Las sorpresas del destino

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

9:45 AM - May 09, 2010 #1

La mañana había transcurrido con normalidad en el Jardín de Balamb. La mayoría de los SeeD se encontraban en las aulas, recibiendo su instrucción. Mientras, los refugiados tenían la libertad para campar a sus anchas por el lugar, decidiendo en que gastar su tiempo. Eran pocos los que quedaban, pues la mayor parte habían sido trasladados ya a su lugar de origen. Se decía que el próximo viaje de Viento Fuerte sería el último que la nave realizase sirviendo a ese propósito. Por eso todos, sin excepción, habían esperado con impaciencia su regreso. No tendrían que hacerlo por más tiempo.

-Atención. Dentro de quince minutos el Jardín se preparará para tomar tierra. Tras el aterrizaje, los refugiados deberán presentarse en los jardines con todas sus pertenencias. Viento Fuerte ha regresado. Repito, todos los refugiados deberan prepararse para abandonar el Jardín de Balamb y reunirse conmigo en los jardines. Gracias. - anunció Quistis, dandoles así tiempo de regresar a sus habitaciones. No eran muchas las pertenencias que tendrían que recoger, todos habían llegado allí solo con lo puesto y las circunstancias no les habían permitido atesorar mucho más.

Poco despues, el Jardín tomó tierra con un pequeño temblor al que la mayoría se habían acostumbrado ya. Para cuando los refugiados comenzaron a aparecer, Quistis ya se encontraba en el lugar. Su mirada estaba clavada en la nave que aterrizaba algo más allá. Eran muchas las ocasiones en las que aquella situación se había repetido desde lo ocurrido y el procedimiento sería el mismo que en cada una de ellas. Pronto varios SeeDs comenzaron a dirigirse hacía Viento Fuerte para proceder a abastecer la nave para el viaje que le esperaba, este sería más largo que los anteriores.

La mirada de Quistis volvió a lo que la rodeaba, sacando una lista en la que aparecían los nombres de los supervivientes que todavía permanecían en el Jardín. Contó en silencio los nombres y sus ojos buscaron a su alrededor, asegurandose de que todos estuviesen allí. No se sintió decepcionada, el número coincidía, por lo que su mirada regresó a los presentes mientras una de sus manos se alzaba para colocarse bien las gafas.

-Escuchadme todos con atención. Ahora os acompañaré hasta Viento Fuerte, que será la encargada de devolveros a vuestro hogar. Espero que vuestra estancia en el Jardín haya sido agradable y sé que es un deseo que todos compartimos. - dijo Quistis con formalidad, refiriendose a todo los SeeD residentes del Jardín. Era lo menos que podía hacer por aquellos hombres, mujeres y niños que habían tenido que permanecer allí contra su voluntad. -Seguidme, por favor.- añadió, antes de comenzar a caminar en dirección a la entrada del lugar.

Allí les esperaba Cid, que surpervisaba tanto a sus hombres como a los SeeD, que se dedicaban a cargar provisiones en la nave. Un carraspeo de Quistis llamó su atención, haciendo que se volviese hacia ella y sus acompañantes. No tardó en saludarles en tono ligero.


-Vaya, vaya. Tan rápida y eficiente como siempre, ¿No, Quistis? ¿Estos son los últimos? - saludó al resto, llevandose un par de dedos a la frente en uno de sus gestos habituales. -Bienvenidos a mi nave, chicos. Mi nombre es Cid. Id subiendo y acomodandoos. Despegaremos en cuanto estos gandules terminen con su trabajo. - terminó de decir con una sonrisa burlona en los labios.

Una pequeña arruga apareció en la frente de Quistis, pero pronto regresó a su expresión neutra, dedicandole un asentimiento al piloto para despedirse de aquellos que iban dejandolos atrás para dirigirse a la nave. No había mucho que añadir despues de aquello, quedaba poco más que despedirse y así lo hicieron ambos. Quince minutos despues, cuando tanto la nave como sus ocupantes estuvieron listos, Viento Fuerte realizó su despegue y puso dirección al primero de los mundos que debía visitar. Sería un viaje largo, más para unos que para otros, y no precisamente cómodo. Despues de todo, Viento Fuerte era un carguero, no un edificio con las comodidades del Jardín de Balamb. Por lo que los refugiados deberían acomodarse en el espacio de suelo que más les gustase.

Pero las incomodidades del viaje eran lo que menos preocupaba a aquellos que habían ocupado los pasillos y escaleras del carguero. Todos ellos tenían la mente en lo que vendría despues, en el reencuentro con su hogar y con aquellos que habían dejado allí. Muchos conversaban entre ellos, con la emoción en sus miradas y el entusiasmo en su palabra. Más no todos participaban del momento, algunos optaban por la soledad de sus propios pensamientos y entre ellos había uno que tenía fuertes razones para hacerlo.

El no buscaba un hogar, no tenía amigos junto a los que regresar ni un lugar al que llamar suyo. Había perdido el derecho a considerarla su tierra y solo la redención cambiaría aquel hecho. Sus pasos no tenían un camino prefijado y lo único que podía guiarle era su propio corazón. En algún lugar su amigo le necesitaba y solo cuando lo encontrase podría dejar de vagar de mundo en mundo. Algunos decían que el hogar estaba donde se encontraba el corazón y Adonis todavía desconocía el paradero de este.

Esa era la razón por la que uno a uno todos sus compañeros de viaje habían ido abandonando la nave con la felicidad y el nerviosismo presentes en sus miradas. Aun así la incertidumbre de no saber lo que encontrarían era incapaz la alegría de regresar a su tierra natal. Volvían a ocupar el lugar que les pertenecía. Mientras, todavía en Viento Fuerte, Adonis pudo escuchar la última llamada. Final de destino. Había estado esperando una corazonada pero el tiempo había pasado sin que esta llegase.



Tierras del reino habían anunciado por megafonía y el joven no podía llegar a sospechar lo especial que era el mundo que le aguardaba. Ni siquiera la enorme sabana que le recibió le prevenía de lo que estaba por llegar y de lo importante que él llegaría a ser para ese lugar. El sol se ponía en el horizonte, la brisa nocturna comenzaba a agitar sus cabellos y no parecía existir en las cercanías lugar alguno en el que refugiarse. Aunque en la lejanía, como un suave murmullo, pudo escuchar a una canción. El viento le susurraba el camino a seguir.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Adonis

12:36 PM - May 09, 2010 #2

Finalmente abandonaban el Jardín de Balamb. Adonis no podría decir que estaba contento por ello, más bien nervioso. Por fin podría salir en busca de Might, a falta de un lugar a donde volver. Vio muchas miradas ansiosas, de aquellos que sí tenían un lugar al que volver, una familia y amigos con los que reencontrarse. Y, muy a su pesar, el joven hechicero no pudo evitar sentir una leve punzada de celos.

Al principio guiado por la esperanza, Adonis había subido a Viento Fuerte, una especie de transporte aéreo para poder desplazarse de mundo en mundo. Le vino a la cabeza la pregunta de cómo podía semejante cosa tan grande y pesada elevarse, pero... Le llegó el recuerdo de aquella vez que se encontró con Vic, y le había explicado el funcionamiento de... ¿Cómo se llamaban aquellos "caballos de metal"? ¡Ah, sí! ¡Motos! ¿Sería el mismo mecanismo? En todo caso... A medida que fue pasando el tiempo, esperando una corazonada que le guiase, las esperanzas de Adonis se fueron apagando. Ningún mundo le convencía, y temía bajar en el equivocado, y no saber luego cómo salir. Pero, mientras iban avanzando, también comenzaba a tener miedo de haberse pasado de largo, de no haber acertado. Y los remordimientos atacaron de nuevo, mientras asomaba por enésima vez por el ventanuco, mordiéndose el labio inferior: Se había vendido por salvar la vida de Might... Y, al final, había puesto en riesgo tanto su mundo como el corazón de su mejor amigo. Ni sabía siquiera si no se habría convertido ya en un Sincorazón, pero... No, Might era fuerte, como decía su nombre. Tenía que estar bien, seguro. En otro mundo, pero bien.

Finalmente, llegaron a la última parada. No podía quedarse más en aquella nave, de hecho... Sólo quedaba él. No había sentido todavía la corazonada, y no tenía ninguna esperanza ya de poder encontrar alguna pista, pero... Ahora tocaba descender. Mientras aguardaba a que aterrizase, con los ojos cerrados, respiró profundamente por la nariz, forzándose a no derrumbarse. No podía permitírselo, sencillamente. Ya sabía que sus actos eran imperdonables, y que no podía volver atrás en el tiempo... Pero, por Might, seguiría adelante, hasta encontrarle y, de ser necesario, salvarle. Como había hecho ya.

Inconsciente de los nuevos cambios en su cuerpo, cuando sintió la compuerta abrirse, dio un paso al frente... Y tropezó, rodando por la rampa hasta acabar en el suelo. Parpadeó, sorprendido, y se alzó, descubriendo que lo hacía sobre... ¿Cuatro patas?

-¿Qué...?

Apenas musitó, sorprendido y parpadeando un par de veces, sin ser consciente de que la nave volvía a cerrar las compuertas y alejarse. Ya no era un muchacho humano lo que había allí, sino un hermoso león blanco. Su melena era poblada, con esa tonalidad plateada con ciertos tintes violáceos en recuerdo de la suya original, y el pelaje de su cuerpo blanco como la nieve. El colgante con el cristal azul colgaba en su cuello, único recuerdo de sus ropas, uno gemelo con el que portaba su mejor amigo, prácticamente hermano pequeño. Se miró a sí mismo como buenamente pudo, sin salir de su asombro, y pronto lo hizo a su alrededor, contemplando entonces la enorme sabana. Su mandíbula incluso se abrió levemente, al igual que los ojos, igualmente entre castaños y violetas. Demasiado acostumbrado a las espesuras de los bosques, o a las ciudades humanas de su tierra natal, aquella inmensa extensión de tierra despejada, sin apenas algún árbol por aquí o por allá, de haberlo, le parecía infinita. Era como cuando alguien del interior contemplaba el mar por primera vez. Era una sensación entre maravillada, y al mismo tiempo ese leve cosquilleo de vértigo en el estómago.

Las redondas orejas del ahora felino se alzaron suavemente, captando algo así como una melodía en el viento. Como hechicero, no trató de deducir si se trataba de algo real o sólo cosa de su imaginación. En esos momentos, trabajaba la intuición. Habiéndose antes caído sobre sus cuartos traseros, volvió a incorporarse, y comenzó de nuevo a caminar, al principio de forma graciosa y adorablemente torpe, con cuidado. A medida que fue adquiriendo soltura, pasó finalmente a un trote ligero, siguiendo el camino que le marcaba el viento... Y su corazón encendiéndose de nuevo con la esperanza y la maravilla de encontrarse explorando un mundo nuevo, salvaje y hermoso.

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

11:31 AM - May 24, 2010 #3

El nuevo aspecto de Adonis, el camuflaje que necesitaba para sobrevivir en aquel mundo, era algo que el mismo joven habría podido conseguir de habérselo propuesto. Mas él desconocía la necesidad de éste y por eso alguien había estado esperándolo, sabiendo que el mundo estaba a punto de recibir a una promesa del futuro. Y él, que conocía su llegada, no podía permitir que fuese presa de los múltiples depredadores de aquella tierra bella y hostil.

Eso era lo que pensaba Rafiki mientras observaba cómo Adonis practicaba con su nuevo aspecto. Su cántico se volvió más suave conforme este se acercaba y finalmente se descolgó sobre una rama quedando parado frente al león blanco. Una apariencia peculiar que marcaría la diferencia con el resto de la manada y que era reflejo del corazón del hechicero. Sentía la magia en el, reconociéndole como su igual y sólo esperaba que fuese más fuerte de lo que parecía.


-¡Jaja! No eres muy grande tú, ¿no? Ah, ¿ágil quizás?- el bastón del babuino se movió lanzando un golpe en dirección al pecho de Adonis. Un ataque que acompañado de risas y cánticos no parecía ser malintencionado. Danzó un momento a su alrededor canturreando hasta volver a detenerse frente a él, riendose una vez más.-Jajaja, la sabana podrá contigo si no puedes con un viejo babuino como yo. ¿Sabes qué haces aquí? ¡El loco! Llegas con la oscuridad, ¿podrás enfrentarte a tu sombra? Algo grande se acerca, chico. ¡Grande!

El simio seguia carcajeándose a cada frase, siendo él el único que parecía estar loco. Sus palabras no parecían tener sentido alguno, aunque era cierto que la noche estaba cayendo sobre ellos y pronto solo las luces del cielo nocturno alumbraría su camino. ¿Cuáles serían los peligros de aquel mundo? ¿Y cómo podría encontrar a su amigo en un mundo como ese? Sería diferente, como lo era él, nadie podría reconocer la descripción de Adonis. Y lo único que tenía para guiarse era aquel extraño compañero. ¡Animales que hablaban! ¿Dónde había ido a parar? ¿Y qué era él exactamente?


-¿Y qué harás ahora, chico?- le preguntó Rafiki con una gran sonrisa mientras se sentaba con las piernas cruzadas frente a él. No había duda de que el hechicero tenía una personalidad particular que hacia dificil distinguir que tomar o no en serio de entre todo lo que decía.

Siento el retraso, se me han pasado las dos semanas volando entra una cosa y la otra.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Adonis

12:48 PM - May 27, 2010 #4

A medida que fue avanzando, Adonis percibió que, efectivamente, era una voz lo que oía, entonando un canto. Y una voz real, no cosa de su imaginación, pero que, a la vez, poseía un poder... Innegable. No obstante, cuando finalmente llegó al origen, vio a su dueño descolgarse de un árbol, un... El ahora león blanco se lo quedó mirando, sorprendido, al no haber visto jamás una criatura similar. Desde que tenía uso de razón, no había salido nunca del orfanato, ni luego de la academia, siempre practicando sus estudios y hechizos. Por tanto, ni tan siquiera había visto en los mercados los típicos monos pequeños de reinos lejanos que se vendían como mascotas, o se exhibían haciendo trucos malabares para deleite de los habitantes de Allgreen.

Tan absorto se quedó, que apenas reaccionó cuando el babuino comenzó a hablarle, y cuando comenzó a asimilar que lo había hecho, y le había entendido, recibió el bastonazo en pleno pecho:

-¡Ufff!

Trastabilló unos pasos hacia atrás, con las orejas hacia atrás y los párpados cerrados en un gesto de dolor. Realmente el golpe no había sido muy fuerte, pero el combate directo nunca había sido lo suyo. Abrió uno de los ojos, mirando al extraño animal parlante mientras éste seguía hablando y carcajeándose. Sinceramente, parecía él el loco. Aún así, sus palabras... Un momento, ¡era un animal que hablaba!

"Adonis, ¡céntrate! Asimilaste en menos tiempo tener un muerto viviente ante tus narices..."

Sí, recordó cuando había conocido a sir Jack, y pronto agitó la cabeza hacia los lados. Estaba en un lugar desconocido, y probablemente peligroso. No podía quedarse sencillamente parado y boquiabierto. Alzó la mirada hacia el cielo, viendo que la noche caería pronto sobre ellos, y sus ojos castaños se posaron sobre su nuevo "compañero":

-Yo... Sólo quiero localizar a mi mejor amigo. Le perdí... Y me gustaría encontrarle.

Sus orejas se agacharon de nuevo, mientras hablaba.

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

8:18 AM - Jun 08, 2010 #5

Rafiki no reaccionó al ver la sorpresa de Adonis dibujada en su rostro. Era plenamente consciente de que no había nadie como él en el lugar del que el joven procedía. No había visto mucho mundo pero si había hablado con innumerables viajeros y su mente siempre había sido lo bastante abierta como para aceptar que la naturaleza guardaba un buen número de misterios. Pero claro, él le llevaba a Adonis decadas de ventaja.

Mirandole, sin reflejos suficientes para esquivar su golpe, se preguntó porque el destino había decidido mandarles un joven hechicero en lugar de un fuerte guerrero. Quizás para compensar las debilidades de su joven rey, sabiendo que estaría él para guiarle en aquella ardua tarea. Pues cuando miraba al futuro la oscuridad atormentaba aquel bello mundo y si la madre tierra había decidido confiarse a aquel inexperto cachorro él no era nadie para cuestionarla.

Se preguntó tambien si había más de una razón para que el viaje de aquel joven se hubiese detenido allí, ¿podría alguien en Tierras del reino haber oido hablar de aquel que Adonis buscaba? Mucho tiempo había pasado desde que el último desconocido les había visitado, de lo contrario él lo habría sabido, pero los caminos de la diosa podrían ser inexcrutables.


-¿Un amigo perdido? ¿Un cachorro como tu? Espero que sea más rápido o por aquí habra terminado en el estomago de alguien. - se burló el mono, aunque sin maldad, bromeaba en realidad. Los leones no atacaban a aquellos que procedían de otros mundos, se mantenían en paz con estos. Claro que no eran los únicos depredadores del reino. -Si alguien aquí ha visto al cachorro lo encontraremos, amigo. Pero parece que por ahora deberías preocuparte por otras cosas, si. ¡La oscuridad esta aquí! - se rió Rafiki antes de saltar para quedar colgado de una rama y despues impulsarse hasta quedar resguardado a buena distancia del suelo.

Adonis no tendría esa suerte y lo único que podría hacer era enfrentar al enemigo. Este podría resultarle familiar, las oscuras y pequeñas figuras negras se acercaban lentamente hacia él. Tres pares de brillantes ojos amarillos le devolvían la mirada y otras tantas parejas de garras amenazan al extraño cuerpo en el que ahora Adonis estaba preso. ¿Como podría luchar en esas condiciones? ¿estarian intactos sus poderes? Era algo que él tendría que descubrir por si mismo.

