Ese olor a misión nueva

La mayoría de los emplazamientos del Jardín de Balamb. Incluye: Enfermería, Biblioteca, Dormitorios, Cafetería, Forja Moguri, Garaje, Patio, Aulas y Sala de Comandancia.

Ese olor a misión nueva

Moguel
Combatiente medio
Moguel
Combatiente medio
Joined: 02 Dec 2015, 15:02

03 Mar 2017, 18:24 #1

Orb of Winter - Pentakill

Las sombras de la noche cayeron. Las lunas salieron danzando brillantes por el cielo, dejándose ver entre los grandes ventanales del salón. Moguel dejó vagar su mirada por el amplio lugar. El salón era enorme, tal y como había esperado. Grandes pilares, anchos como árboles sostenían el techo, una gran bóveda de la que colgaba algo que parecía ser una jaula gigantesca, completamente cubierta por unos cortinajes rojos.

Por fín su mirada se encontró con otra. Sentada en un trono elevado, adornado de rojo y oro, había una esbelta mujer, de rostro orgulloso y expresión solitaria. Sus rasgos tenían cierto parecido a la de esa alienígena que se hacía llamar Juliet Urbain; eso la delataba como bruja.

-Bienvenido aventurero- le saludó la bruja, haciendo que su voz resonará como un eco seco en el salón, imponiéndose al silencio que hasta ahora había gobernado la sala, pues ella era la verdadera reina del lugar -. Si vienes buscando la muerte, con gusto te la brindaré.

Moguel frunció el ceño y esbozó una sonrisa ladeada cargada de confianza.Ante la amenaza, se mantuvo firme y sin miedo. Se acomodó su tocado, una gorra de corte militar. Un símbolo de su rango como Comandante de la Flota Espacial SeeD.Antes de que acabara la noche, no sería él que tuviese una cita con la muerte.

La bruja se alzó de su trono. Comenzó a bajar las escaleras, contoneando sus anchas y perfectas caderas. Un gesto inútil pensó Moguel, él era inmune a esas pérfidas artimañas de seducción con las que las patas largas intentaban bajar la guardia de sus enemigos varones.

Moguel sacó un perfecto sándwich de jamón con queso. Sus bordes estaban ligeramente tostados siendo de un color dorado igual que su centro, con una marca de rejilla perfecta que no quemaba el pan. Aún estaba ligeramente humeante y el queso, de un color fuerte amarillo, goteaba por los bordes. Le dió un mordisco, con estilo, rompiendo el elástico queso fundido cuando parecía que no era posible, girando la cabeza hacia un lado y engullendo el delicioso bocado, sin dejar que el queso colgante se le quedara en la comisura de los labios engullendo todo de una vez. Después tiró el sándwich a un lado y comenzó a avanzar lentamente hasta el centro del salón. El mármol que pisaba estaba brillantemente lustrado y reflejaba su figura heroica, confiada. Sus botas resonaban como truenos por el salón.

-Antes de que comencemos- le detuvo la bruja -, dejemos que alguien vea lo que aquí suceda para que deje constancia para la eternidad.

La bruja hizo un gesto calculado con su mano, señalando hacia el abultado objeto que colgaba del techo. Lentamente, se alzaron los pliegues de terciopelo, revelando, tal y como esperaba Moguel, una jaula.

Dentro estaba Jack Hollow.

Su fiel compañero, al que había logrado educar, sacar de su camino de perdición y guiarlo por el buen camino del bien y la justicia, estaba colgado por las muñecas de una barra situada en lo alto de la jaula. Solo vestía un taparrabos. En su blanca piel quedaban las rosadas marcas de haber sido azotado. La barra se movió, haciéndole girar como si fuera un animal espetado en un asador. Moguel se quedó congelado, sin atreverse a moverse, contemplando atónito los dos ojillos aterrorizados que brillaban llorosos en el rostro de su compañero.

La bruja sonrió benignamente.

Moguel, frunciendo el ceño, avanzó lentamente hasta el centro del salón, oscureciendo su mirada enfurecida con la visera de su gorra de Comandante. Moguel vió como la bruja alzaba sus manos, llenando el salón con una aterradora carcajada.

Moguel no esperó más. Sacó una pistola calórica brillante, adornada con oro y plata con mucho estilo.Sin duda la digna pistola con la que un héroe debía de librar al mundo del mal personificado.

Levantó el arma, listo para apretar el gatillo y...

¡BipBipBipBipBipBipBipBip!

El molesto sonido del despertador rompió el embrujo del sueño. Pero hoy a Moguel no le costó despegarse de las sabanas. Ni le molestó que su sueño se quedara en un cliffhanger digno de una serie pulp. Se levantó como un resorte de la cama. Revoloteó hasta el suelo y comenzó a prepararse. Ya lo había dejado todo listo la noche anterior: el uniforme hecho a medida bien planchado; su cañón de mano, revisado, abrillantado y pulido; las cartucheras rellenadas con munición, clasificada en los diferentes departamentos por tipo y calibre; el número 59 de la Space Dandy, donde estaba el artículo de cómo relacionarse con los seres autóctonos de un planeta; y lo más importante, la gorra de su abuelo, lustrosa y lista para ocultar sus grandes orejas.

Se vistió con rapidez y antes de que nadie se diera cuenta, el pequeño moguri estaba hecho un pincel, con su gorra lista y el uniforme puesto, se sentía todo un vaquero espacial con el cañón de mano a la vista y la munición especial en su cinturón y bandolera. Incapaz de contener su emoción, una sonrisa de anticipación se dibujó en su cara que tuvo que esforzarse por mantenerla medio oculta. Se iba de misión. ¡De doble misión!

Tendría que cumplir el objetivo que le había dado el Jardín y además salvar Jack de seguir por el mal camino. Tenía que conseguir que al volver de su aventura, no siguiese pensando en Trien, el vándalo, como un modelo a seguir. Si eso sucedía, significaría su fracaso. No podía permitirse eso.


Tendría que cumplir con los objetivos impuestos por el jardín. Sabía que sería puesto a prueba. Pero tenía otra misión igual o más importante: tenía que hacer de Jack Hollow un muchacho de provecho.

Jack Hollow volvería al Jardín como un chico responsable, curtido y que seguía los caminos del héroe tal como dictaba la Space Dandy nº 1.

Con sus objetivos claros, alzó el vuelo, separándose del espejo donde se había estado mirando para comprobar que la gorra estaba en la posición correcta, practicando algunas expresiones que mostrasen seguridad en sí mismo y fiabilidad. Comprobó por última vez que no se dejaba nada y salió a los pasillos del jardín, dirigiéndose al almacén donde había acordado encontrarse con Jack.

Por el camino no se encontró con nadie, pues aún era temprano siendo día escolar. Lo cual le defraudó un poco, pues nadie podría verle perfectamente pertrechado para una gloriosa misión de SeeD (Aunque realmente fuera de estudiante).

Al llegar al punto de encuentro, no se sorprendió al ver que era el primero. Más bien era una confirmación de lo mucho que se tenía que esforzar por hacer de Jack un hombre de verdad. No pudo evitar esbozar una sonrisa de satisfacción, pensando que ya había dado el primer paso en el adiestramiento correctivo de Jack. Al llegar primero, demostraba que era capaz de levantarse temprano y ser de confianza, una buena persona. Con eso esperaba empezar a ganarse la confianza de su compañero, ganar puntos con el pronto ex-segundo macarra del Jardín. Por lo que ahora, solo tenía que esperar.
Expediente

Color: a veces Aquamarine, otras MediumAquamarine.
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

04 Mar 2017, 06:49 #2

Para cuando los estudiantes SeeD dormían, Jäger se levantaba, pero no por ser de mañana, era de hecho la mitad de la madrugada. Como era de costumbre su sueño había sido de dos horas, y tendría que pasar como mínimo tres horas despierto para retomarlo. Una vieja costumbre de su hogar deformó su sueño hasta el punto de hacer menester para él descansar poco tiempo en varios intervalos. Dormía seis horas cada día y con eso su cuerpo se mantenía activo, aguantando incluso exigencias extra como batallas u operaciones como se trataría de una misión.

