CAPITULO 99

Joined: January 1st, 1970, 12:00 am

July 16th, 2003, 8:40 am #1

Capítulo 99
PATRICI0 Y MARIANA HACEN EL AMOR


*Patricio y Mariana se encuentran en la cocina y él le hace el amor en una mezcla de amor y odio. Después le ofrece dinero por los servicios prestados*
GALERIA:
http://es.geocities.com/emilidemarmol/INDEX.html
Ester está en su dormitorio. Marcos la va a buscar. Ella lo rechaza.
--Ya es la segunda vez que me rechazas... Si no me das lo que busco por las buenas lo tendré que tomar por la fuerza... tu sólo eres una mucama y yo soy tu patrón –Marcos rabioso.
Ester desesperada: Yo amo a otro hombre y espero un hijo suyo...
Marcos: A mi eso no me importa... No voy a permitir que sigas en esta casa si no eres tan complaciente como Carmen.
Como la otra vez, Marcos intenta forzarla pero ella se lo saca de encima con una patada en las partes blandas. El hombre queda herido en el suelo muy furioso.
Marcos: ¡Te vas a arrepentir de esto¡ ¡Vas a ser mía te guste o no¡
Marcos sale de la recámara y se topa con Carmen que lo enfrenta furiosa.
--A ti ya te tengo demasiado vista y como hay carne nueva –dice él con cinismo.
Ester llora sobre su cama, piensa que todo lo que está sufriendo está rusticado por estar cerca de su amado Sergi.

Patricio está en su cama. Piensa atormentado en Mariana. Se le revienta el hígado imaginándola en brazos de Sergi. Sale de la recámara y escucha a Sergi hacer el amor como una bestia en celo gritando el nombre de Mariana. Ignorando que su rival está con su esposa Patricio se muere del coraje.
--Eres un imbécil, tenías la esperanza que no estuviera con él... Imbécil, imbécil, imbécil... –se dice.

Carmen entra como una loca en la recámara de Ester y defiende a “su” hombre ante ella. La joven Mas no quiere entrarle pero Carmen la obliga a pelearse.
Ester: Yo no soy como tú, soy una mujer muy rica.. Estoy aquí para defender al padre de mi hijo, estoy aquí por Sergi. Marcos no me interesa.
Carmen: ¡tú eres una cualquiera, yo voy a hacer que te corran de aquí¡
Ester: Haz lo que se te pegue la gana.
Las dos se miran con rabia.

Jade vuelve a su recámara satisfecha.
Jade: Pues sí, Sergi es muy macho y me relaja mucho estar con él.
(...)
Jade: ¡No seas descarada chica¡ ¡Yo no necesito a nadie¡ ¡Los hombres son como un rico caramelo, cuantos más comes más disfrutas pero sino comes tampoco te mueres.
(...)
Jade: Claro que no estoy enamorada de él pero es muy guapo y muy rico... Lástima que su padre no muriera en aquel accidente... Pero tiempo al tiempo...
(...)
Jade: ¿Qué en qué estoy pensado? Pues tal vez una vez me haya hecho con toda la fortuna del inútil de Salvador... Me podría casar con Sergi y quedarme también con la de Los Balaguer.
Los ojos de la mujer brillan por la ambición. Siente el poder que le daría ser dueña de la fortuna de las dos familias.
Jade: Sí, eso es lo que haré. Cuando Patricio no tenga nada me divorciaré de él para casarme con le idiota de Sergi.
(...)
Jade: ¡¿Que le tengo celos a Mariana y por eso me quiero quedar con sus hombres?¡ Es ella la que me tiene celos y por eso se queda con lo que es mío.
(...)
Jade: ¡Calla de una maldita vez, Esmeralda¡ ¡con lo contenta que estaba ya me has tenido que poner de mal humor,,, ¡ Como te sigas poniendo en mi contra te va a ir muy mal¡
(...)
Jade: ¡No menciones eso¡ ¡sí yo maté al desgraciado de Víctor y voy a hacer lo mismo contigo si sigues hinchando¡

Carmen se siente furiosa con Ester. Piensa en una forma de vengarse de ella.
Carmen: si Sergi no durmiera con Mariana lo podría seducir...pero por probar...

En plena madrugada, Mariana se despierta con sed y sale de su recámara justo a tiempo para ver como Carmen se mete en la habitación donde duerme su marido. No le importa.
Mariana para sí: Mientras se divierta con otras no me molestará...
Sergi se sorprende al ver a Carmen que se desnuda ante él pero muy feliz la recibe en su cama.

