Muchas malas noticias

Aquí es donde todos los Exploradores se reúnen, donde se encuentran los hangares para sus preciadas naves, y donde se desarrolla toda su labor en tierra. Además, desde aquí lanzan sus misiones a otros mundos.

Moderator: Feler

Muchas malas noticias

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

25 Jan 2016, 17:54 #1

Después de informar a la Milicia de la reunión y de hablar un poco con Jarek llegaba a su último destino del día (sin contar su hogar) o al menos que tuviera planeado, que era el cuartel de los Exploradores a informa de los suyos de la versión “oficial” de lo que iba a pasar y sus consecuencias. Fue volando allí y gracias a la gema no tardó nada, esta vez llegó bien sin ningún accidente ni percance, no era que dominara ya su nueva velocidad, sino que estaba muy pendiente de eso, lograría dominar ese aumento de rapidez cuando pudiera hacer todo eso sin pensarlo.

Al llegar no había nadie a la vista ni ninguna nota, suponía que Rory y compañía aún estaba en la Zona Hueca o volviendo de ella. Que no estuvieran hizo que se preocupara un poco más, hasta pensó de ir a buscarles pero rápidamente descartó la idea. Podía que cuando fuera a por ellos, estos ya estuvieran volviendo, y de ser así les estaría buscando inútilmente aparte de perder el tiempo, además si los encontraba y estaban bien sería una muestra muy grande de desconfianza por su parte y sería muy malo, así que decidió confiar en ellos y esperar.

Pensándolo un poco que no estuvieran podía ser algo bueno, porque el tiempo lo iba aprovechar. A lo mejor Aria estaría en su habitación y de ser así sería un buen momento para hablar que algo le decía que cuando empezara a trabajar con las defensas con el resto de tecnomantes tendría muy poco tiempo. Así que subió a las habitaciones y pico su puerta.

Esperó un rato y al no escuchar ninguna respuesta se fue abajo, exactamente a su despacho dejando la puerta abierta para ver cuando llegara la gente, mientras tanto iba escribir lo que diría mañana, o por lo menos empezaría a apuntar las cosas claves y luego ya rellenaría con lo necesario, que había muchos detalles, algunos importantes y otros sin importancia.

-Aria ¿Estas?

Si no estaba o hacia que no estaba porque aún no se sentía capaz de hablar con el después de lo ocurrido no pasaba nada, cada vez tenía más claro que le sería muy útil una PDA como Jarek y le pediría a Rory que le preguntase sobre el tema para que hacer a una cuando pudiera. Si no estaba aprovecharía el tiempo para escribir que diría mañana, que ahora tiene todo muy fresco pero puede que después de dormir algunos detalles se le olvide y en estas cosas los detalles podían ser vitales, así que lo tenía que hacer sí o sí. Se podría decir que pasara lo que pasara algo tenía que hacer.
Like

Aria
Con derecho a Apodo
Aria
Con derecho a Apodo
Joined: 18 Jun 2007, 18:51

27 Jan 2016, 19:38 #2

Nada más salir del Pub me había dirigido sin dudarlo hacia el Cuartel. Seguramente hubieran terminado la reunión sin mi, pero aún podía llegar a tiempo para hacer acto de presencia. Aún llevaba la misma ropa, olía mal por haber ido hasta allí corriendo y parecía que me hubieran tirado gas pimienta a la cara, pero eso no haría más que reforzar mi excusa para llegar tarde, la cuál improvisaría sobre la marcha porque no se me ocurría nada de momento.

Ya en el cuartel di con la nota y no pude evitar sonreír y sentirme culpable al mismo tiempo. Seguramente Rory exageraba, no habían pasado hoooras con tres os, pero sí que había pasado el tiempo suficiente para que la chica se impacientara. Es decir, unos quince minutos. Esperaba que volvieran pronto, no quería preocuparme, era demasiado joven para preocuparme por qué estaría haciendo la gente por ahí.

Tomé una larga bocanada de aire y subí a la segunda planta, metiéndome en mi habitación tras meter mi contraseña de dieciséis dígitos. Probablemente sería buena idea reforzar la integridad estructural de la habitación más que la seguridad de la misma, pero ya era prácticamente una habitación del pánico pese a las apariencias, por lo que no había mucho que hacer al respecto. Si Ludovico quería encontrarme, lo haría.

Miré la gema y suspiré. Ahora mismo no hacía nada raro. Empezaba a formarme mis hipótesis al respecto. A este paso no tardaría en convertirme en una experta en magia. No me gustaba la magia, nunca se sabía lo suficiente, pero claro, la tecnología era igual. Jarek y Rory me habían demostrado que era tan insondable como la propia magia.

Decidí que ya que no había nadie en casa me daría un baño. Aún no me sentía lo suficientemente cómoda con Laguna para que me acompañara, pero Sei era otra historia. Además, últimamente no le dedicaba demasiado atención. Ya en la bañera con él lo cogí de las patas delanteras y lo puse cara a cara conmigo. Él, dócil, se quedó mirándome. Era tan calmado... podía sentir lo que yo sentía, pero no le inquietaba en lo más mínimo.

Alguien llamó a la puerta, y Sei pestañeó sin desviar la mirada de mis ojos. Yo, por otra parte, me levanté de golpe manteniendo al animal entre mis brazos de la impresión. Al escuchar la voz de Feler me quedé muy quieta. Paralizada, de hecho, mientras un rubor terrible se apoderaba de mí.

Allí, desnuda, no sabía que decir. Me indigné, y entonces me di cuenta de que no tenía sentido, pero estaba desnuda y quería volver a esconderme en el agua. Eso haría ruido, y tampoco tenía sentido; Feler no podría verme. Tras una sucesión ilógica de otros cuatro sinsentidos Feler debió de marcharse, harto de esperar.

¡Mejor! Me sequé a mi misma y a Sei a toda velocidad y lo devolví a su hogar mientras decidía que ponerme. ¡No podía volver a ponerme aquel vestido, y ni mucho menos iba a ir con la misma ropa con la que todo había pasado! Maldita sea... ¿Dónde estaba el fondo de armario cuando lo necesitabas? Descuidado, como siempre. Gruñí una maldición ininteligible y me puse unos vaqueros con una sudadera de capucha y bolsillos en los que poder esconder mis manos nerviosas y me dirigí hacia la ventana.

No iba a salir por la puerta, eso sería sospechoso. Entrecerré los ojos y abrí la ventana. En realidad estaba para eso, por raro que pudiera sonar. Era una forma rápida de salir del edificio sin pasar por el Cuartel. Saqué un mando de mi bolsillo y al pulsarlo se desplegaron unas escaleras que daban directamente a la calle desde el tejado de la primera planta del edificio. Tras pulsar otro botón se replegaron aparentando de nuevo ser un par de barras de acero sin ninguna función concreta.

Me alisé la sudadera, recogí mi pelo en una coleta alta, y eché de menos no tener un chicle o algo que llevarme a la boca para calmar los nervios. No importaba. Tomé aire por enésima vez y abrí la verja de la parte trasera entrando por la gran cristalera que daba a los hangares. Allí estaba. Durante un par de segundos colapsé, pero casi río al darme cuenta de que podía contenerme.

Cuando más jodidamente confuso parecía todo era cuando menos me incomodaba la presencia de aquel maldito pozo de inseguridades en el que se estaba convirtiendo Feler.

- Hey. ¿Dónde está todo el mundo? - dije, con voz casual mientras me dirigía a la cocina, sintiendo que probablemente el alcohol estaba haciendo su parte en toda esa seguridad y calma que... bueno, no rebosaba, pero aparentaba. Tras rebuscar entre los armarios cogí un par de onzas de chocolate negro y me llevé una a la boca, mordisqueándola con calma - Voy a tener que irme pronto, Jarek querrá verme para la reunión de Tecnomantes. - dijo, retirando la manga de mi brazo izquierdo para revisar la PDA incorporada y mandarle un aviso por nuestro canal privado. De momento era solo radio, por lo que el hombre no recibiría más que un pitido, pero era algo que pensaba solucionar pronto ahora que íbamos a pasar más tiempo juntos preparándolo todo.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

28 Jan 2016, 16:04 #3

Si Feler hubiera sabido que Aria estaba en su habitación y bañándose, le hubiera dado una buena bronca por ser tan derrochadora con los recursos que tenían… bueno eso no. Feler no era tan ecologista y a no ser que las cuentas de la organización estuvieran en números rojos no se fijaría en esos detalles. Lo que hubiera hecho sería “molestarla” y llamarla cuando estuviera más disponible.