La oscuridad y su respiración como único sonido lo tranquilizaron, pero su mente exigía reflexión. Se sentó en su cama, mirando a la oscuridad del cuarto, específicamente al punto más oscuro de la puerta. Conocer su dormitorio a la perfección le permitió moverse a través de éste sin trastabillar y llegar a la puerta sin problemas. Salió en silencio y se quedó en el pasillo quieto, mirando a la luz que una lámpara emitía no muy lejos, pero que sin embargo no lo alcanzaba. Por su mente corrían memorias sin parar, su hogar, las enseñanzas, el jardín, las clases. Ni siquiera el sabía que buscaba en su mente, lo único que estaba claro era la misión, la cual no salía del foco de los pensamientos. Llegó a la conclusión de que eran solo las ansías de poder salir del Jardín y poder medir sus avances como se debía. Creía haber estado como mínimo una hora fuera, y solo cuando entró en la habitación se dio cuenta de que habían pasado solo unos minutos.

Volvió a la cama y comenzó a leer un libro sacado de la biblioteca: "Estratagemas militares. Edición aeronáutica". Al cabo de unas horas cayó dormido, con la luz encendida y el libro en su regazo. Dos horas más de sueño repusieron su mente, y el reposo durante toda la noche había recargado de energía su cuerpo.

Dejó la cama con una hora faltante para la reunión. Después de ducharse terminó de preparar su equipo, la ropa estaba lista desde la noche anterior: botas y pantalón de combate, camiseta de tirantes, prácticamente lo mismo que para el entrenamiento a excepción de una chaqueta que su familia había mandado en un paquete hace unos meses. El desayuno fue rápido; un vaso de jugo y unos emparedados de queso fundido. Puso el formulario que le habían entregado en la noche anterior en el bolsillo de la chaqueta. Al momento de tomar su espada la notó ligera, floja, frágil. La mantuvo horizontal con una mano mientras que con la otra sostenía dos de los emparedados que quedaban. La espada se sentía diferente... débil.

Salió de su dormitorio con paso relajado, no tenía apuro alguno, aun estando atrasado. Uno de sus primos le dio una lección de puntualidad que Jäger seguía sin problemas: Llegar entre diez y quince minutos atrasado, dando así tiempo al otro sujeto al llegar y al mismo tiempo no hacer que se hartara esperando. La mayoría de las personas tenían a lo más diez minutos de atraso y a la vez aguantaban quince minutos sin desesperarse, con el atraso programado todo estaba cubierto. Se dirigió al punto de encuentro con un emparedado en la boca y otro en la mano, usando la que tenía desocupada para sacar el formulario mientras seguía caminando. Al ver a Moguel hizo un gesto con la mano del formulario en forma de saludo y estando ya junto a él le ofreció el emparedado, que se encontraba envuelto en una servilleta.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Moguel
Combatiente medio
Moguel
Combatiente medio
Joined: 02 Dec 2015, 15:02

04 Mar 2017, 11:18 #3

Los cálculos de Jack podrían funcionar con personas mediocres, extras de la vida cotidiana, pero Moguel era un Dandy, así que no esperó ni diez ni quince minutos, si no veinte. Cuando la espera acabó, cuando Jack apareció caminando tranquilamente por el pasillo, encontraría a Moguel apoyado en la pared, de brazos y piernas cruzadas, apoyando la punta del pié izquierdo en el suelo con mucho estilo y la visera de su gorra ocultando su mirada.

Había tenido tiempo de practicar. Ya sabía cómo iba a recibir a Jack. Sería un poco adusto, pero debía ser duro con su pupilo si quería atraerlo al lado luminoso.

-Llegas tarde, kupó- dijo Moguel, levantando la mirada con un toque de dramatismo, haciéndose el interesante.

Y entonces, en ese momento, vio el gesto amable de Jack. ¿Era un gesto de disculpas o una trampa? se preguntó el pequeño moguri.

El sándwich parecía casero, humeaba ligeramente, indicando que aún estaba caliente aunque no recién salido de la sandwichera. Tenía buena pinta. Aunque sabiendo la trayectoria de Jack, no podía descartar que fuese algún tipo de broma pesada. ¿Llevaría salsa picante o algún otro tipo de condimento que le sentaría mal? ¿Quería sabotearle la misión para llevarse él todo el mérito?No, se dijo, tenía que apartar esos pensamientos de su mente. Tenía que darle un voto de confianza a Jack.

-Acepto tus disculpas, kupó- le dijo Moguel, mientras cogía el sándwich y le daba un bocado confiado.

Si de verdad era una trampa, haría de tripas corazón y pondría su mejor cara. No permitiría que obtuviese la satisfacción de sentirse victorioso en esta treta. Sin embargo, en cuanto sus dientes se hincaron en el crujiente pan, el sonido del mismo rompiéndose en su boca atravesó todos sus sentidos y lanzó una descarga de placer, combinado con el suave tacto del queso fundido en contacto con su lengua. Estaba en un punto de elasticidad perfecto. En ese momento supo que no era una trampa, pues la gente malvada no podía hacer sándwiches de queso tan buenos, había esperanza para este pataslargas.

Moguel sonrió ampliamente a Jack. Se despegó de la pared y alzó el vuelo.

-Vayamos a recoger las cosas, kupó. No hagamos esperar al instructor Zell, kupó.

No tardaron en meterse dentro del almacén donde ya había un señor trabajando, organizando cajas e instrumental tras una reja con una ventanilla para pasar los formularios y prevenir el acceso desautorizado al mismo. Adelantándose a cualquier movimiento, se plantó frente a la ventanilla, apoyándose con el brazo en la repisa, con el cuerpo ligeramente ladeado y colocando el formulario de su misión de manera que fuera claramente visible. Después, dijo con su mejor voz de héroe de acción:

-Las cosas para la misión, por favor, kupó.
Expediente

Color: a veces Aquamarine, otras MediumAquamarine.
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

05 Mar 2017, 02:40 #4

Moguel tomó el emparedado como un gesto de disculpas por parte de Jäger, lo que provocó que éste riera entre dientes aún con el suyo en la boca. El emparedado no era una disculpa, solo se lo estaba dando porque no había alcanzado a comerlo de camino, pero de después de todo, el moguri no lo sabía. Caminó junto a Moguel hasta el trabajador que se encontraba organizando o haciendo inventario o quién sabe qué. Mientras acercaba su formulario que se encontraba doblado en cuatro producto de haber sido llevado en el bolsillo de la chaqueta, Jäger hizo que su espada sonara al chocar con su funda, en ese momento recordó la sensación que su arma le había dado hace un rato y sin usar más que su boca terminó de dar la última mordida al emparedado antes de dirigirse a Moguel:

-Vuelvo en un segundo, recibe las cosas, no tardo.- Se alejó rápidamente de su compañero y con paso firme se dirigió a la forja. Una vez ahí fue atendido por los encargados que no tenían cara de tener sueño, quien sabe, se podrían haber levantado incluso antes que él. Les entregó su espada, con vaina y todo, solicitando un cambio de arma y entregando algunos platines para pagar la diferencia. Después de buscar unos minutos encontró un arma que le parecía más que interesante, tenía el filo de una espada, pero siendo mucho más grueso, pesado y ligeramente más grande que llevaba con sigo un mango muchísimo más grande que el de una espada, pero un poco más corto que el de una lanza. Recordó el nombre del arma, "Spearsword" se dijo. No recordaba algún otro nombre así que se quedó con ese, pagó a los moguri y llevando el arma al hombro se dirigió velozmente hacia el almacén donde Moguel aún lo estaba esperando:

- ¡Todo listo! Si no hay nada más que hacer, nos vamos.- Tomó las cosas que le correspondían dándose un momento para ver la mochila que se la había entregado, firme, en buen estado, mejor que la que el llevaba normalmente. Se dirigió al encargado por un segundo- ¿De casualidad sabe si me puedo dejar la mochila después de la misión?- Le dedicó una sonrisa amistosa al encargado, tratando de convencerlo con ésta.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 02 Nov 2005, 22:56

05 Mar 2017, 10:53 #5

Efectivamente, el hombre tras la ventanilla estaba visiblemente ocupado colocando material de un lado para otro. Y por culpa de esta ocupación tan importante, cuando ambos se pusieron allí con todas sus intenciones de recibir rapidamente su material, el hombre les hizo esperar. Solo les dedico una mirada molesta cuando pusieron los formularios en la ventanilla, para luego continuar durante por lo menos diez minutos con su trabajo, y solo cuando todas las cajas estaban en su sitio, se dirigió a la ventanilla. En ese tiempo Jäger se había marchado a buscar un arma diferente, por lo que el primero en tratar con el hombre fue Moguel, que al verlo de cerca se dió cuenta de que era probablemente el tipo más alto que había visto por allí, sus brazos eran fuertes y anchos como ramas de arbol y parecían duros como piedras.