Aparecen 3 sombras
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Adonis

7:29 PM - Jun 17, 2010 #6

Adonis agachó las orejas con las palabras de Rafiki, aunque pronto se permitió el sonreír suavemente, captada la broma sin mala intención:

-Sí... Siempre ha sido más fuerte y veloz.

Respondió, incluso percibiéndose en su tono de voz algo de orgullo. El propio de un hermano mayor hacia el pequeño, de alguien que valora más las virtudes que los defectos. Las siguientes palabras del simio le llenaron de esperanza. Sí... Le encontraría, eso lo tenía claro. Aunque las últimas le hicieron borrar la sonrisa de los labios ahora felinos, antes de observar cómo el chamán se refugiaba en la copa de un árbol. Él no podía hacer lo mismo, apenas había aprendido a caminar con aquél nuevo cuerpo. Y pronto se volvió, arqueando el lomo ante la nueva amenaza. Sus ojos castaño-violáceos se posaron sobre los amarillentos sin iris ni pupila que aparecieron ante él. Cuando estuvo poseído, había aprendido a manejar a cientos de Sincorazón... Pero era la primera vez que se enfrentaba en solitario a ellos, y además en una forma diferente.

Retrocedió un par de pasos, mostrando instintivamente los colmillos, mientras observaba a las sombras. Saltó ágilmente cuando las zarpas trataron de clavarse en su blanco pelaje, esquivando de puro milagro. Tenía que pensar, pero no le estaban dando mucho tiempo... Y comenzó a murmurar un hechizo para sí. Puso distancia mientras tanto, y justo cuando terminaba de recitarlo... ¡Maldición, ya no tenía manos! ¿Cómo iba a apuntar? Volvió a esquivar, comenzando a ponerse nervioso, y en un momento, en un intento desesperado e instintivo, lanzó un potente rugido. Para su sorpresa, dicho rugido fue el que liberó la ráfaga de aire que quiso invocar hacía un momento.

"Con que así funciona..."

Se relamió, sintiendo que comenzaba a adaptarse con rapidez a ese nuevo cuerpo, y se agazapó, sin perder de vista a las sombras. No sabía si podría él solo contra ellas, ni si Rafiki tendría capacidad, o voluntad, para ayudarle... Pero no podía, sencillamente, dejarse vencer. Debía superar aquél combate, y mantener intacto su corazón, aunque fuera por Might.

-------------------------

-Arcano: Los magos tienen mayor poder mágico que el resto de clases. Por esto, sus PM son el doble de lo normal.

-Huésped diabólico: Aunque Herdeus no haya conseguido volver a tomar el control sobre Adonis al estar fuera de su mundo, todavía mora en lo más profundo de su inconsciente. Ante la presencia de seres de alineamiento malvado o incluso Heartless, Adonis puede llegar a oír la voz del demonio, lo que le desconcentrará. En combate, si los PO de un Heartless o los PC de un ser de alineación Malvada supera la puntuación de PC de Adonis, éste tendrá que forzarse más para concentrarse en realizar hechizos, y gastar 1 PM extra en la ejecución de éstos. Si la ventaja es del doble o más, gastará 2 PM en vez de 1, pero si el PC del mago es igual o superior, el demonio no se hará notar. Al mismo tiempo, aunque Adonis no lo sepa, mientras esté fuera de su mundo no podrá ser poseído de nuevo. Pero, en cuanto regrese a él... Herdeus volverá a tomar el control.

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6 + 7 (Poder Mágico) + 2 (Varita) = (15/2) -> Sombra A, por ejemplo


-PC: 10/10
-PM: 58/60
-PV: 26/26


Equipo:

Varita Normal (sus propias manos y palabras)
-Fuerza: 0
-Energía: 2
-Clases: Todos los tipos de Mago, Mercenario, Invocador
-Tipo: Compleja

Camisa de tela
-Integridad: 2
-Protección: 0
-Clases: Todas

Botas
-Integridad: 2
-Protección: 0
-Clases: Todas

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

1:07 PM - Jun 20, 2010 #7

Era como si las sombras pudiesen sentir el miedo de Adonis, como si eso las volviese más agresivas y las invitase a acercarse peligrosamente a él. Eran seres sin sentimientos, no sentían terror y por ello cuando una de ellas fue malherida por el atronador rugido del joven león el resultado fue que todas ellas se lanzasen al ataque sin perder un segundo.

Las dos más cercanas lo hicieron a un mismo tiempo, atacando simultaneamente ambos costados del león para que este solo pudiese defender uno de ellos. La otra, que tardó unos segundos en recuperarse del hechizo recibido, atacó más tarde y de una forma más imprecisa. Lanzandose de frente contra Adonis como si todavía estuviese desorientada.

El combate, una vez que el joven había comprendido las ventajas de poseer aquel cuerpo, no pintaba tan dificil para el joven mago. Sus hechizos seguían teniendo el mismo efecto y solo tenía que terminar de dominar lo de andar a cuatro patas para que las desventajas desapareciesen por completo. De hecho, fisicamente podría ser mucho más veloz cuando así fuese, además de fuerte.

Sombra A
-PC: ??
-PM: ??
-PV: 10/??

Sombra B y C permanecen intactas

Sombra A hace -[D]Esquiva: (5/0) y le entran 10 PV

Sombra A hace [A]Zarpazo: (7/0)

Sombra B y C combinan haciendo: -[A]Zarpazo: (14/0)
Like
Share

Adonis
Adonis

1:55 PM - Jun 23, 2010 #8

Un nuevo rugido, aunque más suave y similar a un maullido de gato grande, surgió de la garganta de Adonis cuando las sombras atacaron. Pero, en vez de agacharse asustado o amilanarse, corrió hacia el frente. Los Sincorazón pudieron notar cómo una especie de coraza invisible, o algo similar, les frenó bastante el golpe. De hecho, la que se encontraba todavía atontada se dio de morros directamente contra dicha protección, antes de que el león saltase por encima. Aún así, el escudo no fue de todo eficaz, y apretó la mandíbula al sentir el leve mordisco de las zarpas en una pata trasera. Derrapó al aterrizar, y trastabilló unos pasos hacia delante, todavía sin manejarse del todo con aquél cuerpo.

"¡Vamos, vuélvete!"

Y así lo hizo, girándose y volviendo a lanzar un atronador rugido hacia la Sombra que se encontraba todavía atontada. Con suerte, podría quitarse ya una de en medio...

-------------------------

Perdón si soy un poco tisquismiquis xD, pero sólo una cosilla: Según la descripción de Golpe de Viento, cuando el rival sufre daños, no puede atacar al turno siguiente ^^. Al menos que se cambiara y no se editase aún en la lista de normas... :3


-[D] Coraza (5/5): Magia que funciona sólo contra ataques cuerpo a cuerpo, y se cancela si se lanza Escudo o Escudo+ sobre el personaje encantado. Se mantiene tres turnos, sumándose a las defensas. Puede ser usado como una acción de ataque, y elegir un blanco sobre un aliado o un enemigo. Si se usa sobre un No-Muerto, se reduce la defensa de éste durante 3 turnos. Requiere Sabiduría 7 + 2 (Resistencia física) + 2 (Camisa tela) = (9/5) -> A mí mismo y entran 5 PVs del ataque combinado, ninguno de la sombra A

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6 + 7 (Poder Mágico) + 2 (Varita) = (15/2) -> Sombra A de nuevo


-PC: 10/10
-PM: 51/60
-PV: 21/26

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

9:25 AM - Jun 24, 2010 #9

Las sombras no parecieron amilanarse en absoluto ante el obstáculo que Adonis había colocado. Despues de todo habían logrado alcanzar a su presa y por ello no dudarían en seguir acechandola. Claro que no todas ellas iban a tener la misma suerte.

Una de ellas, la que había sido arrastrada por el hechizo del mago, no fue capaz de llegar hasta él con las fuerzas que le restaban y tampoco pudo defenderse de aquel nuevo rugido. Por lo que se desvaneció dejando solas a sus dos compañeras. Estas, al verse solas, no dudaron en lanzar sus furiosas y hambrientas garras sobre Adonis. En un intento de profundizar la herida que el cachorro sufría ya en una de sus patas. Eran capaz de sentir el miedo y la aprensión de los corazónes, aquello parecía darles fuerzas para luchar por su objetivo.

Rafiki, desde su privilegiada posición, observaba la lucha del joven león mientras rumiaba una canción. No parecía preocupado por el resultado pero tampoco estaba impresionado por lo que estaba viendo, el joven todavía tenía mucho que aprender pero al menos se había adaptado bastante bien a los cambios de su cuerpo. Cuando se hiciese del todo con él descubriría que este le ofrecía ciertas ventajas, de las que carecía en su forma original.

Primero la explicación de los efectos de tu ataque:

Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente

Te he puesto en negrita la parte importante, como quien dice. Para caer derribado no basta con hacerle daño, es necesario que el enemigo no pueda defenderse (utilizar una defensa) para protegerse de tu ataque. Este no es el caso y por ello las sombras pueden seguir atacando :) Y esto no es ser tiquismiquis, es preguntar las dudas y me encanta que lo hagas.

Otra cosilla, la integridad de las botas no se suma al mismo tiempo que la de la camisa de tela, sino para cuando le hagan un ataque apuntado a las piernas. Asi que Adonis defiende 9 y le entran 5 pvs.

Ahora seguirmos con el combate,

Sombra A muere. Recuperas 2 PM

Sombra B y C permanecen intactas

Sombra B y C combinan haciendo: -[A]Zarpazo: (14/0)
Like
Share

Adonis
Adonis

1:32 PM - Jun 24, 2010 #10

¡Bien! Había logrado acabar con una. No obstante, Adonis no se permitió bajar la guardia, ni celebrarlo más allá de relamerse un momento, mirando a las otras dos Sombras que quedaban en pie. Esta vez se movió con rapidez, y aunque el escudo no le protegió completamente contra el doble ataque, por lo menos no se había llevado nada más allá de un simple rasguño. Aún así, el zarpazo de la pata le molestaba todavía un poco.

Se volvió, encarándose de nuevo a sus enemigos. Quizás debería ya curarse un poco, pero pronto rechazó la idea. No, todavía podía aguantar un poco más. Así que no perdió el tiempo, y pronto un nuevo y poderoso rugido brotó de su garganta, lanzando una ráfaga de aire directa hacia otro de los Sincorazón. Se agazapó, atento al resultado y al siguiente movimiento.

Realmente, cada vez se estaba adaptando mejor a aquél cuerpo. Más agilidad y movilidad, además de sentirse... Mejor, incluso. Más poderoso. Si él ya estaba así... No había duda, Might estaría bien. Era un guerrero, después de todo, y un superviviente nato. Eso, si se encontraba en aquél mundo, claro. Pero Adonis no se permitió dudar al respecto. No por el momento.

------------------------

Corregido lo de las botas :). Ya lo había mirado en el post de normas, pero eso en concreto no lo especifica :S, o al menos no lo encontré xD. Y gracias por aclarar lo del hechizo ^^. Ahora, vamos allá xD


-[D]Esquiva normal: (3/0) + 2 (Resistencia física) + 2 (Camisa de tela) + 5 (Coraza) = (12/0) Contra el ataque combinado y entran 2 PVs. Quedan 2 turnos de Coraza, creo :P

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6 + 7 (Poder Mágico) + 2 (Varita) = (15/2) -> Sombra B


-PC: 10/10
-PM: 51/60
-PV: 19/26

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

9:21 AM - Jul 17, 2010 #11

Como los animales hambrientos que eran, cegados por su sed de corazones, las sombras siguieron lanzandose al ataque de forma conjunta en un intento bastante frustrado de malherir al joven león. Aun siendo evidente que las lesiones que la magia causaba en ellas eran mucho más severas que las que conseguían inflingir. Pero mientras fuesen dos aguantarían, confiarían en las posibilidades de la superioridad numérica.

Desde lo alto del arbol Rafiki observaba satisfecho como el enviado parecía adaptarse con rapidez a aquel nuevo cuerpo, pronto se daría cuenta de las ventajas que traerían consigo. Si, puede que el Adonis original no fuese lo bastante fuerte como para enfrentarse a los peligros de aquellas tierras, pero aquel león albino si lo sería. Solo necesitaba hacerse totalmente consciente de su potencial. Algo que, no debería tardar en ocurrir. Al igual que el final de aquel suave entrenamiento. No podía llamarselo de otra forma, le habían venido que ni pintada la aparición de las más debiles criaturas de la oscuridad.

Respecto a la Coraza, no estoy del todo segura de si dura 3 turnos en total, o si son 3 turnos sin contar el primero. Consultaré con los otros admins, como ves son dudas que todos tenemos :)

Sombra C permanece intacta

Sombra B hace -[D]Esquiva: (5/0) y le entran 10 PV

Sombra B
-PC: ??
-PM: ??
-PV: 10/??

Sombra B y C combinan haciendo: -[A]Zarpazo: (14/0)

Siento mucho el retraso en contestar, entre una cosa y la otra se me han pasado estas 3 semanas volando. Intentaré remediarlo de ahora en adelante :)
Like
Share

Adonis
Adonis

9:17 AM - Aug 31, 2010 #12

Una cosa estaba clara, y era que las Sombras no parecían distinguirse mucho por la variedad. Afortunadamente, pues no es que Adonis gozase de mucho repertorio en cuanto a hechizos ofensivos. Había estudiado básicamente para la curación, así como algo de invocación, si bien... Su sueño había sido montar una clínica en cuanto terminase los estudios, y dedicarse a sanar los males de los demás, sus heridas...

... Un sueño que se vio truncado.

Gruñó levemente, de forma gutural, y esquivó de nuevo el ataque combinado de ambas sombras, llevándose tan sólo un simple rasguño en una mejilla en el proceso. Aterrizó firmemente sobre sus patas, y, una vez más, un poderoso rugido buscó golpear a uno de los Sincorazón con todas sus fuerzas. Si una vez entregó su propia alma para salvar a su mejor amigo... No le supondría ningún sacrificio aprender algo más de combate, aunque fuese a las bravas.

--------------------------

-[D]Esquiva normal: (3/0) + 2 (Resistencia física) + 2 (Camisa de tela) + 5 (Coraza) = (12/0) Contra el ataque combinado y entran 2 PVs. Queda 1 turno de Coraza, creo

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6 + 7 (Poder Mágico) + 2 (Varita) = (15/2) -> Sombra B

-PC: 10/10
-PM: 49/60
-PV: 17/26

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

9:11 AM - Sep 19, 2010 #13

La sombra que sufrió aquel ataque no tuvo ni la más mínima oportunidad y se desvaneció en un nube de humo negro ante sus ojos. La restante, al verse sola, huyó de ellos hasta perderse entre las largas sombras que el avanzado atardecer había creado. El sol no tardaría en ponerse y de ser humano Adonis habría sentido el impacto del frio en su cuerpo. Pero estaba protegido por el pelaje del león y por el calor del combate. Tardaría en sentir la bajada de temperatura.

Si meditaba en ello no tardaría en darse cuenta de que se sentía más fuerte, de que aquel enfrentamiento le había enseñado de la peor de las formas a manejar el cuerpo con el que le había tocado pasearse por aquel mundo. Ya no solo dependería de su magia, tenía unas poderosas zarpas, un cuerpo más resistente y rápido. Era un león, con lo que eso traía consigo.


-Jajaja ¡Has sido valiente, chico! Buena señal para ti, para todos. Ahora tienes contigo la fuerza del león, chico. No lo olvides. - Rafiki había vuelto al suelo al término del combate. Reía satisfecho de los progresos de aquel que parecía haber sido elegido para algo grande. Pero aquella sabana salvaje y desierta no era el mejor lugar para él. Y sabía perfectamente adonde debería llevarlo. Comenzó a andar dando por hecho que el cachorro iría tras él. Al amanecer habría tiempo de emprender un nuevo camino.

Un largo rato transcurrió antes de que a lo lejos apareciese una pequeña cueva en la que poco despues ambos se internaron. La luz de la luna iluminaba la entrada de esta, otorgando una nueva seriedad a la expresión del viejo babuino. Este observaba una vez más a Adonis con una mirada que parecía querer ir más allá de su cuerpo, indagar en las profundidades del alma. Cuando habló su voz ya no era cantarina sino enigmática.


-No ha sido tu búsqueda lo que te ha enviado aquí, chico. ¿Crees en el destino cachorro? Este ha querido poner una gran batalla en tu camino. La luz y la oscuridad han llegado a esta tierra de tu mano. ¿Que harás al respecto? ¿Acaso tienes bajo ese pellejo las agallas suficientes? - preguntó el sabio.

Combate terminado. Adonis dispondrá de una dote durante su estancia en Tierras del Reino.

La Fuerza del León: La constitución y la fuerza de este nuevo cuerpo es muy superior a la de su cuerpo humano. Por consiguiente recibirá una bonificación de +4 tanto a la resistencia como al poderio físico. Esto no afectará al cálculo de sus PV.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

9:11 AM - Jun 25, 2011 #14

Una sonrisa se dibujó en los labios felinos de Adonis una vez la última Sombra salió huyendo. La guerra no estaba ganada, desde luego, pero al menos sí ese combate. Con un suspiro, se sentó sobre sus cuartos traseros, y se revisó la herida de la pata, la que más le molestaba en esos momentos. Aún así, no parecía representar gravedad. Tan sólo supondría una molestia. Ahora que se fijaba bien, su cuerpo parecía el de un gato, pero mucho más grande y fuerte. Pensó que incluso podría suponer una amenaza para un hombre de volverse en contra de uno. Afortunadamente, no existían bestias así en Allgreen. Bastante tenían ya con los monstruos de los bosques. De todas formas, ese cuerpo le traía ventajas. Se sentía más fuerte, más resistente. Casi incluso como un guerrero. No le gustaba recurrir a la violencia, pero... Al parecer no le quedaría otra opción en aquél mundo salvaje.

