24th, 2006, 8:21 am #6



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


ni come ni deja comer.
penoso el chaval
Quote
Share

LokaLokita
LokaLokita

October 24th, 2006, 8:58 pm #7



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


olas amor ke tal, los kapis stupendos kmo siempre me enkantaron stuvieron genial, ainsssssssssssss ste franko kada vez me pone mas enferma, se parece a la kncion ke si ke no ke nunka te decides... jejej ske oy la kiere o la odia ke se decida ya y no le able tan feo a mis sarisss, spero ke alguna vez ablen sin ofenderse y aklaren todo, kada dia me gustan mas Pblo y Luzmila sn los mejores, jejej, tu ff kada dia sta mas linda me enkanta sta wenisima me gusta muxo, sta divina, spero kn anhelo los proximos kapis, te deseo muxisima suerte en todo proke eres un cielo y una excelentisima scritora, spero ke ya stes mas rekuperada de tus problemas, muxoss bssssssssssssss y abrazosssssssssss tkmmmmmmmmmmmmmmmmm y animateeeeeeeeeee.

P.d: ya sta el kapi 18 de la vnganza

bssssssssssssssssssss
Quote
Share

CARLITA
CARLITA

October 25th, 2006, 6:25 am #8



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


NO PUES QUE TE PUEDO DECIR DE ESTE CAP , ESTUVO BUENISIMO AUNQUE ME DEJASTE CON GANAS DE MAS , HAVER Y QUE PASA CON ESTA PAREJA QUE SE LAS TRAE.
Quote
Share