Feler estaba ya dando forma a lo que diría mañana, habiendo eliminado muchas cosas que no diría y estando sobre el papel gran parte de lo que diría cuando finalmente apareció Aria. Parecía que la suerte le sonreía pero que estuviera no significa que estuviera dispuesta a hablar pero si no estaba difícilmente pudiera, simplemente era el primer paso.

- Según la nota que dejo Rory estan de excursión con los demás a la Zona Hueca- Le comentaba mientras salía a la cocina viendo que Aria picaba algo de chocolate.- Ya sé que tienes que irte con Jarek, hace nada estuve hablando con él. Por cierto ¿No crees que tenemos que hablar tú y yo? Como están las cosas pocos momentos tendremos y en el despacho nadie vendrá a molestarnos.

Por ahora invitaba a Aria a hablar tranquilamente, no la iba a obligar a hacerlo aunque como comandante se lo podría ordenar, pero si no estaba receptiva no tendría mucho sentido. Si se negaba y se ponía a la defensiva como mucho insistiría y la forzaría un poco y si ni así podía pues le comentaría que planes había, como portadora de una gema sería interesante que asistiera la reunión de mañana.
Like

Aria
Con derecho a Apodo
Aria
Con derecho a Apodo
Joined: 18 Jun 2007, 18:51

31 Jan 2016, 05:28 #4

[+] spoiler
Extracto proporcionado por el propio Jarek.
Mientras Aria revisaba su PDA para mandarle el recado a Jarek, algo entro en la habitación, era muy pequeño, de apenas dos centímetros de diámetro. Pero se movía con velocidad con un sonido metálico muy característico, se paró a su lado y la miró directamente. Lo que la rubia miraba era un pequeñísimo robot con el número 36 pintado en su caparazón y unas rayas azules en la cobertura de su ala derecha. Comenzó a subir por la pata de la mesa hasta quedarse cerca de su brazo y miró a la PDA con su pequeña lente, extendiendo una antena desde el medio de su caparazón.

En pocos segundos, un mensaje apareció en su PDA, uno de verdad, con letras y todo, que decía:

- Voy a ir con Raul a buscar una bobina de cobre a la Zona Hueca, estaremos en estas coordenadas, si vienes de camino 36 te guiará hasta mí, que tiene un localizador GPS. Si le dejas conectarse a tu PDA te mostrara mi localización en un mapa. Si no puedes seguir sus indicaciones por la ciudad, tiene un láser verde muy vistoso.

El mensaje acababa allí y la criaturita se acercó a ella para ver qué hacía, una vez tomara su decisión la guiaría hasta el lugar si era su deseo, pero estaba visto que no se iba a separar de ella.


Decidí no hacerle caso de momento, Feler reclamaba mi atención y daba la impresión de que la iba a necesitar antes de que... bueno, fuera Feler. Un momento de debilidad e intentaba colarse por la brecha. No tenía remedio, y nos ponía a los dos otra vez en una situación más incómoda de lo necesario.

Era ese tipo de hombre. Por el amor de dios, dos minutos antes de abrazarle pensé que le había matado. Vale que no lo supiera, pero no sería difícil para él suponer que había pasado por una situación tan complicada como la suya. El simple hecho de estar al fin al salvo, frente a él, me había hecho bajar todas las barreras pero... seguía sin sentir nada. Como demasiadas veces en mi vida, me temía.

A veces me planteaba si realmente no quería a Feler o es que no podía querer a nadie. Al menos sabía que podía sentir cariño, un interés puramente amistoso en mucha gente. Era una forma muy antipática de verlo, pero por suerte nadie se podía meter en mis pensamientos. Si Feler pudiera hacerlo... estaría acabada. Tenía demasiadas dudas, demasiadas debilidades, y seguro que llegaría a las conclusiones que provocarían el mayor número de problemas posible. Entrecerré los ojos ligeramente, más por mostrarme seria que por mirarle mal, y me decidí a hablar.

¡Y lo conseguí! Casi me detengo al darme cuenta de toda la decisión que rebosaba. ¿De dónde salía? No sentía más que calma, la rabia hacia Feler, hacia mi misma incluso, habían desaparecido y eso asustaba un poco pero era tan esclarecedor...

- No, Feler, no creo que haya nada que hablar. No te voy a decir lo que ocurrió en aquel lugar, lo que me hizo sentirme tan mal, pero mi decisión sigue siendo firme... o más bien es más firme a cada momento. No es que fuera muy firme al princi... ¡Bueno, eso! Le contaré a Rei y a Lucy lo de esto y no habrá más que hablar. - dije, alzando la muñeca para mostrar la pulsera. Firme y seria, seguía sin acabar de creérmelo pese al pequeño traspiés. - Ahora vamos a centrarnos en las cosas que tienen solución. Voy con Jarek, me necesitarán. - dije, sonando cada vez más brusca. No porque estuviera cada vez más cabreada; no había nada de ello en mis motivaciones. Más bien creía que era lo mejor, ser más dura ahora e intentar sonar lo suficientemente contundente. Ya tendría tiempo de ser más agradable cuando la línea estuviera marcada con claridad.

Dicho esto, decidí que era un buen momento para darle la espalda y marcharme.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

31 Jan 2016, 13:21 #5

Feler no intentaba aprovecharse de las debilidades ajenas, básicamente porque no era así y aunque lo fuera no sería tan hábil para poder aprovecharlo. Podía ser que fuera otro momento incómodo para ambos, pero siendo sincero ya era algo habitual entre ellos y una más o una menos ya no habría diferencia, además por lo menos el mercenario creía que era algo necesario, no lo hacía por capricho que aunque lo parezca no era masoquista.

Era cierto que el comandante tenía sus propias sospechas y precisamente eso le empujaba a seguir adelante para hablar con ella. Lo malo era que esas sospechas se basaba en lo que había vivido y el resto lo rellenaba con suposiciones y era algo muy alejado a lo ocurrido, a lo mejor si realmente supiera por lo que había pasado la tecnomante su actitud sería totalmente diferente.

Aunque Feler en estas cosas solía ser pesimista y casi siempre se esperaba lo peor tenía que reconocer que esto sobresalía a sus expectativas. A lo mejor era por esa mirada o porque era muy clara y directa. Aunque tuviera sus “defensas” al máximo por desgracia para ambos Feler no se rendiría tan fácilmente, solo le “obligaría” a echar toda la carne en el asador y jugárselo todo a una carta, sabía que seguramente era la peor opción pero si uno no arriesgaba no ganaba y ese traspiés que tuvo hacía que viera que a lo mejor había alguna pequeña oportunidad.

Aparte conocía bastante bien a la rubia y Feler creía que era una de esas ocasiones que una decía que no pero en realidad era que sí. Además por lo menos tenía que informarle de la reunión de mañana ya que allí podrá decir a todos los interesados sobre la gema aunque algunos ya lo sabían. Feler sin ir más lejos lo sabía por eso cuando se lo enseño no se sorprendió lo mas mínimo, lo sorpréndete seria que no la tuviera eso significaría que en eso por lo menos Ludovico le había mentido.

- Tic, tac, tic, tac. ¿Lo escuchas? – Ponía la mano en el oído para hacer que escuchaba algo- Es una bomba de nombre Aria. Lo malo de esta bomba es que con el tiempo la bomba gana más potencia volviéndose más peligrosa, lo bueno es que puede ser que nunca explote, pero no es un riesgo que pienso correr y es mejor desactivarla - Vale que el símil de una bomba era una mierda siendo claro, pero era lo que tenía la improvisación y que no sea muy bueno con las palabras. – Tú dices que crees que no hay nada que hablar pero yo veo más claro que nunca que sí. Huir o evadir el problema no hará que desaparezca y lo peor que todo es que si sigues así afectara a otras personas, Rory tarde o temprano sospechara que algo pasa entre nosotros y ya sabes cómo es, además trabajamos en el mismo lugar y nos vamos a ver mucho así cosa el silencio no va ayudar mucho y puede que nos afecte en el trabajo. – Cogía algo de aire y se preparaba, ahora viene lo más incómodo de todo y donde se la jugaba. – Ya me imagino que ocurrió en aquel lugar, elegiste que el que tenía que morir era yo, bueno si te soy sincero yo elegí lo mismo, que entre los 3 yo era el más prescindible, así que si te sientes mal por eso no hay razón para hacerlo, como ves en ningún momento me he enfadado o me he sentido ofendido, sería muy hipócrita hacerlo ya que hice lo mismo - Feler se acercaba poco a poco a ella. – Sobre eso yo tengo otra – Le enseñaba la suya – También Rei y Jarek, mañana a primera hora hay una reunión en la Milicia con la Milicia y los Liberian y como portadora de una gema tienes que venir y de paso puedes aprovechar para comentarlo. – Si eso era incomodo faltaba lo peor, en realidad lo que hizo fue sin pensarlo pero en verla de espaldas la abrazo por la cintura, sentía que lo necesitaba, cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde pero en lugar de soltarla y disculparse, decidió aprovecharlo, total si la caga que lo hiciera bien. – También tenemos que hablar de esto y lo que paso en el PUB, yo creo que esto tiene solución pero solo si tú quieres. Está bien que quieras ser un “loba solitaria” y que intentes ser dura, pero intenta que tus amigos te ayuden que lo único que conseguirás es sobrecargarte y las personas que te quieran se preocupen por ti. Si quieres irte puedes irte, no te voy a retener- aunque estando abrazados parecía todo lo contrario- Pero ambos vamos a tener días muy ajetreados y no sería raro que no nos volvamos a coincidir hasta que llegue ese peligro, así que piénsalo bien, creo que hay la suficiente confianza para que te apoyes en mí y dejarte ayudarte ¿O es que no confías en mí? Porque sinceramente si no lo soy merecedor no sé qué hacer.