La risa del babuíno le sacó de su ensimismamiento, alzando hacia él los ojos, violáceos debido a la menguante luz y al contraste con su pelaje blanco. Sonrió y asintió con sus palabras. Así que era un león, ¿eh? Debió haberlo imaginado.

Se alzó sobre sus patas cuando el simio comenzó a andar, agitando la cabeza y siguiéndole. La herida de la pata escocía un poco, pero tampoco le ralentizó demasiado. Ya se la trataría con calma una vez llegasen a un lugar seguro. Aprovechó más para ver a su alrededor, todavía maravillado con la enorme extensión de la sabana. Tan inmensa, tan salvaje... Y ahora, convirtiéndose en una mancha oscura sólo iluminada por las estrellas que comenzaban a aparecer en el firmamento, no parecía sino más extensa y oscura.

La luna ya estaba más alta cuando, al fin, llegaron a una cueva. Adonis entró en ella tras el babuíno sin dudar un instante, y volvió a sentarse sobre sus cuartos traseros. Llegaron entonces las palabras serias del que parecía, realmente, un anciano sabio, y su expresión también se ensombreció. Como se mencionó anteriormente, el combate no era lo suyo, sino el curar y ayudar a los demás. También era el primero en su clase en invocación, pero... Eso ya lo había olvidado. Y, sinceramente, tras su negativa experiencia en su mundo de origen... No le apetecía mucho retomar esa rama. En todo caso, cuando respondió, sin apartar la mirada de la del simio, fue completamente sincero:

-No soy un guerrero, como ya ha podido comprobar. Pero no voy a quedarme de brazos cruzados mientras la oscuridad campa aquí a sus anchas. En lo que pueda, ayudaré a este mundo.

Además, debía hacerlo. Mucho daño había hecho en Allgreen cuando se dejó engañar por Herdeus. Aquél lugar podría darle una oportunidad, si no de compensar, al menos sí de estar un poco más cerca de la redención. Y aunque no fuera así, siempre vivió para ayudar a los demás. Su respuesta sería la misma, quizás más dubitativa en el pasado.

Ahora, tenía más motivos por los que luchar.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

8:41 PM - Aug 26, 2011 #15

Música acorde

FDI: adaptado para representar el acento de Rafiki. No, no son faltas de ortografía ni que de pronto se haya vuelto cani xD. Imagina que lo pronuncia él y encontrarás que cuadra bastante.

El simio soltó una risita complacida. Empezó a saltar ágilmente entre las rocas de la entrada y, guiando a Adonis a través de unos angostos pasajes esculpidos por el agua en la roca viva, le condujo hasta una caverna cuyo techo se perdía en las alturas. Podía verse el techo, pero sólo porque la bóveda rocosa que había sobre ellos tenía un gran agujero, abierto quién sabe cuánto tiempo atrás. Por ese mismo hueco entraba la luz de la luna, tratando de abarcar cada pedazo de oscuridad de la cueva y haciendo que todo reflejase intensos tonos de azul.

El babuino caminó junto a las paredes, y a medida que avanzaba, tocaba con la mano o la punta del bastón en algunos relieves de la roca. Cuando sus ojos, acostumbrados a la oscuridad de los túneles, se adaptaron de nuevo a la luz, Adonis pudo ver numerosos dibujos hechos en la superficie de piedra. Árboles y ríos adornaban llanuras que eran formadas por las sombras naturales de la pared. Entre sus ramas habitaban aves, monos, cebras, leones y toda clase de animales plasmados con brillantes colores.

Cuando completó su circuito junto a las paredes, el viejo simio se acercó al centro de la caverna, justo donde la luz caía haciéndole parecer más gris que negro. Su melena y barba de plata brillaron. Al parecer, estaba encantado.


[color=FFCC00]-Bueno, chico, asércate sin miedo. Hasía tiempo que no venía por aquí. No' encontramo' en la gran Sala del Ciclo. Ante' se enseñaba aquí todo el funsionamiento de la gran rueda vital, pero hace mucho que no se usa. Sin embargo, esta' piedra' siguen teniendo un gran poder.[/color]

Mientras decía esto último, miró hacia arriba y a los lados, de soslayo, al tiempo que alzaba las manos y hacía sonar la calabaza del bastón como un sonajero. En respuesta, los dibujos parecieron brillar durante un instante. A Adonis le pareció que, por el rabillo del ojo, algunas de las imágenes se movían, pero cuando intentaba fijarse en ellas las veía tan quietas como la piedra en la que estaban pintadas. De nuevo atrajo su atención el raro acento del simio.


[color=FFCC00]-Me gustó tu respuesta de ante', chico. Creo que tiene' rasón: la' cosa' no se solusionan sólo con fuersa física, pero cuando uno no la tiene no debe rendirse sin má'. Sí, eso me ha gustado. Sin embargo, da igual cuál sea la causa, siempre e' bueno contar con algo de fuerza. Hay otra' manera' de arreglar lo' problema', y una de ellas e' buscar ayuda de alguien que la tenga[/color]- dijo mientras señalaba algunas de las figuras. El báculo apuntó al elefante, al león y el gorila. Naturalmente, seguían quietos.


[color=FFCC00]-Sin embargo, nosotro' no contamos ahora con esa fuersa, chico. Lo' leones están ocupado' tratando de haser frente a los espíritu' maligno', pero están dividido'. Los elefante' tienen también su' propio' problema' y no pueden arriesgar a su' cachorro', y lo' gorila' están muy lejo'. Así que nesesitamos algo má' de ayuda, chico, y el viejo Rafiki cree que podemo' encontrarla grasia' a ti.[/color]

Aquí el simio, presentado como Rafiki, se dirigió a una de las paredes. En un cuenco natural hecho de piedra había un pequeño estanque, y cerca de él, un nicho en una pared, de formación igualmente natural. De entre la roca sacó varios objetos: un par de calabazas, un coco vacío cortado por la mitad, una rama gruesa y roma, un manojo de hierbas atadas con una liana y el artículo más grande: era un pedazo de tronco hueco, de ancho como la cintura de un humano. La madera había sido pulida, quizás con una piedra afilada, y uno de los extremos estaba cubierto por una piel vieja muy tirante, asegurada con lo que podían ser colmillos de animales. En definitiva, un tambor.


[color=FFCC00]-Sí, podemos encontrar ayuda, y fuersa, pero sólo con tu ayuda, pequeño. Ahora mismo no podemo' contar con los habitante' de este mundo. Están demasiado ocupado', defendiéndose cada uno por su lado. Si los espíritu' maligno' de la oscuridad no son contenido' para que se reagrupen, ¡no tendrán ocasión de haser nada! Por eso te pregunto: ¿está' tú dispuesto a ayudarno'? ¿Está' preparado para buscar ayuda en el único lugar posible, incluso si supone riesgo', chico? ¿Cree' que está' listo para que el viejo Rafiki te haga llegar a otro mundo y pueda' traer fuerza de allí?[/color]

La pregunta era todo lo seria que podía serlo viniendo de alguien que cada dos minutos parecía ser todo jovialidad y bromas. No sólo era seria, sino también peligrosa. Además... ¿cómo pensaría hacerlo el viejo babuino?
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

1:47 PM - Nov 12, 2011 #16

Adonis volvió a erguirse sobre sus patas, adentrándose tras el simio en aquella cueva. Ya de por sí las paredes eran tan lisas que semejaban incluso suaves, haciendo sentir al mago blanco el impulso de acariciarlas con una mano. Y lo haría, de no ser porque ya no estaba en su propio cuerpo. Podría intentarlo con una pata delantera, claro, pero eso supondría pararse para ello. Y no quería perder de vista a Rafiki ni retrasarse.

Pronto llegaron a una zona mucho más amplia. Los ojos del adolescente no tardaron en adaptarse a la luz lunar, descubriendo incluso que podía ver mejor de lo normal. Y se quedó fascinado ante las pinturas de la pared. Lentamente comenzó a recorrerlas, más despacio que el babuino. Aquellos colores y figuras, reflejando incluso la luz argéntea de la luna, tan hermoso el conjunto y tan... Exótico.

Una vez terminó de observar las imágenes, se dio cuenta de que Rafiki se encontraba en el medio del lugar. Obedeció cuando éste le pidió que se acercara, casi incluso con reverencia, y escuchó sus palabras. De nuevo los ojos violáceos recorrieron las paredes adornadas. La Rueda de la Vida... Sí, realmente era lo que semejaban desprender aquellas imágenes: Vida. Y eso que era de noche. De día aquél lugar debía de ser precioso. Una vez el simio agitó el bastón, y las paredes brillaron más, Adonis volvió la mirada hacia un punto concreto, creyendo entrever movimiento. Pero las imágenes se encontraban igual de inmóviles. Aún así, un escalofrío le recorrió lo que, en su cuerpo humano, habría sido la nuca. Algo de magia había en aquél lugar, sin duda alguna.

Pronto volvió a prestar atención al anciano simio. Sí, cuando se necesitaba fuerza, había que encontrar a alguien que la tuviera. Sus ojos contemplaron las imágenes de los elefantes, los leones y los gorilas. Los primeros tan grandes, los segundos fuertes y fieros, los terceros tan resistentes... No obstante, pronto las siguientes palabras de Rafiki le hicieron abatirse un poco. ¿No podían entonces ayudarles ninguna de esas criaturas? Entonces, ¿a quién recurrir? La última frase le hizo volverse directamente hacia el simio, intrigado:

-¿Gracias a mí? -No obstante, pronto recordó sus propias palabras anteriores, y alzó la cabeza, más seguro de sí mismo- Claro. ¿Qué debo hacer?

Observo cómo Rafiki se iba a un rincón de la cueva. Esta vez se sentó sobre sus cuartos traseros, aguardando que regresara. Su pelaje blanco brillaba bajo los rayos lunares, pareciendo incluso que emanaba luz propia. Entre eso, y el brillo ciego de sus ojos felinos, semejaba alguna especie de hermoso espíritu animal, casi incluso antinatural. Por supuesto, el propio Adonis no era consciente de ello.

Observó con curiosidad los objetos e ingredientes que sacó el simio, pero en especial aquél tosco tambor fabricado manualmente. Desde luego, aquél mundo era cada vez más sorprendente. No obstante, de nuevo la voz del anciano simio le sacó de su ensimismamiento, y acabó tragando saliva tras sus palabras. Imaginaba lo que quería que hiciera, a dónde tenía que ir... Y era consciente de que resultaba muy peligroso. De hecho, nunca había llegado a viajar tan lejos. Se suponía que estaba prohibido en Allgreen. Pero, al parecer, no tenía otra opción. Después de todo, ¿qué haría si se negaba? ¿Darse la vuelta tan tranquilamente e irse? No, sabía que ese no era el camino ni para ayudar allí, ni para encontrar a Might. Inspiró profundamente por la nariz, armándose de valor, y su mirada se volvió más segura y seria, mientras asentía con la cabeza:

-Sí... Estoy listo.

Su voz no sonó tan firme como habría deseado, pero... Lo que estaba claro era que no iba a echarse atrás.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

9:14 PM - Nov 14, 2011 #17

FDI: adaptado para representar el acento de Rafiki. No, no son faltas de ortografía ni que de pronto se haya vuelto cani xD. Imagina que lo pronuncia él y encontrarás que cuadra bastante.

El gesto de Rafiki, que hasta entonces había sido tan serio que asustaba por lo desacostumbrado, se suavizó. Una sonrisa afloró a su cara y palmeó la cabeza del pequeño cachorro.


[color=FFCC00]-Muy bien, chico. Entonse' no hay tiempo que perder. ¡Mano' a la obra![/color]

En un decir "zulú" posó su bastón, dio dos saltos y se acercó al montón de cosas que había sacado del nicho de roca. Ante todo cogió el gran tambor hecho con el tronco hueco y forrado de piel y lo llevó hasta el centro de la cueva. El tambor era casi tan alto como Adonis, y tras colocarlo apropiadamente dio un redoble con ambas manos que resonó como un trueno en la caverna.


[color=FFcc00]-¡Vamos a nesesitar un poco de ritmo![/color]- dijo con un acento más marcado de lo normal.

Acto seguido recogió el bastón y fue a por el resto de las cosas. Levantó el hato de hierbas con el extremo del palo y con un golpecillo del mismo lo mandó justo al lado del tambor. A continuación cogió las calabazas, y tras un par de malabares, las lanzó dejando que cada una marcara su ritmo en la tirante piel del instrumento. Mientras lo hacía, murmuraba para sí mismo lo que parecía una canción local, moviéndose a su compás.


[color=FFCC00]-Si, tiene' hambre yo te voy a dar ¡dirilididli!... Do' bueno' coco' de verdad...[/color]

Al ritmo de "frescos, buenos, grandes, como un melón" recogió medio coco vacío y lo llenó de agua del estanque, tapándolo con la otra mitad. Con algo menos de danza, llevó el improvisado cuenco hasta el centro de la cueva, donde Adonis esperaba sentado, mientras en la otra mano sujetaba la rama corta y gruesa que había sacado junto al resto. Depositó el coco lleno de agua cerca de una roca lisa que levantaba unos centímetros del suelo. Con algo de parsimonia, se sentó y dejó el bastón junto al tambor.


[color=FFCC00]-Bueno, mano’ a la obra. Nesesitaremo’ ir deprisa para que pueda’ llegar cuanto ante’. Este ritual del viejo Rafiki te enviará hasta uno de lo’ mundo’ que conozca’. Usando tu vínculo con ese lugar, podrá’ buscar a alguien conocido que pueda ser de utilidad en esto’ momento’. Vamo’ a comensar.[/color]

Con la habilidad metódica que da la práctica, Rafiki cogió una de las calabazas y la partió por la mitad. Cogiendo la parte más estrecha del fruto, sacó parte de su interior y quitó las semillas con cuidado, manteniéndolas aparte. Separó con esmero un par de hierbas del hatillo y las echó en la otra mitad vacía del coco, junto con parte del contenido de la calabaza. Mientras trabajaba, murmuraba una especie de cántico cuyo significado Adonis fue incapaz de adivinar.


[color=FFCC00]-Escucha, chico, ve afuera de la cueva y recoge un par de rama’ seca’. Necesitaré algo de leña para completar esto. Aprovecha también para pensar dónde quiere’ ir y a quién va’ a avisar. Sólo podemo’ intentar esto una vez, de modo que tenemo’ que tener éxito a la primera.[/color]

Adonis no tuvo problema en encontrar unos cuantos palos cerca de la entrada. Cuando regresó, Rafiki aún trabajaba. El sabio babuino limpió las semillas de la calabaza y las puso sobre la roca lisa. Con una piedra las golpeó varias veces, hasta hacerlas polvo y casi convertirlas en una harina basta. Luego cogió de nuevo el cuenco con la calabaza y las hierbas. Sostuvo la rama del largo de medio brazo con una mano, usándola de majador para machacar y mezclar. Del manojo de hierbas sacó con cuidado unas pequeñas raíces, ocultas entre el resto de las plantas secas, y las echó al cuenco. Siguió majando con esmero y sin dejar de canturrear para sí mismo.

Cuando creyó que estaba preparado, cogió la mitad restante de la calabaza y con otra raíz, amasó la pulpa con la harina de las semillas. A eso le añadió un pelo blanco como la nieve de su propia barba. De nuevo lo removió y lo mezcló todo bien. A continuación, lo recogió con cuidado y lo vertió en el coco con agua.


[color=FFCC00]-Normalmente habría que esperar a que esto se secara, pero no tenemo’ tanto tiempo. Rápido, apila la’ rama’ ahí.[/color]
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

8:04 PM - Nov 18, 2011 #18

Las orejas de Adonis se agacharon instintivamente hacia atrás en cuanto recibió las palmadas en la cabeza, antes de seguir con la mirada los movimientos del simio. El ritual en sí no parecía tan serio como se esperaba, al menos en principio. No obstante, encontrándose en un mundo diferente, no debía subestimar el método local. De modo que aguardó con paciencia, hasta que Rafiki le dijo lo que debía de hacer. ¿Pensar en un lugar y en alguien que pudiera ayudar? Aquello resultaría complicado... La primera persona que se le ocurrió estaba desaparecida, su mundo probablemente ya habría sido devorado por los Sincorazón... Sólo le quedaba Centra, donde le habían acogido a él y otros tantos que habían corrido una suerte similar. Eso sí... ¿A quién podía buscar que estuviese dispuesto a ayudarle?

La petición del anciano le sacó de su ensimismamiento, asintiendo para salir a por las ramas. No sabía cuántas necesitaría, aunque tampoco podría transportar muchas con la boca. Se las fue arreglando para meter al menos varias a la vez, todavía pensativo. Sí, sólo le quedaba Centra como opción... Y a alguien que todavía siguiera en el enorme barco, pues las pocas personas que había conocido habían vuelto a sus mundos de origen. ¿Pero quién? Tenía que pensarlo rápido, pues sólo tenía una oportunidad. Y si fallaba... No se perdonaría el ser culpable de la caída de otro mundo.

Pronto regresó con algunas ramas en la boca felina, que depositó con cuidado al alcance de Rafiki. Volvió a sentarse, a la espera, y tan sólo pudo asentir de forma distraída cuando el simio volvió a hablar, antes de recoger de nuevo las ramas y depositarlas donde le indicó. Fue entonces cuando recordó a alguien que podría ayudarle... Si aceptaba.

Tras mirar durante unos segundos a Rafiki, se dio cuenta de que éste aguardaba algo. Y, cuando cayó en ello, agachó la mirada, en un gesto tímido:

-Ah, que tengo que decirlo en alto... Disculpa: Sir Jack, en Bastión Hueco.

