CAPITULO 97

Joined: January 1st, 1970, 12:00 am

July 14th, 2003, 9:03 am #1

Capítulo 97
PATRICIO DESCUBRE A SERGI Y MARIANA BESÁNDOSE


*Cuando ya se estaba convenciendo de que no había nada entre Sergi y Mariana, Patricio encuentra a Sergi desnudo besando a su Mariana*

Laura está llorando en su recámara. Recuerda con horror todas las veces que el difunto Víctor Rivero intento violarla:
--Díos mío y finalmente ha sido mi propio esposo quien ...
El dolor lo mata, no es capaz ni de decir la palabra.
Marcos entra con vergüenza al panteón en el que está enterrada su madre. Llora ante su tumba.
Marc: Sé que es una monstruosidad la que he cometido con Laura pero estaba desesperado... He cometido muchos errores pero amo a Laura y me desespera perderla... No quiero que se enamore de otro... No quiero ¡ayúdame¡ ¡ayúdame¡ Estés donde estés y aunque sé que debes estar avergonzada de mi haz que el perdón de Laura me purifique, no quiero perderla, no la puedo perder...

El atroz llanto de Laura es interrumpido por una voz, una voz que le parece la del mismo Satanás.
--No puede ser, no puede ser –se Repite atormentada.
Se seca las lágrimas y sale para comprobar que lo que está imaginando no es cierto.
Ágata ha regresado. Se ve amargada y autoritaria como nunca. Carmen y Ester, que se muestra molesta por los aires de superioridad de la mujer y casi se le enfrenta, la ayudan con el equipaje.
Carmen a Ester: el amante joven la había hecho cambiar pero ahora que la dejó hace años está peor que antes.
Dolores les dice que se callen y trabajen.
Mariana alertada por los ruidos sale con su hija tomada de la mano y Sergi detrás. El hombre la abraza al ver que hay visitas. Ágata no entiende nada.
Ágata mira con odio y desprecio a Mariana y dice:
--¿y tú qué haces aquí? Y este tipo –Sergi—quien es?
Sergi: A mi no se me haga la altanera, yo soy el marido de Mariana y somos invitados de esta casa ¿y usted quien es?
Ágata: ¡yo soy la dueña de la casa y ahora mismo se me van ustedes con la mocosa esa¡
Esperanza se esconde tras las faldas de su madre que se enfrenta a Ágata.
Mariana: ¡nosotros somos invitados del dueño de todo esto y sólo él nos puede correr¡
Ágata se enfurece y agarra del brazo a Mariana pero Sergi se le enfrenta.
Ágata: ¡pero cómo se atreven¡ ¡¡Aquí mando yo y el inútil de Salvador no es nadie en esta casa¡
Esperanza está muy asustada:
--¿Quién es esa bruja? –pregunta a su mamá.
Ágata quiere acercarse para golpear a la niña pero Mariana no la deja.
Ágata: ¡maldita escuincla, hija de ustedes tenía que ser¡
Mariana la mira desafiante y mirando a su hijita dice con ironía:
--Esta señora tan dulce es tu abuelita, la mama de tu papa Patricio.
Esperanza sorprendida: ¿seguro que no es la mama de la tal Jade?
Mariana y Sergi sonríen, Ágata se siente como se le hubiera caído una buena jarra de agua heladísima.
Ágata se quiere acercar a la niña pero está la rehuye con miedo.
Ágata: ¿tu eres mi nieta?
Procurando ser dulce, la mujer le pide a su nieta que le de un abrazo pero está se niega.
Jade baja en ese momento y con sarcasmo dice:
--¡vaya ya estamos todos¡