Aunque esas últimas palabras pareciera una amenaza, por su tono de voz no lo parecía, ya que era bastante suave y tranquila. Desde luego no parecía el mismo, pero claro después de suicidarse, de saber que algo muy gordo venía y al ver que Aria se fuera hizo que fuera mucho más atrevido y decidido, como dijo a lo mejor no se verían más durante estos días.

Siguiendo con el símil de la bomba Feler era en artificiero y ahora intentaba desactivarla o que explote, si tenía que explotar que lo hiciera lo más pronto posible y que solo le pillase a él. Aunque estuviera abrazados si Aria decidía irse la soltaría sin más, sinceramente eso último no lo tenía pensado hacer y como estaba Aria no sabía lo que pasaría, a lo mejor la reunión la tendrían que hacer en la enfermería. Pero por lo menos ya le había dicho todo lo que tenía que decirle e interiormente estaba bien y en paz, él había hecho todo lo posible para arreglarlo y sino podía era porque seguramente sería imposible.
Like

Aria
Con derecho a Apodo
Aria
Con derecho a Apodo
Joined: 18 Jun 2007, 18:51

31 Jan 2016, 19:14 #6

Feler se equivocaba en tantas cosas que casi asustaba. No era consciente de qué estaba pasando a su alrededor ni de nada de lo que estuviera pasando por mi cabeza. Deseé que no me obligara a hacer nada que nos hiciera más daño a los dos, pero no parecía que me fuera a dejar más opción y eso hizo que, cuando me giré, mi mirada fuera triste más que decidida.

No me ofendí. Por algún motivo había pasado a estar por encima de eso, de las culpas, de las penas, de las rabias y los cabreos. Un estado de consciencia superior, como esos monjes orientales. Ahora solo me daba pena. Me daba pena sentirme tan incomprendida, darme cuenta de que, por mucho que hiciera, seguiría siendo la persona que había rechazado a Feler. ¿Podrían olvidarse de ello sus amigos o estaría lastrada de por vida? No importaba, al fin y al cabo le había hecho daño con esta demora, con esta inseguridad. Me merecía lo que me pudiera ocurrir.

Estaba intentando analizarme. Probablemente esperaría ver en mis reacciones si estaba en lo cierto o no. No se equivocaba, y asentí para aseverarlo. Que lo asumiera, que reconociera que lo había elegido, no quería decir que estuviera orgullosa de ello, pero no tenía porque excusarme frente a nadie por mis actos. Toda esa mierda, todas esas necesidades... todo había llegado a su fin. Me bastaba con saber que no lo volvería a hacer, que si tuviera que volver a elegir, golpearía a Dálibor con todas mis fuerzas, que nadie me obligaría a matar a mis amigos o a mi misma, que jamás dejaría de pelear porque, debía asumirlo, la tormenta venía hacia mí y no iba a poder quitarme de en medio.

Y si todos teníamos que caer en ella, caeríamos, pero lo haríamos peleando. Sin dudas, sin culpas, sin remordimientos, porque todo este tiempo era un regalo que no había sabido disfrutar y a partir de ahora tendría que ganarme cada segundo, justo ahora que había aprendido a apreciarlo.

El abrazo de Feler me pilló por sorpresa, pero no me debatí, ni me sonrojé, solo le miré con intensidad, esperando a lo que hiciera a continuación. Era agradable, era cálido, y si él no estuviera enamorado de mi lo sería más, pero no podía perder el norte por mucho que deseara tener junto a mi a alguien que me quisiera. Esa soledad no se iba a arreglar haciéndole daño.

Cuando acabó me quedé mirándole durante largo rato, sonriendo con la mirada, aunque no se transmitiera a mis labios. Tenía ganas de reír. No podía evitarlo: era feliz. Podía ver esa fuerza en Feler, esa que había echado de menos hacía unos meses. No sabía explicarlo pero podía ver en él a los héroes de la ciudad, esa forma de pensar tan idealista. ¡La amistad! ¡El amor! ¡Creer en uno mismo! No le faltaba razón, pero yo no estaba recorriendo su mismo camino.

Mi camino era especial, y en él había amigos, algún día habría amor, e incluso había confianza en mi misma. Pero también había una sombra, palpitante, expectante. Un cinismo insultante, un realismo demoledor, una verdad ineludible... Jamás dejaría de tener la necesidad de demostrarme a mi misma que no estaba allí por error.

La comprensión hizo que dos lágrimas solitarias escaparan de las comisuras de mis ojos. Parpadeé y corrieron libres mientras mi mano ascendía hasta el cuello de la camisa de Feler. Le di un suavísimo tirón, con la otra mano libre cayendo a mi lado, y después le golpeé con la misma delicadeza en el pecho. Dos golpeteos tenues, como para coger fuerzas para hablar.

- No. No puedo. No puedo confiar en que no veas algo más. Lo quieres, Feler, me quieres. No puedes ser mi mejor amigo, no voy a torturarte de esa manera. - dije, negando con la cabeza para apoyar ambas palmas contra el pecho del hombre, empujándole despacio para que se apartara de mi - Puedo hacer todo esto a mi manera, he cambiado. Probablemente ni siquiera sea la misma chica de la que te enamoraste. Pero no importa, eres un buen hombre, no tienes nada que demostrar. Sé que no te guardo rencor por nada, pero entendería que tú sí. Perdóname, pero aléjate de mi. Trátame bien, yo también lo haré, y seré una buena subordinada. Pero se acabó, no tiene remedio, y es culpa mía. Ni tan siquiera podemos seguir siendo amigos, al menos no por ahora. Lo siento. - no hubo más lágrimas que acompañaran a las dos primeras. Solo una media sonrisa triste antes de dejar que Feler dijera lo que tuviera que decir, aunque no fuera a cambiar en nada mi decisión.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

01 Feb 2016, 21:44 #7

Era verdad que la empatía de Feler fallaba más de lo que a él le gustaría, y muchas veces se metía en problemas por eso. Sabía que lo más práctico y lo más sencillo era olvidarse de ella y pasar página pero simplemente no podía. Se suponía que de amor verdadero solo había uno y de ser así y como iban las cosas estaría condenado a ser infeliz en ese aspecto. Si en un futuro se enamoraba de otra persona estaría claro que lo de Aria solo sería un “tonteo”, pero como Feler no podía leer el futuro y poco sabía del tema para ver si era una “falsa alarma”, así que seguiría con ese camino tan fastuoso. Además siempre se había dicho que los grandes personajes de la historia siempre cogían el camino más difícil, el motivo ya variaba según la persona y podía que esto solo fuera una prueba más del destino o simplemente una broma cruel.

Le era difícil hablarle cuando veía esa cara de pena y tristeza pero esto era como las enfermedades y las medicinas. Algo amargo y de mal sabor, que te tenías que tomar si querías curarte, y si lo ibas dejando poco a poco se complicaría la cosa y la solución sería más complicada y peor.

Feler no la analizaba, estaba un 99,9% seguro de lo que le había pasado, aunque en realidad solo había acertado a grandes rasgos, aunque no estaba de más esa confirmación por parte de Aria. Feler tenía asumido la elección de Aria desde el momento que sospechaba lo que le pasaba, el problema aquí no era la elección en sí, sino el motivo. Si supiera que tenía tan poca confianza en el para creer que la había elegido a ella le habría dolido, aunque era verdad que fue por medio de engaños y confusiones, pero como se solía decir “ojos que no veían, corazón que no sentía” o en este caso motivos que no se sabía.

