Capítulo Once

Capítulo Once

Rafael Martín
Rafael Martín

April 11th, 1999, 12:10 am #1

Capítulo 11


- ¿Qué pasa papá?
- Isabella hay algo que debes saber.

Abruptamente entra Rosario.

- Discúlpenme. Quiero hablar a solas con Andrés.

El sacerdote se lleva a Isabella.

- ¿Le dijiste algo al padre Rubén?
- Sí, lo sabe todo. Me pidió que le contara todo a Isabella.
- No. Debes callar para no destruirla.

*

Leandra va a salir a la hacienda. Quesada entra y la sorprende.

- Diga lo que tiene que decir y luego lárguese.
- ¡Qué modales!. Vine a saludar a Clara. Como no estuve en la boda...
- Nadie lo invitó.
- Eso lo paso por alto. He estado pensando que Fernando necesita un abogado trabajador y honesto como yo. Además, a nadie le conviene que todos se enteren de que Clara es...
- Si se mete con mi hija, ya sabe de lo que soy capaz.

*

Isabella se siente culpable de la enfermedad de su padre. Mariana le asegura que no es así.

- ¿Tú qué sabes? ¿sabes el secreto? Dímelo, no me lo ocultes.

Mariana la tranquiliza porque su padre se lo dirá muy pronto.

*

Clara se arregla frente al espejo. Nuevamente aparecen los fantasmas en sus recuerdos.

- Nada ni nadie va a impedir que sea feliz con Fernando.

Entra Fernando

- ¿Lista para almorzar?
- No. Lista para ti.
- Esperemos que anochezca, ¿sí?

Rosario sigue implorando a Andrés. Pero el se reafirma

- Déjame morir como el hombre que no he sido, contándole la verdad.

Rosario lo deja por un momento

Reingresa Isabella, sollozando.

- Hija, yo, yo... te voy a contar algo. Acércate.
- Hable despacio, papá.
- Tu madre..., tu madre...
- ¿Quieres que venga?
- No. La verdad... tú debes saber que...

El grito de Isabella se escucha por toda la casa, por toda la hacienda, por todo el universo. Andrés Linares había muerto.

*

Una rosa roja en la cama. Una mujer la coge, aspira su perfume dispuesta a dejarse llevar. Fernando entra donde Clara, recorre su delgado talle. El silencio es un rosal elevándose alrededor de ellos, llenando la escena de un color intenso y embriagándolos con su aroma.

- Ninguna flor puede compararse con tu belleza, con tu fragancia, con tu olor...

Fernando es deseo. Clara es voluntad de amar para olvidar.

*

- Señora, afuera la busca una persona.

Los ojos sombríos de Leandra se clavan en Rosario.

- Si vienes a buscar a mi esposo, es demasiado tarde. Andrés a muerto.
- Comprendo que me odies. No he venido a disculparme porque fuimos víctimas.
- ¿Y yo qué?
- He venido por mi hija.
- Siempre supe que eras la madre. Pero no la canallada de ocultarme quién era el padre. Ella es mía y de nadie más.
- Vine a asegurarme que nada ha cambiado.
- Yo he cambiado.
- Finalmente lo que quiero es que Clara nunca sepa que tiene una hermana.
- ¿No quieres que se entere que...? Si Andrés no le dijo nada, yo tampoco.
- Ruego a Dios por la felicidad de ambas que nunca se encuentren. A partir de hoy tu y tu hija han muerto para mí.
- Vete y carga con tu culpa. Y déjame con mi dolor.

En el cementerio, Isabella

- Papá, yo le prometo cuidar a mamá y honrarla por ese amor. Mil veces hubiera querido que Dios me llevara a mí y no a usted.

Leandra se acerca. Abraza a Isabella

- Créame que lo siento.
- Gracias.

Rosario casi se desmaya de sólo verlas juntas. Vuelven a la hacienda. Su vecino, don Rafael, se ofrece para ayudarles como administrador de la hacienda. La criada comenta:

- La abuela está muy triste porque no la llevan al cementerio.