Ágata no se puede creer lo que ve.
Ágata: ¡¿qué haces tú aquí?¡
Jade con frialdad besa en la mejilla a su suegra y dice divertida:
--Ay mamá Ágata, pues estoy con mi maridito y mi hijita Esperanza.
La mujer de Patricio quiere acercarse a la niña pero tampoco le es posible. Al tener a las dos brujas juntas la niña les saca la lengua. Cualquiera de las dos la hubiera ahorcado de no ser porque Mariana se pone en frente de ellas.
Jade a Ágata: ¿y donde dejaste a Francisco o es que ya se cansó de una vieja como tú o es cierto eso que se fue solo hace años?
El dolor se hace patente en el rostro de la madre de Patricio recordando los buenos momentos pasados con el joven. Desde arriba de las escaleras Laura la va mirando. Ágata se encuentra con la mirada llena de rencor de la esposa de su sobrino. Las dos se miran con odio.
Marcos sale a recibir a su tía.
Ágata a Marcos: Por fin una cara amiga, ¿qué hace tanta gente indeseable viviendo en mi casa?
Algo asustado, Salvador sale en ese momento. Ágata se acerca a él burlona.
Ágata: ¡vaya el inútil ya no es paralítico aunque me pregunto si alguna vez lo fuiste¡ Seguro que te fingiste inválido para dar pena y robarme todo mi dinero.
Mariana se enfrenta a la mujer: ¡nadie de lo que hay aquí es de usted todo es de Salvador¡
Ágata ríe: Ahora lo entiendo todo, tú –a Mariana- con tal de conseguir dinero no te importa a quien seduces... Ni que sea una mujercita como ésta –señala con odio a Salvador.
Sergi se alegra de ver como la mujer trata a Salvador que ni se defiende.
Mariana a Ágata: Usted crea lo que quiera pero Salvador en esta casa está por encima de usted y de todos.
Ágata: ¡En esta casa nadie está por encima mío y para demostrarte esto a ti y a todos en este mismo momento se me van tu, el patán de tu marido y ésta –señala a Salvador.
A pesar del pánico que le produce su madrastra, Salvador, en tono débil y temblando, se enfrenta a ella:
--Nadie se va de esta casa... son mis invitados.
La tímida voz del muchacho contrasta con los gritos de su madrastra:
--¡¡¡¡¡¡¡¡¿Pero cómo te atreves mujercita disfrazada de hombre?¡¡¡¡¡¡ Tú no eres quién como para cuestionar mi autoridad.
Salvador no se atreve a decir nada más pero sí Mariana.
Mariana:¡cuando tu me muestres pruebas de que eres tú y no Salvador la dueña de todo entonces me iré pero hasta el momento me quedo¡
Ágata: ¡Sí fuera por ésta –Salvador—estaríamos en la calle¡ ¡yo he manejado todo la fortuna de mi difunto marido sola’
Salvador vuelve a hablar y dice a Ágata muy nervioso:
--Veo que la aparente bondad que algunos creyeron ver en ti no era más que una mentira.
Sin dudarlo más Ágata bofetea a Salvador que sale corriendo llorando. Ágata se burla de él pero no puede mucho ya que Mariana golpea con rabia a la madre de Patricio que la mira con el rostro desencajado. Jade disfruta mucho de ese momento. Esperanza también que saca la lengua a la mujer que intenta agredir a la niña pero Mariana una vez más vuelve a agredir a la mujer. Marcos no interviene ya que ha visto lo mal que miraba su esposa a Ágata y se ha ido tras ella. Se la encuentra en su recámara haciendo las maletas.