El abrazo iba bien por el momento, no notaba ninguna reacción agresiva o simplemente negativa, parecía que realmente lo necesitaba o por lo menos no le desagradaba, ya era algo. La mirada de la tecnomante le hacía sonreír ligeramente, parecía que para variar había acertado y en esta ocasión arriesgar tenía sus recompensas, pero tampoco se fiaba demasiado hasta que escuchara lo que tenía que decir. Menos mal que no se hizo ilusiones ya que ese par de lágrimas le hacía presagiar lo peor, aunque también era verdad que esa felicidad habría durado solo unos instantes. Parecía que habían vuelto al Pub con esos ligeros golpes.

Mientras escuchaba sus palabras y sentía como le empujaba Feler se alejaba más de la cuenta, tenía ganas de gritar o de luchar de nuevo pero lo único que hizo era dar algún que otro suspiro pesado. Otro día que ganaba un rechazo aunque esta vez no acabó tan chafado como ayer. No se sentía mal, era raro pero incluso se sentía un poco bien. A lo mejor como la había “obligado” a que contestara ya se esperaba esa respuesta, luego le sumamos el buen humor que tenía desde la reunión, después que no era el mismo shock de la primera vez, en total hacía que tuviera como una especie de saldo positivo, o simplemente se sentía bien por hablar de las cosas y dejarlo todo claro sin miedo al hablar por el dolor de las palabras.

Tenía que admitir que estaba algo nervioso, así que primero se tranquilizaba, porque estando así no conseguiría nada, luego intentaba analizar lo que le decía Aria porque era tan contradictoria sus palabras que le costaba sacar algo en claro, además había detalles que estaba mal, ya sea porque no se explicó bien o ella lo entendió, mal aunque eso ahora no era importante. Incluso se masajeaba las sienes aunque no le servía porque el tiempo jugaba en su contra. De repente vio que justamente lo que fallaba era el tiempo cosa que intentaría solucionar.

- ¿Por qué te iba a guardar rencor? ¿Por ser sincera conmigo? Prefiero vivir una dolorosa verdad que una dulce mentira – decía muy convencido de sus palabras- Alejarte de ti va ser totalmente imposible, trabajamos en el mismo sitio y a no ser que ninguno de los dos deje el trabajo no va a ser posible y dudo que alguno de los dos lo hiciera, además Bastión no es muy grande y siempre cabría la posibilidad de los encuentros casuales y ya sería imposible que alguno de los dos se fuera a otro planeta por eso – esperaba que no estuviera tan mal para que sus palabras le diera una idea de una solución que sería pésima – Dices que no tiene remedio y es culpa tuya, entonces es tan simple como buscar algún remedio, no eres de las que se rinde al primer obstáculo ¿Y si no somos amigos, que somos? No es tan fácil eliminar unos sentimientos- Tomaba un poco el aire, eso era su reflexión, ahora venía la posible solución- Creo que tienes un buen lio en tu interior y parece que son de esas cosas que solo la propia persona puede aclarar, por eso sugiero que te tomes estos días que estaremos alejados para pensar y poner tus pensamientos en orden, si cuando te aclares piensas igual o de manera similar te prometo que no volverle a sacar el tema nunca más- ponía una mano en el corazón y la otra la alzaba como haciendo un juramento, para que viera que iba en serio y no había dedos cruzados ni nada raro- Mientras tanto sugiero que actuemos con normalidad. Creo que eso es todo, dile a Jarek que cuando acabe de informales del simulacro y de cómo estaremos estos días mandare a Rory y a GLaD a la dirección que me dijo, por cierto si tenéis tiempo mira el PDA de Jarek, me iría bien tener uno igual del cuartel para tener todo más controlado.

Bueno eso no era todo, Aria le decía que no le quería torturar pero de ser así lo simulaba muy bien, pero no haría ningún comentario sobre eso ya que sería como una especie de puñalada trapera y eso no ayudaría mucho. También le gustaría saber de qué cambios se refería pero era evidente que si no se lo había dicho por mucho que se lo pregunte no se lo diría, al menos hoy. Ciertamente estaba jugándoselo todo a una carta, pero si Aria estaba absolutamente segura no había sentido de seguir con este tortuoso juego. Aunque eso le condenaría a una vida de soledad amorosamente hablando y sin amor, y eso podía ser aún más doloroso que suicidarse, pero se supone que uno hacía esa clase de tonterías por la persona que quería.

Además que no le diría nada, estaría muy feo utilizar el chantaje emocional para conseguir esta clase de cosas, un amor basado en mentiras no podía tener ningún futuro. Aunque había perdido esta batalla se sentía sospechosamente bien, había soltado todo lo que tenía dentro y suponía que Aria también y si ha perdido será porque debe de ser así y no por tener miedo a decirlo todo, igualmente aún quedaba la guerra y cuanto más difícil era una cosa mayor era la satisfacción cuando se conseguía. Solo esperaba que esto por lo menos no afecte a su relación profesional, no le gustaría estar en una situación como la de Rei y Jarek, solo que la culpa aquí seria demasiada comunicación, aunque según palabras de Aria otra cosa en común era que no eran amigos.
Like

Aria
Con derecho a Apodo
Aria
Con derecho a Apodo
Joined: 18 Jun 2007, 18:51

03 Feb 2016, 20:01 #8

Fue reconfortante que Feler no se debatiera. No esperaba eso de él, quizá si otro chico, pero él no intentaría forzarme a hacer nada, no me agarraría ni me detendría. Era un error doble en mi caso, aunque bien pensado... acababa de comprender que estaba haciendo esa gema conmigo. Las palabras de Dálibor me lo habían anunciado y yo no había querido escucharlas porque... bueno, porque era un tremendo gilipollas que se merecía mil muertes, y no por llevar razón iba a dejar de ser así.

Sin mi ira todo parecía cristalino. Nada nublaba mi juicio, y en una situación como esta era de agradecer. Debía reconocer que me había ayudado a ponerlo todo en orden, y que no iba a golpear a Feler aunque me hubiera retenido. Eso era especialmente molesto, pero me curé de fruncir el ceño; no quería que Feler se llevara una impresión equivocada en una situación como aquella.

Esta vez fui yo la que escuché con paciencia su disertación. Estaba convencida de que si no tuviera la gema encima ya me hubiera exasperado, le habría gritado, me habría cabreado, y todo hubiera sido tan horrible como podía ser. Pero desde mi perspectiva actual, aún había salvación, aún podía quedar algo, aún podría seguir formando parte de aquella organización.

- ¿Creo que eso es todo? Feler... - dije, soltando un largo suspiro para luego volver a llenar mis pulmones de aire. Con ellos repletos, otro suspiro mucho más largo se sobrevino y al alzar la mirada la expresión había cambiado. Que no pudiera cabrearme no quería decir que no pudiera simular que podía cabrearme - Creo que tendremos que hacer esto a la antigua. Mira, Feler... - dije, mientras volvía a pulverizar la distancia que nos separaba para colocarme frente a él y alzar la mirada hacia su rostro. Repentinamente mi mano se alzó para agarrarle de nuevo de la solapa de su camisa, pero esta vez no había ningún cariño, ningún cuidado.

Tenía la ventaja de saber que Feler no se zafaría, no me tocaría. No de aquella manera. La ventaja de que nada de aquel cabreo fuera verdad es que podía decir las palabras adecuadas con la contundencia necesaria. Así pues, mi cara tornó en una expresión furibunda justo antes de empezar a hablar.

- ¡No es todo! ¡Es una mierda! No vas a acabar esta conversación cuando a ti te venga en gana, y de la forma que te dé la gana. ¡No tengo ningún lío en mi maldita cabeza! Que te alejes de mí no quiere decir que te vaya a poner una orden de alejamiento aunque te la merezcas. Quiere decir que no soy tu amiga, que soy una más, que no me toques, que no me abraces, ¡que no me mires ASÍ! - dije, comenzando a zarandearle mientras apretaba el puño libre.

Años de práctica me permitían hacer una actuación bastante creíble, aunque en condiciones normales hubiera sido mucho más hiriente, en el sentido verbal y probablemente en el físico también. Me pensé mis siguientes palabras mientras lo atravesaba con la mirada y al final volví a coger aire para poder volver a gritarle.

