COLOCHO FLORES---- ALLAN WELLMAN .

Joined: 12:47 AM - Apr 13, 2001

3:48 PM - Sep 30, 2001 #1






Un pulso muy clásico
Rogelio Flores y Allan Wellman recuerdan viejos tiempos y hablan del fútbol actual
Por : Fernando López R., José Carlos Móvil




Rogelio Flores y Allan Wellman, mantienen aún una sana rivalidad como ex jugadores de Municipal y Comunicaciones. Ambos continúan viviendo la pasión y la alegría como aficionados.
Abrir la puerta a los recuerdos de los clásico es fácil, más cuanto se tiene al frente a dos grandes protagonistas del fútbol: Rogelio Flores, quien vistió la camisola de los rojos por 16 años y Allan Keny Wellman, que lo hizo por 13años en los cremas. Así, entre recuerdos, bromas y
anécdotas, ambos revivieron esos tiempos y analizaron el clásico 192, que desarrollará hoy en el estadio la Pedrera.

Una carne asada en el restaurante Ni Fu Ni Fa, en la zona 9 de la capital, el miércoles, fue la excusa para entablar la conversación. Primero llegó Rogelio 'El Loco' Flores, y después apareció Allan Keny Wellman, a la una treinta, la hora indicada.

Pedimos las bebidas e se inició la plática.

• ¿Visualizan los clásicos actuales a como eran antes?

RF: Sí, pero ahora es diferente. Antes el estadio se llenaba. Si no se llena La Pedrera estamos mal. Había más publicidad y la rivalidad entre rojos y cremas era grande.

• ¿Entonces afirman que había más amor a los colores?

RF: No creo. Amor siempre va a haber.

AW: Siento que había mucho amor, pero también la gente se identificaba más con los colores. No se daba algo que ahora es común: jugadores de Municipal que pasan a Comunicaciones y viceversa. Antes esto era una ofensa. En el pasado existían jugadores símbolos y ahora no.

• Símbolo en Municipal es Plata, ¿Y en Comunicaciones?

AW: No hay. Municipal ha amalgamado un buen equipo, mezclando jugadores con experiencia y sangre nueva. Plata es un jugador que pelea y eso se transmite en el campo. Además, con ese defensa central que trajeron (Zorrilla) se terminó de armar una envidiable columna vertebral.

Comunicaciones viene de una excelente situación y renovó gente, pero no ha consolidado su base. No tiene un tipo como Plata que arrastre a la gente. Creo que Machón, por el roce internacional, debería ser el que tome la manija del equipo, pero no tiene el temperamento, a pesar de sus condiciones técnicas extraordinarias. Machón debería ser el que maneje a Comunicaciones y a la selección, pero no tiene el carácter.

RF: Tiene razón, pero ellos (Comunicaciones) en vez de armarse dejaron ir a Edgar Estrada, que con 32 años no es viejo. Es cuando mejor está un portero. Entre más viejo más añejo.

• Entonces consideran que el nivel de ambos equipos es similar, pero el problema pasa por la actitud...

AW: Sí, pero la actitud en un campo de fútbol la manejan los jugadores de temperamento. Un jugador debe darse a respetar en el terreno.

RF: La camisola todos la vamos a querer, lo que pasa es que algunos jugadores la sienten y otros no. A mi me da tristeza cuando alguien dice que “X” jugador gana “Y” cantidad de dinero, ¿porqué? si acaso esta no es una profesión donde hay que guardar para el futuro.

• ¿Creen que el fútbol, y en sí los clásicos han cambiado?

RF: El jugador talentoso ya no sale. ¿Decime alguno actual? Sin presumir al pasado, antes estaba Oscar Sánchez y Byron Pérez.

AW: Fredy García.

RF: Pero, ¿es uno entre cuantos jugadores que hay ahora? Y mira que Fredy no ha mantenido un ritmo de estrella como lo mantuvieron los otros. Es un buen jugador pero ultimamente ha tenido una baja.

• ¿Qué tanto influyen los entrenadores sobre los jugadores?

AW: Los técnicos tiene una función importante por todo lo que representan. Ya en el campo te olvidás de él, y del público. Sólo sos vos y tus cualidades innatas, tu habilidad física y tu temperamento. Siempre he pensado que los jugadores son los que pierden los partidos, y no el entrenador.

RF: Los técnicos que llegan a Municipal son de garra y entrega. Tenemos el caso de Cordero, y ahora de Almeida. Tenemos esta suerte de tener a la mejor afición de Guatemala, un grupo de dirigentes que son amigos, un conjunto humano de jugadores con un líder humilde como Plata.

AW: Pero técnicamente han armado una columna vertebral, porque si no fuera así, aunque fueran buenos 'cuates' la historia actual talvez sería diferente.

RF: Influyen. En Costa Rica entrenábamos en la mañana, inclusive cuando jugábamos por la noche. Muchos jugadores empezaron a alegar, como acepto que yo lo hubiera hecho. Por eso no logramos nada a nivel mundial. Los guatemaltecos somos acomodados.

• Ganar y perder, ¿cómo afrontaban los extremos en los clásicos?

AW: Perder contra los rojos es más molesto que hacerlo contra otro equipo.

RF: Cuando les ganamos esa vez nos sentíamos tristes por el fútbol guatemalteco. Por la rivalidad no voy a ser hipócrita de decir que no lo disfruté, pero por el fútbol nacional estaba triste. Debimos haber clasificado los dos.