*Ágata regresa a La Hermosa sola y más llena de
maldad que nunca*

Marcos: ¿te vas de viaje?
Laura: ¡No mi hijo y yo nos vamos de esta casa¡
Marcos desesperado: ¡no puedes hacer eso... yo te amo... Sé que lo de anoche estuvo mal pero soy tu marido tampoco es tan grave y la culpa es tuya...¡ ¡yo te amo y podemos volver a empezar de cero¡
Laura con la mirada muerta: Ya hay demasiadas facturas entre tu y yo, ya estás muerto para mi. Podría intentar vivir a tu lado pero no voy a vivir con la bruja de tu tía... Tú y ella me mandasteis a la cárcel, puedo soportar a uno pero no a los dos.
Marcos desesperado intenta hacerse perdonar. Se pone de rodillas, suplica a su esposa que no lo deje, le repita una y otra vez que la ama.
Ella se mantiene firme y él se levanta. La abraza e intenta besarla a la fuerza.
Laura con odio: ¿Vas a violarme otra vez?
Las palabras y el rencor de la mujer lo retienen y triste dice:
--No digas eso, me haces sentir un miserable.
Laura: ¿¡Y de qué otra forma se puede llamar a lo que me hiciste?¿y no es de miserables lo que me hiciste?
Marcos: soy tu marido y sé que me deseas que te gusta mis caricias, mis besos, que te haga el amor.
Laura: ¡prefiero los besos y las caricias de Xevi Balaguer¡ ¡También él me hace el amor mejor que tú¡
Marcos lleno de odio levanta la mano contra su propia esposa y si no hubiera sido por la mirada desafiante de ella no se hubiera controlado.
Laura: ¡eso pégame¡ ¡ya es lo único que te faltaba¡
El hombre se lleva las manos a la cabeza. Se siente fatal por lo que ha estado apunto de hacer.
Marcos: ¡Es que me desesperas¡ ¡yo te amo y tú me amas¡¡ ¡Deja que te beso vas a sentir mi amor y yo voy a sentir el tuyo¡
Él iba a acercarse pero ella no se lo permite.
Laura: ya te dije que es otro el que me interesa.
Marcos lleno de odio: ¡pues vete a revolcarte con él pero no verás nunca más a mi hijo¡¡
Laura: ¡Ni te creas eso¡ ¡mi hijo se va conmigo¡
Marcos: ¡pues antes me tendrás que matar¡ ¡Si tu quieres salir de esta casa será sola mi hijo no sé va sin una orden judicial y tardarás en conseguir que un juez te de su custodia y más si y digo que eres una cualquiera¡
Laura: ¡desgraciado¡ ¿¡como puedes hacerme esto¡?
Marcos: ¡yo te amo y no voy a permitir que estés con otro¡ ¡Si quieres librarte de mi tendrás que renunciar a nuestro hijo de lo contrario me tendrás que soportar hasta que muera¡
Es la desesperación de Marcos la que habla. Laura lo mira lleno de odio y eso duele aún más al hombre.

Patricio está trabajando con el ganado y se sorprende cuando ve a Carmen llegar muy angustiada.
Carmen: ay señorito, ay señorito... La señora llegó y se está peleando con la señora Mariana.
Patricio: ¿De que señora me estás hablando?
Carmen: su madre, su madre regresó.
Patricio angustiado: ¿y ella y Mariana se pelean?
La mucama se lo afirma con la cabeza. El hombre monta en su caballo y sale hacia la casa.
Patricio se sorprende al ver como su amada y su madre se pelean como verduleras delante de su hija. Patricio las separa con dificultad y recrimina a Sergi que no las haya separado. Sergi ríe divertido, la igual que Jade.
Mariana a patricio: deberías controlar a tu madre... No sabes lo que le dijo a la niña y hasta golpeó a Salvador.
Patricio mira furioso a su madre.
Sergi abraza a su esposa con ironía y dice:
--¿Es este un buen momento para decir que mi Mariana y yo vamos a tener un hijo?
Mariana siente deseos de ahorcar a su marido.
Patricio se enfrenta a Sergi: ¡vuestras intimidades no nos importan¡
Esperanza mira confundida a su madre y le pregunta si es cierto que va a tener un hermanito. Mariana no sabe que decir y es Sergi quien fingiéndose fraternal y ante la satisfecha mirada de Jade dice a la niña:
--Si tu mamá y yo vamos a darte un hermanito.
La niña los abraza feliz. Mariana y Patricio se miran muy tristes.
Ágata se burla de su hijo:
--Esto es el colmo, ¿cómo permites que estos se burlen en tu cara? ¿es que no tienes dignidad?
Ester se ha quedado de piedra al escuchar la confesión de Sergi y se enfrenta a Mariana.
Ester: ¡tú no puedes estar esperando un hijo de Sergi soy yo la que lo voy a dar un hijo¡
Mariana no sabe qué decir, Esperanza está muy confundida.
Esperanza: ¿voy a tener dos hermanitos?
Ágata a Patricio pero mirando a Mariana y compañía:
--Con está ha llegado la inmoralidad a esta casa, ¿cómo lo has permitido?
Atormentado por los celos que Ágata se encarga de alimentar, Patricio agarra a su madre y se la lleva a la biblioteca.
Patricio: No quiero que hagas ningún espectáculo delante de mi hija.
Ágata: Aquí el único que hace espectáculos eres tu... Hay que ser muy poco hombre para recibir en esta casa a tu ex amante y a su marido... Esa mujer se ríe de ti en tu cara y tú se lo permites. ¿y qué haces con Jade? ¡Eres un títere en manos de las mujeres¡
Patricio: ¡Tú no eres quien para criticar¡ ¡Las cosas ya estaban muy tensas antes de que llegaras tú y si has venido para poner las cosas más difíciles lo mejor hubiera sido que no regresaras¡
Ágata: La cualquiera de Mariana y el degenerado de Salvador te han puesto en mi contra... ¿cómo puedes correrme de mi propia casa?
Patricio: Está casa también es de mi hija y si ella quiere que tanto Mariana como su maridito vivan aquí pues tú lo tienes que respectar si es que quieres permanecer con nosotros¡
La mujer está muy herida y desea seguir alimentando la rabia de su hijo pero él no se lo permite y le dice que ya no tienen nada más que hablar. Patricio se iba a ir dejando a su madre muy disgustada. Ágata lo llama. Patricio se gira molesto.
Patricio: ¿y ahora qué quieres?
Ágata con la voz rota: ¿no se sabe nada de Francisco?
El Rivero le dice que no y la mujer queda sola muy triste. Piensa en los momentos de amor vividos con el joven y se atormenta en pensar en la ruptura.
Ágata llena de odio se dice:
-- ¡y todo por culpa de Laura Iturbe¡ ¡Esas malditas me las van a pagar¡ ¡¡las voy a destruir a todas¡