Alargó su manaza para coger el formulario, una mano que daba la impresión que podría albergar a un moguri pequeño, y recogió el pedazo de papel con delicadeza:

- Vale... Equipo estandar de tirador, algo de equipo de ayuda... ¿Alumno de Zell no? Se ha olvidado de ponerte algo de comida, siempre se olvida. Si es una misión larga asegurate de llevar dinero, no puedo darte raciones si no está estipulado en el formulario - tras este pedazo importante de información sobre el instructor que monotorizaba a Moguel, el operario se dió la vuelta para empezar a coger el material de las estanterias.

Una mochila de pequeño tamaño, de color negro con una banda gris y una placa magnética para pegar las armas de forma conveniente fue lo primero que cogió, pasando luego a mirar lo que estaba claro que era la munición. Allí había una gran variedad de cargadores y balas, miró por un momento a Moguel y a su armamento antes de murmurar algo para sí mismo y comenzar a coger la munición. Parecía un entendido de las armas, pues el calibre era el adecuado para el arma de Moguel, incluso cogió algunos modificadores y tras mirarlos, los metió en la mochila, que pronto estuvo cargada.

Volvió entonces con Moguel y sacó un cajón bajo la ventanilla para pasarle las cosas al Moguri, que entonces vería que el material era más abundante de lo que habría parecido en el formulario. Seguramente porque su mochila al ser tan reducida no podía albergar todo aquello, y le habia dado un par de bolsas para munición adicionales. El chico sería poco menos que una armería andante. Por su parte, Jäger al volver se encontraría con que el hombre estaba mirando otro formulario en lo que le esperaba, en cuanto llegó, y le entregó el formulario, dejó caer otro comentario:

- Se nota que este lo escribió Quistis, tiene las raciones, pero le sobran cosas por todos lados... Luego se queja de que Zell le da demasiadas cosas a sus estudiantes - el hombre que gustaba de quejarse de los instructores, se giró hacía los armarios una vez más y tras un rápido vistazo al chico comenzó a coger cosas. La mayoría esta vez eran cremas y equipo de supervivencia. Aunque lo que más abundaba eran cremas solares, y equipo para sobrevivir en el exterior, al contrario que Moguel, que iba armado hasta los dientes. Al pasarle la mochila a Jäger, esta estaba igual que cargada que la de Moguel, pero esta vez de otros enseres no destinados a la batalla. - Si no tenéis nada más que pedir id al garaje y dadle esto, ellos tienen las llaves de los coches, y sí hacéis un buen trabajo, os las podéis quedar, es cosa del profesorado daros el permiso para mantenerlas o no. Es el resto del equipo lo que debéis devolver si no lo usáis.

Mientras les indicaba su siguiente paso, estampo un sello en el formulario de Jäger que ponía en letras grandes y rojas "AUTORIZADO Y PERTRECHADO", la burocracía no les habría dejado pasar el ir a buscar su vehiculo sin seguir los pasos necesarios para equiparse.
[+] spoiler

Moguel recibe, dentro de su mochila de campaña:

Munición para parar un ejercito, cantimplora cargada, prismáticos, miras de aumento, localización y digitales para su arma, cartuchos de alta cadencia, de tambor, carga especial, magnéticos, y un mod de lanzagranadas, con tres granadas para lanzar.

-Armado para lo impredecible: Moguel recibió tanta munición y modificadores para sus armas que debe decidir que llevar y modificar su arma adecuadamente para la misión. Debe elegir una mira y un cargador para su combate especificando mucho antes del mismo, pues le toma tiempo cambiar la modificación del arma:

Miras de aumento: Aumenta la bonificación de los ataques apuntados en un 50%.

Mira localizadora: Reduce la defensa base a la mitad contra los ataques apuntados.

Mira digital: Sencilla e intuitiva, reduce el coste de los ataques apuntados en 1 PM hasta 0 si ya estuviera reducido.

Cartucho de alta cadencia: Tus ataques de disparo al usar un Combo pueden hacer un ataque adicional por 2 PM.

Cargador de alta capacidad: Te asegura que siempre puedas usar una acción de Combo, aunque un estado alterado te lo impida.

Cargador de munición especial: Los ataques elementales verán aumentada su base en 3 PV.

Lanzagranadas: Colocado bajo el cañón principal, permite disparar granadas a distancia con precisión.

-[A]Lanzagranadas: (10/3) afecta a 5 enemigos. 3 usos como máximo.

Jäger recibe:

Cremas solares de distinta graduación, gafas de sol, gorra, chubasquero, cerillas, yesca y pedernal, medicinas para todo, botas de montaña, cuerda para escalada, material de escalada, raciones para tres días de pasta y verduras, agua abundante y prismáticos. Piedra de afilar, aceite para limpiar espadas.

-Preparado para todo: Tener a una instructora sobreprotectora es tan bueno como uno que no sabe cuando parar de darte juguetes. Cuentas con la dote Adaptable y Regeneración. Al acabar un combate no solo recupera sus PM, sino que si usa su botiquín recupera sus PV por completo y los de sus aliados. Eres resistente a fuego y frió en un 50% si te pones la crema y llevas el chubasquero que es reglamentario, plano y aburrido, pero sirve mejor que ningún otro.

-Mantenimiento de espadas: Aunque las cosas recien sacadas de la forja estan bien, siempre es bueno darles un filo adecuado a la costumbre del guerrero. Tras hacerle un mantenimiento adecuado, aumentas en 2 la Fuerza del arma durante el resto de la misión.

-Formulario de conductor: Te da acceso a las habilidades de conducción junto con el vehículo.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Reply
Like

Moguel
Combatiente medio
Moguel
Combatiente medio
Joined: 02 Dec 2015, 15:02

09 Mar 2017, 19:07 #6

A la primera de cambio, Jack aprovechó para dejar tirado al pequeño Moguri. Pero eso no fué lo que molestó a Moguel. Entendía que Jack aún necesitaba adiestramiento. Así que podía perdonarle por esta vez. Sin embargo, la actitud del encargado de material, tan apática y desapasionada, era anticlimática.

En todo principio de buena aventura, el encargado de dar los primeros objetos claves al futuro héroe lo hacía con un toque de advertencia y misterio. Una anticipación del porvenir. Si Moguel tenía que tomar la actuación del encargado como un presagio de lo que les esperaba a lo largo del día, podía esperar que fuese tan aburrido y carente de emoción como ver pasar las nubes en un día soleado.

Pero lo peor fué cuando escuchó que no había comida en su equipaje.

Ese dato podría haber hecho que se hundiese en la miseria. Que perdiese toda esperanza de tener un gran día y se empañase su ánimo. Por suerte, su interés se iría renovando al ver cada una de las cosas en las que Zell sí había pensado. Sus ojos se abrieron como platos, y sin darse cuenta, acabó pegado a la reja del mostrador, en la mejor posición para no perder detalle de lo que se iba agregando a su mochila.

Se sentía como si fuese navidad. Reconocía cada una de las diferentes municiones. Todo un abanico de posibilidades. En cuanto a las diferentes miras, había leído sobre ellas en varias revistas, tales como Guns&Bullets, Manual Avanzado para Artilleros Profesionales, y como no, la edición especial de Space Dandy para adultos que logró obtener gracias a la ayuda de su abuelo. Por ello, se sabía de memoria sus pros y sus contras, como sacarles el mayor rendimiento y que héroes famosos las habías usado ya en sus aventuras. Cruzó los dedos por tener la oportunidad de probarlas todas.

Justo estaba recibiendo todos esos juguetes, cuando regresó Jack. Para la mirada entrenada del pequeño moguri, no tardó ni medio segundo en ver la nueva espada que portaba. Y mucho menos, saber que era de manufactura moguri.

-Buen hierro eso, kupó- y vaya si era un buen hierro. Especialmente porque era un hierro enorme. Conocía lo que era, una Spearsword, un arma exacerbada como muchas otras de la forja, y que siempre le habían parecido geniales pero que no cuadraba con su idea de héroe de acción. Además, en el espacio las armas cuerpo a cuerpo no solían servir de mucho. Por lo del espacio reducido y por ser armas prehistóricas que quedaban un poco fuera de contexto-. Parece que la hizo mi tio, kupó, seguro que aguanta lo que le eches.

Y la verdad, viendo todo lo que Quistis le había asignado como material de misión a Jack, bien le haría falta esa buena espada. Esa colección de pomadas, y potingajos dignos para una excursión playera. No sabía si pensar que esa elección de objetos para Jack habían sido porque la instructora se había dejado llevar por su lado maternal o, si por otra parte, se había adelantado al movimiento de Zell y le había puesto a su compañero parte de los alimentos que a él le faltaban. Aunque la crema solar estaba claro que no era para él, pues solo le estropearía su lustroso pelaje.