Rosario replica:

- Nunca es tarde para aprender a sufrir. En esta casa siempre ha habido un lugar para el sufrimiento. La felicidad ha pasado de largo.

Isabella se inquieta al escuchar frases que no entiende, pero su madre no le da mayores explicaciones a sus preguntas. Entretanto, Leandra llega a casa de los De Alvear y conversa con el cuadro de Clara, jurándole que la siempre la protegerá.


*

Los esposos se saludan al amanecer. Clara le cuenta a Fernando

- Soñé con mi madre. Fui muy feliz a su lado. Prométeme que pase lo que pase, me vas a amar para siempre.
- ¿Y qué puede pasar?
- No lo sé. Con mi madre tuve un mundo maravilloso que se destruyó como el cristal.
- Pero se puede reconstruir. Y te prometo que lo nuestro será así.

*

Hernán se encuentra en el estudio de la casa de los De Alvear, hurgando entre los papeles y documentos. Encuentra los libros de contabilidad y arranca algunas hojas. Leandra le avisa a Victoria la “visita” de Hernán. Ella lo encuentra un tanto inquieto. Para disimular, éste le cuenta la próxima publicación de su libro de versos. Se excusa de no poder seguir conversando con ella y se va. Victoria se queda muy contrariada, pero Leandra se da cuenta de todos los movimientos del muchacho.

Más tarde, la servidumbre de la casa se burla de todas las “rarezas” que impone Leandra. Sus comidas llamadas por nombres francés, el arreglo de la casa, las frases con las que debían dirigirse a los patrones, todo en francés. La escena es entretenida, por los gestos y las ironías.
Ingresa Leandra en el clímax de la diversión.

- ¡Qué pasa aquí! Todo lo que he dispuesto es orden directa de Mme. Clara Riveau. Y no para que se estén burlando.

Mrs. Simpson le replica

- ¿Es que habían regresado los señores y nosotros no nos habíamos dado cuenta?

Todos se ríen a carcajadas. Leandra, furiosa, se retira.

*

En a mesa, tres mujeres de luto se miran consternadas los rostros. Finalmente Mariana rompe el silencio.

- Debemos avisarle a Gabriel todo lo sucedido, para que venga a ayudarnos con la administración de la hacienda. ¿Qué van a hacer tres mujeres solas e indefensas?

Isabella desaprueba.

- No. Dejemos a Gabriel que continúe su vida y sus planes. Tenemos que afrontar la realidad nosotras mismas. Don Rafael se ha ofrecido a ayudarnos. Creo que lo mejor será contratarlo.

Mariana, presa del desaliento, le contesta:

- ¿Qué puede hacer ese hombre con una hacienda, si él siempre se ha dedicado a su tiendita de vino y pisco? Pero, eso sí Isabella, tía, quiero que sepan que yo no voy a cosechar algodón ni ensuciarme de lodo en las acequias. Podré ser una huérfana pero no soy la hija de una campesina.

Rosario le grita

- ¡Cállate!

Mariana insiste:

- Isabella, lo mejor que podemos hacer es vender la hacienda y con el dinero que obtengamos, viajamos a Lima, nos compramos una casa y nos casarnos con buenos partidos. Yo no estoy acostumbrada a las privaciones y mucho menos a vivir como una sucia campesina.

Y se retira a su dormitorio.

Isabella, con las expresiones de su tía y su prima resonándole en el oído, le dice a su tía Rosario:

- Sé que recién hemos enterrado a papá, pero usted y yo debemos hablar. Usted sabe el secreto que papá no me pudo decir antes de morir. Y es necesario que ahora me lo diga.


(Fin del Capítulo 11)
Quote
Share

Juan
Juan

April 11th, 1999, 7:39 pm #2

¡Hola Rafael!

Los últimos resúmenes son excelentes, muchas gracias por compartir el visionado de la telenovela con nosotros...