Sí, consideraba la mejor opción, incluso si el elegido resultaba ser un No-muerto...
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

12:27 AM - Nov 22, 2011 #19

El viejo simio sonrió cuando Adonis dio la respuesta a su pregunta. Aún canturreaba en murmullos cuando cogió unas pocas hierbas y las posó en el suelo, en una concavidad. Luego, asió dos de las ramas que había traído el cachorro y las frotó. No debió de obtener el resultado que esperaba, porque cogió la más estrecha de ellas y colocó la otra perpendicular. Las manos de Rafiki empezaron a girar el palo apoyado contra la otra rama, como si lo quisiera taladrar.


[color=FFCC00]-Veo que lo tiene' claro, chico. Eso está bien. Bueno, sigamo' con esto.[/color]

Al cabo de unos minutos, un fino hilo de humo empezó a subir desde las hierbas y ramas secas. Apenas más tarde una pequeña llama empezaba a subirse ansiosa al resto de palos, como un mono en un árbol. Hecha la hoguera, Rafiki se volvió hacia la gran piedra que había estado usando como mesa. Tenía ante sí los dos cocos vacíos: uno lleno de la mezcla de agua, calabaza, harina basta de semillas y uno de sus propios pelos. En el otro, estaba la pulpa de la calabaza mezclada con raíces y hierbas. Aunque todas estaban en el mismo manojo, a Adonis no le cabía duda de que no eran todas iguales.

El contenido del primer cuenco, con el agua, la calabaza y la harina, no tenía el color que cabía esperar de la mezcla puesta en él. A buen seguro el viejo chamán había hecho algo más con ello mientras el cachorro estaba fuera.


[color=FFCC00]-Esto lo tendremo' que calentar ante' de poder usarlo. Ojalá estuviera en mi árbol, ahí sí que tenía medio' más eficiente'. Lo tendremo' que calentar de otro modo[/color] - dijo pensativo. Pronto chasqueó los dedos. Cogió su bastón y soltó las lianas con que sujetaba las añejas calabazas que cascabeleaban como un sonajero. En su lugar, ató el cuenco y plantó el palo en el suelo, inclinando el coco sobre las llamas. [color=FFCC00]-Rápido, chico, sujeta esto con la boca mientra' acabo lo demá'.[/color]

Rafiki se giró y se puso a trabajar en el otro cuenco. La pulpa, con las hierbas y raíces, también necesitaba secarse. Con el propio coco, lo fue cribando, cerca de la hoguera, para que a medida que se fuera secando lo de dentro, quedara más suelto.

Al cabo de una hora de meticulosa manipulación, todo parecía estar listo ya. Rafiki cogió los dos cuencos, con su contenido ya en buen estado. El que contenía el agua con la mezcla estaba algo caliente después de un rato sobre la hoguera, así como lo que había en su interior. El segundo coco había sido dejado aparte, y un polvillo fino obtenido a base de majador y calor quedaba sobre la roca. Adonis casi se había quedado dormido mientras la luna seguía su curso en esa hora, quedando justo sobre la abertura del techo. Al cachorro le despertó un redoble de tambor tan enérgico que las paredes retumbaron.


[color=FFCC00]-¡Levántante, chico, ya e' hora de empezar![/color] - un nuevo redoble siguió al primero, tras lo cual Rafiki empezó a tocar una cadencia mucho más baja, casi acariciando el tambor. [color=FFCC00]-Es el momento, chico. La cosa va a ir rápida y e' posible que te maree' un poco, pero no e' nada de lo que deba' preocuparte.[/color]

Rafiki cogió una pizca del polvillo y lo echó al fuego. La llamarada creció súbitamente y estuvo a punto de quemarle los bigotes a Adonis. El fuego se volvió de un color extraño, como verdoso, para luego recobrar su brillo anaranjado habitual. El simio aprovechó que Adonis tenía la boca abierta y disimuladamente le hizo tragar algo del contenido del primer cuento. El peliblanco convertido en león estuvo a punto de echarlo al notar un horrible sabor amargo, pero Rafiki se lo impidió cerrándole la boca hasta que se lo tragó.

Tema acorde

Cumplido su objetivo, el chamán regresó junto al tambor y volvió a tocar una cadencia lenta, que poco a poco se iba haciendo más rápida. O eso le pareció a Adonis, que empezaba a notar algo raro. Los dedos le hormigueaban, y la cueva parecía querer dar vueltas sobre él como para caer en su cabeza como una manta.


[color=FFCC00]-No te preocupe' si lo ve' todo borroso, chico, es algo normal. Ahora sólo tiene' que hacer una cosa: moverte. Baila alrededor del fuego, chico, pero procura no acercarte demasiado o te podría' quemar. ¡Vamo', vamo', baila![/color]
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

3:51 PM - Nov 27, 2011 #20

Adonis fue observando con atención los gestos del simio, a medida que iba preparando lo que se le antojaba más un brebaje, sobre todo cuando se encendió la hoguera. Cuando Rafiki se lo pidió, se apuró a sujetar el bastón entre sus dientes, con cuidado de no alejarlo ni tirar el contenido de su extremo más alto al fuego, y así se mantuvo, sin apenas poder observar nada más si no era de reojo, y muy malamente.

Una hora se tuvo que pasar así, y para entonces, a pesar de su nueva resistencia animal, estaba ya luchando contra el cansancio y el entumecimiento de una postura un tanto incómoda. De hecho, una vez pudo retirar por fin el bastón del fuego, le costó mover la mandíbula inferior y los músculos del cuerpo para que volvieran a recuperar su movilidad y función. No podía negar que estaba, además, adormilado entre el calor de la hoguera y la casi nula actividad. De modo que, efectivamente, el redoble de tambores le pilló casi dormido, lo que le hizo enderezarse de golpe con los ojos abiertos como platos. No obstante, pronto agitó la cabeza hacia los lados una vez asimiló las palabras del sabio, y se alzó sobre sus cuatro patas... Para encontrarse de pronto con la llamarada. Efectivamente, abrió la boca en una mezcla entre sorpresa y susto, y pronto sintió el asqueroso líquido en su paladar. Sintió náuseas, y sólo el acto rápido de Rafiki impidió que acabase escupiendo o, incluso, algo peor. Tuvo que pararse un momento a coger aire por la nariz, antes de verse capaz, finalmente, de tragar. Lo cuál no impidió que sacara la lengua, con una mueca de profundo asco, cuando su mandíbula se liberó al fin:

-¿Qué...?

Intentó preguntar con voz débil y rasgada, pero sólo acertó a toser, hasta que se dio cuenta del sonido del tambor. Eso, y de que comenzaba a sentir como si todo se moviera. Trastabilló un poco, recuperó pronto el equilibrio, y apenas escuchó de nuevo las palabras de Rafiki. Se paró, tomó aire profundamente para intentar despejarse... Pero no se vio muy capaz. Mejor empezar antes de que la cosa fuera a peor. De modo que, dejando salir su lado más animal y primitivo, soltó un rugido, y comenzó a saltar alrededor del fuego, en una suerte de danza salvaje.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

11:21 PM - Dec 18, 2011 #21

Rafiki siguió tocando con ritmos cada vez más rápidos, alternando golpes fuertes y profundos que resonaban en la cueva como pisadas de gigante, con rápidos redobles que parecían imposibles de hacer para sus viejas manos. Mientras Adonis comenzaba a bailar, el viejo simio empezó a canturrear entre dientes algo que el mago blanco no entendía, pero que se le antojaba muy familiar. De no ser porque la cueva se movía tan rápido como si estuviera echándole una carrera, quizá se habría molestado en entender realmente lo que Rafiki cantaba.

No era que pudiera entenderlo, claro, pero las palabras quebradas y cantadas por el peludo chamán le traían recuerdos. ¿Qué recuerdos? Como si pudiera verlos. Las figuras pintadas en la pared salieron de la dura roca y se pusieron a hacer su propias danzas, versiones suyas del ritmo del tambor.

La cadencia era cada vez más rápida. No perdió el hilo ni una sola vez. Se diría que Rafiki estaba tocando algo que todo el mundo conocía, y que no pasaría nada si se saltaba un par de golpes; cualquiera con oídos sabía desde lo más profundo de su ser cómo sonaba esa canción.

El ritmo aceleró a un más, y el tambor fue golpeado con menos fuerza pero aún más velocidad, alcanzando un verdadero paroxismo, hasta que repentinamente.. se detuvo.

Adonis también se detuvo. De repente le habían abandonado las fuerzas. Quizá pensara que el redoble del tambor era lo que le había mantenido en movimiento más que otra cosa. Tenía los ojos entrecerrados, como si estuviera muerto de sueño, pero seguía de pie. Junto al tambor, Rafiki salió del trance en que parecía haber entrado. Aunque ya no tocaba el tambor, seguía canturreando la misma melodía en ese idioma que Adonis no reconocía, pero que entendía a nivel subconsciente. Agitando las calabazas de su bastón, el viejo simio se levantó y se acercó a Adonis. Le miraba con el mismo ojo crítico con que un médico analizaría a un paciente que se cree enfermo de algo que no tiene. Con paso lento, caminó a su alrededor, dando tres vueltas. A cada vuelta, Adonis vio cómo las pinturas de la roca, que habían bailado con él, regresaban poco a poco a sus lugares. El canto se hizo más bajo, más susurrante, hasta que se acalló por completo.

Lo siguiente que notó Adonis fue el contacto del cayado contra su peluda cabeza, y todas las imágenes de la pared de roca le despidieron agitando la cabeza.
___________________________________________________________________

FDI: continua en Susto en la biblioteca
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

2:42 PM - Oct 24, 2013 #22

FDI: continúa...

Adonis vagaba entre la niebla en un espacio por lo demás gríseo y ventoso. Los bancos de neblina, blancos como la nieve, se desplazaban pesadamente entre jirones de bruma. El joven se encontraba... bien. Estar ahí era como no tener peso. Sabía que tenía manos y pies. Si abría los ojos, cosa que le costaba un triunfo, podía entreverlos. Pero no pesaban, no le costaba nada moverlos, hasta el punto de que no sabía siquiera si realmente los estaba moviendo. No tenía idea de cuánto tiempo llevaba así. Podrían haber sido minutos, u horas. O días. La cuestión es que carecía de ganas de moverse. No había siquiera una pizca de interés en hacer absolutamente nada. Podría haberse quedado para siempre vagando en aquel vacío, lejos de todo...

… Si una mano simiesca no le hubiera zarandeado con fuerza. Rafiki estaba ante él, agitando su cuerpo de león, pues eso seguía siendo a pesar de que su forma astral hubiera sido la humana original. El simio, al ver que abría pesadamente los párpados, dejó de usarle como maraca y sonrió. A juzgar por el movimiento de su boca, estaba diciendo algo, pero Adonis no alcanzaba a escuchar más que un ruido sordo que se asemejaba a su voz. Poco a poco sus sentidos se fueron despejando y pudo entender lo que decía.


[color=FFCC00]-... hubiera llegado má' tarde te habrías perdido del todo en el plano astral. Tiene' que tené cuidado con esa' cosas, chico. Tu alma se habría separado de tu cuerpo y ahora sólo quedaría un cachorrito lleno de aire[/color] - decía, no sin alivio.

La perspectiva era de todo menos halagüeña, desde luego. Rafiki soltó a Adonis y esperó a ver si podía levantarse y mantenerse en pie. Adonis reconoció poco a poco la cueva a un tiempo natural y extrañamente pulida, con sus pinturas y relieves de animales, lo que quedaba de la hoguera y las calabazas, ahora vacías de los ingredientes exóticos que habían usado. Mientras, Rafiki iba recogiendo algunas de las cosas que había empleado en el ritual de viaje astral y atándolas a su bastón, todavía apoyado contra la pared donde lo había dejado tras el manejo mágico. El tambor lo dejó en su sitio junto a la hoguera, que ahora no era más que restos renegridos. Adonis se dijo que no debía haber estado fuera tanto rato, pero lo cierto es que su estancia en el plano astral había dejado su noción del tiempo algo desorientada.


[color=FFCC00]-Ahora iremo' hasta el cementerio de elefantes. Una vez allí tenemo' que encontrar un objeto. Es ahí donde entra tu olfato, chico. Esa zona está llena de cueva', y sólo en una encontraremo' lo que hase falta. Vamo' deprisa, no hay tiempo que perder. Pregunta por el camino si tiene' nesesidad de sabé más[/color] – instruyó dirigiéndose a la salida de la caverna.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

9:30 PM - Oct 24, 2013 #23

Adonis parpadeó varias veces, todavía desorientado. Después del tiempo que había pasado en el plano astral (aunque no había sido mucho para él), el cuerpo de león se sentía demasiado pesado. Su reloj biológico todavía se encontraba trastornado, pero poco a poco se forzó a levantarse, a recordar lo que había estudiado sobre el plano astral en su mundo de origen y a asimilar lo que Rafiki le estaba diciendo:

-Cementerio... Objeto... Olfato...

Murmuró para sí esas palabras unas cuantas veces, tratando de adaptarse de nuevo a su cuerpo de león. Esta vez le resultó más fácil, y ya se encontraba prácticamente trotando detrás del simio, todavía ordenando sus ideas:

-¿Cuánto tiempo he estado en el plano astral? ¿Qué tengo que encontrar en el cementerio de elefantes? ¿Han llegado ya Lucy y Vic? ¿Nos estarán esperando?

Esas eran todas las preguntas en las que pudo pensar, y aún si tuviera más las dejaría para después. Soltó un suave gruñido, agitando la cabeza, aunque ya se empezaba a encontrar más despejado. Sólo esperaba que no hubiera retrasado demasiado al resto.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

10:39 PM - Oct 30, 2013 #24

Rafiki seguía avanzando a grandes saltos, de tal modo que a Adonis, con sus patas mucho más cortas, le costaba mantener su ritmo. Ignoraba aún qué era lo que iban a buscar, pero sin duda era algo importante si podía conseguir que el viejo simio se moviera a esa velocidad. Con el paso acelerado que llevaban no tardaron en dejar atrás la cañada que servía de acceso a la cueva y adentrarse en la sabana.

Al salir de la seguridad de las altas piedras, a Adonis le sorprendió una ráfaga de aire frío. Era extraño, en un lugar habitualmente cálido como aquel. Al norte, en la dirección de la que venía el viento, se perfilaban unas nubes negras. Truenos lejanos anunciaban la tormenta pertinente que les acompañaba. Para alguien versado en temas mágicos, no era ninguna casualidad que estuviera situada justo encima del lugar al que se dirigían.


[color=FFCC00]-Has estado inconsciente en el plano astral durante más de do' hora'. Intenté buscarte, pero después de fallar varias vece' decidí hacer el ritual a la inversa. Tuvimo' suerte de que eso bastara para traerte. Tu' amigos sin duda han llegado ya, y espero que al lugar adecuado.[/color]

No dijo cuál era ese lugar adecuado, pero un escalofrío recorrió el cuerpo de cachorro de Adonis al pensar que quizá estuvieran debajo de la borrasca negra, que se recortaba amenazadora en el horizonte justo delante de ellos. ¿Se encontrarían bien? Rafiki creyó que les iba a traer en su forma astral, como sacando sus espíritus del cuerpo y metiéndolos en... bueno, en algún muñeco de madera y paja, un cuerpo falso hecho para ello. Pero al final ellos habían regresado solos.

***
[+] Spoiler
Hyenas - The Lion King Complete Score
[color=FFCC00]-Ahora te explicaré todo. Hace mucho tiempo, nasió un pequeño cachorro como tú, destinado a convertirse en rey. Mucho' auguraban que sería el má' poderoso de todos los que se habían conosido, pero cuando alguien trataba de ver cómo sería su reinado el futuro era oscuro y borroso. Este león creció y se convirtió de hecho en el rey que todo' creían... pero usó su poder para gobernar con tiranía y casi echó a perder el reino. Hubo alguno' que intentaron expulsarle, pero aun si eran má fuerte' no conseguían nada. Se decía que estaba protegido por un poder maligno, y no fue hasta que Tembo, el líder de lo' elefantes de aquel entonses, anuló toda la magia del reino durante un día entero que fue derrotado. El espíritu maligno que le había ayudado se reveló y trató de escapá, pero estaba unido al rey, y Tembo le retuvo usando toda su fuersa vital para mantenerle encadenado a la tierra.[/color]

A medida que progresaba la historia, mandril y león siguieron avanzando. La hierba alta no era un gran problema para Rafiki, pero había zonas donde todo lo que Adonis podía ver eran matojos secos y algún que otro arbusto.

[color=FFCC00]-Todo eso pasó hace ya mucho' años, y los demá' reyes han gobernado bien... salvo Scar. Pero éste no contaba con el poder maléfico de lo' espíritus. Y ahora Mngwa, el antiguo rey tirano, se la' ha ingeniado para regresá. Cuando lo' reyes del pasado mueren pasan a observarno' desde las estrellas... Pero al poco de morir Mngwa, una gran estrella fugaz cayó en el cementerio de elefante', convirtiéndolo en el lugar lúgubre que es ahora. El suelo se hundió y lo' vapore' de la tierra salieron, apestando y pudriendo todo con el poder del espíritu oscuro. ¿Y qué hay en la estrella, sino el tirano Mngwa, esperando despertar? Desde entonses, cada vez que un elefante nota que le ha llegado la hora, se dirige al cementerio para dar sus último' momentos de vida y así mantener atrapado al espíritu maligno y al rey, que ya no pueden ser considerado' cosa' separadas.[/color]

La hierba alta dio paso a los arbustos, estos a las rocas y colinas, y finalmente ambos se encontraron de pie ante las piedras renegridas del cementerio de elefantes. El frío se hizo más intenso y la atmósfera más agobiante con el aire viciado que precedía a la tempestad. Justo delante había varias grietas y huecos entre las piedras ajadas, que se notaban sólo por el negro más intenso que la roca. Ahí empezaba su tarea.