DIANA
DIANA

October 27th, 2006, 9:46 pm #9



*-* CAPITULO 37 *-*


Sara llevaba ya varios días en casa, cuando recibió una llamada de Óscar. Finalmente quedó con el en una cafetería frente a las empresas de su familia.
- ¿Te parece bonito que me entere por los demás que ya has vuelto?- le dijo él mientras la abrazaba. La miró detenidamente, Sara lucía preciosa con ese pantalón y ese top tan provocador que llevaba puesto- ¿Dios estás divina! ¿Pero que has hecho estos días?
- Vaya... Gracias por los halagos.... ¿Y se puede saber quien te ha dicho que he vuelto? ¿Jimena?- le dijo ella con cierto tonito de reproche que a Óscar le dio a entender claramente que ella ya estaba al corriente de todo.
- Si... fue ella la primera en decírmelo, aunque después también me lo dijo Pablo... me contó que habías ido con Luzmila y él a un concierto.
Sara rió, esta feliz de volver a ver a su amigo. Ambos se pusieron al día de todo. Sara le contó como había dejado todo en la excavación y él el confesó que estaba loco por su hermana. Ella se rió ante su idea.
- ¡Por favor...ahórrame los detalles!- le dijo a Óscar- Ya tuve bastante con que me los contara Jimena.
- Bueno... y ¿qué piensas?... Nos conoces a ambos... así que no te cortes y di lo que crees.
- ¡Ay, Óscar!... espero que ninguno de los dos salga dañado de esto.
- ¿Por qué dices eso?- le preguntó extrañado
- ¿Qué porque digo eso?... Vamos... te conozco demasiado bien... ¡y también a mi hermana!- luego con un suspiro añadió- Ambos pasáis con demasiada frivolidad de una relación a otra.
- Sara,... te prometo que lo que siento por tu hermana no lo he sentido por nadie más.
- Óscar ¿seguro?... ¡Eso me lo has dicho siempre que has conocido a una mujer!- le dijo ella. Sabiendo que no se equivocaba.
- Lo sé... pero eso siempre lo he dicho después de haber pasado la noche con ellas ¿no?- le dijo él- ¿Quieres que te cuente un secreto?... Jimena y yo no nos hemos acostado, de mutuo acuerdo, hemos decidido esperar hasta que estemos seguro de lo que ocurre entre nosotros... Así que ¿ahora que piensas?- pregunto viendo la cara de sorpresa de ella
- Te prometo que no doy crédito a lo que he escuchado... ¿tú en abstinencia?... ¿y también Jimena?- movía la cabeza de un lado a otro- ¡Esto me lo cuentan y no lo creo!
- ¿Ves como lo que siento por tu hermana es distinto?- le aseguró él- Y además no me tengo que preocupar de que se ponga celosa contigo- le dijo en broma mientras le guiñaba el ojo.
- ¿Sabes?... Creo que entre tu familia y la mía ocurre algo raro... todos estos años sin conocerse y ahora que finalmente lo hacen ¡acaban todos unos con otros!... me dejó realmente sorprendida esto... ¡menos mal que los tuvimos alejados unos de otros todos estos años!
- Si es realmente increíble... menudas familias las nuestras.- dijo él.
Óscar y Sara compartieron un rato agradable, finalmente se unieron a ellos Luzmila y Pablo que salían del trabajo y también Jimena que había quedado allí con ellos. Juntos se fueron a cenar, se fueron tras la cena a una discoteca donde bailaron casi hasta caer rendidos.
Allí Óscar y Sara se acercaron a la barra para pedir unas bebidas para todos y que se las acercasen a la mesa donde estaban.
- ¡Que bien lo estoy pasando!- le dijo Sara mientras volvían a la mesa- ¡Me hacia falta algo así!
- ¡Me alegro, cielo!- le dijo Óscar mientras la abrazaba levemente.
En ese momento chocaron con alguien que se cruzó en su camino. Sara se deponía a pedir disculpas cuando vio unos ojos azules que la miraban primero extrañado y luego furioso cuando vio quien era su acompañante
- Hola.. Sara- dijo Franco mientras la miraba a ella sin prestar atención a su hermano-...Óscar
- ¿Qué haces aquí?- fue lo que le preguntó Óscar a su hermano secamente
- ¿Qué pasa? ¿No me puedo divertir yo también?- le preguntó mirándolo- Estoy aquí con Charlie y... Andrea- luego mirando a Sara añadió- nos hemos sentado al lado de Pablo y su novia ¿vosotros estáis con ellos?...- con intención de molestar a Sara añadió- Porque allí parece que está tan bien la prima de Luzmila, esa con la que andas tanto últimamente.
- Sí... estamos con ellos, así que adiós- le dijo cortante Sara, que se adelantó y dejo allí los dos hermanos.
- No se te ocurra acercarte a ella nuevamente- le dijo Óscar a su hermano.
- ¿Qué pasa, ahora la quieres para ti?... ¿Pero tu no andas tras la prima de Luzmila?
- Eso a ti no te importa... pero no te acerques a Sara...
Luzmila vio a Sara acercarse mal humorada y sentarse entre ella y Jimena. Esta se dio también cuenta de la actitud de su hermana. Y miraron hacia donde estaba Óscar... vieron a Franco y comprendieron el motivo de su mal humor.