Tengo el presentimiento de que toda la historia, todos los acontecimientos, ocurren en una atmósfera dramática cargada de presagios, ¿es así?.

Creo que uno de los personajes más inquietantes en Isabella es Leandra... su amor sin medida hacia Clara puede conducirla a la locura, a cometer cualquier acto para defender al ser nacido de sus entrañas...

¿Qué relación tendrá Leandra con Isabella?

Creo que aunque es tan hija suya como Clara, el sentimiento es diferente... para ella Isabella es la otra.

¿Cuál es tu opinión sobre este personaje y la interpretación de Teddy Guzmán?

En mi recuerdo está la excelente interpretación de María Rosa Gallo en "Manuela", pero entiendo que Bernarda y Leandra deben ser personajes diferentes... En el primer caso ella era solamente la madre de una de las hermanas protagonistas, el parecido que existía entre ellas era casual, como un juego del destino, en el segundo caso si son hijas de la misma madre, son hermanas gemelas.

Un abrazo,

Juan
Quote
Share

Ray
Ray

April 12th, 1999, 4:23 am #3

María Rosa Gallo (Bernarda en Manuela): que personaje tan complejo... lo hizo magistralmente... con este papel de la amargada y sufrida madre de Isabel me conquisto en Manuela, estaba excelente. Es unas de sus mejores actuaciones.
Quote
Share

Ana.
Ana.

April 13th, 1999, 9:30 pm #4

Creo que el personaje de leandra es muy dramatico y que la actriz recarga un poco las tintas...aunque a veces parece una mujer vaciada de todo sentimiento y en vez de darme risa logra intrigarme sobre lo que le pasa en su interior. Hay seres así en la vida...No se cual es la intención de la actriz y me confunde. maría Rosa gallo fue una Bernarda llena de conflictos y humanidad. Ana.
Quote
Share

Rafael Martín
Rafael Martín

April 18th, 1999, 8:43 pm #5

¡Hola Rafael!

Los últimos resúmenes son excelentes, muchas gracias por compartir el visionado de la telenovela con nosotros...

Tengo el presentimiento de que toda la historia, todos los acontecimientos, ocurren en una atmósfera dramática cargada de presagios, ¿es así?.

Creo que uno de los personajes más inquietantes en Isabella es Leandra... su amor sin medida hacia Clara puede conducirla a la locura, a cometer cualquier acto para defender al ser nacido de sus entrañas...

¿Qué relación tendrá Leandra con Isabella?

Creo que aunque es tan hija suya como Clara, el sentimiento es diferente... para ella Isabella es la otra.

¿Cuál es tu opinión sobre este personaje y la interpretación de Teddy Guzmán?

En mi recuerdo está la excelente interpretación de María Rosa Gallo en "Manuela", pero entiendo que Bernarda y Leandra deben ser personajes diferentes... En el primer caso ella era solamente la madre de una de las hermanas protagonistas, el parecido que existía entre ellas era casual, como un juego del destino, en el segundo caso si son hijas de la misma madre, son hermanas gemelas.

Un abrazo,

Juan
Hola, Juan.

Vamos por partes:

1. ...en una atmósfera dramática cargada de presagios, ¿es así?

Rpta.: El suspenso está basado en el misterio de los rasgos más elementales y primitivos del alma humana.
Todos somos algo contradictorios, no siempre buenos ni siempre malos. Sin embargo, seguimos una tendencia, un promedio de características que conforman nuestra imagen.
Pero, a diferencia de otras producciones, en esta telenovela se enfatizan las contradicciones, los conflictos interiores, la mezcla de bondad y maldad en cada personaje principal.
Y como elemento dramático se utilizan el esoterismo, los estados de locura o trance, las apariciones, los sueños, etc. Todos estos avisos anticipados, que tanto confunden a los protagonistas, más bien preparan emocionalmente a los espectadores para el climax, cuando ocurren las confrontaciones y las grandes revelaciones.

2. ¿Qué relación tendrá Leandra con Isabella?