[color=FFCC00]-Vamo', chico. Hemo' de darnos prisa. Mngwa puede ser vencido otra ves, pero ahora es un espíritu oscuro. Si le vecemos sin más, sólo nesesitará tiempo para volver a amenazar al reino. Para evitarlo tenemo' que combatir la magia con magia, pero para eso necesitamos un pedazo de la estrella en la que regresó a la tierra. Eso es lo que debe' encontrar, chico. Y tu olfato tiene que guiarte. Busca algo que huela a podrido... pero no sólo a podrido, porque eso es cualquier parte de ese agujero de hiena'. Busca algo podrido... pero diferente. Algo que huela como nada que haya pisado alguna ves la sabana.[/color]

Rafiki y Adonis contemplaron las imponentes piedras. Desde lejos no se apreciaba, pero ahora se veía claramente que parte de las formaciones alargadas y puntiagudas no eran minerales, sino óseas. Esqueletos enteros de elefantes que llevaban años yendo a morir a aquel lugar funesto contrastaban con su blancura deslucida y ajada. No parecía haber una manera clara de internarse en aquel laberinto de colinas sembradas de huesos hasta que dieron con dos posibilidades. Una era un angosto túnel descendente formado por una elevación rocosa y una losa de varias toneladas que debería haber estado a su lado en idéntica posición, pero que debía hacer bastante que se había roto y caído sobre la primera. La otra pasaba por un lateral del cementerio, internándose en lo que parecía un zarzal que prometía pinchazos y desgarrones a cualquiera que se acercara.
[+] Spoiler
Vamos a jugar a un juego... Habrá tres post de dos elecciones cada uno. Dependiendo de lo que escojas, basándote en lo que percibes y hasta cierto punto en el entorno, deberás encontrar el camino hasta el fragmento de estrella. Dependiendo de lo acertado o errado de tus elecciones, cosas pasarán... y no se revelarán hasta el final. He aquí la primera elección...
________________________________________________________________
El olfato de Adonis tenía que ponerse a trabajar. Al acercarse al túnel, el olor a podrido que se percibía desde la sabana próxima se veía incrementado. El hedor era posiblemente la cosa más repugnante que el cachorro hubiera tenido la desgracia de oler jamás. Por alguna razón, en el fondo de aquella peste se notaba también un tenue vaho que costaba identificar. En cuanto al zarzal, la peste quedaba desperdigada sólo en parte, ya que la descomposición vegetal que lo inundaba sólo era un poco mejor y se veía aderezada seguramente por los excrementos de los rodeores que quizá lo usaban de casa. No obstante, tenía cierto regusto metálico cuando uno se acercaba.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

8:43 PM - Nov 03, 2013 #25

Poco acostumbrado a correr y al excesivo ejercicio físico, aunque el cuerpo de león resultaba ser mucho más resistente que su enclenque forma humana, Adonis jadeaba mientras trataba de no perder a Rafiki de vista, incluso necesitando usar su oído en las zonas de altas hierbas cuando sus ojos no eran suficientes. Corriendo durante todo el trayecto, el gran felino blanco no pudo hablar, concentrado en respirar y en escuchar al simio.

Una vez se detuvieron, Adonis tomó unas bocanadas de aire, tosiendo en cuanto parte de la peste del lugar entró por su garganta. Agitó la cabeza, y mientras continuaba escuchando a Rafiki, no pudo evitar alzar la mirada en ocasiones, un escalofrío recorriendo su espina dorsal ante la visión de los enormes restos óseos, las afiladas rocas o las negras nubes sobre ellos. Ya en cuanto las vio, el mago sospechó que no eran naturales, y la historia del mandril sólo lo confirmó. El aire frío tampoco ayudaba a sentirse confortable, precisamente:

-¿Podrido, pero diferente? -no estaba muy seguro de cómo iba a saber aquello, pero asintió lentamente- Está bien...

Avanzó lentamente junto a Rafiki, hasta que encontraron lo que parecían dos bifurcaciones. Teniendo en cuenta que no estaba acostumbrado a un fino olfato, Adonis no se encontraba seguro sobre lo que podría o no podría haber pisado nunca la sabana. Pero no por ello no iba a intentarlo. No es que tuvieran más opciones, y seguía sin saber dónde se encontraban Lucy y Vic.

De modo que se puso primero con el túnel. Sintió su estómago revolverse un poco con la fuerte peste, pero aguantó lo suficiente para cerrar los ojos y centrarse en el olor por un rato. Sí, podía notar algo más... Pero era imposible de saber qué era exactamente. Decidió dejarlo por el momento y analizar el segundo camino. Caminando un poco hacia atrás y resoplando para quitarse el hedor de la pituitaria, el león blanco se aproximó entonces al segundo, cerró de nuevo los ojos y se centró en los aromas de allí. Menos de aquella peste, algo de excrementos... y un regusto metálico. Adonis abrió un momento los ojos, sin saber muy bien cómo interpretarlo. Podía ser metal, podía ser... sangre. En todo caso, no le despertaba agradables recuerdos.

De nuevo dio unos pasos hacia atrás, todavía dubitativo, y alternando la mirada entre ambos senderos. El de zarzas era más fácil de seguir, exceptuando los obstáculos... Pero nada le indicaba que el aroma metálico no fuese, dentro de lo que cabe, normal... El otro tenía una peste demasiado fuerte, pero era imposible notar qué era aquél vaho. En silencio, Adonis se volvió hacia Rafiki, todavía pensativo y con las orejas gachas hacia atrás...

... Para, finalmente, tomar el sendero del túnel, de nuevo la nariz trabajando y tratando de localizar aquél desconocido vaho.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

10:20 PM - Nov 09, 2013 #26

Adonis, seguido siempre de cerca por Rafiki, se adentró en el espacio bajo las rocas. Apenas recorrieron una decena de metros, el cachorro esquivando alguna que otra piedra grande y el mandril agachándose para evitar golpearse la cabeza. Más de una vez tuvo problemas para avanzar por culpa de su bastón, hasta que finalmente optó por dejar de usarlo como apoyo y emplear en su lugar las mismas paredes de roca.

Al poco rato dejaron atrás la roca caída y el desfiladero que conformaban el túnel y llegaron a una zona de tierra suelta y seca. Difícilmente podría crecer nada allí salvo los arbustos más duros y el mismo tipo de espinos que habían visto antes de entrar. De hecho eso era casi lo único que no estaba completamente inerte. Todo lo demás eran huesos, tierra y piedras.

Rafiki caminaba pensativo. Carecía del olfato necesario para moverse sin error por un lugar así, de modo que casi puede decirse que iba a ciegas. Sin embargo, fue él el primero en percatarse del gran hoyo que había en la hondonada a la que habían llegado, y empleó el bastón para desviar a Adonis de una trayectoria que le habría hecho caer dentro.


[color=FFCC00]-Cuidado ahora, chico. Este sitio e' peligroso e inestable hasta para quienes viven aquí. Usa tu olfato pero no olvide' mirar por dónde pisas.[/color]

En realidad, Adonis se habría dado cuenta antes o después del agujero, pues aunque al principio no parecía muy grande, sólo era una impresión provocada por unos arbustos tupidos que tapaban la vista. Realmente la fosa en cuestión ocupaba la mayor parte de la hondonada, y sólo había dos maneras de rodearla. Una pasaba por caminar pegados junto a la pared rocosa, por encima de unos huesos que habían ido formando una repisa natural que ascendía poco a poco. El final de ésta se perdía tras un recodo perfilado por el débil sol que brillaba en el horizonte, como si se estuviera agachando para ver por debajo del manto de nubes. La otra posibilidad era continuar por la derecha. El pequeño valle tomaba una suave pendiente descendente que terminaba junto a una gran osamenta. Al lado de ésta, rodeada ominosamente por los colmillos del elefante muerto, había otra cavidad.

Nuevamente Adonis debió poner su nariz a trabajar. Dentro del ya habitual hedor a podrido, ahora había unas diferencias bastante claras entre ambos caminos. El primero, cuyo olor era algo más vivo debido sin duda a la altura que tomaba, tenía cierto matiz dulzón que recordaba ligeramente al del zarzal, quizá algo más fresco y sin duda carente de excrementos. Era complicado saber a qué podía deberse sin acercarse más, y no tenían tiempo para indagar. Al otro lado, el aire era más frío, y estaba teñido de un tufo apestoso que dejaba un regusto aún peor. Cuando olfateaba le vino a la cabeza inmediatamente el olor de comida podrida, y no precisamente carne; eso sería lo normal del entorno. De nuevo la causa era una incógnita y seguían teniendo prisa por alcanzar el centro del cementerio.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

10:48 PM - Nov 09, 2013 #27

A pesar de que Adonis estaba centrado en seguir aquél, por ahora, desconocido olor, necesitaba resoplar a menudo para despejar un poco el olfato de aquella peste, y aprovechaba aquellas pausas para detectar y esquivar las diferentes rocas que se encontraron por el camino. Internamente dio gracias por tener el estómago vacío en aquél momento, o pronto protagonizaría una escena un tanto desagradable.

Pero pronto se centró de nuevo en el rastro, tan ensimismado que no se dio cuenta del gran hoyo antes de que Rafiki le advirtiera. El león blanco se detuvo y se volvió para mirarle, parpadeando antes de analizar los alrededores. Pronto vio la gran oquedad, así como los posibles caminos a tomar, de nuevo dos.

Tras un leve suspiro y resoplar de nuevo para despejar la nariz, Adonis se puso a olfatear: Un regusto dulzón a la izquierda, más fresco. Demasiado fresco. Sin duda era más agradable que el pestazo de por sí, pero el mago blanco no se encontraba convencido del todo, aún a pesar de no poder despejar del todo la incógnita del por qué. Primero tendría que comprobar la dirección del otro camino...

En cuanto se desvió y olfateó el aire, el pestazo le hizo arrugar la nariz y toser un poco. Pero pronto se centró y continuó indagando:

-Co... ¿Comida...?

Murmuró para sí, frunciendo un poco el ceño. Sí, olía como a comida podrida, y no carne precisamente. ¿Pero no habitaban sólo animales allí? Para distinguirlo mejor, necesitaría adentrarse más, como en el otro camino, y no había tiempo para ensayo-error.

Recordando las palabras sobre buscar algo "que huela a podrido, pero diferente", esta vez Adonis creyó tenerlo más fácil. Así que apenas dudó en esta ocasión cuando avanzó por el camino de la derecha, siguiendo el nuevo pestazo.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

11:41 PM - Nov 25, 2013 #28

Adonis iba con la nariz apenas a un centímetro del suelo. No es que aquel olor le gustara, más bien lo contrario, pero no quería perderlo. La peste a descomposición era general, pero el rastro que estaba siguiendo no. El descenso por la hondonada hasta el gran cráneo de elefante no tuvo mayor inconveniente. La reticencia a entrar en una cavidad que era vigilada tan de cerca por un paquidermo esquelético ya era algo bastante más incómodo. La expresión de la calavera era de todo menos alentadora, y los grandes colmillos apoyados contra el suelo tenían sus extremos marfileños apuntando en su dirección. Si no fuera por el relato de Rafiki sobre los elefantes que dieron su último aliento para mantener encerrado un gran mal, aquel rostro descarnado seguramente le hubiera hecho temblar. Aquel, como tantos otros, había entregado lo que quedaba de su vida por una misión.

El león y el mandril entraron en la cuevecilla. Rafiki hubo de agacharse de nuevo, pues no era muy alta. El olor a podrido se intensificó. Poco a poco, Adonis iba recordando algo que olía parecido: los huevos. Fue entonces cuando cayó en la cuenta de qué estaba percibiendo. Sólo una cosa en la naturaleza huele como los huevos podridos sin ser huevos podridos. Al girar un recodo del pasaje, una vaharada de enfermizo color entre amarillo y verdoso se elevó ocupando todo el hueco de la salida. Vapores de azufre.

Tal como contara el viejo simio, una estrella había caído en aquel lugar, y antes de que su maldad se extendiera Tembo, el líder elefante, había acudido sabedor de lo que aquello presagiaba. Y lo que había encontrado era un gran cráter, en el que la hierba de la sabana había sido erradicada y la tierra y las rocas apartadas como si fueran paja, dejando sólo un montón de escombros renegridos y desolados. El impacto había sido lo bastante grande como para alcanzar el lugar donde los gases volcánicos del centro del mundo bullían y se agitaban. Y ese era el resultado. Varios lugares del cenemterio de elefante sonaban como una olla a presión, y el olor insoportable del sulfuro impregnaba todo con su peste y hacía que las hienas no se lo sacaran de encima por mucho que se bañaran.


[color=FFCC00]-¡Oh, este sitio e' nauseabundo! Recuérdame que nada má' salir de aquí me dé un buen baño.[/color]

Adonis iba delante, tan distraído con los silbidos, los géiseres y los estrambóticos colores de las rocas. Estaban en lo que antes debía haber sido una caverna, pero parte del techo se había derrumbado y se podía ver el oscuro cielo encima de sus cabezas. Las piedras que formaban la pared estaban amarillentas, y en el centro había varios cráteres pequeños de los que emanaba el vapor apestoso. El mago blanco iba tan distraído con todo eso que no vio cómo un par de ojos malévolos acechaban desde una roca. Por suerte, el observador oculto no fue muy sigiloso, y al colocarse movió los huesos de una vieja carcasa de antílope. Un borrón gris se precipitó sobre el cachorro albino, pero el bastón de Rafiki le paró en seco. Dos hienas más salieron de entre las sombras, chasqueando los dientes con su macabra risa. La primera se levantó, agitando la cabeza para reponerse del palo. Rafiki se puso delante y blandió el cayado de una forma que a Adonis, de haber pertenecido a otro mundo, le habría recordado a un artista marcial.

Sin embargo, las hienas no atacaron. Se limitaron a gruñir, pero algo de lo que veían les hacia mantener la distancia. Quizá fuera el bastón de Rafiki. Tal vez el raro color de Adonis. Puede que la simple presencia de ambos allí tuviera que ver. Sin duda las hienas también tendrían que haber sentido que algo malo se avecinaba, pero no habían huido. El motivo de que siguieran ahí se escapaba de la mente del joven león, quien tampoco tenía especiales motivos para ahondar en ello.


[color=FFCC00]-Éste es su hogar, así que no quieren abandonarlo. Aunque el reinado de Simba es má' permisivo que el de Scar o el de Mufasa, mucha' hienas siguen viviendo aquí. Saben que pasa algo malo, pero no saben la causa.[/color]

-Sí, sí que la sabemos.

Una hiena se había acercado cojeando. Tenía poco pelo y algunas calvas evidenciaban problemas de sarna. Uno de sus ojos estaba cerrado y no tenía buen aspecto. El otro era amarillo y vidrioso, pero miraba fijamente a Adonis.

-Una visión reveló que el espíritu de un león vendría para maldecirnos. Un león fantasmal... llegado de la nada para atormentarnos. Tú eres la causa de que todos se hayan ido. Sólo quedamos unos pocos y todo el reino está destruido. No hay donde huir... nos alcanzará de todos modos, tal como lo vi en mi sueño... – dijo la hiena sin dejar de mirar el pelaje blanco de Adonis.

Rafiki sabía que no tenían tiempo que perder, por lo que siguió adelante. Pocos en la sabana conocían de verdad la historia sobre Mngwa. Las hienas en particular habían llegado al cementerio tiempo después de que Tembo lo hubiera instaurado. Poco sabían, siendo nómadas en aquel entonces, lo que había pasado en el sitio que ahora llamaban hogar. Si bien el sueño de la hiena no había sido del todo inexacto, se había equivocado de león. El simio miró serio durante un segundo y siguió túnel adelante.

[color=FFCC00]-Vamo', chico, no dejes que te afecte.[/color]

-La maldición ha caído sobre nosotros... – recitaba mientras en bajo la vieja hiena hasta que la distancia se llevó su voz.

Rafiki llegó hasta otra bifurcación justo en la repisa a la que daba el túnel que habían seguido. A sus pies había un precipicio aún más alto que el anterior. Sus sentidos místicos le decían que estaba cerca, pero las estrellas del cielo encapotado no le darían consejo. El olfato de Adonis seguía siendo lo único que podía ayudarles a llegar al lugar exacto. Llegados a este punto sólo había dos rutas posibles: una consistía en un puente de hueso que terminaba en un estrecho camino de roca, a cuyos lados había más huesos, una larga caída y un mar negro. Este camino trazaba numerosas curvas cerradas y se perdía de vista tras una nube de vapor sulfuroso. El otro itinerario que se podía seguir era trepar por la pared en la que se abría el pasadizo y moverse lateralmente hasta alcanzar un terreno más firme. El sol podía indicar la dirección en la que habían venido y hacia la que se dirigían, pero cualquiera de los dos caminos podía girar hacia el lado equivocado o hasta dar media vuelta.

El olor que venía del frente estaba impregnado de azufre. La descomposición de años y los gases volcánicos eran demasiado fuertes como para dejar sentir algo más. Y sin embargo... ahí estaba. Era como sentir el roce de una brisa en medio del eterno empujón de un huracán. Un leve rastro de... de algo imposible de identificar. Simplemente, no era olor a podrido, ni a azufre.