• Eduardo Barros y Claudio Rojas, ¿a qué equipo le pesará más que alguno de ellos no ande en su día el domingo?

RF: A Comunicaciones sí. A nosotros no. Nuestro juego no recae en Barros, mientras 'Rojitas' es un jugador muy importante en los cremas por ser el armador.

AW: Regresando a UNCAF, nos damos cuenta que Rojas le cambió la cara a Comunicaciones cuando jugó contra el Saprissa. Comunicaciones no tiene una columna vertebral y si 'Rojitas' no anda bien puede haber problemas.

• Por lo platicado hasta el momento, Municipal parece favorito, pero en el campo todo es diferente...

RF: Tenemos que ser prevenidos ante un equipo capaz que está herido, y de un técnico en problemas.

AW: Creo que en el papel, Municipal tiene una leve ventaja pero tanto Rogelio como yo sabemos que cada clásico es distinto. Si
Comunicaciones cambia su actitud las cosas podrían ser diferentes. El que va como favorito tiene más presión. Se terminó la comida y la sobremesa. Después de despedimos los ex jugadores volvieron a sus actividades cotidianas.

Las mil batallas de Allan Wellman

Jugó en Comunicaciones durante trece años (debutó a los 17, en 1973), y luego lo hizo otros cinco en Aurora, completando dieciocho años de fútbol profesional.

Allan Keny Wellman nació el 26 de mayo de 1954. Hoy tiene 42 años.
Está casado en segundas nupcias con Astrid Hoffens, con quien procreó una niña, actualmente de dos años, llamada como su madre.

No lleva el conteo de la cantidad de clásicos en los cuales ha participado, pero asegura que son más de 30. Su mayor logro es haber participado en dos Olimpiadas, Montreal 1976 y Seúl 1988.

Además, se muestra orgulloso por haber sido campeón nacional tanto con los cremas como con Aurora.

Se retiró definitivamente del fútbol mayor en la temporada 1990-1991, jugando para el conjunto militar.

Desde afuera

En su carrera se desempeñó en la defensa.

No está ligado al fútbol, pero dice estar al tanto de todo lo que sucede, y por el nivel de conocimientos expuestos, parece cierto.

Sólo saca los zapatos de fútbol del armario cuando participa con los veteranos de Aurora en partidos amistosos, aunque esto de vez en cuando.

Famoso

“Fue en los clásicos entre rojos y cremas donde me volví famoso. Me tocaba marcar a José Emilio Mitrovich y lo lograba anular”, indica.

“Por eso le pusieron de apodo ‘El Nazareno’ a Mitrovich, porque tenía el pelo largo y además yo le pegaba mucho”, recuerda Wellman, como si hubiera sido ayer.

Graduado como economista, actualmente trabaja para una fábrica de aceite vegetal.

Es un hombre tan ocupado, que inclusive le llevaron a su casa unos documentos del trabajo para que los firmara.

Rogelio Flores, el “loco” de siempre

Un “loco” nunca pasa desapercibido. Mucho menos si se trata de Rogelio Flores, que fue uno de los guardametas que dejaron huella en el equipo Municipal.

Flores inició su carrera en la especial escarlata en 1973. Al pasar los años se confiesa como uno de los principales aficionados de los escarlatas.

Su pasión por el fútbol y por el equipo lo han llevado a continuar su trabajo en este deporte. Actualmente, labora como entrenador de porteros e integra el cuerpo técnico de Municipal, junto a Ever Hugo Almeida.

Recorrido

Durante los 16 años que permaneció en Municipal, Rogelio el “Loco” Flores estuvo presente en por lo menos 35 clásicos.

En 1973 se inició con la selección juvenil. Ese mismo año pasó a formar parte de las filas de Municipal, con el que permaneció por espacio de 16 años, pero no continuó.

En 1982 militó en el equipo de Finanzas Industriales, en la liga mayor.
Luego, en la temporada 1983-84 jugó en Suchitepéquez. Ese mismo año emigró hacia El Salvador, donde se integró al Aguila, con el que fue campeón.

Asimismo, participó con el FAS de Santa Ana, El Salvador, y en Tipografía Nacional.

Flores, finalmente, se retiró del fútbol en 1986. En la actualidad tiene 47 años, y el contacto más cercano a este deporte lo tiene como técnico. Ya no juega. Su objetivo ahora es forjar y asesorar a los porteros del cuadro escarlata.

Amor por el No. 17

Como jugador, Rogelio en pocas ocasiones utilizó el 1 ó 22, como suelen hacerlo los porteros.

“Fue el de la buena suerte. Porque debuté de 17 años y nací un 17 de mayo de 1954”, dijo.



Quote
Like
Share

Joined: 8:51 PM - Mar 17, 2001

4:46 PM - Sep 30, 2001 #2

Revive el pasado pero entre lineas destaca deficiencias presentes no solo de nuestros jugadores y su falta de profesionalismo, inpedimento para conseguir logros maximos o superiores. ahi esta escrito lo dicen dos personajes que detectan presentes equivocados.

Gracis por enviarnos estos mensajes que aclaran rememoran y dan para el comentario.

Mediacancha
http://www.Rafenre717@compaq.net
Futbol Guatemalteco y del Mundo.
Quote
Like
Share