- Pablo... será mejor que salgamos a bailar- le dijo Luzmi a Pablo... Él la miro extrañado pero se dejó llevar... en la pista ella le dijo- No creo que quieras verte envuelto en la pelea campal que se puede formar allí- dijo señalando a la mesa de la que se acababan de levantar.
- Pero ¿por qué?- no entendía quien era quien se iba a pelear.
- Sara... en ese plan es terrible- y luego lo miró coqueta- Peor que yo... así que si yo te parecí una”¿loca?” no se que llegarías a pensar de ella.
- Pero tu eres “mi loca”- le dijo él haciéndole carantoñas y dejándose llevar ambos por la música, sumergiéndose en si mismo y olvidando a Sara y a todos los que habían quedado en la mesa.
Mientras, en la mesa de al lado, Charlie se había dado cuenta de la nueva mujer que había llegado a la mesa de sus amigo Óscar y justo cuando este llegaba al lugar el se levantó para que se la presentaran.
Óscar hizo las presentaciones y Charlie comenzó a coquetear con ella. Cuando Andrea empezó a protestar él simplemente le dijo que ahora tenían el camino libre con Franco ya que él se iba con esa adorable señorita que acababa de conocer.
A Sara Charlie le divertía y ella necesitaba divertirse para olvidar al otro hermano Reyes, así que le hizo caso y se lo paso realmente bien con él, riéndose ambos con sus mutuas bromas. Para un claro disgusto de Franco. Finalmente Sara, cansada, se despidió de todos se fue sola a casa, quisieron acompañarla pero ella se negó diciendo que el coche estaba justo en la entrada, al lado del guarda de seguridad así que no existía el más mínimo peligro. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche alguien le agarró la manó.
- ¡Eres estúpido!- dijo ella reconociendo al dueño de esa mano- ¡Menudo susto me has dado!
- ¿Se puede saber a que has estado jugando toda la noche?- le increpó él- ¡Primero con mi hermano y luego con mi amigo!
- ¿Qué ocurre el caballero está celoso porque no le presté la suficiente atención?- le dijo ella volviéndose y mirándolo con unos ojos que parecían despedir llamas- ¡Pues mala suerte!... – Viendo que él no había soltado su mano le dijo- Y si te importa me sueltas que me marcho a mi casa.
- Primero explícame a que juegas- le exigió él.
- No tengo que explicarte nada... ¿o es que eso no lo entiendes?... además mientras no juegue contigo ¿qué mas te da?- luego tras una pausa y cuando él soltó su mano como si le diese asco seguir sosteniéndola, añadió-... a lo mejor es que estas molesto porque no “juego” contigo ¿no?
- ¡No seas estúpida!- le dijo él mientras ella se montaba en el coche y lo ponía en marcha.
- No soy estúpida....- le aseguró ella- el estúpido pareces tú... sino ¿qué haces aquí pidiéndome unas explicaciones que no te corresponden?
Dicho eso ella se puso en marcha y se fue a su casa. Cuando llego subió a su habitación se desvistió y se dio una ducha, el encuentro con Franco la había puesto nerviosa y necesitaba relajarse un poco.
¿Pero que se creía ese estúpido?... ¿Qué porque hubiesen tenido una buena sesión de sexo ya era de su propiedad?... ¡Pues no estaba ni tibio!!... Aunque tenía que reconocer que “esa” sesión de sexo había sido espectacular, pero el idiota lo estropeo todo, cualquier recuerdo agradable con lo que se le ocurrió decirle después de eso a su hermano cuando los pilló juntos. Ese tipo no le convenía lo más mínimo y no debía prestarle la más mínima atención. Tras la ducha se metió en su cama y durmió de un tirón hasta el día siguiente.
Franco se marchó también a su casa después de esa pequeña discusión con Sara. ¿por qué le molestaba tanto que ella se fijase en otros tipos?... Si el no quería nada serio con ella ¿que más le daba con quien pudiese estar?... No encontraba una respuesta a esas preguntas que le mismo se hacía, o no las quería encontrar.. De lo único que estaba seguro es que esa mujer lo seguía atrayendo enormemente... y que hervía por dentro cada vez que ella posaba sus divinos ojos marrones sobre otro que no fuera él.


HOLA CORE
TE FELICITO POR TUS FF EN BUSCA DE UNA LEYENDA Y AUN NO TE OLVIDO, A MI ME ENCANTAN Y ESPERO CON ANSIAS CADA NUEVO CAPITULO, GRACIAS POR ESCRIBIR TAN BUENAS HISTORIAS.
Quote
Share

Joined: May 9th, 2006, 9:11 am

October 30th, 2006, 8:53 am #10

Diana... muchas gracias por leer mis historias y bienvenida oficialmente, ya que yo solo tengo constancia “real” de todas las q dejáis comentarios, los demás solo se reflejan como visitas a la página, espero seguir leyendote por aquí... Besosss

Quote
Like
Share