El aire que bajaba de la pared de roca era diferente. No estaba tan empañado por los géiseres, ni tan corrupto como el de la carne muerta. Era un olor fresco... gélido de hecho, y tanto más débil por cuanto era tan frío. Pero era una sensación que entraba hasta el fondo de la garganta, donde dejaba un impreciso picor que irritaba. Era como si hubiera comido un helado hecho de algo sumamente picante y acre.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

7:26 PM - Nov 27, 2013 #29

Efectivamente, lo último que le apetecía a Adonis era continuar con aquél horrible olor en su nariz. Pero no por ello se detuvo, y ni tan siquiera resopló en todo el tiempo para asegurarse de no perderlo. Sólo se paró un momento cuando percibió de reojo la gran calavera de elefante que precedía la cueva donde se internaba la peste a podrido, mirándola primero con algo de temor, luego con respeto en cuanto vio que era de elefante y recordó la historia que Rafiki le había contado... Tras lo cuál, continuó adelante, su nariz de nuevo casi pegada al suelo como si, más que un felino gigante, se tratara de una suerte de sabueso albino.

Del mismo modo que el mandril tuvo que agacharse, el león necesitó doblar un poco las patas y arquear el lomo, a pesar de seguir siendo más pequeño y delgado que la media. El olor le iba resultado cada vez más familiar, hasta que finalmente frunció, dándose cuenta del por qué: le recordaba al de huevos podridos. En principio, demasiado centrado en su misión, no supo explicar aquello, hasta que la evidencia le golpeó en cuanto entraron en el cráter: Azufre. Sus ojos se pasearon por el cráter, sabiendo que ese debía de ser el lugar del impacto de la estrella. Eso le dio esperanzas.

Mientras seguía el rastro aún, Adonis sonrió un momento con el comentario del Rafiki, aunque se encontraba demasiado concentrado para responder. De hecho, entre los silbidos, los colores y los géiseres le estaba costando concentrarse. Incluso cuando su fino oído se movió al sentir el sonido de huesos moverse, su cerebro tardó un poco en asimilarlo, y para cuando alzó la cabeza hacia el origen, vio a la hiena prácticamente encima suya. Por fortuna, el simio fue más rápido, y pronto el mago blanco se encontró detrás suya, sus ojos fijos en el nuevo grupo. Su lomo se erizó, y mostró los colmillos al principio... Pero pronto relajó su posición cuando se dio cuenta de que no atacaban de nuevo. Y también de que no quitaban ojo de su pelaje blanco. Y pronto supo por qué.

Pronto sus iris, violáceos con los colores del lugar, pasaron a la hiena que estaba hablando, contemplándola con una mezcla entre un poco de asco, y básicamente pena. Él no sabía de los problemas que las hienas habían dado al reino cuando obedecían a Scar, y deseó poder curarla, aún sabiendo que, en aquellos momentos, no resultaba ser la mejor de las ideas. Sus palabras no ayudaron, haciendo que el gran felino agachara las orejas como un cachorro que había sido pillado tras romper el jarrón favorito de su dueña. Sólo las palabras del simio le hicieron reaccionar, retomando el camino y el olor, y tratando de ignorar el cántico de la hiena. Aún así, sintió escalofríos, e incluso le pareció, en el fondo de su mente, oír la risa sarcástica de Herdeus. Aunque no lo tenía del todo claro. Aún sabiendo que había sido confundido en aquél sueño con Mngwa, no pudo evitar que la duda se asentara en su corazón, y dando pronto paso a la determinación: No. No esta vez. No iba a ceder a la oscuridad esta vez. Había sólo una forma de salvar aquél mundo, y lo haría por las buenas.

Una vez más, dos posibles caminos, dos opciones. De nuevo, un olor que le fue imposible de matizar, pero ahí estaba. Y como iba siendo habitual, aún así Adonis exploró la otra opción también. Frío, menos cargado, pero que pronto le secó la garganta y le hizo toser. Retrocedió unos pasos y esta vez se sentó sobre sus cuartos traseros, dubitativo: No reconocía ninguno de los dos olores, y esta vez no tenía ningún modo de saber cuál podría ser el más adecuado. Aquél frío podría ser o no natural, y sus sentidos mágicos no estaban tan desarrollados para sentirlo. Y de nuevo aquél olor que se afanaba en esconderse y no dejar sentir más allá de su mera presencia. Al mago blanco le tomó más o menos un minuto en decidirse... Y finalmente se alzó de nuevo sobre sus cuatro patas.

"Que los dioses nos protejan..."

Aquél pensamiento era más pura costumbre que fe real, pues posiblemente los dioses de su mundo de origen habían sido tragados por la oscuridad junto a lo demás... Y tampoco es que tuvieran mucho poder allí, precisamente. Pero al menos le ayudó a reunir el suficiente valor para, finalmente, ponerse a detectar de nuevo aquél esquivo rastro, y comenzar a cruzar el puente de huesos.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

12:07 AM - Dec 09, 2013 #30

Adonis y Rafiki enfilaron el estrecho camino de roca que zigzagueaba sobre el abismo. Había el sitio justo para pasar uno cada vez, y en algunas partes la estrechez era tal que debían andar con una pata justo delante de la otra para evitar precipitarse al vacío. Para ellos estaba siendo lo mismo que caminar por el lomo de una serpiente de roca que avanzaba sinuosamente hacia el frente mientras esquivaba frenéticamente columnas de gases sulfurosos. El frente, que no era sino otra pared rocosa que ya empezaba a ocultar el sol. Pronto se haría de noche, y en la sabana eso no solía esperar por nadie.

El olor seguía teniendo las trazas de azufre que eran de esperar. Ahora también suspendidos en el sendero el frío les envolvía como un sudario. Y el leve rastro de algo que era, pero a la vez no era, persistía con la misma intensidad. La sensación era sumamente extraña. Era algo familiar que jamás había notado antes. La misma descripción era contradictoria. Poco a poco, el viento que soplaba en aquellas alturas arrastrando las nubes verdosas amainó, convirtiéndose en una leve brisa fría. Fue un alivio, ya que las corrientes de aire eran traicioneras y tan pronto ayudaban a mantener el equilibrio como a perderlo.

Un pedazo de roca se separó del suelo con un crujido seco. Adonis se detuvo, presa del pánico. Rafiki, detrás de él, se agazapó por si era necesario agarrarlo. El puente de roca no flaqueó, en aquel momento. Suspiraron con más calma, cuando lo que debieron haber hecho es prepararse para lo peor. Aquel fragmento fue el primero de muchos que empezaron a caer, tanto delante como detrás de la pareja. A no tardar se vieron inmersos en una larga caída, rebotando en lo que quedaba del pilar donde se apoyaba aquel tramo. La roca y el hueso que lo formaban les golpearon y zarandearon duramente mientras la negrura del fondo del precipicio se iba tornando gris conforme el suelo se acercaba. Entonces la oscuridad se cerró sobre ellos, adoptando el nombre de inconsciencia.

***FF IX OST - Iifa tree***

Al volver en sí, los ojos ya estaban acostumbrados a la falta de luz que imperaba en aquel paraje. Adonis no se sentía especialmente maltrecho y podía ponerse en pie. Al parecer, el golpe no había sido tan fuerte como cabría esperar. El suelo era de tierra húmeda y estaba cubierto por una densa capa de niebla que le pasaba rozando la barbilla. El aire era gélido, más que el de cualquier otro lugar donde hubiera estado hasta el momento. El aliento formó nubecillas delante de él. La niebla, se fijó, se desplazaba lenta y pesadamente en dirección contraria a la que estaba mirando. Y ¿dónde estaba mirando?

A una parte más oscura que el resto. Allá, en lo alto, el cielo estaba aún cubierto por las nubes, cuyos ribetes se veían ahora apenas tintados por los últimos retazos de luz solar. Eso apenas alcanzaba las piedras más altas del acantilado, que se cernían ahora sobre su cabeza como las paredes de un pozo sin fondo. Y naturalmente, allí abajo sólo su visión mejorada de felino le permitía ver con cierta nitidez. Ah, pero no ahí. No en ese cúmulo de negrura que tenía delante, del que se alejaba la niebla. Y es que conforme uno se acercaba, el aire se hacía más seco y hasta cálido al principio. O más bien bochornoso, como al sobrevenir de una tempestad. El cambio era paulatino, pero no hacía falta más que unos pasos antes de que la situación se invirtiera del frío al calor. Entonces le asaltó en toda su gloria el olor.

Picante, casi hacía estornudar. Diferente del hedor a descomposición permanente. Algo que era familiar sin haberlo olido nunca. Olor a quemado, y a piedra y tierra. Pero no la tierra normal sino el mantillo torturado por la magia negra. No la piedra normal… sino otra que venía de muy lejos, portando una corrupción que era ajena, pero no desconocida, en relación al mundo. Una estrella negra en el fondo de aquel pozo de sombras.


Ahí estaba. Era como una roca, fragmentada en pedazos triangulares y afilados que se abrían como una flor apuntando hacia arriba. Su color era negro, opaco, pero en la superficie destelleaban puntos y líneas suaves, como pepitas y vetas de un mineral con luz propia de un suave color azulado. Era esa forma oscura y parpadeante la que había levantado la tierra formando aquella depresión, y trayendo consigo algo no esperado ni deseado. De más cerca se podía apreciar que en el centro no había nada. El astro caído estaba vacío, como si le faltaran fragmentos o se hubieran volatilizado al caer. En su lugar una densa masa líquida rezumaba y se filtraba poco a poco entre las grietas del suelo de roca. Ver cómo esa sustancia se deslizaba tenía algo atrayente y que ponía los pelos de punta.

Rafiki estaba tendido no lejos de allí. Su caída no debía haber sido tan buena, ya que aún estaba inconsciente. El cayado estaba en el suelo, no lejos de sus manos. Afortunadamente, la magia blanca de Adonis podría reanimarle. Es decir, podría reanimarle… si le dejaban. Detrás del mandril hubo un pequeño ruido de remover de piedras. Se abrieron entonces dos pares de ojos amarillos que brillaron a los lados de la estrella destrozada. Ayudar al viejo simio y conseguir un pedazo de estrella no iba a ser tan sencillo.
[+] Spoiler
Aparecen Primates Y x 2

Primate Y
Los Primates Y forman la mitad de los sincorazón del tipo Primate que existen. Son oponentes fieros que atacan con agilidad y fuerza bruta. Son de un sobrenatural color azulado oscuro y tienen forma de mono, con fuertes brazos adornados con brazales y una larga cola prensil. El símbolo de los sincorazón destaca grabado en su pecho mientras sus ojos aviesos no dejan de seguir el movimiento del oponente.
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

9:20 PM - Dec 16, 2013 #31

Adonis trató de concentrarse ya no sólo en seguir el rastro, sino en clavar su mirada en el terreno por el que estaba caminando en vez de en los precipicios a ambos lados. Aún así hubo veces en los que tenía que aminorar demasiado el ritmo para mantener el equilibrio, en un intento también de reprimir la frustración por la falta de tiempo. Sin embargo, flaco favor haría a Tierras del Reino si se despeñaba. Por ello, logró mantener la calma lo suficiente.

El aroma en sí le estaba intrigando también. Era el cómo olería la contradicción, de poder ser detectada por el olfato. El león blanco estaba convencido de que jamás había captado algo similar, sin embargo le resultaba familiar al mismo tiempo... ¿Cómo era posible? Tal vez ese fuera el rastro que realmente estaban buscando. Algo que no podía pertenecer a aquél mundo.

La roca cayendo le hizo detenerse en seco, el corazón amenazando con salirle del pecho tras el sobresalto. No obstante, nada pareció pasar, y soltó un suspiro de alivio... Alivio que no duró demasiado cuando el derrumbamiento se produjo, y ambos animales se precipitaron al vacío. Adonis gritó, se volvió y trató de usar las zarpas para frenar la caída, pero su cuerpo chocó sin piedad contra los huesos y paredes de piedra del precipicio, hasta que la oscuridad de la inconsciencia le recogió entre sus brazos.

...

Cuando recuperó la consciencia, Adonis se levantó despacio, sorprendido al encontrarse menos maltrecho de lo que imaginaba. Aquél cuerpo era más resistente de lo que pensaba, y estaba agradecido por ello. Sus zarpas se hundieron un poco en la tierra blanda, en una escalofriante caricia. No tuvo mucho tiempo de pensar, pues pronto notó el movimiento de la niebla, el cambio brusco de temperatura al avanzar unos pasos... Y la estrella. El olor, aún desconocido, le resultaba demasiado familiar, demasiado cercano. Oscuridad. Corrupción. Herdeus se revolvió en lo más profundo de su mente, atraído por aquella roca negra como ónice. Sus ojos permanecieron observando el líquido del núcleo deslizarse, casi hipnotizado. Tras unos segundos y un escalofrío que le recorrió el cuerpo y le erizó el pelaje, finalmente el mago blanco apartó la mirada para encontrarse con una figura familiar tendida en el suelo:

-¡Rafiki!

Adonis comenzó a aproximarse al cuerpo inconsciente del simio, cuando entonces oyó el sonido de piedras moverse. Se volvió a tiempo para ver los ojos amarillos a ambos lados de la estrella, y se apresuró a colocarse junto a Rafiki. Forzándose a concentrarse, el león blanco susurró unas palabras cerca de su oído, sonando como dos voces al mismo tiempo... Aquello debería ser suficiente para reanimarle. Una vez terminó el conjuro, y sin tiempo para pararse a ver el resultado, se volvió para encararse a los Sincorazón, colocándose entre ellos y Rafiki y mostrando sus colmillos en una mueca amenazante que resultaba incluso convincente para un león. Algo así no funcionaba contra aquellos seres carente de sentimientos, claro... Pero era el instinto el que hablaba en aquél momento.
[+] Spoiler

Ya que la dote de mundo anda perdida en la primera página, la pego aquí otra vez:

La Fuerza del León: La constitución y la fuerza de este nuevo cuerpo es muy superior a la de su cuerpo humano. Por consiguiente recibirá una bonificación de +4 tanto a la resistencia como al poderío físico. Esto no afectará al cálculo de sus PV.

Ahora vamos con el resto:

-Arcano: Los magos tienen mayor poder mágico que el resto de clases. Por esto, sus PM son el doble de lo normal.

-Recuperación rápida: Recuperas PM el cuádruple de rápido en el modo Recarga PM.

-Huésped diabólico: Aunque Herdeus no haya conseguido volver a tomar el control sobre Adonis al estar fuera de su mundo, todavía mora en lo más profundo de su inconsciente. Ante la presencia de seres de alineamiento malvado o incluso Heartless, Adonis puede llegar a oír la voz del demonio, lo que le desconcentrará. En combate, si los PO de un Heartless o los PC de un ser de alineación Malvada supera la puntuación de PC de Adonis, éste tendrá que forzarse más para concentrarse en realizar hechizos, y gastar 1 PM extra en la ejecución de éstos. Si la ventaja es del doble o más, gastará 2 PM en vez de 1, pero si el PC del mago es igual o superior, el demonio no se hará notar. Al mismo tiempo, aunque Adonis no lo sepa, mientras esté fuera de su mundo no podrá ser poseído de nuevo. Pero, en cuanto regrese a él... Herdeus volverá a tomar el control.

Y ahora la acción de combate en sí:

-[A] Lázaro:[/b] (10): Despiertas a un Aliado inconsciente (0 o menos PV), dejando sus PV actuales a un 15% de sus PV máximos. Si se usa contra No-Muertos, se considera un ataque mágico que hace 20 PV de daño directo (sin posibilidad de defensa, resistencia, o armadura). Requiere Sabiduría 10 y Valor 8. -> A Rafiki.

-Corazón: 11/11
-PM: 60/70
-PV: 40

(Diox, me he oxidado demasiado xD)
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

8:11 PM - Jan 07, 2014 #32

El efecto no fue inmediato, pero poco a poco una débil luz recorrió el cuerpo de Rafiki desde la cabeza hasta la punta de la cola torcida, llenándolo con su cálido resplandor. Una vez lanzado el conjuro, Adonis se puso delante, pero no pasó mucho tiempo hasta que el repiqueteo de un bastón se dejase escuchar.

El mandril se levantó, frotándose la cabeza allí donde un pequeño chichón podía estar formándose. Dada la distancia de la caída y lo afilado de las piedras, ambos habían tenido suerte de ser ese el único daño sufrido. Claro que eso podía cambiar enseguida...


[color=FFCC00]-Eso ha dolido... y sigue doliendo, creo que va para rato. Te debo una, chico. Ahora vamo' a darles lo suyo a esto' bichos, y rápido. Hay que darse prisa[/color] - dijo.

Nada más terminar de hablar, dejó de usar el cayado para apoyarse y lo enarboló girando a los lados y por encima de la cabeza, para ir a detenerse sosteniéndolo con una mano mientras la otra mostraba la palma vacía a los sincorazón. Adonis observaba sorprendido, y poco a poco notó que se iba sintiendo más resuelto. Rafiki giró entonces la mano. Los dedos se movieron en un gesto desafiante hacia los guardianes de la estrella, invitándolos a acercarse.
_______________________________________

Rafiki es reanimado.

-[A] Demostración de fuerza: (4) Rafiki y un máximo de tres aliados reciben una mejora a su atributo de Fuerza de 3 puntos.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

7:32 PM - Jan 08, 2014 #33

***FF IX OST - Run!***

La respuesta de los sincorazón al desafío del simio no se hizo esperar. Uno de ellos, de dos poderosos saltos, se plantó ante ellos y se golpeó repetidamente el pecho. Casi de inmediato, sus gestos y movimientos se hicieron más decididos y temerarios. Su compañero no optó por demostrar su fuerza y en lugar de eso dio un brinco para bajar del risco en el que se agazapaba y avanzó veloz hasta Rafiki, al que intentó golpear con ambos puños a la vez.

Adonis no iba a tener tiempo de quedarse mirando. No sólo había otro enemigo que se lanzaría a por él a no tardar; en aquel sitio había otra presencia que no tardó en hacerse notar. El susurro de una voz chillona llenó los oídos del joven león, que no sabía si era un sonido real o sólo estaba en su cabeza.