Es muy difícil de pronosticarlo ahora. Por el momento, para Leandra, Isabella se ahogó en el río y punto.
En su afán de no romper el fragilísimo hilo que la une a Clara, no desea revelarle un ápice más de lo sucedido. No hay que olvidar que Clara soporta su presencia en la casa de los De Alvear sólo porque la puede utilizar para sus planes, puesto que sabe que es su aliada incondicional.
Sin embargo, y contradictoriamente, Leandra fue a conocer a Isabella al cementerio y, al darle el pésame, se le llenaron los ojos de lágrimas.

3. ¿Cuál es tu opinión sobre este personaje y la interpretación de Teddy Guzmán?

Rpta. Podemos definir los siguientes pares de personajes antagonistas, tal como se han mostrado hasta ahora:

Isabella - Clara
Patricia - Clara
Leandra - Rosario
Leandra - Quesada
Fernando - Francisco
Adriana - Isabella

Como notarás, al ser Clara y Leandra aliadas, el personaje es medular para el desarrollo de la historia. Más aún, ella es la instigadora de Clara, la que con sus apreciaciones, chismes y comentarios, inclina la balanza en los ánimos de su hija. Todo porque se cree con todo el derecho de dirigir el destino para lograr que Clara sea feliz. Pero a la manera de Leandra.
Eso añade más desprecio a los sentimientos de Clara hacia ella. Es curioso, pero Clara siente la frustración de no ser tan perversa como Leandra para evitar que la manipule, de no tener ni la mentira ni las bajezas sin escrúpulo para conseguir lo que se ambiciona que sí tiene Leandra.
Sin embargo le reprocha su simpleza de razonamiento y lo vulgar de sus planes. Clara, como buena hija de su madre, rescata la esencia, la refina y así el plan es más maquiavélico y sofisticado, lleno de ambigüedades, para que Clara pueda escapar por ellas, con cualquier pretexto típicamente femenino.
El verdadero móvil de Leandra pareciera ser una profunda egolatría y un sentimiento de revancha a lo que la vida le niega. Así, se muestra como una mujer amargada y llena de resentimiento, implacable con todos, con una sola debilidad: su incondicionalidad hacia Clara.
La actuación de Teddy Guzmán es sobresaliente, casi sin paralelo con la Modesta de "Luz María". Desde el principio, nos ofrece una Leandra tal como te la he descrito. Lo único que deploro es la falta de nexo argumental entre la Leandra joven (Ana Colchero) y la madura (Teddy Guzmán), que permita mostrar la evolución psicológica de ese personaje, porque cuando veas el primer capítulo, te llevarás una impresión tan inolvidable de esa Leandra que te será muy difícil asimilar a la mujer madura.
Sobre la actuación de María Rosa Gallo, no la he visto, pero por lo que cuentas, esta Leandra debe asumir un reto casi comletamente diferente: Su origen peruano (en la telenovela), su trato exento de refinamientos, la paradoja de su rechazo a una de sus hijas, por mencionar sólo algunas de las diferencias más importantes.

Buno, Juan. He tenido mucho gusto de volver a comunicarme contigo. Espero haber contribuido a resolver tus inquietudes. Hasta pronto.

Un abrazo desde Lima,

Rafael.






Quote
Share

Juan
Juan

April 20th, 1999, 5:49 pm #6

Hola Rafael,

Lo único que puedo hacer es darte las gracias una vez más por tus emocionantes participaciones en el foro, por resolver tan acertadamente todas mis inquietudes sobre la novela.

Espero fervientemente el inicio de las emisiones de "Isabella" en España por dos motivos: el primero es poder disfrutar de esta producción en la que aprecio grandes diferencias respecto a las demás telenovelas, un guión más profundo, unos diálogos que se caracterizan por la fuerza, la poesía y la emoción; el segundo motivo, pero no por ello menos importante, es la posibilidad de iniciar un debate, compartir opiniones y emociones contigo y con los demás participantes del foro.

Un abrazo,

Juan
Quote
Share