Finalmente, cuando el encargado del almacén puso el sello en sus formularios, indicando que ya lo tenían todo y estaban listos para pasar a la siguiente fase, Moguel se acomodó su mochila a la espalda. Era el momento de ir hacía el garaje a recoger su vehículo. Así que tras despedirse del apático encargado, tomó la iniciativa, guiando el paso, comenzando a ganarse su puesto como líder indiscutible de la misión.

-¿Es tu primera misión, kupó?- le preguntó Moguel a Jack, para comenzar a romper el hielo.

Era importante comenzar pronto a estrechar lazos. La confianza en un grupo era de vital importancia en los momentos críticos. Así que ese pequeño gesto, les podría salvar la vida en el futuro. O eso había leído en la Space Dandy Nº59.
Expediente

Color: a veces Aquamarine, otras MediumAquamarine.
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

10 Mar 2017, 00:35 #7

Jäger se contentó con la respuesta del encargado, después de todo una mochila nueva nunca era mala. Mientras el encargado terminaba de tramitar los formularios el mercenario echó un vistazo en su mochila, abriendo los ojos y formando la sonrisa más grande de la mañana. Protector, chubasquero, equipo de utilidad múltiple, pero sobre todo, comida. Era la razón por la que él amaba que Quistis fuera su instructora, era como una segunda madre, ya fuera por instinto propio o para evitar los regaños del comandante, ella nunca dejaba vulnerables a sus estudiantes. Cerró los ojos por un momento, apretando ligeramente la mochila, murmurando entre labios:

"Gracias, Quistis"

Cuando los trámites estaban hechos por parte del encargado Moguel se encaminó enseguida hacia el garaje, sin embargo Jäger si giró hacia el encargado antes de seguir a su compañero:

-Adiós, muchas gracias y que tenga un buen día.- dijo sonriendo, se despidió con un gesto de la mano y le siguió el paso al moguri. Mientras caminaban el mercenario se quitaba su chaqueta para reemplazarla por el chubasquero y aprovechar de ponerse enseguida las gafas de sol. Era un proceso complicado, tomando en cuenta el arma que debía llevar, pero Jäger lograba arreglárselas para que nada se le cayera ni se interrumpiera su marcha. Sin dudas era una combinación de indumentaria extraña y lo sería más cuando usara el protector solar, pero antes de siquiera sacarlo de la mochila Moguel comenzó una conversación de la nada, preguntando si la de esa mañana sería su primera misión. El mercenario miró hacia arriba unos segundos haciendo memoria, no era cierto que era su primera misión, ya había acompañado a sus familiares cuando era pequeño, le enseñaban como lidiar con los problemas en campo y a adaptarse a las situaciones. Sin embargo esta era la primera misión en la que sería uno de los encargados de cumplirla y no solo un observador. Y no solo eso, también era su primera misión de campo como estudiante SeeD:

-Pues... si que es mi primera misión desde que soy estudiante, y también la primera en la que seré partícipe directo.- Jäger comenzó a untarse la cara con el protector que Quistis había pedido para él, después de todo las quemaduras siempre eran molestas.- Y supongo que si preguntas es porque ya has hecho alguna, aunque bueno, no hay nada de malo en asegurarse.

Llegando al garaje Jäger puso el formulario en la ventanilla del encargado sin siquiera darse cuanta de si este estaba o no, el mercenario se encontraba demasiado ocupado ordenando las cosas dentro de la mochila, dejando fuera solo la chaqueta y tratando de dejar a mano los suministros para su arma y para poder usarlos antes de salir del Jardín.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 02 Nov 2005, 22:56

12 Mar 2017, 13:15 #8

Al poner el permiso en la ventanilla, nadie lo recogió, pues al mirar ambos al otro lado verían que no había nadie por allí. De hecho, no había nadie en todo el garaje para atender a los estudiantes y al fijarse en la ventanilla verían que había un cartel que rezaba:

A todos los estudiantes que deseen adquirir un vehiculo.
Los horarios para la adquisición se encuentran
restringidos por el mal uso del material escolar
por parte de nuestro alumnado. El cuerpo de profesores
se encuentra muy decepcionado y por ello restringimos el uso horario
de 11:00 a 14:00, todos los estudiantes que no hayan entregado sus vehículos antes
serán sancionados.

El personal del garaje solo estará disponible a estas horas.


Parecía que iban a tener que esperar un rato a que aparecieran por allí. Zell les había dicho que podrían coger un coche, pero no podrían acelerar el curso de los acontecimientos hasta que el instructor apareciese y este hiciera el papeleo necesario.

FDI: Tenéis turnos libres hasta que Zell llegue, que será de improviso.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Reply
Like

Moguel
Combatiente medio
Moguel
Combatiente medio
Joined: 02 Dec 2015, 15:02

22 Mar 2017, 23:40 #9

Por el camino hacía el garaje, descubrió por la respuesta de Jack, que era su primera misión como estudiante, y esto ya le hizo sospechar que no era la primera vez que salía a hacer trabajos. ¿Quizás hubiera hecho algunos trabajillos para su jefe Trien? De ser así, el alcance de la corrupción en su joven compañero iba a ser mucho más difícil de limpiar, pero también les aportaría a ambos una historia de redención conseguida a través de un trabajo duro y acciones de verdadera amistad.

Jack continuó aseverando que él debería haber hecho alguna, pero la realidad era muy diferente. Pues no solo nunca había hecho ninguna misión como estudiante de Balamb, sino que tampoco las había hecho en Galbadia, de pequeño sus padres el encargaban misiones del tipo de “Trame esto, tráeme lo otro”, o le pedían que hiciera recados como ir a comprar cosas mientras ellos estaban en sus proyectos de la forja. Entonces ya se las tomaba muy en serio, saliendo siempre como si se fuera a la guerra y saliendo a la calle preparado para cualquier aventura que le pudiera suceder. Pero ahora era mayor, y esta vez, con el peso de su mochila, se sentía mucho más preparado que aquel día que le obligaron a ir a buscar la tía Mogufelia:

- La verdad es que no, kupó, ní siquiera en Galbadia, kupó – lo único que había hecho para su anterior jardín eran transportes y peticiones para sus padres. Todo lo demás había sido estudiar y ganarse la posición para ser un estudiante de intercambio y poder ampliar mundo. Razón principal por la que había ido a Balamb a estudiar. – Está es mi primera misión, kupó, por lo que estoy algo nervioso, pero es genial, kupó, tenía muchas ganas de que me asignaran una, kupó.


El moguri, que estaba entusiasmado por la perspectiva de salir del Jardín con Jack, podía imaginarse la escena perfectamente. Con ambos llevando gafas de sol y conduciendo el Jeep a través de las praderas y saltando grandes terraplenes como si fuera algo natural, sin cambiar un ápice sus facciones. Esta idea le daba todo el ánimo y energía que cualquier otro estudiante a ese hora mataría por tener. Desgraciadamente, estos sueños de viajes en carretera y gafas de sol se pararían en seco cuando vió el cartel en las cocheras. No solo no podrían conseguir sus ruedas pronto, sino que además tendrían que esperar hasta que Zell apareciese con el encargado e hiciera las veces de instructor responsable.