Mariana llega a la cocina. Su corazón se acelera. Patricio está allá bebiendo agua. Está medio desnudo. Mariana lo mira excitada. Patricio mira a Mariana con deseo y rabia. Ella iba a irse pero él se abalanza sobre ella y la acorrala en la pared. Sus pieles tiemblan, sus bocas se desean.
Mariana a punto de desfallecer: Déjame, tengo que irme.
Patricio con rabia: Tu maridito ya debe estar dormido...Conmigo no eres tan ardiente ... A ver si os controláis cuando hacéis el amor... Se os oye en todo el pasillo. Debes pensar en tu hija. No quiero que sepa que su madre es una cualquiera.
Mariana tiene deseos de golpear al hombre pero él la tiene retenida con su cuerpo y no se puede mover. Lo mira con rabia. Y le escupe. Él la besa lleno de odio y Mariana se rinde a la pasión. Lleno de amor y odio, Patricio desnuda a Mariana, la agarra en sus brazos y la deja sobre la mesa de la cocina en donde le hace salvajemente el amor. Patricio está encolerizado y se descarga en Mariana que lo mira enamorado. El hombre se pone la única prenda que llevaba mientras brusco le dice a Mariana:
--Vístete, no quiero que nadie se entere de esto... Me moriría de pena si mi hija se entera que su madre es una cualquiera.
Mariana lo quiere bofetear pero él la agarra y los dos se mira con rencor.
Patricio: ¡conmigo no te hagas la ofendida que no te queda¡ ¡Eres una cualquiera¡ ¡Esto me saca las dudas que tenía¡ ¡tu marido tenía razón¡ ¡eres una adúltera, una regalada¡ ¡sólo una perdida se acuesta con otro hombre después de acostarse con su marido¡ ¡Me das asco¡
Mariana: ¡Te odio Patricio Rivero, ojalá no te hubiera conocido jamás¡
Patricio herido: ¡pues para odiarme te ha gustado mucho que te hiciera el amor¡
Mariana se va echa una furia. Patricio está rabioso con él, con Mariana, con la vida... Empieza a tirar cosas por los aires mientras llora recordando cómo vibró en brazos de Mariana.
--¿porqué me tuve que enamorar de una cualquiera? –llora.
Mariana no ha querido ir con su hija para evitar despertarla y sale a caminar y a llorar.
Mariana: ¡Cada vez tu factura es mayor¡ ¡Te odio Patricio Rivero¡

Ágata se despierta triste y nostálgica pensando en Francisco pero el amor deja paso a la ambición. Piensa en David.
--Ese es el hombre que me conviene... El hombre que me va a dar lo que merezco... Seré la poderosa mujer que siempre he sido... No me van a hacer de menos.

Xevi se ducha pensando en el beso que le dio Laura y en como él desaprovechó la oportunidad de acostarse con Laura. Su cuerpo se lo reclama.
--Eres un desgraciado... Necesitas una hembra y Laura se te estaba regalando...
Su corazón le dice lo contrario.
--Yo amo a Laura, la quiero por lo que es no por su cuerpo. Ella me quería usar y si yo se lo hubiera permitido no me volvería a mirar a la cara... La próxima mujer que se me ponga delante no se me escapa pero Laura no. Laura es sagrada.
Durante el desayuno David nota raro a su hijo y este le habla de lo sucedido con Laura.
David: Hiciste lo correcto y me alegro que quieras vivir... el pobre de Martí tenía razón... Las mujeres son un placer al que no hay que renunciar...
Xevi: tú no eres el más indicado para decir eso.
David: Me auto-castigué por la muerte de tu madre pero ahora no quiero más sacrificios... Me cerré para no volver a sufrir y ya ves como acabó todo.
A los dos les duele pensar en Eulàlia.
David: Voy a ir a por todas... El amor ha salido de mi vida pero el sexo no... Eso me ayudará a no sentir tanto dolor. Si una mujer quiere algo conmigo no le voy a decir no.
Una de las mucama le dice que tiene una llamada de la señora Ágata. El hombre la toma, padre e hijo se miran con complicidad.