- No voy a tomarme la vigésima prórroga, no te voy a dar más esperanzas: ¡SE ACABÓ! Me has obligado a esto, Feler, y aunque sea culpa mía no voy a hacer nada por solucionarlo, porque eres tú el que no puede ser mi amigo, no yo la que no puede ser la tuya. Quieres más, solo hay que mirarte a la cara, no vas a parar, y... - antes de seguir le solté, alisándole el cuello de la camisa antes de dar un par de pasos atrás, sonriendo de medio lado de nuevo con aquel deje de tristeza, con toda aquella furia simulada agotada ya - Alguien te tiene que parar los pies. Yo, en este caso. Lo siento, Feler. No puedo dejar que pienses que tienes una oportunidad cada vez que deje que me abraces, cada vez que te sonría. Si no eres capaz de estar en la misma habitación que yo sin hacer que los dos nos sintamos mal, entonces recogeré mis cosas. - no quise que sonara a amenaza, era una realidad, y de hecho me quedé allí plantada, esperando a ver que respondía, olvidándome de cualquier cosa que no fuera esta conversación, obligándome a no molestarme porque hubiera decidido zanjar el tema unilateralmente, porque hubiera dado por hecho que es lo que pasaba por mi mente, qué me pasaba, y que justamente eso que me pasaba fuera una muestra de debilidad, una flaqueza.

Él no me entendía. No quería hacerlo. Quería a su Aria, a la que había conocido, de la que se había enamorado. De repente, Feler me repugnó. De repente, comprendí cosas que no quería comprender. De repente, agaché la mirada, no pudiendo mirarle a los ojos. Era un hombre más, con todo lo que ello implicaba, y la mayoría no eran cosas buenas. Comencé a morderme el labio para contener las palabras. Era suficiente, no tenía ningún derecho a decir en voz alta lo que pensaba. Aunque fuera machista, aunque ni siquiera estuviera segura de que realmente estuviera enamorado de mi, aunque tuviera miles de defectos, seguía siendo Feler y no se merecía que le mirara así, no se merecía que le hiciera más daño.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

04 Feb 2016, 22:26 #9

Aunque no lo pareciera Feler era todo un caballero, aunque eso sí a su manera. Estaba claro que no llegaría al nivel de Sir Jack aunque en ningún momento lo pretendía, no iba con su forma de ser y simplemente seguía sus convicciones y sus principios. Era verdad que muchos puntos concedían con el modelo “clásico” de caballero pero otros no tanto, por eso entre otras cosas era tan peculiar.

Era verdad que en temas tan serios no la iba a forzar, aquí por suerte o por desgracia solo valía respuestas sinceras y si la “coaccionaba” podía que ya cambiase sus respuestas y en una relación que hubiera mentidas no sería bueno para nadie. Las primeras palabras de Aria no le gustó nada, parecía que era el presagio de una tormenta y esa mirada llena de ira indicaba que sería una gran tormenta. No sabía muy bien pero el mercenario tenía miedo… bueno esa no sería la palabra exacta más bien era temor, seguramente sería porque siempre que le miraba así nada bueno pasaba.

Normalmente que Aria se acercara era bueno y le gustaba, pero ahora mismo era todo lo contrario. Cuando cogió su solapa de nuevo noto que era totalmente diferente, antes por decirlo de alguna manera había ternura pero ahora era todo lo contrario. Era verdad que Feler no se liberaría, de momento, por lo menos la escucharía antes.

Tenía que reconocer que se asustó un poco del cambio tan brusco que tuvo, antes todo había sido muy correcto y cordial con mutuo respecto, pero ahora parecía casi una “choni” en lo verbal. Cuando dijo que no le tocara Feler de forma prácticamente automática se alejó de ella dando un salto hacía atrás evitando cualquier contacto físico, como si ahora tocarla estuviera totalmente prohibido y hacerlo le pasaría algo peor que la muerte.

SI cualquiera le viera diría que parecía un cachorrillo asustado, aunque más bien lo que estaba era realmente confundido. Ahora mismo había un buen cóctel de emociones y todas negativas, era imposible saber que sacaría de esa mezcla. Hubo un largo silencio, la cabeza de Feler estaba intentando asimilar toda la información y luego ver que haría. Cuando lo hizo su mirada estaba como perdida aunque mirase a la Tecnomante, su cara no era mucho mejor, era muy inexpresiva, como muerta, vamos en este momento GLaD le ganaba en expresividad.

- Muy bien señorita Steeler, si no fuera una gran molestia para usted me gustaría que utilizara un lenguaje menos agresivo, creo que podemos hablar con expresiones más correctas – Eso lo decía por expresiones como “¡Es una mierda!” por ejemplo – Antes de irse recuerde que hay una reunión a primera hora de la mañana en la Milicia, sino hay nada más que discutir puede irse, creo que tenías prisa por irse con Jarek y comenzar a trabajar en las defensas si mal no recuerdo. Le decía con una frialdad y una neutralidad que daba miedo, parecía que no tenía ninguna emoción dentro.

Estaba claro que todo esto le afectó mucho al pobre Feler y le “cortocircuito”, pero en lugar de explotar lleno de ira convirtiéndose en una especie de “Hulk” destruyendo todo lo que haya en medio sin importar que fuera amigo o enemigo y que todo lo que haya fuera cosas del lugar de trabajo, o se pusiera a llorar y se fuera a buscar refugio en litros de alcohol o en cantidades insalubres de helado, haciendo que Aria ahora tuviera que dar esa reunión, pero en lugar de todo eso lo que hizo fue implosionar por dentro.

Al no tener ninguna “válvula de escape” para algo así decidió tragarse todo eso para él solito y guardárselo. Era curioso, ahora era el la “bomba” aunque en su caso mientras no sacaran el tema no pasaría nada. Lo malo era que al no poder “curarse” de esa herida seguramente este condenado a no amar nunca más, podría ser que con el tiempo se enamorase de otra chica, pero si pasara algo así su corazón le recordaría del dolor vivido el día de hoy. Vamos que si llegara a viejo tendría todas las papeletas para ser el típico viejo viviendo con muchos gatos, y teniendo en cuenta que tenía una mansión, eso le daba a lugar a muchos mininos, y con lo raro que era a lo mejor no crea una “ejercito” de adorables gatitos precisamente.

Si quería que la tratase como una más eso haría, la llamaría por el apellido, le diría señorita, le hablaría de usted y solo trataría con ella los temas puramente profesionales, si era eso lo que quería lo había conseguido. Por eso solo habló de cosas que era del trabajo obviando todo lo demás. Aunque según como se mirase había tenido suerte. Si en lugar de implosionar hubiera explotado lleno de ira y de rabia, seguramente se habría puesto muy chulito con eso de acabar las conversaciones y como, también habría sido muy sarcástico con eso de la orden de alejamiento provocándola para que lo hiciera, incluso le habría señalado la salida si quería irse. Pero por suerte la victima de todo esto era él, y su corazón que a partir de ahora sería incapaz de amar, siendo en cierto sentido un sincorazon.
Like

Aria
Con derecho a Apodo
Aria
Con derecho a Apodo
Joined: 18 Jun 2007, 18:51

07 Feb 2016, 05:38 #10

Cuando se apartó de mi lo dejé ir sin más, cerrando el puño en el aire para pegarlo a mi costado, al igual que el otro. Aún mordiéndome el labio me vi capaz de alzar la mirada y lo único que Feler encontró fue un gran pesar. Notaba que estaba a punto de lagrimear de nuevo, pero no por nada que él hubiera hecho, nada concreto al menos. Más bien la situación general había pasado hace tiempo del punto de no retorno.

Sus palabras no hicieron por mejorarlo. No sabía que le había llevado a actuar así, que procesos mentales, que razonamientos, pero dolía. En el fondo tenía la esperanza de poder seguir siendo su amiga, y aún después de eso, de llevarme bien con él, de tener una relación cordial, de recuperar nuestra amistad con el paso de las semanas. Él me había demostrado una vez tras otra que era todo o nada.

Me llevé la mano a la boca y dejé escapar un gemido que solo fue el predecesor del llanto que lo acompañaría. Comencé a llorar como no lo había hecho desde que había apretado el gatillo y noté de nuevo el sabor metálico de la sangre. De nuevo me había mordido en el mismo lugar en el que lo había hecho frente a Dálibor.

Era una especie de señal, algo místico. Márchate. Vas a perder el control. La iridiscencia había llegado, sin que me diera cuenta, hasta la cara. Me giré bruscamente al notarlo, sin parar de llorar, y me acurruqué un poco en mi misma mientras me apoyaba en la barra de la cocina, sintiendo de nuevo la furia aflorar en mi.