No conocía mucho al rubio, pero algo le daba en su nariz que difícilmente sería ese el caso. Aunque no se dejo desmoralizar por esta pequeña adversidad del destino, pues más que un problema, era una oportunidad para hablar con Jack y llegar a conocerse mejor de cara a su próximo trabajo. Si iban a tener que esperar, era mejor aprovechar el tiempo:

- Parece que vamos a tener que esperar, kupó - dijo mientras se ajustaba ligeramente el sombrero para que apuntará hacia arriba y se rascaba de forma distraída la sien. -, pero podemos aprovechar mientras tanto para hablar, kupó. Ayer cuando nos encontramos también venias de la zona de entrenamiento, kupó, pero ibas con Trien ¿Sois amigos, kupó? ó ¿Te lo encontrastes allí, kupó? – antes de poder trazar un plan correcto para traer a Jack a la luz, tenía que saber cómo de profunda y especial era su conexión con la parte más oscura del Jardín. Aunque no se desmoralizaría con lo que le dijese, pues era un héroe y los héroes no se rendían. También aprovecharía lo que pudieran hablar para conseguir algo de información para la misión, debía entender bien cómo funcionaba su compañero y donde podían combinarse mejor.
Expediente

Color: a veces Aquamarine, otras MediumAquamarine.
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

25 Mar 2017, 03:04 #10

Una vez terminó de arreglar el orden de las cosas en la mochila Jäger se puso de pie nuevamente solo para encontrarse de frente con un cartel, el cual decía que no podrían conseguir inmediatamente el vehículo que se suponía les entregarían. Eso solo dejaba dos opciones: Esperar a que fueran las once o esperar a que llegara Zell para encargarse del papeleo. "A saber que pasará primero" fue el pensamiento inmediato del mercenario. Sabiendo que deberían esperar si o si un buen rato, se sentó en el suelo a un lado de la ventanilla, sacando nuevamente los artículos para hacer mantenimiento a su arma. Mientras Jäger se encargaba de sus cosas Moguel comenzó a hacer conversación, preguntándole sobre la tarde anterior y en especial sobre Trien. El mercenario levantó una ceja, no entendía el porque de la pregunta, probablemente no tenía nada que hacer y solo quería conversar para pasar el rato. Sin dejar de concentrarse en su armamento respondió la interrogante del moguri luego de unos segundos:

- Pues... Trien es un colega, entramos el mismo año, por lo que estamos en la misma generación, ya sabes, mismas clases, mismas actividades, aunque diferentes instructores. No habíamos entablado una conversación como tal sino hasta ayer, y para pasar la tarde fuimos a la zona de entrenamiento.- Paró un momento el mantenimiento para ver como estaba avanzando, tratando de mirar por diferentes ángulos el filo de su arma. - Es simpático la verdad. Miró de reojo a Moguel, en verdad Jäger no estaba interesado en conversar con su compañero, sin embargo no quería empezar mal con él ya que pasarían todo el día juntos. Dejó unos segundos de silencio antes de animarse a seguir la conversación:

-¿Y que hay de ti con Lucien? Esta claro que es de los "recién llegados". ¿Le estabas dando un tour por la zona de entrenamiento?- Jäger ya había visto a Lucien por los pasillos del Jardín, además durante el rato que habían pasado todos juntos había mostrado una gran pasión por combatir monstruos, y Jäger había escuchado de que a ciertos visitantes se les permite rondar por el Jardín con completa libertad. Sabiendo todo esto era claro que Lucien ya había pasado por la zona de entrenamiento antes, por lo que la pregunta era innecesaria para obtener información, pero era la única que se le ocurrió al mercenario para seguir la conversación y no parecer antipático con el moguri.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 02 Nov 2005, 22:56

03 Apr 2017, 19:03 #11

La conversación no tuvo mucho más tiempo para seguir, pues de repente se comenzaron a escuchar voces por el pasillo. Una la reconocerían conforme se acercase, pues era sin duda la del escandaloso Zell, pero la otra, que era una voz también masculina no lo era menos. La amistosa y tranquila charla de los estudiantes se detuvo por completo cuando el instructor apareció por la puerta acompañado de un SeeD que vestía su uniforme sí, pero estaba sin planchar y con la chaqueta abierta, no parecía que la usara mucho. Era un chico joven, con una gorra amarilla que destacaba sobre el equipaje negro de los SeeD, era más pequeño de estatura que Zell, con unos guantes clavados a los del instructor y con un tatuaje semejante en el cuello, incluso su cabello estaba tintado de rubio, pero solo las puntas dándole un aspecto aun más extraño. Parecían muy amigos por lo que estaban hablando:

- ¡Ja! Seguro que la próxima vez Rolls Rogers gana a ese patético de Chevere Ty ¡Tiene mucha más clase que él al volante! Lo de anoche fue pura suerte - exclamaba el instructor conforme entraban en los garajes y se fijaba entonces en los estudiantes que ya le esperaban allí. Girando en ese momento hacía su compañero con una mala mirada de reprobación. - ¿Ves? Si te hubieras levantado cuando te dije, ellos ya tendrían sus cosas, pero ¡No! Tenias que hacer esperar a mis estudiantes Jhonathan, a saber cuanto llevan aquí.

El compañero de Zell le respondió encogiéndose de hombros conforme se acercaba hacía los chicos, aquel chico parecía ser el clásico mecánico de taller que te podías encontrar en cualquier parte, y sí le quitabas los elementos distintivos que lo convertían en un medio Zell, nadie lo habría recordado jamas. Excepto claro por sus ojeras negras como la noche, parecía que no dormía muy bien aquel chico, pero su cuerpo estaba sano y su piel bien... ¿Cuantas noches había estado sin dormir para llegar a ese estado?:

- Bueno, lamentó la demora muchachos, ayer estuve preparando los coches para hoy hasta tarde y no he podido levantarme antes. Si Zell no me hubiera venido a buscar... habría tenido que venir después, lo siento mucho, pero el coche esta a punto ¿Donde tenéis esos papeles?

En cuanto los recibió, Jhonathan el medio-Zell se metió en la oficina y comenzó a trabajar con ellos. Un par de sellos por aquí, otro por allá, otro formulario, una copia adicional y cuando hubo hecho este proceso un par de veces más le paso a los estudiantes unas copias con una X en su parte inferior:

- Muy bien, necesito vuestras firmas aquí y el coche es vuestro, con la venía de vuestro instructor claro- al decir esto sonrió hacía su amigo Zell que le hizo un gesto con la mano, instandole a darse prisa.

- Sigues sin saber enrollarte Jhonny, pero al menos ahora eres más rápido, si trabajas con coches ¡Tienes que vivir la velocidad Jhon! - el gerente del garaje desestimo su consejo con un gesto clavado al anterior, y recogió los formularios en cuanto los estudiantes se los pasaron. Volviendo entonces Jhonny al interior de su despacho para empezar a trabajar con aquellas grandes ojeras que tan mal había intentado disimular. Cuando su amigo desapareció tras bastidores, Zell se pusó algo más serio y se aclaró la garganta para adoptar un tono más marcial... Con poco exito hay que decir. - Muy bien, seguidme hacía el coche, os explicaré por el camino vuestro trabajo.

El subito cambio de actitud no le quedaba bien al animado instructor, que era mucho más dado a ser relajado y proclive a las bromas y un trato cercano, pero por alguna razón, parecía estar imitando a... ¿Quistis? ¿Squall? Era dificil de saber por lo mala que era está interpretación, y el ceño fruncido no era una indicación lo bastante buena de a quién intentaba copiar:

- Hay un pueblo a unas millas de aquí, es un pueblo pesquero, bastante tranquilo que nunca ha tenido muchos más problemas de los usuales. Monstruos y la ocasional tormenta costera, pero últimamente no nos llegan los cargamentos de allí y son los que nos proveen de alimentos, pues también hacen de puerto para nuestras mercancías del exterior. - La forma en que lo describía lo hacía parecer un pueblo bastante pacifico, pero a la vez importante para el jardín, y seguramente para los jovenes sería aún más importante. Si la comida empezaba a escasear no se sabía que podría llegar a pasar con la cafetería y sus deliciosas comidas. - El problema viene de que hay monstruos que estan atacando a las caravanas, eso no sería nuevo, pero son más de lo habitual. Y lo peor es que hay gente desapareciendo en el pueblo, en esta semana ya han desaparecido tres personas, y con apenas cuarenta habitantes esto no es lo más normal del mundo.

La dirección del Jardín ha escuchado de esto, y vamos a enviaros como equipo de investigación y exterminación. Tenéis que acabar con cuantos monstruos veais en los caminos, y a ser posible, averiguar porqué se están acercando tanto al asentamiento, que hasta ahora habían evitado. No os compliqueis la vida, y si veis algo que os supere volved de inmediato al Jardín y dejad que nos ocupemos nosotros. Sé que es vuestra primera misión, pero mantened la cabeza fría ¿Vale? Es lo más importante en este tipo de misiones
.

Conforme les explicaba el problema, Zell les había dado un par de mapas y una carta sellada con el desglose de la misión que ya les había comentado, pero algo más técnico. En este se decía que se habían avistado Lobos Nibelheim y Cóndores en bandada, el pueblo pesquero recibía el nombre de Andorhal, su alcalde Pancho por la foto que tenía el dossier era un hombre mayor, medio calvo y con complexión fuerte, seguramente un pescador de largo recorrido. Pero nada sobre las desapariciones más allá de referencias a sus nombres y perfiles de los sujetos, Roberto Nerovi, Biggerina Smith y su novio Wedge Stone, todos comerciales que trabajaban en el pueblo como porteadores y estibadores. Sin razón aparente para haber dejado el enclave sin aviso, la pareja se sabía que era joven y estaban a punto de casarse al esperar un bebe, mientras el hombre se sabía que estaba casado con otra mujer del pueblo, pero no habían tenido hijos.