La estrella caída empezó a agitarse y temblar como un flan. Las vetas brillantes se oscurecían al paso de una sombra carente de luz que la proyectara. El susurro se hizo más intenso y alcanzó su punto más estridente cuando una masa de lodo negro y apestoso emergió del suelo a las patas del Adonis. De inmediato una sensación mareante se apoderó de él. Quedaba claro que aquello no era en absoluto sano.
[+] Spoiler
Primate Y 1 hace:
- [A] Embrutecer (4): todos los aliados cercanos doblan su poderío físico durante tres turnos. Efecto no acumulable.

PV: ??/??
PM: 4/??

Primate Y 2 hace:
- [A]Zarpazo (11/0) A Rafiki.

PV: ??/??
PM: ??/??

Crisálida despierta.

Crisálida hace:

- [A] Toxina (3): provoca el estado alterado "Veneno" a un enemigo. Si ya poseyera ese estado pasará a tener el estado "Ultraveneno". A Adonis.

PV: ??/??
PM: 3/??
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

12:24 PM - Jan 11, 2014 #34

Adonis se volvió un momento sólo para dedicarle una suave sonrisa a Rafiki como respuesta, antes de intentar centrarse de nuevo en sus enemigos. Se parecían un poco a su compañero simio, pero claramente se trataban de Sincorazón. A medida que se fue sintiendo más resuelto, el león blanco sacó las zarpas en un acto reflejo. El combate físico seguía sin ser su fuerte, pero al menos no se sentía tan frágil como en su cuerpo humano. Especialmente con un aliado en combate.

No obstante, cuando se disponía a atacar a uno de los Sincorazón, de pronto un susurro le distrajo, convirtiéndose en un chirrido al mismo tiempo que sintió algo viscoso salpicarle desde los pies, así como una sensación de mareo. Adonis trastabillo un poco, y agitó la cabeza en un intento de espabilarse. Aquello resultaba venenoso, pero... Debía reaccionar rápido. Por lo que pronto se enderezó en su sitio y se encaró al simio oscuro que no había atacado aún, mientras susurraba unas palabras. Su pelaje comenzó entonces a brillar un poco, pareciendo iluminar incluso la zona al ser ya blanco de por sí. Si el primate esperó que aquello le afectara, no resultó ser así... Pero el mago blanco no había terminado aún.

Después de aquellos susurros, Adonis comenzó a realizar otros, esta vez en un tono diferente, y cogió una bocanada de aire profunda. Aquél ataque era ya viejo, y normalmente no muy poderoso... No obstante, en cuanto el mago blanco lanzó un poderoso rugido hacia el Sincorazón, el aire que liberó pareció más afilado de lo que resultaría normalmente.

Adonis había tomado la palabra de Rafiki, y quería acabar con ello cuanto antes.
[+] Spoiler

Adonis recibe 5 PVs de daño por el veneno.

-Curación Prolongada: (0/4) Los largos años aprendiendo magia curativa no son en balde. Adonis ha aprendido incluso a mantener el poder curativo en funcionamiento aunque no esté concentrado en el conjuro. Los objetivos de la Curación Prolongada se curan 3 PV por turno durante 3 turnos. Cuando el estado Potenciación mágica esté activo, curará 5 PV. Requiere Sabiduría 8. -> A sí mismo, curándose 3 PVs.

Adonis sigue en estado Veneno.

Uso la dote:

-Conjuro Penetrante: puedes pagar 4 PM adicionales para que un conjuro considere la resistencia Mágica del enemigo como la mitad de su valor normal. Sólo una vez cada dos turnos.

Y ahora el ataque:

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6. + 8 (poder mágico) + 5 (bastón de haya) + 4 PM (Conjuro Penetrante) = (19/6) a Primate Y 1, considerando su resistencia la mitad de su valor normal.

-Corazón: 11/11
-PM: 50/70
-PV: 38/40
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

9:59 PM - Jan 12, 2014 #35

Rafiki, una vez llevado a cabo su movimiento, se dispuso a atacar. Uno de los sincozarón se había retrasado al estar ocupado en su propio remedo de comportamiento simiesco, pero el otro ni corto ni perezoso se había lanzado a por él. El mandril esquivó con una agilidad impensable para su edad, aunque el golpe al caer del acantilado había mermado sus fuerzas y no acertó a evitar del todo las afiladas garras de su enemigo.

Él por su parte largó un buen bastonazo directamente al morro del falso mono, y antes de que éste pudiera revolverse para contraatacar, fue a por el otro adversario, que aún no se había movido.
[+] Spoiler
Rafiki hace:
-[D] Ágil para su edad: (9/1)

-[C] Arte del simio: (2) Rafiki puede hacer dos Bastonazos.

-[A] Bastonazo: (9/0), uno a cada Primate Y.

PV: 2/??
PM: 7/??
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

10:13 PM - Jan 12, 2014 #36

El golpe de viento de Adonis mandó volando hasta el fondo de la caverna al sincorazón al que impactó. Un bastonazo dado al pasar por Rafiki pareció que iba a acabar con él definitivamente, pero en vez de eso, un nuevo burbujeo del interior de la estrella causó otro efecto repulsivo: el bastón del mandril había golpeado al primate, sí, pero éste estaba cubierto por una sustancia similar a la que se había enganchado a las patas de Adonis poco antes. El golpe hizo que salpicara, y cuando tocó el pelaje de Rafiki éste se quejó ante el contacto. El sincorazón no notó siquiera el golpe del bastón, y se lanzó de nuevo a por él.

Justo ese momento le aprovechó el primate que quedaba para recorrer de una rápida carrera la distancia que le separaba del león blanco. Antes de llegar a su altura, se lanzó por el suelo, resbalando en el pringue negruzco y tratando de alcanzarle con ambas garras.
[+] Spoiler
Crisálida hace:
-[A] Escudo tóxico (3/4): añade una protección a un Sincorazón cercano. Si el enemigo ataca a ese Sincorazón con un ataque físico pasará a sufrir el estado alterado "Veneno". Para el Primate Y 1.

PV: ??/??
PM: 7/??

Primate Y 1 hace:
-[D] Salto (5/0) contra el Golpe de viento. Entran 14 PV.
-[D] Salto (7/0) Se añade el Escudo tóxico para (10/0) No entra daño de Rafiki, y éste queda afectado por Veneno.
-[A] Deslizamiento (13/3): ataque físico que se considera a distancia. Contra Adonis.

PV: 16/??
PM: 7/??

Primate Y 2 hace:
-[D] Salto (7/0) Entran 2 PV de Rafiki.
-[A] Zarpazo (11/0) contra Rafiki de nuevo.

PV: 2/??
PM: 0/??
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

4:36 PM - Jan 13, 2014 #37

Adonis sonrió cuando vio el resultado de su ataque, pero su mueca se tornó en una de horror cuando vio el resultado del de Rafiki. Podía ver que el viejo simio no aguantaría ni tan siquiera el efecto del veneno, así que tenía que cambiar prioridades e intentar primero fortalecerle. Por supuesto, era más fácil hacerlo en la quietud de una clínica o habitación que en medio de un combate. Especialmente cuando tus enemigos eran ágiles y veloces. Y es que, a pesar de su entrenamiento en una academia militar, al mago blanco le faltaba todavía experiencia práctica en combate. Y teniendo en cuenta que nunca habían estudiado los Sincorazón precisamente... Aquello iba a resultar problemático.

Pero, por suerte, en aquél momento se encontraba dentro del cuerpo de un león. Uno ágil y con buenos reflejos. En cuanto vio al primate enemigo lanzarse sobre él, Adonis empezó a invocar un escudo protector a su alrededor. Aquél deslizamiento le pilló desprevenido, pero sus reflejos, más agudizados, le hicieron pegar un buen salto hacia un lado, tan sólo llevándose un rasguño en una de las patas delanteras. Por supuesto, el veneno no estaba ayudando, pero... Todavía podía aguantar, a diferencia de Rafiki.

Un nuevo susurro escapó por entre sus labios ahora felinos, centrando sus ojos violáceos en el babuino. No estaba seguro sobre cómo funcionaría aquél hechizo en su nuevo cuerpo, pero no tardó en deducirlo, o quizás fue puro instinto. Abrió sus fauces de nuevo, pero en vez de una ráfaga de aire, fue una luz blanca la que salió de su garganta, golpeando a Rafiki y sanando al menos parte de sus heridas. Aquello no eliminaría el veneno del organismo del viejo simio, pero sí le daría más resistencia... Y más tiempo a Adonis para preparar el siguiente conjuro.
[+] Spoiler

Adonis recibe 5 PVs de daño por el estado Veneno.

Y se recupera 3 por Curación Prolongada.

Turnos C.P: 2/3

-[D] Coraza (5/3) Magia que funciona sólo contra ataques físicos, y se cancela si se lanza Escudo sobre el personaje encantado. Se mantiene tres turnos, sumándose a las defensas. Puede ser usado como una acción de ataque, y elegir un blanco sobre un aliado. Requiere Sabiduría 10. + 2 (Camisa de tela) + 4 (La Fuerza del León) = 11 a sí mismo. Entran 2 PVs del ataque de Primate Y 1.

Turnos: 1/3

-[A] Cura +: (10/5) Esta magia no causa daño si no que regenera los PV del receptor. En el caso de ser un No-muerto el receptor no podrá usar su armadura ni su defensa para protegerse de este ataque, siendo reducido solo por su resistencia mágica. Requiere Cura y Sabiduría 12. + 8 (Poder Mágico) + 5 (Bastón de Haya) = 23 PVs de curación. A Rafiki.

-Corazón: 11/11
-PM: 42/70
-PV: 34/40
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

12:46 PM - Jan 18, 2014 #38

Rafiki se sintió mareado casi al momento de que la sustancia negra de su bastón le salpicara. Apenas consciente de lo que hacía, agitó el cayado para librarle de aquel pegote similar al petróleo. Los sincorazón le miraron un momento, decidiendo si estaba lo bastante debilitado como para acabar con él de un golpe.

Lo que no sabían es que no era la primera vez que Rafiki se encontraba en un estado parecido. En más de uno de sus rituales, experimentaba con hierbas y frutos que causaban una sensación embriagadora, aunque no intoxicante como el pernicioso ataque de la estrella. A pesar de su mareo, enarboló su bastón como lo haría un borracho mientras susurraba "si yo le veo ahí, tengo que lanzar hacia allí.

Los sincorazón se miraron como si no entendieran. El mandril dio dos vueltas sobre sí mismo y lanzó el cayado, que por un momento parecía que iba simplemente a caer al suelo sin más. En lugar de eso, el objeto avanzó girando hasta golpear a uno de los primates, e inmediatamente rebotó en él y golpeó al otro. Como resultado de este segundo rebote, el palo acabó de nuevo a los pies de Rafiki, que lo agarraron y se lo acercaron a sus manos.


[color=FFCC00]-¡No te preocupe' por mí, ya nos curaremo' cuando esto haya terminado! ¡Al ataque![/color]
[+] Spoiler
Rafiki hace:
Entran 5 PV de veneno. Es curado 23 PV.

-[D] Ágil para su edad: (9/1) Entran 2 PV

-[A] Bastón Boomerang: (12/2) afecta a dos enemigos, uno a cada Primate Y.

PV: 2/??
PM: 10/??
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

12:58 PM - Jan 18, 2014 #39

Los sincorazón se recobraron del inesperado y casi aleatorio ataque de Rafiki. Esta vez volvieron sus ojos vacuos hacia Adonis, que había soportado los golpes, pero no había atacado. Si los primates dedujeron que su magia había curado al mandril, o si simplemente consideraron que era un objetivo más fácil al no presentar tanta resistencia, era imposible decirlo.

La cuestión es que uno de ellos, el que había sido anteriormente golpeado por su ataque de viento, se lanzó hacia él dando saltos y rebotando en diversas partes de la cueva, antes de caer sobre el cachorro con las garras por delante. Una maniobra que pretendía despistar, pero fácilmente evitable con un salto atrás... algo que dejó de ser una opción cuando se demostró que la distracción no era para poder atacar desde una dirección inesperada, sino para que su compañero lo hiciera. El otro primate había corrido apoyado sobre los nudillos hasta quedar detrás, al lado opuesto de la cueva donde Rafiki se encontraba, aún retrasado respecto de Adonis. Entonces había imitado el ataque anterior de su compañero, arrastrándose por el suelo como si quisiera agarrar al león por las patas para evitar que se moviera mientras el otro le golpeaba. Una jugada peligrosa... para el albino.

Y mientras, en su cráter, los fragmentos fríos de la estrella empezaron a brillar. La luz recorrió las vetas que se iban llenando de puntos luminosos progresivamente. Pero no era un brillo cálido, o altivo y frío como el de otras estrellas; era un enfermizo fulgor verdoso que no daba ni recibía nada.
[+] Spoiler
Crisálida acumula energía.

PV: ??/??
PM: 7/??

Primate Y 1 hace:
-[D] Salto (7/0) Entran 5 PV.
-[A] Zarpazo (11/0) contra Adonis.

PV: 21/??
PM: 7/??

Primate Y 2 hace:
-[D] Salto (7/0) Entran 5 PV de Rafiki.
-[A] Deslizamiento (13/3): ataque físico que se considera a distancia. Contra Adonis combinado con el Zarpazo, para un total de (24/3).

PV: 7/??
PM: 3/??
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

8:08 PM - Jan 21, 2014 #40

-Pero...

Adonis agachó las orejas hacia atrás, con una mirada preocupada hacia Rafiki... Aunque no tuvo tiempo de hacer mucho más. Sus curas atrajeron la atención de los primates, posiblemente considerándole una presa fácil, y se abalanzaron sobre él. El mago blanco vio la estrategia demasiado tarde, y sabía que le sería imposible esquivar ambos ataques. Tenía que escoger, y rápido.

Prefiriendo poder moverse con más heridas, el león blanco se abalanzó hacia delante, notando nuevos rasguños en sus patas, esta vez traseras, cuando uno de los Sincorazón falló a la hora de inmovilizarlo. No obstante, a pesar de correr a toda velocidad, no tuvo tiempo de pasar por debajo del otro que había saltado sobre él, y pronto lanzó un rugido de dolor cuando las garras se clavaron en el blanco pelaje de su lomo, haciendo heridas profundas. Adonis trastabilló, pero logró mantenerse en pie y pronto giró para lanzar un nuevo y poderoso rugido, esta vez con una ráfaga de aire directa hacia el Primate Y que consideró más débil en aquél momento.

Tras su ataque, el mago agachó la cabeza y cogió una bocanada de aire. El veneno seguía actuando, y pronto los efectos de su cura prolongada pasarían... Tendría que pasar entonces a anularlo, tanto en sí mismo como en Rafiki... En esos momentos, se dio cuenta de cuán débil era realmente en combate, demasiado lento para poder apoyar a sus aliados y a sí mismo... Otra cosa que tenía que mejorar, si sobrevivía al combate.
[+] Spoiler

Adonis recibe 5 PVs de daño por el estado Veneno.

Y se recupera 3 por Curación Prolongada.

Turnos C.P: 3/3

-[D]Esquiva normal: (3/0) + 5 (Coraza) + 2 (Camisa de tela) + 4 (La Fuerza del León) = (14/0) Entran 10 PVs del ataque combinado.

Turnos Coraza: 2/3

Uso de nuevo Conjuro Penetrante para:

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6. + 8 (poder mágico) + 5 (bastón de haya) + 4 PM (Conjuro Penetrante) = (19/6) a Primate Y 2, considerando su resistencia la mitad de su valor normal.

-Corazón: 11/11
-PM: 36/70
-PV: 22/40
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

7:55 PM - Jan 23, 2014 #41

Al final Adonis había acatado la orden de Rafiki. El simio chamán no se encontraba del todo bien debido a la influencia tóxica de la estrella caída, pero no había tiempo para preocuparse por ello ahora. Algo le decía que era necesario darse prisa. El fragmento era necesario y cuanto antes lo obtuvieran, antes podrían reunirse con el segundo grupo, los que se habían desplazado solo astralmente.

El combate proseguía. Los sincorazón no cejaban en su empeño de acabar con ellos. Sin embargo no se movían, o eso le pareció, por el impulso de hacerse con sus corazones. Se estaban comportando de una manera algo más organizada, al menos más de lo que sería de esperar. Desde que llegaron no habían dejado que se acercasen a la estrella. Rafiki se preguntó si realmente era su naturaleza lo que los espoleaba, o si la esencia maléfica de la estrella, los restos de la presencia de Hexus, era lo que estaba controlándolos.


[color=FFCC00]-Esto puede hacerse muy largo si Hexus es quien lo' sustenta... ¡Un momento! ¡Eso es! ¡Están confundido', ni siquiera saben por qué atacan![/color]

En cualquier caso no importaba. Si no se apartaban, tendrían que pasar por encima de ellos. Se le pasó por la cabeza una cosa. Inesperadamente, en vez de seguir repartiendo golpes con el bastón, se puso a agitarlo. Las calabazas sonaron como unas maracas, y mientras movía el cayado, dio unos pasos hacia los lados, moviendo al mismo tiempo los brazos y entonando entre dientes lo que parecían las palabras rituales con las que había llevado a Adonis hasta Bastión Hueco. Desde donde estaba, el cachorro pudo oír lo que decía, algo como "Asante sana, squash banana, wewe nyani mimi apana..."

Uno de los sincorazón, el más cercano, se le quedó mirando. Durante unos instantes se quedó paralizado, y luego agitó la cabeza varias veces, rascándose. Luego, sin previo aviso, imitó la danza de Rafiki, y cuando éste empezó a susurrar las extrañas palabras, se dio la vuelta y atacó a su compañero.
[+] Spoiler
Rafiki hace:
Entran 5 PV de veneno.

-[A] Cántico espiritual: (5) causa Confusión a un enemigo. Al Primate Y 1. Ataca al Primate Y 2.