No era furia como tal. Era solo... frustración. Frustración y muchísimo dolor. No del físico, claro, pero aún así tuve que marcharme. Salí caminando todo lo dignamente que pude por los ventanales, hacia el hangar, y cuando llegué hasta la pared del reciento me dejé caer contra esta, mordiendo mis nudillos para contener toda esa rabia.

Maldije. Maldije a Dálibor, maldije a Ludovico, a Feler y hasta a mi mundo por dejarme ir. Maldije el puñetero amor y a la amistad también... No lo hice en voz alta, pero los puñetazos que propiné al suelo si que fueron en voz alta mientras la iridiscencia comenzaba a retraerse hasta mi mano y el llanto comenzaba a remitir.

Sorbí mi nariz y saqué, aún temblando, la PDA.

"Lo siento, no puedo ir a la Zona Hueca ahora. Nos vemos en la reunión. Sé llegar. Creo que tengo algo de cobre en el almacén, ¿cómo de grande tiene que ser esa bobina? ¿Tienes el carrete?" - volví a guardar la PDA y me levanté. Con la manga de la sudadera limpié mi nariz moqueante y luego guardé las manos en los bolsillos. Hacía frío, y maldije no poder usar a los Ancianos en mi propio beneficio, pero de todas formas Ifrit me odiaba. Súmate a la lista, majo. Aún así sobreviviría, como siempre.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

07 Feb 2016, 13:24 #11

Lo que dijo Feler no era para mejorar la situación, simplemente fue lo primero que le paso por la cabeza y ya se sabía que en caliente las primeras opciones suelen ser las peores. Pero claro al decir que no quería ni siquiera su amistad fue un golpe muy duro y no estaba preparado para algo así. Suponía que quería solucionar el problema de forma “radical” para evitar más daños, como se decía “muerto el perro se acabó la rabia”, era verdad que hablarle así le dolía pero si era lo que quería lo respectaría.

Feler también le gustaría poder seguir siendo amigos, habían vivido mucho juntos para acabar su amistad y encima de esta manera, pero tal vez sea lo mejor para ambos, cuanto más amarga era la medicina más efectiva es, y dudaba que hubiera algo más amargo que esto. Además si Aria tenía todo tan claro como decía seguramente piense que se a lo mejor para ambos. Era verdad que en muchas cosas para el mercenario era blanco o negro, que el gris no existen, una convicción a medias no te llevaría a ninguna parte pero sabía que había cosas que esta un punto intermedio, como Jarek sin ir más lejos, no está ni vivo ni muerto, y el comandante pasaba de ser tan radical en algo así.

Cuando vio como lloraba no sabía cómo actuar, las cosas estaban tan turbias que temía que un error suyo empeore las cosas más aún. No podía tocarla y seguramente cualquier cosa que dijera no serviría de nada, al menos en este estado. Por suerte se fue antes de que se le ocurriera alguna “brillante” idea para cagarla aún más, que Feler para eso tenía un don innato. Pero verla así no le gustaba y le dolía y estaba claro que esta no era la solución ideal y seguramente no era lo que quería.

La dejo marchar, seguramente eso sea lo mejor, pero por desgracia para ambos esto no había acabado y mañana habría más. Se negaba que todo esto se acabara de forma tan abrupta, no quería tratar a Aria como una simple desconocida que el único contacto sea el trabajo. Podía admitir que nunca le quiera, pero si dejaba esto así a lo mejor acaben como Rei y Jarek y se negaba. Podía que ahora sea un completo egoísta por pensar así pero le daba igual, a lo mejor eso era la solución y no mirar tanto en complacer todo lo que decía y respetarla en todo. Porque era evidente que una situación así no sería viable mucho tiempo.

Desde luego había sacado fuerzas de flaqueza, aunque estuviera anímicamente todo chafado estaba algo animado. Sabía que nunca tendría el corazón de Aria y seguramente de ninguna mujer, pero por lo menos no iban a tener a partir de ahora una relación tan estúpida, por lo menos sería capaz de hacer algo así.

No sabía que haría con ella, lo único que sabía era que la buscaría mañana para ir a la Milicia juntos y aprovecharía para intentar acabar todo esto de manera más cordial, por lo menos no finiquitar su amistad de manera tal brutal. Sobre qué le dirá no lo sabía ni lo iba a pensar ahora, por ahora lo digeriría todo lo ocurrido y mañana ya vería todo esto de otra forma, por el momento se dirigía a su despacho a acabar de decidir que diría mañana en la reunión y apuntarlo.
Like

Rory
Con derecho a Apodo
Rory
Con derecho a Apodo
Joined: 25 Jun 2007, 09:11

11 Feb 2016, 10:48 #12

Reddo, GlaD y Rory Vienen de aquí

De no haber sido por la reacción de GlaD, que le haría preguntarse cuantas cosas de ese tipo guardaría en su interior, quizás habría pasado por alto la discreta lágrima de Reddo. Aun así no le dijo nada, limitándose a sonreirle cuando ambos se encontraron despidiéndose del General, mientras la androide se adelantaba en dirección al cuartel de los Exploradores. A algunos aquello podría haberles molestado, o resultado maleducado, pero la tecnomante lo encontraba más bien divertido. La inteligencia artificial de GlaD no era la que uno esperaría encontrar en un androide diplomático, pero creaba escenas muy entretenidas.

La aparición de aquel nuevo material captaría toda su atención, no dudando en hacerse con su parte del pastel, observándolo con interés durante los últimos segundos de luz de aquel intenso día. Su mente ya andaba preguntándose si podría añadirlo a alguno de sus prototipos pendientes, o si debería crear algo nuevo para la ocasión. Parando solo para indicarle la dirección del Hostal al General, que por suerte estaba como quién dice a la vuelta de la esquina. Una vez puesto en la dirección correcta, se despidió tanto de él como de sus padres, antes de girarse hacia Reddo con una brillante sonrisa.

-Vamos a casa, Reddo - le dijo, colocándole lo que parecía una mano en la espalda en gesto cariñoso. Pero no todo era lo que parecía. -¡Turno de vigía el último! - gritó, juguetona, cuando ya había comenzado a correr e iba unos cuantos pasos por delante de él.

No era un gesto al azar, ni locura transitoria, sino una forma de distraer a Reddo de lo que le hubiese arrancado aquella lágrima. Y de paso, un plan para alcanzar a la androide que les llevaba ventaja y llegar juntos a la reunión. Todos debían estar ya esperándoles, pensaba inocentemente, mientras entraba a la carrera en el cuartel y comenzaba a llamar a sus amigos a gritos, ante el desconcierto de volver a encontrárselo en silencio.

-¡Tito! ¡Aria! ¡Hemos vuelto! - gritó, olvidándose por el momento de Ross, la novata con la que menos había tratado.
[+] spoiler
Voto por mantener el mismo del otro tema, asi que ahora iría Reddo, luego Glad y por último el recibimiento de Feler ^^
Like

Reddokuraudo
Con derecho a Apodo
Reddokuraudo
Con derecho a Apodo
Joined: 04 Mar 2014, 22:22

15 Feb 2016, 00:11 #13

La partida del General Invierno alivió a Reddokuraudo, estaba bien el no tener que buscar una forma enrevesada de recompensar a la criatura, incluso recibió un extraño material proveniente del cuerpo de éste. A pesar de los pensamientos que nublaban su mente en aquel momento, esbozó una media sonrisa mientras se despedía de Invierno, esperando que encontrase lo que buscaba en su visita al Hada Madrina.

El muchacho decidió quedarse para despedirse y ya de paso presentarse a los padres de Rory, después de todo, su acción había sido crucial para que el clima de Bastión Hueco cambiase dejando a un lado las ventiscas y los vientos afilados como cuchillos. Una vez hizo esto, se encaminó junto a su compañera adolescente de vuelta hacia el cuartel, su acción animó un poco a Reddo, el cual mantuvo su sonrisa y realizó la carrera hasta su "casa".

Muchas eran las cuestiones a las que tenía que enfrentarse aquel hombre con alma de niño, pero estaba contento ya que después de todo, aquello que había hecho a lo largo de la tarde podría haberse considerado una misión improvisada de los exploradores. Antes de que se le olvidase, consiguió coger a Glad a tiempo, pensando en que no había concluido con su principal trabajo de la tarde: Cartografiar la Zona Hueca, o al menos, parte de ella.