Al poco de acabar la presentación, llegaron hasta el que era su coche por lo que el formulario les estaba diciendo, y efectivamente, era un Jeep del Jardín. De corte militar y color verde apagado, con el techo abierto y capota de tela, cinco asientos y un maletero abierto con dos tanques de gasolina para los imprevistos, pero por lo que sabía Jäger, no les haría más falta más de uno, salvo imprevisto. El jeep por su parte parecía sacado de una película bélica, pero estaba bien conservado y a punto para trabajar por lo que había dicho Jhonny:

- Muy bien chic-ugh, ugh...- el instructor tosio brevemente, pues se había atragantado por un momento. - Mantener esa estúpida voz me supera... Bueno, lo mismo da. Este es vuestro coche, si teneis alguna duda es el momento de decirla, sino os dejo marcharos ya hacía Andorhal. Es un camino de una hora a buena marcha, así que no perdáis mucho el tiempo ahí fuera
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Reply
Like

Moguel
Combatiente medio
Moguel
Combatiente medio
Joined: 02 Dec 2015, 15:02

18 Apr 2017, 19:26 #12

Moguel paladeó una respuesta. Quería decir algo que sonase bien sin ser demasiado pretencioso sobre su relación con Lucien. Sabía que no estaría bien decir que el destino había hecho que sus caminos se cruzasen porque se les auguraba un largo y tortuoso camino juntos para combatir contra grandes bestias y vivir grandes aventuras. Eso hubiese hecho que Jack le viese de una manera diferente, como alguien especial y difícil de alcanzar, alguien tan brillante que deslumbraba, y eso hubiese sido contraproducente con respecto sus plantes de acercamiento y rehabilitación de su compañero.

Prefería no decir nada a tener que decir una verdad a medias o descafeinada, pero sentía la presión de ser cortés y contestar la pregunta. Por suerte, la aparición de Zell con el estrambótico encargado de las cocheras le libraron de tener que esforzarse en sonar como alguien vulgar.

Ahora sí que por fin sentía que su aventura daba comienzo. Dejó que Jack fuese el primero en coger el bolígrafo y rubricar aquel papel que suponía su pase a una gran aventura. Después lo hizo él. Había practicado su firma en varias ocasiones. Sabía que en el futuro, entre aventura y aventura, sus admiradores le pedirían que rubricase sus fotos más heroicas. No estaba por hacerle feos a sus futuros admiradores y, por ello, había trabajado mucho en conseguir hacer una firma adecuada, rápida, pero elaborado y con buena caligrafía. Se había inspirado en la firma de famosos aventureros. La mayoría eran meros garabatos, pero había encontrado algunas genialidades que le habían ayudado a inspirarse y crear la suya propia.

Comenzó a trazar los trazos con una cínica perfección. Unos largos y redondos y otros rectos y más afilados. Una contraste de líneas y formas que tenía que culminar con su toque distintivo: las alitas en forma de murciélago encima de la letra G, cuando al escuchar las palabras de Zell, sintió como si alguien estrujase su pequeño corazoncito. Su pulso tembló, estropeando la maravillosa firma que había estado a punto de realizar con su perfecta caligrafía, dejando como testigo de su propia imperfección una línea temblorosa en vez de las gráciles alas de moguri.

¿Jhonny? ¿De verdad ese muchacho extravagante, sin puntualidad y sin gracia, se llamaba Jhonny? Sabía que todo el mundo tenía un nombre. Algunos eran más acertados que otros y que solo los tocados por el destino tenían nombres únicos, intransferibles y distintivos. Siempre había esperado ser uno de esos tocados por el destino, y ver esa brizna de ilusión truncada en menos de un día le estaba doliendo más que un navajazo traicionera dado por un pérfido ratero de callejón.

Moguel se sentía ofendido, o quizás era fruto de la envidia aunque no lo quisiese reconocer. Aquel era el caso perfecto de alguien que no tenía el nombre que le describía. Jhonny era un nombre de aventurero, que estallaba en la boca como las increíbles aventuras que alguien con ese nombre estaba destinado a tener y no la vida de mecánico de taller que aspiraba a ser ese muchacho. No era merecedor tampoco de ser un Jhonny. Un Jhonathan era lo que quizás pudiese llegar a merecer, o un Jhon como mucho ¿Pero un Jhonny? No. Jhonny le venía demasiado grande.

Se esforzó en parar esta corriente de pensamientos al sorprenderse a sí mismo teniendo estas ideas sobre el muchacho. Sacudió la cabeza como para expulsar esas impías ideas tan poco honrosas. No era la forma correcta de pensar de un dandy. Se estaba propasando y lo sabía. No dejaría que un pequeño ataque de envidia le hiciera buscar sangre contra el mecánico.

Mientras se dirigían al coche, se centró en las explicaciones de la misión, dejando que su profesionalidad tomase las riendas de su mente. Intentó memorizar cada una de las palabras de Zell. Los detalles eran importantes, aunque después de escuchar “hay gente desapareciendo”, no necesitó saber más.

¡Por fín le habían asignado una misión de verdad!

Ni hacer recados, ni buscar flores medicinales para hermanos enfermos ni trabajar para el control de plagas. Le habían asignado ser, nada más y nada menos, ¡que el salvador de un pueblo! Una amplia sonrisa rebosante de seguridad se dibujó en el rostro del pequeño moguri. Con esta aventura se llenarían las primeras páginas de su biografía. Lo presentía, o más bien… ¡Lo sabía!

Moguel subió al jeep, acomodándose en el asiento del copiloto. en esos momentos echo de menos no tener unas buenas gafas de sol para ponerselas con estilo antes de decir algo, así que se limitó a dar un toquecito con gracia a la visera de su gorro, apoyar el codo en la ventanilla, con pose de “todo va a salir a pedir de boca” y decir:

-Mmh… Me gusta ese olor a misión nueva por la mañana, kupó
Expediente

Color: a veces Aquamarine, otras MediumAquamarine.
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

20 Apr 2017, 01:44 #13

Aun sin recibir respuesta del moguri Jäger terminó de preparar su equipo: arma, chubasquero, protector solar y mochila, todo listo y ordenado a tiempo para la llegada del instructor, quien no llegaba solo. Cuando Zell llegó parecía tener una animada conversación con un SeeD curiosamente parecido a él. Las palabras del instructor llamaron inmediatamente la atención de Jäger: ¿Ganar? ¿Volante? ¿Noche? ¿Suerte?... ¡Carreras de automóviles! No había duda pero ¿Porqué él no estaba enterado? Zell continuó su conversación, se mostraba animado como era de costumbre, por lo que en conjunto con su doble lograron inmediatamente subirle el ánimo a Jäger, quien comenzó a sonreír después de unos segundos.

Jäger entregó los papeles a Jhonathan, monótonos como era de costumbre solo con el sello rojo que le daba un poco de viveza. Sin embargo a la vuelta del documento éste estaba mucho más marcado, ese era el poder de la burocracia. Jäger recibió el documento final, se acomodó el papel en el brazo y con trazos rectos, rápidos y seguros escribió su firma: J.Z.A.Hollow. Sus iniciales, como lo hacía su padre, sus tíos, su abuelo y gran parte de su familia. Entregó el documento a Moguel sin quitarle la mirada al par de Zells.
[+] spoiler

No soy muy bueno con las descripciones, así que dejo esto, mucho más gráfico.
Ambos estudiantes siguieron el paso al instructor, la atención que Jäger le prestaba a Zell aumento cuando este comenzó a explicar de que trataba la misión. El mercenario comprendió inmediatamente el porqué del interés del jardín en el ámbito de exterminio y la investigación de la situación. Le llamó la atención el que se nombraran las desapariciones pero no hubiera instrucciones relacionadas. Echando un vistazo a los informes la misión no tenía mayor complicación: lobos, cóndores (de los cuales se encargaría Moguel); no era de mayor riesgo, razón por la que se les había encargado. El aumento de los animales podía explicarse con ciertos fenómenos biológicos (pasarse tardes en la biblioteca debía servir de algo), probablemente lo que se les enviaría a investigar.

