Pensamientos perdidos

En un arranque de increíble originalidad, los propietarios del local "El Agradable Reposo" en Ciudad de Paso decidieron reconstruir el espíritu que antaño rodeó a su anterior establecimiento para que a los colonos de Bastión Hueco no les faltase su pequeño hueco de relax, conversación, tapeo... y como no, para quien quiera algo más que eso, las sempiternas peleas ilegales que tanto dinero mueven.

Pensamientos perdidos

Yuuichi
Con derecho a Apodo
Yuuichi
Con derecho a Apodo
Joined: Nov 7 2015, 08:12 PM

Oct 19 2017, 02:11 PM #1

De verdad… Todo había tomado un ambiente demasiado oscuro para alguien como yo, en tan solo dos días había sobrevivido a dos fines del mundo, era demasiado, pero supongo que debo adaptarme a mi nueva vida, a sobrevivir. Entonces chocaría con alguien, iba distraído, era lo normal, supongo. Me giraría y alzaría la vista, era más alta que yo y se encontraría con unos ojos apagados.

“Has hecho un buen trabajo”

Aparté la mirada al ver esa sonrisa, para mi mismo, había fallado al final, dejando que segaran la vida del Mercuriano sin un juicio. Miré entonces su mano sobre mi hombro y apreté los dientes antes de apartar su mano con cuidado.

-Lo siento, pero me cuesta creer que ha sido así. Disculpa.

Hice un gesto con la cabeza en forma de despedida y comencé a andar entre la gente, ¿cómo podía hacer para pensar que hice bien lo que tuve que hacer? Puede que ellos tuviesen razón, que él mereciese morir, pero ese arrepentimiento que vi no era de alguien que lo mereciese.

Caminé por las calles en dirección al pub, viendo los cambios que habían pasado, era… extraño, esperaba caos, muchas cosas destrozadas pero en cambio todo estaba relativamente bien e incluso cambiado, algunas casas con un acabado chapucero pero otras no tanto, aunque aún así, todo tenía su encanto rústico. Vi el cartel del pub en la distancia “el agradable reposo”, irónico cuanto menos, desde que llegué no había pasado nada bueno y apenas agradable.

Atravesé las puertas, sin apenas fijarme en la gente que había, simplemente me limité a ir a una de las esquinas de la barra y pedir algo de beber, cualquier cosa me valdría.
"Las flores se marchitan, pierden su color, se reflejan en vano como el tiempo perdido bajo la lluvia."
¿De verdad quieres conocer mi historia?
Memorias de un gato
Quote
Like
Share

Kaila Balance
Con derecho a Apodo
Kaila Balance
Con derecho a Apodo
Joined: Aug 21 2007, 06:18 PM

Oct 31 2017, 07:39 PM #2

Tras dejar a Huarg a buen recaudo junto al hombre al que le había robado un beso y otros sanadores más expertos en su animal de compañía, la paladina se aventuro al exterior con algunas vendas todavía puesta, sin su armadura y con una camisa prestada de mangas anchas que le llegaban hasta los codos. No era bonita, pero era cómoda, y era todo lo que necesitaba junto a unas botas de cuero para lanzarse al bar a intentar encontrar a otros guerreros del frente y saber que había pasado en los otros frentes.

Para su desgracia, Elainne no estaba allí, y solo pudo encontrar entre la poca clientela que había a Yuiichi sentado en la barra, solitario y triste. No era igual que el Yuiichi que había dejado a sus anchas tras derrotar a los Sincorazón en la Zona Hueca, parecía más mayor, más curtido. Seguramente su expresión cansada y la horrible experiencia que había tenido que soportar le habían hecho madurar a pasos agigantados que ninguno de los allí presentes habría deseado para el muchacho.

La rubia, dubitativa, avanzó con paso tímido entre la gente, que le dedicaba alguna mirada y la saludaba, agradeciendo el haber luchado por ellos. A la mujer le costaba sonreír, pues cada recuerdo de la batalla hacía que pensará en Huarg, provocando punzadas de dolor en su pecho que prefería evitar. Tras la barra, estaba sakura a la cual saludo con un gesto y se coloco junto al felino. Que no se dió cuenta de su presencia en un principio, demasiado hundido en su propio pensamiento:

- Dejanos algo bueno, yo le invito. - No sabía que le había pedido con anterioridad el felino, pero sabía que no sería lo bastante fuerte para arrancarle sus pesares como era debido. Y eso lo sabía bien ella, pues en cierta manera había acudido allí a hacer algo parecido. Le tocó entonces el hombre a su compañero de batalla, y observo su reacción con tranquilidad, una sonrisa amable se formaría en su rostro cuando los ojos de ambos se cruzaran. - Hola Yuiichi, deja que te acompañe. - Le propuso la mujer mientras Sakura les traia unos vasos con algo de color y alegría, no sabía lo que era, pero quizás sirviese para lo que había pedido. - Por los caidos, y porque su descanso sea tan bueno como el recuerdo que nos dejan.

El brindis austero de la Paladina sería uno de los muchos pensamientos que dedicaba a la lista de bajas, en su mayor parte, oficiales de organizaciones con las que nunca había interactuado. Pero esperaba que aquello cambiase con el estado actual de la ciudad.
Quote
Like
Share

Yuuichi
Con derecho a Apodo
Yuuichi
Con derecho a Apodo
Joined: Nov 7 2015, 08:12 PM

Nov 9 2017, 07:32 PM #3

¿Cómo sentirme bien si en ningún momento he llegado a pensar que lo que hice estuvo bien? Cómplice de un asesinato sin escrúpulos. Si, había contribuido a salvar el mundo, eso era positivo, pero podría habérsele apresado, haberle dado un juicio justo, pero en cambio, nadie pensó en eso. El que era el verdugo, actuó sin orden ni piedad, mas todos pensaban que estaba bien lo que hizo.

Pasé una mano por mi cara, acabando apoyado en ella mientras espero el momento de intentar olvidar este fatídico día. Movía las orejas con los saludos de la gente, había llegado más gente durante mi ensimismamiento aunque no reparé en nadie, ni siquiera me digné en girar mi cabeza para mirar. Tan solo… al escuchar esa voz de nuevo, quien me ayudó al llegar. Nos encontrábamos en todas partes, la verdad.

Al sentir su mano en mi hombro giré la cabeza, dejando mis ojos cansados sobre ella, sin armadura parecía una persona distinta.

-Kaila… Adelante.

Obviamente no era necesario decirlo, estaba en su derecho de sentarse ahí y esa sonrisa ayudaba aunque no lo aparentase. Tomé uno de esos vasos, mirándolo al principio con curiosidad y después a Kaila con ese brindis.

-Y sea o no sea bueno.

Brindé y bebí, tan solo un trago, apoyando después el vaso en la barra, sintiendo como hacía arder un poco mi garganta, no estaba muy acostumbrado a esa clase de bebidas. Entonces quise decidirme, quería saber su punto de vista.

-Kaila, tu eres una paladina… Si un hombre contra el que has luchado, en sus últimos momentos, desarmado y sin fuerzas, se arrepiente de lo hecho y te pide que acabes con el mal que te asola, algo superior a él… ¿Le matarías sin más o le arrestarías para darle un juicio justo?
"Las flores se marchitan, pierden su color, se reflejan en vano como el tiempo perdido bajo la lluvia."
¿De verdad quieres conocer mi historia?
Memorias de un gato
Quote
Like
Share