-Cuando puedas, enséñame los mapas que has obtenido, me gustaría pasarlos a papel y mantenerlos en los archivos, sé que soy un poco pesado, pero si no lo hago cuanto antes se me olvidará.-Dijo mientras se bajaba la capucha y la braga, dejando ver su rostro neutral aunque algo animado, para tomar un par de tragos del barril que había dejado enterrado en la nieve aquella tarde-Espero que al jefe no le importe que beba un poco en horas de servicio.

Se volvió a incorporar mientras se apretaba las correas del carcaj de papeles y al katana, dejando pasar primero a la androide y a la muchacha, a continuación entraría él con las manos metidas en los bolsillos. La escena le resultaba curiosa, pues una vez en el interior lo único que encontró fue a Feler de pie en la recepción del cuartel, a juzgar por el semblante que mostraba parecía que algo le había ocurrido, fuera como fuese, Rory ya había hecho una efusiva presentación a la que el moreno respondería manteniéndose callado y esperando a que su comandante les dijese lo que tenía que decirles.
Like

GLaDOPS
Con derecho a Apodo
GLaDOPS
Con derecho a Apodo
Joined: 25 Jun 2013, 03:04

16 Feb 2016, 01:15 #14

Para la alegría de Gladops no tardaron en alcanzarla, con Rory tomando la delantera para lidiar primero con quien fuera que ya los estuviera esperando. Reddo mantuvo sus ganas de ayudar en las formas menos útiles teniendo en cuenta el funcionamiento de la androide. Al recibir la petición entornó los ojos mientras pulsaba una pequeña tecla en su brazo y esperaba mientras en su estómago aparecía una ranura por la que salió un pedazo de papel de impresión que arrancó, con forma cuadrada. Era un mapa con la ciudad en el centro, y una gran cantidad de laberínticos pasajes alrededor, una representación de lo que su radar había recogido, llegando hasta 5 kilómetros tras los límites de la zona habitada en una circunferencia. Su mala cara se frunció aún más al verlo ponerse a beber mientras le entregaba el mapa.

- Eso son las calles. Es inútil mantener un registro fiable de los caminos aptos para el transporte de civiles porque los escombros y derrumbamientos lo cambian constantemente. Y yo espero que sí le moleste.

Lo pasó de largo y alcanzó a Rory, que ya había gritado su llegada. Desgraciadamente no era Aria quien los esperaba sino Feler. El "otro" miembro de los exploradores que no le servía de nada al no tener ningún conocimiento mecánico. Cuanto antes terminasen la reunión antes podría examinar la zona del origen del invierno y reajustarse a la nueva temperatura.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

16 Feb 2016, 22:07 #15

Mientras esperaba que llegaran el resto de exploradores él acababa su “discurso”, así se aseguraba de tener todo fresco y además así ya sabría que decir y que omitir, aunque en estas cosas los detalles son importantes había cosas que eran innecesarias y con tanta información se agradecería. Cuando acabo aún no habían llegado nadie, lo normal sería empezarse a preocuparse un poco por ellos, pero no lo hizo. Su mente estaba más en lo que había pasado con Aria, pero tampoco pensó mucho en eso, porque en ese momento llegaba Rory como un vendaval.

Al entra llamaba a Aria y a él avisando que habían vuelto, se le hacía raro escuchar a su “sobrina” y seguramente tarde en acostumbrarse. Detrás de ella llegaba GLaD y Reddo, todos parecían estar bien, no tenía heridas visibles. Le extrañaba que hubieran tardado tan bien y salir de esa zona tan frescos. Siendo generosos, desde que había vuelto hasta ahora tenía que haber pasado algo y para que estén así dudaba que fuera un simple paseo

- Hola, Aria no esta se ha tenido que ir pronto. ¿Cómo ha ido la investigación? Contestaba como siempre aunque ciertamente tenía un aire como de “melancolía” aunque no se notaba mucho.

Aunque era verdad que tenía curiosidad la pregunta era más bien por educación. No veía muy correcto empezar a decirles las novedades sin ni siquiera haberles preguntado cómo les fue la visita a la Zona Hueca. Aunque intuía que algo había pasado para haber tardado tanto, ni si quiera se podía imaginar la aventura que vivieron ese trio de exploradores, había sido un día agitado para muchos habitantes del bastión. Luego ya les les contaría lo suyo, aunque solo la versión oficial y omitiendo el tema personal.
Like

Rory
Con derecho a Apodo
Rory
Con derecho a Apodo
Joined: 25 Jun 2007, 09:11

18 Feb 2016, 12:59 #16

No es que Rory careciese de empatía, pues tenía en su justa medida, sino que con la emoción de todo lo ocurrido le sería imposible percibir el leve cambio en la actitud de Feler. Era una tristeza tan sutil, que la adolescente pasaría por encima de ella y se lanzaría ilusionada a relatar todo lo ocurrido en aquella pequeña misión improvisada en la que, contra todo pronóstico, habían acabado salvando a la ciudad de un hechizo. ¿Que más se podía pedir cuando su única intención había sido hacer tiempo mientras la reunión comenzaba? Un resultado inmejorable.

-¡Ha sido genial! - comenzó, subjetiva como siempre, ignorando las posibilidades de muerte o daño sufridas por el grupo. Después, sin variar su amplia sonrisa, continuó con los detalles. -Resulta que la nevada no era natural. ¡Sino mágica! Un hechizo que el General Invierno, un ser que parecía un monstruo pero terminó siendo simpático, nos contó como detener. Y era como en los cuentos, con un acto de amor verdadero. ¡Y mi familia fue ese acto! ¡Hemos salvado el buen tiempo! - fue diciendo, sin reducir en ningún momento el grado de emoción, incluso subiéndolo hacia el final, para luego terminar riéndose, mientras se dejaba caer en un sofá cercano.

Allí se callaría ya, dejando que sus compañeros de aventura añadiesen lo que quisiesen, deseando sobretodo saber lo que pasaba. Jarek ya le había dejado intuir que era grave, asi que ahora estaba por ver si Feler le contaba los detalles. Sino... estaba bastante segura de que los conseguiría del miliciano cuando volviese a verlo. Era evidente que para trabajar en aquel proyecto GlaD y ella debían saber que venía, o todo sería un poco locura de más. Divertido, si, pero más bien poco eficiente. Y puede que incluso ineficaz.
Like

Reddokuraudo
Con derecho a Apodo
Reddokuraudo
Con derecho a Apodo
Joined: 04 Mar 2014, 22:22

18 Feb 2016, 14:26 #17

La respuesta de Glad, para variar, resultó bastante borde y un tanto hiriente si a esta le añadías los gestos y caras que ponía la androide, sin embargo, Reddokuraudo decidió hacer caso omiso a dichas acciones cogiendo el trozo de papel que le entregaba, nunca había sido una persona conflictiva conscientemente aunque esperaba que llegaría un momento en el que le respondería de igual forma. Soltó un largo y cansado suspiro mientras se dirigía hacia la mesa de la recepción, sentándose en la silla al otro lado de la barra, para después desplegar los papeles que llevaba en su carcaj.

-¿Qué es eso tan importante de lo que hay que hablar, Comandante?-Dijo mientras deslizaba un lápiz de mina gruesa mientras desenrollaba uno de los pergaminos junto a la copia que le había entregado Glad-Por cierto, ¿sabéis algo de Rosette? Fui con ella a la Zona Hueca y a la vuelta nos separamos, no creo que esté en problemas pero si queréis podemos esperarla.-Calcó a la perfección con el lápiz el mapa que se le había entregado, si bien era cierto que teniendo a la androide no era necesario cartografiar a mano, sí que veía necesario añadir anotaciones personales y detalles que se escapasen a los sistemas de la misma.

A pesar de que estaba entretenido con sus mapas, su atención no dejaba de centrarse en lo que Feler diría y sobre los puntos a tratar en la reunión, aunque notaba que su presencia allí no era tan importante como la de sus otras dos compañeras. Mientras se aclaraban las ideas, señaló en el mapa la zona que había sido destrozada por el hielo durante su carrera para salir de la Zona Hueca, incluso trató de hacer una medida aproximada de la zona nevada y la cueva por la que habían pasado para llegar hasta lo alto de la montaña, terminando por completar la información que ya había plasmado, claro que de forma más aproximada que exacta.
Like

GLaDOPS
Con derecho a Apodo
GLaDOPS
Con derecho a Apodo
Joined: 25 Jun 2013, 03:04

18 Feb 2016, 17:25 #18

La efusiva forma que tomó el informe de Rory era de esperar. La androide no solo no compartía la satisfacción acerca de como se resolvió si no que se sentiría inquieta hasta que pudiera examinar la zona en busca de restos de aquel portal. Era imposible que un cruce entre dimensiones no dejase rastro y la información que podría sacar de allí sería muy útil. Antes de que cambiasen de tema completó la información de Rory con las expectativas sobre el clima.