El apartado de las desapariciones no dejaba de darle vueltas en la cabeza a Jäger. No se especificaba relación, parecía desligado a todo lo demás, a las caravanas atacadas, al aumento de monstruos. Diferente hubiera sido que fueran reportados como ataques de animales, pero no, eran desapariciones. Después de la explicación Zell dió la palabra a los alumnos para aclarar dudas, Moguel se dirigió al jeep, pero Jáger descargó todas sus dudas en el instructor, con un tono serio y decidido:

-Bien, pues me queda claro lo de los monstruos, exterminar y buscar porqué hay tantos, pero... ¿Que hay de las desapariciones? ¿Están vinculadas con esto? ¿O no tenemos que entrometernos?- El joven dobló y guardó el papel en su mochila y antes de que el instructor pudiera contestar siguió sus preguntas, pero con un tono más animado. - Ah lo otro, ¿Me puedo quedar con la mochila después de la misión? Además, no sabia que podíamos llevar el uniforme como Jhonny y por último ¿Hay carreras cerca del Jardín? Y si es así ¡¿Porqué no lo sabía?!... Y lo más importante ¿Hasta cuanto llega el jeep?- Con las dudas resueltas el chico estaría listo para irse con Moguel. Aunque no sin pasar a despedirse de Jhonny y agradecerle por preparar el jeep.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 02 Nov 2005, 22:56

25 Apr 2017, 10:51 #14

Por lo que estaba viendo, estaba claro que aquella pareja tenía ganas de comenzar su misión. Aunque les faltaba la seriedad de la que tanto hablaban Quistis y Squall, a él le parecía que tenían que ir con esta cantidad justa de seriedad y despreocupación. Había visto sus informes y eran chicos capaces, además de con talento, podían hacer lo que les había pedido sin mayor problema.

Las preguntas de Jäger le sacaron de su ensimismamiento, sacudiendo la cabeza un momento antes de prestarle atención cual pajarillo que habían despertado. Al final si que le iban a estar pasando factura esos madrugones tras sus noches veladas con el televisor:

- ¿Eh? No, no, a ver. Las desapariciones son algo que están ahí, dudo mucho que tengan que ver una cosa con la otra ¿Monstruos raptando humanos? Tonterias, ni siquiera había signos de violencia en los lugares que desaparecieron. - Les explicó el instructor desestimando la idea con un gesto de su mano antes de quedarse parado ¿Y sí tenía algo que ver? No, no era posible... ¿Pero y si lo era? Medito por unos instantes la posibilidad antes de darles un poco de sabiduría adicional. - Vuestra misión es saber lo que pasa con esos monstruos y encargaros de ellos, todo lo que podáis aprender sobre las desapariciones será de agradecer. Aunque no es el objetivo principal ¿Entendido?

Su súbita seriedad era un contraste tan grave con su actitud jovial previa que podía dar algo de miedo y respeto. Pero inmediatamente volvió a hablar con una expresión más relajada para responder al resto de dudas de Jäger:

- Para todo lo demás, sí, te puedes quedar la mochila, sí, podéis llevar el uniforme de hecho es lo normal salvo que vayáis de incógnito. No, no hay carreras cerca del Jardín eran por el cable, por eso no lo sabias y el Jeep bueno. - Se acercó a la parte de atrás y dio un par de palmadas a los bidones portátiles, respondiendo estos con el sonido de un tanque totalmente cargado. - Tiene autonomía para hacer dos o tres viajes desde el Jardín al pueblo a buena marcha, pero además tenéis dos bidones de 25 litros cada uno, en caso de que tengáis complicaciones en el trayecto, pero espero que no ¡Ah! y por cierto, no recuerdo si os lo puse en el material, pero tomad, un mapa con too indicado.

Una vez respondidas sus preguntas, el instructor los dejaría ir si no tenéis nada más que decirle para que emprendieran su viaje, abriendoles las puertas del garaje y dedican un saludo militar a ambos estudiantes que partían ahora hacía el amanecer.

Su viaje duraría algo más de una hora, siendo un viaje plácido con aire fresco de la mañana y pudiendo disfrutar de los primeros rayos de sol que les darían desde el lateral calentando sus fríos cuerpos por la humedad del aire costero. El paisaje de corte agreste, con una gran explanada con algunos arboles dispersos por las anchas tierras daría sensación de paz y cierta monotonía en un principio, pero conforme se fueran acercando al pueblo del que Zell había hablado, notarían que el camino se volvía más regular, pero también más frondoso.

Grandes abetos y arbustos comenzarían a rodear el camino, así como un sotobosque cada vez más espeso a pesar de su cercanía con la costa. Grandes arboles que divisarían desde antes de entrar en la zona parecían ahora gigantes de madera, nudosos y viejos con un aspecto saludable. Pero no se debían dejar engañar por este aspecto apacible de bosque de cuento. Como SeeD sabían perfectamente que en aquel lugar habitaban monstruos y seres que solo deseaban alimentarse de carne humana, y que estaban asaltando carretas de transporte y convoys armados. Por lo que habían visto en los informes vehículos particulares como ese no se habían visto atacados, pero ¿Quién sabía cual sería el primero?

A la media hora de avanzar por la sencilla carretera de bosque podrían divisar por fín el asentamiento, de casas blancas cuadradas de pequeña estatura y con un puerto funcional y bien equipado para las dimensiones de la población. Parecía haber vida en el pueblo y barcos pesqueros aun zarpaban a esa hora, quizás llegaran a tiempo para coger a la mayoría de personas antes de que el resto de los jornaleros se fueran a hacer su trabajo.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Reply
Like

Moguel
Combatiente medio
Moguel
Combatiente medio
Joined: 02 Dec 2015, 15:02

21 May 2017, 14:12 #15

Moguel no se iba a dejar engañar por las palabras de Zell. ¿Qué las desapariciones no eran el objetivo principal? Por supuesto que no. ¿Qué gracia tendría que la misión principal fuese la importante? Si fuese así, ¿dónde quedaría el giro argumental de su historia?

Todo el mundo sabía que argumentalmente las cosas siempre se tenían que disponer de esta manera: se daba una misión principal, una sin importancia, de aspecto sencillo y bien ajustada al supuesto bajo nivel de los héroes novatos. Pero siempre, siempre, se colaba entre la información de la misión detalles que anunciaban la misión de verdad, y por eso Moguel estaba convencido de que acabarían encontrando a esa gente desaparecida.

Ya se imaginaba luchando contra un gran dragón. Uno de horribles fauces de las que saliésen chorros de llamas. Pero él, con la ayuda de Jack, lograría ser astuto y vencer a la bestia para liberar a los pueblerinos cautivos de tamaña pesadilla. Incluso sospechaba, que como no podía ser de otra manera, entre esas personas habría una joven moguri de pompón rojo escarlata y sedosa piel con la que llegaría a tener un romance, fuese lo que fuese eso de un romance. Aún no habían publicado ninguna Space Dandy que hablase en profundidad de qué era un romance y cómo debía de actuar un Dandy ante tal situación.

Por supuesto, que tuviesen gasolina para hacer como tres viajes o más, también era un dato que podría parecer relevante, pero Moguel sospechaba que la aventura proveería de alguna situación donde fuese necesario tanto combustible.

Siguió aguantando su postura de Dandy, intentando que no se reflejara en su rostro la emoción de saber que ese día le iba a pasar grandes cosas, así que no fue hasta que se alejaron los suficiente del jardín que tomó una postura más relajada y comenzó a examinar el material que se le había asignado.

Sabía que para estar del todo preparado, primero tenía que elegir entre las mirillas, la parte más decisiva de todas. Tenía una digital llamada “Tirador”, que al mirarla estaba claro que era bien sencilla, para enfrentamientos cortos, un cuadro metálico contenía una pantalla de cristal con un diseño semitransparente que ayudaba mucho con el apuntado, las había visto a menudo en las competiciones de tiro y en revistas especializadas. Otra era más militar, llamada “Ojo de Halcón”, de gran tamaño, se parecía a la de un francotirador pero adaptada para rifles por su menor tamaño, era mucho más compleja que la anterior con ruedas para calibrar el alcance y la dirección del tiro. La última era la más rara, se parecía a la digital, pero era más compleja, el nombre rezaba “Acechante”, su cuerpo era largo y cuadrado en vez de redondo, al mirar a través de ella, no vio nada especial, así que probó a mirar a su alrededor.