PV: 7/??
PM: 15/??
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

11:09 PM - Jan 23, 2014 #42

Mientras la forma oscura que bañaba la estrella seguía fluctuando, los sincorazón seguían en pie interponiéndose entre Adonis y Rafiki y el cráter. Sin embargo algo había cambiado: uno de los sincorazón había perdido de pronto dominio de sí mismo, y en lugar de atacar al simio o al león, fue a golpear a su compañero. Éste le apartó sin más, centrado todavía en alcanzar a Adonis, que no se lo ponía fácil. Su ímpetu estaba bajando, o tal vez el dominio que la estrella ejercía sobre ellos estaba mermando poco a poco. Fuera por el motivo que fuese, sus ataques eran ahora algo menos potentes, pero aún así algo a tener en cuenta. Y lo que es más: les estaban retrasando, que a fin de cuentas era todo lo que necesitaban.
[+] Spoiler
Crisálida acumula energía.

PV: ??/??
PM: 7/??

Termina el efecto de Embrutecer

Primate Y 1 hace:
-[A] Zarpazo (7/0) contra Primate Y 2.

PV: 21/??
PM: 7/??

Primate Y 2 hace:
-[D] Salto (7/0) No entra daño del Primate Y 1.
-[D] Salto (5/0) Entran 14 PV del ataque de Adonis.
-[A] Deslizamiento (9/3): ataque físico que se considera a distancia. Contra Adonis.

PV: 21/??
PM: 6/??
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

9:27 PM - Jan 26, 2014 #43

Adonis tuvo que pararse un momento, reprimiendo las náuseas cuando el veneno comenzó a actuar con más fuerza. No obstante, tragó saliva y se enderezó de nuevo. Comenzaba a acusar el cansancio y el dolor por el combate, pero debía aguantar... Y acabar con aquellos primates oscuros lo más rápido posible. Él también veía que estaban demasiado bien organizados para sólo querer sus corazones... Y eso era malo. Muy malo. No pudo evitar pensar en la ironía de encontrarse al otro lado en aquella ocasión... Pero no se permitió el distraerse con aquellos pensamientos. Algo en lo que Rafiki también ayudó, si bien posiblemente no fuera intencionado:

-... ¿Eh?

El veneno le estaba haciendo demasiado efecto, junto a las heridas... O quizás realmente no era capaz de seguir la línea de pensamiento de Rafiki. La cuestión es que el león blanco se lo quedó mirando, haciendo el gesto de arquear una ceja cuando el babuino comenzó a agitar las maracas y realizar aquél extraño baile. ¿Alguna suerte de conjuro? Fuera lo que fuera, funcionó, haciendo que uno de los Sincorazón atacase al otro. Incluso habiendo fracasado en su intento, la distracción pareció ser suficiente para que Adonis pudiese esquivar el ataque fácilmente, echándose a un lado y notando las garras chocar contra el escudo que había levantado alrededor de sí mismo. Un escudo al que le faltaba ya bastante poco para expirar. Había que acabar con aquello cuanto antes, y hacerse con el pedazo de estrella.

Pronto Adonis se encaró de nuevo al Sincorazón que no estaba confuso, y tomó otra bocanada de aire tras murmurar unas nuevas palabras. Su pelaje brilló levemente, y el rugido que emitió a continuación, junto a la ráfaga de viento, salió con el doble de fuerza de lo habitual.
[+] Spoiler

Adonis recibe 5 PVs de daño por el estado Veneno.

-[D]Esquiva normal: (3/0) + 5 (Coraza) + 2 (Camisa de tela) + 4 (La Fuerza del León) = (14/0) No entra daño.

Turnos Coraza: 3/3

Uso:

-Turbo PM: Gastando el doble de PM total invertido en un ataque puedes duplicar el daño base de los ataques mágicos realizados este turno. Requiere Valor 8 y Sabiduría 8.

-[A] Golpe de Viento: (6/2) ataque de elemento Aire. Si el enemigo no puede defenderse del ataque por cualquier razón, cae derribado y no puede atacar al turno siguiente. Requiere Sabiduría 6. -> Se vuelve (12/4) por Turbo PM + 8 (poder mágico) + 5 (bastón de haya) = (25/4) a Primate Y 2.

-Corazón: 11/11
-PM: 32/70
-PV: 17/40
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 10:56 PM - Nov 02, 2005

10:34 PM - Jan 27, 2014 #44

Rafiki rió con ganas al ver que su estrategia había funcionado, aunque de inmediato tosió y se agarró el vientre, sin dejar de reír. El veneno no le quitaba la gracia al asunto. Incluso si no hacían mucho daño, el que uno de los sincorazón estuviera atacando a otro les dejaba más margen de acción. Adonis por su parte lanzó otra ráfaga de viento que parecía que iba a alcanzar al que no estaba afectado por el hechizo del viejo chamán.


[color=FFCC00]-¡Eso e', muchacho! Yo daré el golpe de gracia. Nesesitamo' el fragmento. Hay que romper el núcleo de la estrella, de un solo golpe. No podemo' seguir liados con esto.[/color]

Al decir esto echó el brazo hacia atrás, y con el otro señaló al objetivo. La vista le estaba empezando a fallar un poco por el veneno, de modo que cuando lanzó el cayado y éste golpeó donde debía, lanzó una exclamación de alegría, que terminó de forma abrupta cuando el palo rebotó y acertó también al otro sincorazón, dando por terminado el efecto de su conjuro.
[+] Spoiler
Rafiki hace:
Entran 5 PV de veneno.

-[A] Bastón Boomerang: (12/2) afecta a dos enemigos, uno a cada Primate Y.

PV: 12/??
PM: 17/??
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

11:10 PM - Jan 27, 2014 #45

El ataque de Adonis mandó de nuevo volando a su enemigo. En esta ocasión, el sincorazón no volvería a levantarse. El golpe contra una de las paredes fue tan fuerte que se deshizo en jirones de sombra nada más tocarla. Sus restos fueron esparcidos por la ráfaga, que fue la causante directa de que el bastón de Rafiki rebotara del modo en que lo hizo, encontrando la cara del otro primate. Éste, como su congénere, se fue diluyendo poco a poco entre las sombras naturales del fondo del abismo donde se encontraban.

Con eso se podía dar por concluido el combate... con los sincorazón. Ante ellos, en el centro mismo del cementerio de elefantes, bajo un puente de roca destruido, la estrella aguardaba. Sus peones habían sido eliminados, pero aún no estaba dispuesta a ceder. La oscuridad formaba una silueta casi compacta a su alrededor, como si fuera el corazón de una maligna flor de pétalos de piedra.
[+] Spoiler
Crisálida acumula energía.

PV: ??/??
PM: 7/??

Primates Y 1 y 2 mueren.
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

11:30 PM - Jan 27, 2014 #46

Adonis lanzó una exclamación de alegría cuando el objetivo de su ataque acabó hecho jirones de oscuridad, y pronto siguió con la mirada la trayectoria del bastón hasta que el otro primate desapareció también. A pesar de que sabía que había prisa, el mago blanco no pudo moverse al momento, de nuevo las náuseas haciéndole encorvar el cuerpo felino. Su mirada se volvió borrosa, y supo que tenía que eliminar aquél veneno de su organismo cuanto antes.

De nuevo murmurando por lo bajo, su pelaje brilló levemente un momento, las heridas de su cuerpo comenzando, muy poco a poco, a sanarse. Y después otros murmullos diferentes, de nuevo un suave brillo, y la toxina comenzó a exudar a través de los poros de su piel. Tras lo cuál, y unas bocanadas de aire, Adonis comenzó a moverse para quedarse mirando a la estrella, orejas gachas hacia atrás:

-Romper núcleo... De un golpe... Vale. Quizás entre los dos...

Su cuerpo seguía sin ser tan poderoso como su conjuro, pero quizás entre dos... Tendrían alguna opción. Debía sacar ventaja de aquella forma de león, ¿no?
[+] Spoiler

Adonis recibe 5 PVs de daño por el Veneno.

-Curación Prolongada: (0/4) Los largos años aprendiendo magia curativa no son en balde. Adonis ha aprendido incluso a mantener el poder curativo en funcionamiento aunque no esté concentrado en el conjuro. Los objetivos de la Curación Prolongada se curan 3 PV por turno durante 3 turnos. Cuando el estado Potenciación mágica esté activo, curará 5 PV. Requiere Sabiduría 8. (Nivel 1, 2PH) -> A sí mismo, curándose 3 PVs

Turnos C.P: 1/3

-[A] Esna: (5) Magia que elimina los estados alterados Veneno, Ultraveneno, Tiniebla y Mutis. En los No-muertos causa el estado alterado "Tinieblas". Requiere Cura y Sabiduría 7 -> Consigo mismo.

-Corazón: 11/11
-PM: 23/70
-PV: 15/40
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

9:49 PM - Jan 30, 2014 #47

Los últimos restos de los sincorazón desaparecieron en las sombras. Todo quedó en silencio, excepto por el leve golpeteo del bastón de Rafiki. El viejo mandril caminó apoyándose pesadamente en el cayado hasta colocarse a su lado. Parecía bastante cansado. Adonis se dijo que no debía ser el veneno el que le había dejado tan fatigado, pues él mismo había padecido los efectos durante más tiempo y no se había sentido así. No muy lejos de ellos, el cúmulo de oscuridad todavía palpitaba sobre la estrella caída.


[color=FFCC00]-Buff... parece que ya no soy tan joven como antes. Tendrá' que romper el núcleo solo, chico. No te preocupe', no me alejaré de aquí[/color] - dijo.

A Rafiki le habría gustado poder añadir que era por si necesitaba algo. Por si el espíritu todavía tenía algún truco sucio guardado para ellos. Algo le decía que podía ser así, pero estaba demasiado cansado como para aportar algo que no fuera apoyo moral, al menos hasta después de haber reposado un poco. ¡Si tan sólo tuvieran tiempo para eso...!
[+] Spoiler
Rafiki recibe 5 PV de veneno.

PV: 17/??
PM: 17/??

Crisálida no hace nada.
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

10:09 PM - Jan 30, 2014 #48

Adonis se quedó mirando a Rafiki con una mueca preocupada, aunque asintió lentamente y se encaró a la estrella. Sus ojos permanecieron fijos en la oscuridad palpitante sobre ésta, y tragó saliva. ¿Qué hacer? ¿Atacar directamente con su cuerpo, o usar magia? No estaba muy seguro, pero... Debía ser rápido. Siempre podía quitarse otra vez el veneno de encima en caso de volver a recibir aquella toxina, ¿no?

El león blanco avanzó unos pasos, al principio sólo caminando... Y pronto comenzó a trotar, después a correr, ignorando el cansancio de su cuerpo. Por fortuna era aún joven. No el más atlético, pero joven. Y ese cuerpo era más resistente. Un golpe, romper el núcleo y hacerse con el fragmento. Podía hacerlo.

Cuando estaba sólo a unos metros, Adonis saltó ágilmente hacia una de las paredes más cercanas a la estrella, se impulsó desde ahí y se lanzó directo hacia donde calculaba estaba el núcleo. Esperaba que fuera posible evitar la nube de oscuridad. De lo contrario... Que fuera lo que los dioses quisieran.
[+] Spoiler

Adonis se cura 3 PVs.

Turnos C.P: 2/3

-[A]Ataque normal: (4/0) + 4 (La Fuerza del León) + 3 (Demostración de Fuerza) + 4 (Bastón de Haya) = (15/0) a la crisálida, imagino.

-Corazón: 11/11
-PM: 23/70
-PV: 18/40
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share

Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Bot Heartless
Con derecho a Apodo
Joined: 4:29 PM - Oct 31, 2005

7:05 PM - Feb 05, 2014 #49

Las formas difusas sobre la estrella caída siguieron agitándose con su extraño movimiento convulso. No parecía que fueran más peligrosas que las fumarolas y emanaciones de gases que su impacto contra la tierra había hecho salir al exterior. Pero lo era. Y conforme Adonis se acercaba, las sombras parecieron convergir en una sola sobre el cráter. Esa oscuridad, suma de las demás, se fue deformando y estirando, y dos zarcillos surgieron de ella. El joven león se dio cuenta de que a medida que se acercaba, lo que tenía en frente iba cambiando hasta tomar una forma humanoide.

Eso no le hizo retroceder. Ni el espeluznante susurro que acompañaba al cambio de forma del enemigo. Dos puntos rojizos y llameantes aparecieron en la sombra y observaron la carrera del albino. Quizá fue la suerte, o una coincidencia, que Adonis saltara contra la pared en el momento en que lo hizo; en cualquier caso, eso evitó que las dos garras deformes le alcanzaran. En su lugar, varios surcos recorrieron el suelo y llamearon un segundo antes de apagarse.

El rostro negro se volvió hacia el león, que saltaba hacia él. Pero era demasiado lento para reaccionar a tiempo. El cuerpo de Adonis atravesó la sombra, cuyo contacto resultaba asfixiante y abrasador. Sin embargo, eso no detuvo su recorrido, y sólo se paró cuando una de sus zarpas arañó algo sólido. Ese algo se astilló y partió bajo su peso, y un anárquico aullido estuvo a punto de dejarle sordo.



La fuerza de la onda expansiva hizo que Adonis volase por los aires. A pesar de eso, no se estrelló contra una pared. Rafiki, que no había perdido detalle de la escena, dio un salto y logró agarrar al cachorro antes de que volase más lejos. Mientras tanto, potentes ráfagas de viento arrastraron polvo, ceniza y humo hacia el exterior. Cuando el viento amainó, en el centro de aquel cráter estaban tan sólo ellos y una roca partida en pedazos que formaban una especie de círculo. En su interior había una piedra negra, rota. Cada fragmento era suave y parecía pulido a conciencia. Rafiki se acercó y cogió dos de los pedazos. La presencia maléfica que lo inundaba había desaparecido, y cuando Adonis se acercó, pudo ver, dentro de las gemas, un débil punto de luz.

Un reflejo de un pálido rayo de luz, que se filtraba entre el muro nuboso del cielo encapotado. ¿O sería un indicio de que la estrella podía brillar de nuevo?


[color=FFCC00]-Lo conseguiste, chico. Ahora tenemo' el fragmento. Pero esto no ha acabado aún, como ya dije. Tenemo' que reunirnos con tu' amigos. Espero que hayan llegado a salvo a la Roca del Clan.[/color]

Rafiki le ayudó a ponerse de pie, y abrió con cuidado una de las calabazas que colgaban de su bastón. Dentro de ella guardó una de las piedras y luego la cerró y sujetó en torno al cuello de Adonis con una liana anudada.


[color=FFCC00]-Toma, esto te vendrá bien[/color] - dijo haciendo un intrincado nudo en el centro del cual estaba la otra gema. Éste también se lo puso al cuello, pero algo más ceñido. Un raro regalo.

Antes de que al joven mago le diera tiempo de preguntar cómo saldrían de allí, se dio cuenta del lugar del que Rafiki había cogido las lianas. Estaban cubriendo la pared. La oscuridad que reinaba en el lugar las había mantenido ocultas a sus ojos. Ambos tenían por delante una escalada difícil y luego un largo camino.
[+] Spoiler

Crisálida muere.

Adonis obtiene: Fragmento infectado (objeto de trama).

Adonis consigue:
-Fragmento estelar: el pedazo de una estrella caída y liberada del espíritu maligno que contenía. A pesar de su largo tiempo como vínculo con un ente corruptor, aún conserva su poder original intacto y sin mácula. A efectos de juego, protege a su portador del primer estado alterado que sufra durante un combate sin importar si procede de una fuente física o mágica.
Like
Share

Adonis
Con derecho a Apodo
Adonis
Con derecho a Apodo
Joined: 9:05 PM - Jun 24, 2011

9:34 PM - Feb 07, 2014 #50

Adonis dio gracias internamente por haber decidido atacar el núcleo de la estrella desde el aire. También dio gracias por haberse centrado en su objetivo demasiado para darse cuenta de si Herdeus había intentado susurrarle o no. Sea como fuera, su maniobra dio resultado, aunque la consecuente onda expansiva le hizo saltar por los aires. Antes de que tuviera tiempo de girarse y amortiguar el golpe, Rafiki ya se las había arreglado para agarrarle y hacer el aterrizaje un tanto menos forzoso.

Una vez se recuperó, y amainó el viento, el león blanco observó con atención y, para qué negarlo, curiosidad, el resultado de su acción. Se aproximó, siguiendo a Rafiki, y observó los fragmentos de estrella, tan pulidos y suaves que no parecían naturales. ¿Con que así era una estrella de cerca? Por supuesto notó la luz, aunque no estaba seguro de dónde provenía:

-Yo también lo espero...

Adonis suspiró, cansado, aunque sabía que aquello no había terminado. Todavía debían enfrentarse a Mngwa, y no sería fácil. El mago blanco se preguntó si se encontraría a la altura, aunque pronto desechó esa idea. Tanto Vic como Lucy estarían allí, y eran más fuertes que él, de eso estaba seguro. Además, ahora tenían consigo el fragmento de estrella. No podía rendirse. No ahora.

El león blanco parpadeó cuando se encontró con ambos fragmentos atados a su cuello, uno dentro de la calabaza y el otro anudado, ambos junto al cristal azul que todavía conservaba. Uno que, de momento, no brillaba, indicio de que su amigo todavía se encontraba lejos... Si es que estaba allí. Sus ojos violáceos se alzaron para contemplar las lianas, y trató de buscar un modo de escalar teniendo en cuenta que no poseía manos en aquél cuerpo. El cual se encontraba todavía dolorido, pero por suerte se iría recuperando sobre la marcha.

Les esperaba un viaje largo... Y más difícil sería su meta.
Ficha médica &#124;&#124; Cronología

Adonis: [silver] &#124;&#124; Herdeus: [LightSteelBlue]
Like
Share