- En efecto la fuente de la ventisca no estaba en la atmósfera y ha sido bloqueada. Según mis cálculos no quedará nada de la nieve hacia la tarde de mañana, pero las alteraciones climáticas podrían traer lluvias.

Dicho aquello no tenía mucho más con lo que participar en la conversación, empezaba a cansarse de esperar y necesitarían todo el tiempo posible para prepararse contra lo que fuera que se les viniera encima.
Like

Feler
Con derecho a Apodo
Feler
Con derecho a Apodo
Joined: 08 Mar 2006, 21:34

18 Feb 2016, 22:22 #19

Feler esbozo una ligera sonrisa cuando Rory le dijo que la tormenta era mágica. Eso le recordó lo que le dijo Jarek y parecía que sus datos eran incorrectos y/o insuficientes. Pero cuando continúo hablando la cara que puso era más bien de confusión. Podía que Feler no supiera resumir bien pero Rory lo hacía demasiado bien, el resultado era que no entendía nada, solo que había un monstruo bueno y que lo que había pasado era como un cuento. Lo malo era que no tenía tiempo para resolver el “acertijo” ni estaba de muy buen humor para eso.


Se sentó en una silla esperando a ver si los demás le contaban algo más. Reddo por su parte preguntaba cuál era el tema convocado para la reunión y preguntaba por Ross, pero no comentaba más de esa aventura. Vio también que estaba trabajando o eso parecía, estaba bastante concentrado en unos papeles y aunque tenía curiosidad por el tema prefirió obviarlo, ya tenía bastantes cosas encima para interesarse por mas, además si no le comentaba nada no sería muy importante. GLaD en ese aspecto tampoco era de mucha ayuda, solo le daba información sobre el tiempo de mañana. Parecía que debería de preguntarlo de forma directa si quería aclarar esa aventura.

Suspiro un poco ya que haría una cosa que no le gustaba mucho que era de hablar de varias cosas a la vez. Era verdad que así se podía cubrir varios frentes y tardarían menos, pero también era verdad que así podría haber más confusiones y a él le gustaba tratar tema por tema por si salía dudas tratarlas poco a poco. Pero claro había cierta prisa, Jarek a lo mejor se enfadaba con él si Rory y GlaD tardaban y también era verdad que quería descansar.

- Antes de nada me gustaría escuchar la versión completa de vuestra aventura y GLaD cuando puedas haz un informe sobre lo ocurrido. – Antes de nada pedía más información de lo ocurrido, si había un monstruo bueno en el Bastión que era capaz de producir tormentas más le valía avisar a la Milicia para que no le ataquen si le ven y además podría ser un poderoso aliado – A Ross no la he visto pero bueno, ya se lo diré a ella aparte cuando la vea. – Respondía a la pregunta de Reddo antes de entrar al meollo del asunto. – Se suponía que en dos días, o en tres a lo sumo, la nave estaría lista para ir a explorar alguna de las cartas que tenemos, pero por desgracia se va a atrasar mínimo un par de días los viajes. El motivo es que dentro de dos días se hará un gran simulacro en caso de ataque y eso conlleva algunos cambios mientras se prepara todo. Para empezar todos los tecnomantes trabajaran juntos para ocuparse de las defensas de la ciudad y el encargado de todo será Jarek, por cierto os espera en esta dirección así que después iréis con él y hasta que no acabe el simulacro en lugar de trabajar aquí iréis con él- le daba el papel con la dirección a Rory – Los Exploradores estarán con los servicios básicos y si se da el caso seremos de apoyo a otras organizaciones. Aria ya está al corriente y se ha ido con Jarek ya, por eso no está aquí

Finalmente dio la versión oficial a sus muchachos, no era que desconfíe de ellos, pero decir que en dos días vendría un gran peligro que apenas tenían información, y encima la poca información que tenían era confusa sería contraproducente. Estarían nerviosos por saber que vendría algo muy malo hacia ellos, hasta podrían tener algo de miedo por ser algo desconocido, sin contar que podrían sentirse algo impotentes por no poder averiguar más de “ella”, y apenas podrían hacer nada aparte de esperar, por lo menos él se sentía un poco así. Tampoco entraba en detalles de que harían las otras organizaciones, no eran datos importantes y ya tenían suficiente, total seguramente en el periódico ya lo ponga todo.

- Se me olvidaba una cosa – se iba al despacho y volvía con unos papeles. – Jarek me pidió algunos gumis para probar sus defensas para ver si podían tener potencia extra. Así que rellene estos papeles y cuando puedas me lo das o me lo dejas en el despacho, es simple burocracia – Le daba los papeles a Rory y aprovechaba para susurrarle – Si puedes investigar cómo va su PDA me iría bien algo así.

Lo que tenía que rellenar Jarek solo era especificar qué tipo Gumis cogía, durante cuantos días y firmar, no desconfiaba de el ni mucho menos, pero quería hacer las cosas bien y para hacerlas bien era necesario la burocracia. Ahora solo esperaba saber exactamente que paso y responder a las preguntas que seguramente habría. Con algo de suerte el informe de GLaD sea inmediato, no le extrañaría que entre sus funciones sea de impresora y así tenga un “cuento” para dormir y algo más que comentar mañana, por eso le pidió a ella que hiciera el informe.
Like

Rory
Con derecho a Apodo
Rory
Con derecho a Apodo
Joined: 25 Jun 2007, 09:11

19 Feb 2016, 09:37 #20

Un suspiro escapó de labios de Rory cuando Feler exigió la versión completa. Había pensado que tenían prisa y, habiendo salido todo bien, no había razón para explayarse... Pero su tito era el jefe. Así que, poniéndose de rodillas sobre el sofá, para mirar por encima, volvió a empezar por el principio. Esta vez dando todos los detalles que recordaba, al margen de que GlaD fuese a plasmarlos por escrito, de una forma menos agradable y más objetiva.

-GlaD descubrió que había un punto en la Zona Hueca que parecía ser más frío, del que podría provenir la tormenta. Así que allá fuimos. Cuanto más nos acercábamos más nieve había. - decidiendo que ni Feler querría saber como de complicado había sido atravesar todo el camino hasta su objetivo y optando por hablar todo lo rápido posible. -Encontramos una cueva de la que parecía haber ruido de pelea y nos colamos dentro. Fue emocionante, pues acabamos debajo del monstruo peleando contra los sincorazón. ¡Se caían pedazos y todo! Yo me puse a gritar y así conocimos al General. Parece un monstruo pero es bueno, no hay que juzgar a la gente por sus apariencias. - comentó, aunque aquel detalle si fuese irrelevante, antes de seguir la historia, aprovechando la pausa para recuperar el aliento. -Nos dijo que parte del frío era por su causa, así que lo suprimió y se volvió muy pequeño. Como yo más o menos. Pero él no podía hacer más, solo había una forma de romper el hechizo y cerrar el portal, y era ver un acto de amor verdadero. Por eso me lo llevé a casa. - comentó con naturalidad, como si eso fuese lo que cualquier hubiese hecho. -Y aunque el beso de mis padres no fue suficiente, por no ser puro, yo si. Porque el amor de la familia es el mejo y el hechizo se rompió y por eso hace menos frío, aunque la nieve no se haya derretido. Pero no te preocupes por el General, ha ido a pedir ayuda a Hada Madrina para volver a su mundo. - terminando de carrerilla antes de dejarse caer de nuevo contra el sofá, sin aliento. Esperando que aquello fuese suficiente para complacer a Feler y que las dejase ir a la reunión.

Les daría unos segundos, quizás hasta un minuto entero, a sus compañeros para adornar la historia, antes de saltar del sofá y acercarse a Feler. De sus manos recogería los formularios y memorizaría la dirección de Jarek, sorprendida de no reconocerla. La idea de pasarse los dos siguientes días planeando cosas junto a un grupo de supertecnomantes le parecía tan emocionante que no le importaba retrasar el viaje. Aquella era una misión importante, una que aseguraría que Bastion siguiese allí cuando volviesen de sus viajes, por lo que ella encantada.

-Eso esta hecho, tito - le susurró de vuelta, ante el asunto de la PDA, guiñándole un ojo antes de volverse hacia GlaD -¡Vamos! La diversión aguarda. - dijo, sin tapujos y sonriente, mientras se dirigía hacia la puerta haciéndole un gesto de despedida a Reddo.
Like