Patricio y Mariana se encuentran en el pasillo. Ella quiere huir pero él la retiene. El corazón de los dos late a toda marcha.
Patricio: Quería disculparme por mi comportamiento de anoche.
Mariana suspira enamorada.
Patricio saca unos dólares y se los tira a la cara mientras dice:
-- toma no quiero que trabajes gratis... tu maridito ya te agota demasiado para que encima te me regales...
Mariana empieza a golpearlo.
--Eres un maldito, ¡un desgraciado¡
Patricio con desprecio: ¡anoche no me decías eso¡
Sergi sale de la recámara y pide una explicación.
Patricio con cinismo: ¿preguntale a tu esposa lo que estuvo haciendo en la cocina después de hacer el amor contigo?
Mariana lo mira con odio. Sergi pide una explicación a su esposa que niega saber a lo que se refiere Patricio.
Patricio burlón: No se vale que seas una mentirosa, al marido hay que tenerle confianza.
Patricio y Sergi se miran desafiantes y Patricio dice:
--Tu esposa se me regaló, me sedujo e hicimos el amor.
Mariana: ¡Eres un desgraciado¡
Sergi defiende a su esposa: eso no es cierto, yo la dejo muy satisfecha,.
Patricio: pues no tanto.. yo la noté con sed... parecía que hacía semanas que no estaba con un buen hombre. Seguramente fui yo el último hombre de verdad con el que había estado.
Sergi lo golpea pero él esquiva el golpe y agarra al marido de Mariana al que dice:
--Mira imbécil, tu mujercita es una cualquiera y yo no me voy a manchar las manos por una mujer de la calle.
Patricio se va riendo aunque está desesperado por dentro. Mariana se va a ir pero Sergi la agarra del brazo y le dice con rencor:
--Esta nueva humillación no te la perdono... Si no te acuestas conmigo hoy mismo no respondo... ¡Tal vez ni permita que tu bastardo nazca¡
Mariana lo bofetea con odio: ¡Si le haces algo a mi hijo te mato¡ ¡Te mato¡
Mariana se va dejando al hombre furioso.


*Después de rechazarlo en dos ocasiones, Ester se acuesta con Marcos
para no perder su empleo pero no le sirve de nada*

Mientras Ester hace la limpieza con desgana aparece Sergi que se burla de ella.
Sergi: que bajo has caído, de señora a prostituta y mucama.
La joven se pone nerviosa y se le cae al piso un caro jarrón. Dolores y Carmen se ponen a gritar. Llega Laura y sin dudar la corre para satisfacción de Carmen y Sergi.
Laura: conozco ese perfume, sé que te le has regalado a mi marido... ¡No sé que pretendes al quedarte aquí pero no lo quiere averiguar¡ ¡Te vas hoy mismo¡
Ester: ¡eso no es cierto¡ ¡¡Es su marido el que me busca pero yo le digo siempre que no¡¡
Laura la bofetea. A Ester le duele que Sergi no la defienda, grita que lo ama y que no puede permitir que la echen, que desea estar cerca del padre de su hijo. Sergi se burla. Baja Ágata.
--¿qué pasa aquí? –pregunta la viuda.
Carmen y Dolores hablan muy mal de Ester y les cuenta que Laura la corrió pero no se quiere ir.
Ágata: Por primera vez estoy de acuerdo con ésta (Laura) Te vas ya mismo.
Laura y Ágata se van cada uno por su lado. Ester suplica a Sergi que la ayude a quedarse en la casa.
Sergi se va diciendo que a él no la meta en sus líos. Carmen, altanera le ordena que haga sus maletas.

Patricio de desahoga con su hermano al que le cuenta lo que pasó con Mariana.
Salvador: ¿Te volviste loco? ¡No te cansas en hacerle daño a esa pobre muchacha?
Patricio: ¿¡Y tú no te cansas en defender a esa cualquiera¡?
Salvador: Mariana jamás se hubiera entregado a ti después de estar con su marido... a mi me consta que no duermen con su marido sino con Esperanza.
Patricio: ¿de qué estás hablando?
Salvador: Te lo quise decir pero no me escuchaste... Esta noche cuando oigas que el tal Sergi hace el amor con Mariana entra en el cuarto de Esperanza...
Patricio: siempre que te hago caso las cosas me salen mal.
Salvador: Hazlo por mi, no te cuesta nada.
Patricio no sabe qué hacer.

Carmen ha ido con Ester a su recámara para asegurarse que hace la maleta. La joven Mas está desesperada.
Ester: ¡Yo necesito quedarme¡ ¡quiero estar al lado de Sergi¡ ¡Tengo mucho dinero te lo doy todo¡ ¡Pero ayúdame a quedarme... te juro que entre Marcos y yo no hay nada¡
Carmen: ¡tú eres una resbalosa que busca un marido que la saque de abajo¡
Ester: Eso no es cierto, y Marcos no te va a sacar de mucama pero yo conozco a quien sí puede hacerle... Mi ex marido, el hermano de Sergi. Yo te puedo ayudar a seducirlo.
La mucama escucha interesada lo que le tiene que decir.