Jade ríe ante “Esmeralda”:
--Por primera vez esa estúpida de Mariana hace algo sensato... No sabes la que se armó... eso sí que estuvo bien bueno... Las cosas en la casa ya estaban que ardían pero es que ahora van a estallar.
La mujer ríe muy escandalosamente llena de maldad.

Salvador, a lomos de Manoc, ha llegado hasta el panteón de sus padres. Allá lo encuentra Patricio. Salvador está muy atormentado. No entiende porqué Ágata lo odia tanto. Piensa en irse de la casa para no aguantarla.
Patricio: No puedes hacerme eso, ¡yo te necesito¡ Es una tortura verlos juntos y en mi propia casa. Tú me metiste en este lío, ahora no me puedes dejar solo.
Patricio: Yo estoy seguro que Mariana te ama y que jamás ha estado con Sergi. Ella está herida y sólo te quiere hacer daño.
Las palabras de Salvador hacen dudar a Patricio.

Ágata está furiosa en su recámara. Llora pensando en Francisco.
Ágata mirando una foto de su amor:
--tú eras lo único bueno que tenía... ¿porqué me abandonaste?
Se llena de odio y dice:
--Ya estoy harta que me echen en cara que todo esto es de Salvador... Como encuentre a un millonario en mi camino no lo voy a soltar hasta que le saque toda la plata y así no tendré que seguir soportando desprecios de nadie. Tendré lo que me merezco.

Laura se prepara para acostarse. Marcos entra en su recámara pasado de copas.
Laura: ¿También te vas a convertir en un alcohólico? ¡Que buen ejemplo para nuestro hijo¡
Marcos se le acerca para abrazarla pero ella se aparta.
Marcos: Hazme tuyo, abusa de mi como la otra vez...
Laura: ¡Estás loco¡ ¡Me das asco¡ ¡¡Fuera de aquí¡
Marcos lucha por vencer la barrera de su esposa pero esta lo echa a la fuerza y cierra la puerta con llaves lo que le impide entrar de nuevo. Frustrado va a buscar a las mucamas. Se dirige a ver a Carmen pero se encuentra con Ester. La joven no se da cuenta de nada, él lo mira excitado y se le echa encima besándola. Ella le pide que no lo haga pero éste no le hace caso y entran a la recámara y a pesar que Ester le dice que no, Marcos la lleva a la cama mientras la desnuda.

Mariana entra en su recámara y una vez más encuentra a Sergi en la cama. Está totalmente desnudo. Intenta seducirla pero ella se burla.
Mariana: ¡ya sabes que no se me mueve ni un pelo contigo¡
Sergi: ¡pues si no te acuestas conmigo vas a perder a tu nuevo bastardo¡
Mariana se distrae cuando oye que alguien se acerca, Sergi la estrecha entre sus brazos y la besa con pasión y en ese instante entra Patricio que se muere de dolor al ver la escena.





http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/m ... islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
foro grandes guapos
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978
Quote
Like
Share