David va a buscar a Ágata en su carro. La pareja se sonríe.
David: ¿a dónde quiere que la lleve?
Ágata coqueta: A dónde podamos estar los dos solos.
La pareja se sonríe con picardía.

Carmen está satisfecha por toda la información que Ester le ha dado de Xevi.
Carmen: Con tu ayuda voy a conseguir quedarme con ese caramelote.
Ester: ¿y me vas ayudar a seguir aquí?
Carmen: Yo sólo te puede aconsejar una cosa... Acuéstate con el señor Marcos... sólo él te puede ayudar.
Ester: ¿Te volviste loca?
Carmen: él ya no me interesa... Yo te juro que no lo vuelvo a ver más así que si tu le das lo que quiere....
Ester: ¡yo no soy una cualquiera¡
Carmen: pues siendo su amante es la única manera en la que se me ocurre que te puedas quedar aquí.

El marido de Laura se está duchando. Ester entra en la recámara muy nerviosa. Siente que va a cometer el peor de los pecados. Se va desnudando mientras se dice:
--Es por Sergi, todo lo hago por Sergi.
Marcos se muere de deseo al ver a la joven desnuda meterse en su ducha.
Ester desesperada: ¡Me quieren correr, usted me tiene que ayudar¡
Marcos besa el cuerpo de la joven con deseo y le asegura que si es complaciente con él conservará su empleo. Ester se siente como si la estuvieran violando y sólo su amor por Sergi la ayudan a soportar las salvajes caricias del herido Marcos.

Ester se viste con vergüenza. Marcos aunque se ha desahogado se siente frustrado. Entra Laura y los encuentra a los dos medio desnudos. Se pone histérica. Marcos se alegra al ver a su esposa tan celosa, le confirma que en realidad lo ama.
Marcos: Te juro que no lo vuelvo a hacer más... Ella me sedujo para conservar su empleo... Pero yo te amo ¡córrela si quieres y a Carmen¡ ¡A mi sólo me interesas tu¡
Ester angustiada: ¡Usted no me puede hacer esto¡ ¡usted y yo teníamos un trato¡
Laura agarra de los pelos a la joven y la saca de allá casi arrastras. Ester grita que no le puede hacer esto. Marcos está orgulloso de los celos de su mujer.
--Me ama, Laura me ama tanto como yo a ella. Aún podemos salvar nuestro matrimonio –se dice.

Insultándola, Laura va a acercando a Ester a la puerta. Sergi lo mira divertido. Laura grita que es una cualquiera, que es la amante de su marido. Ester suplica a su amado que la ayude.
Sergi a Laura: ¡eso córrela de la casa y que no vuelva¡ ¡Es una ramera seguro que dirá que tu marido es el padre de su hijo¡
Ester: ¡Te amo Sergi, no me puedes hacer esto¡
El hombre no mueve ni un dedo cuando Laura tira a la joven medio desnudo al jardín como un perro y ordena a los trabajadores que la saquen de allí. No la dejan vestirse y la pasean por la hacienda medio desnuda. Todos la miran con deseo y algunos intenta propasarse pero Ester se defiende. La tiran a las afueras de la hacienda y allí se viste con vergüenza.
Ester: Cuanto más me cueste más lo voy a saborear... Sergi no me puede hacer esto... Debe reconocer todos los sacrificios que estoy haciendo por él y se tiene que casar conmigo... Me tiene que cumplir.
La ilusión de ser la esposa de Sergi algún día la ayudan a levantarse.

Ágata y David salen de un hotel muy acaramelados y con cara de satisfechos. Un periodista los sorprende y empieza a sacarles fotos.

Mientras Sergi hace el amor con Jade a la que llama Mariana, Patricio va a buscar a Salvador para que se desengañe de Mariana. El joven Olazábal-Quintero lo conduce hasta la recámara de Esperanza. Patricio no puede creer lo que ve. Mira con ternura a Mariana que duerme junto a la niña.
Patricio aturdido: ¿qué significa esto?
Salvador: Mariano es tuya, solo tuya.
Patricio mira a su amada hechizado.


http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/m ... islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
foro grandes guapos
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978
Quote
Like
Share