Su sorpresa fue mayúscula ¡veía los contornos diferenciados! Especialmente el de Jack que estaba a su lado, parecía que la mira diferenciaba los blancos y los marcaba de colores diferentes, lo cual en una situación frenética podía ayudar mucho para encontrar las posiciones más débiles de la defensa enemiga, apuntando rápido a un pie o a un mano desprotegida. Los cartuchos eran más sencillos, los conocía a todos de la Space Dandy. El de alta cadencia llamado “Escupebalas”, aceleraba la salida de las balas de la recámara, y de la cámara del arma, permitiendo un aumento en la tasa de disparo. Tenía el mismo aspecto que una regular, pero el peso y el ángulo, totalmente recto, las distinguían para el uso de personal experto, como él. Otras eran más anchas, “Fatboy” se llamaban, el doble por lo menos de una munición normal y aseguraban que uno nunca se quedará sin balas. La tercera variante de bales, eran de color Negro mate, con decoraciones plateadas. El cartucho “Archimago” permitía al tirador conseguir máxima eficiencia de sus disparos elementales. Acelerando el disparo y cargado de magia adicional que se suministraba desde una batería bajo el cartucho, capaz de diferenciar el efecto de los disparos al cambiar la posición de la pestaña entre “básico, frío, calor, electricidad, tierra, agua o viento”. Era algo digno de un tirador verdaderamente TOP. Había soñado a veces con tener uno.

Lo malo es que debía elegir entre ellos ¿Cual sería mejor para la misión? Quería probar el Archimago, pero no sabía si con sus habilidades iba a poder sacarle partido. Escupebalas y Fatboy eran clásicos, especialmente el primero, el preferido de muchos soldados veteranos por lo que sabía. Pero dependiendo de cual usase tendría que elegir una mira diferente. Con Archimago, estaba seguro de que debía llevar Acechante o Tirador, para poder sacarle el máximo partido posible a sus disparos bien apuntados y dar en los puntos débiles, pero claro, eso se podía aplicar también a los otros tipos de munición. Ojo de Halcón parecía bueno, pero no tenía mucho sentido colocarse tan lejos de la acción ¡Entonces no podría deslumbrar con su presencia a sus enemigos! ¡Ni ser una figura que inspirase esperanza!

Así que allí se encontraba, en una encrucijada que no sabía a dónde le llevaría. Al final, montó la mirilla “acechante”. Una elección arriesgada, pero ¿cómo probarse de probar algo tan maravilloso? Y por supuesto, como munición, algo a la altura de esa mirilla de última tecnología: los cartuchos “escupebalas”. Con una perfecta precisión y una velocidad de disparo tal ningún monstruo secuestra personas quedaría inpune.

Al finalizar de montar el arma, alzó la cabeza, se había pasado mucho rato con esta baja y trabajando con su arma, por lo que cuando sus ojos captaron la belleza que le rodeaba, no pudo evitar emocionarse y sonreir. Y es que al ver el cambio del paisaje desde la planicie a los bosques costeros ¿Como no iba a ser aquello una gran aventura? ¡Casi parecía un bosque encantado! Sabía que allí dentro había tesoros, aventuras y monstruos a los que derrotar ¡No podía haber otra cosa ahí dentro! Las emociones bullían en su interior. El viaje estaba siendo algo tranquilo, algo un poco decepcionante la verdad, pero no había mucho que reprocharle al mismo, lo consideraba una presentación del lugar, algo que debía suceder en todas las buenas aventuras para que el héroe y su compañía se familiarizásen con el entorno donde sucederá la acción. Además, el peligro podría aparecer en cualquier momento para poner el contrapunto a tanta belleza. Tenía que estar atento y no confiarse.

-Creo que, cuando lleguemos al pueblo, tendríamos que ir a ver primero al alcalde, kupó. Tenemos que hacer una buena presentación y dejar en buen lugar al jardín kupó- dijo sin importarle la opinión de Jack. Debía de dejar claro desde el principio quien estaba al mando. Mostrarse confiado y ganarse su repseto para poder llevar a cabo su plan de reconducir al pataslargas por el sendero del bien y la justicia-. También tendremos que evitar que los pescadores salgan a faenar sin hablar con nosotros primero,kupó. Necesitamos saber qué es lo que ha pasado con esas desapariciones y donde han sido los asaltos, kupó.

Ya comenzaba a verse la aldea pesquera en el horizonte. El olor del mar le chocó de frente cuando el coche comenzó el descenso por una colina hasta la cala donde se encontraba el pueblecito. Era un lugar encantador a simple vista, pero él sabía la verdad, habían hecho una llamada de auxilio al Jardín y era su responsabilidad ahora como Dandy, héroe y SeeD, darles lo que habían pedido.
[+] spoiler
Primero de todo, me quiero disculpar por lo mucho que estoy tardando en postear. Me está siendo muy difícil compaginar mi vida laboral y social con mi tiempo de ocio =_=U. Sorry Jäger por estas esperas eternas.

Moguel equipa lo siguiente:

Mira digital: Sencilla e intuitiva, reduce el coste de los ataques apuntados en 1 PM hasta 0 si ya estuviera reducido.

Cartucho de alta cadencia: Tus ataques de disparo al usar un Combo pueden hacer un ataque adicional por 2 PM.
Expediente

Color: a veces Aquamarine, otras MediumAquamarine.
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

27 May 2017, 04:39 #16

Jäger se sintió decepcionado, durante un momento soñó con poder ir a una carrera en vivo, pero tendría que esperar todavía. Con las dudas saldadas partieron a su objetivo, con el mercenario al volante y el moguri a su lado. El viaje era tranquilo gracias a la combinación de la suave carretera con la suspensión del jeep, para Jäger la única incomodidad era la aún extraña combinación de llevar chubasquero y protector. Si bien el clima meritaba solo el protector, no estaba de más llevar el chubasquero a mano (y que más a mano que puesto) en caso de que el clima cambiara repentinamente, como suele suceder en las zonas costeras.

Al rato del viaje la tranquilidad se respiraba, la única preocupación del mercenario era no volcar el jeep, eso era tan sencillo que prácticamente lo hacia de manera mecánica, permitiendo a su mente divagar mientras conducía. Jäger llevaba el almuerzo en la mochila, y no había otra opción además de las cosas que encargó Quistis, por lo que comenzó a planear lo que se prepararía para la cena. Paseando por su mente, rondando tema tras tema, llegaron a su cabeza los exámenes SeeD, el preocupante examen teórico y el ansiado examen práctico, ¿Estaría realmente preparado? Fallar siempre era una opción. Por el contrario de lo que se esperaría Jäger no se puso nervioso, estaba relajado, sus manos seguían firmes en el volante. La confianza era mayor que los nervios, no había estado estudiando ni entrenando para fallar un par de exámenes. No lo habían criado para pensar en fallar, sino para pensar en múltiples caminos extra, sin embargo faltaba saber si fallar los exámenes significaría dejar el Jardín de Balamb o intentarlo nuevamente, eso sin embargo lo meditaría solo después de haber fallado, en caso de hacerlo. En ese momento se le pasó la situación de Trien por la cabeza, saltarse el examen escrito, ¿Qué habrá hecho para tener tal privilegio?. La idea dejó su lugar desplazada por la de la aprobación de los exámenes, ese sería otro comienzo, más caminos por los que avanzar. ¿Tenían los SeeD un rango equivalente al capitán de asalto? ¿O tal vez una agrupación como sería el escuadrón dorado? Recordar los rangos de sus orígenes lo llevaron a pensar en lo que había dejado de lado y en lo que pronto tendría que retomar.

El cambio de ambiente a una zona más frondosa hizo espabilar al mercenario. Era curioso, ni siquiera en la biblioteca del Jardín tenía momentos de reflexión como esos. El joven dio un bostezo, con el cual terminaba de volver al mundo real, justo en el momento que Moguel comenzó a trazar un procedimiento. Jäger asintió ante la primera parte, era necesario que la primera persona con que hablaran fuera el alcalde o alguna autoridad del lugar, especialmente para pedir permisos y estar seguros de los procedimientos del lugar. Sin embargo en la segunda propuesta del moguri, el mercenario cambió inmediatamente su cara, pasando de la apacible sonrisa que había provocado el viaje a una cara de disgusto. La idea de Moguel no le pareció a Jäger, ellos no podían imponerse desde el principio como una potestad para los pescadores. Además, no era bueno que los aldeanos se sintieran inseguros al no dejarlos seguir con su rutina:

- ¿Que estás diciendo? No podemos llegar e impedir que sigan con sus cosas, eso hará que se sientan vulnerables. A lo más podremos hacer eso con las caravanas y los cargamentos, pero no con los civiles corrientes.- El mercenario entendió el tono altanero del moguri, estaba intentando imponerse como líder, pero sería inútil hacer intentos sutiles, Jäger no se subordinaría ante alguien de igual rango. Sea quien sea necesitaría hacer mucho mérito o demostrarse como superior ante Jäger para poder dar la ordenes.-Oye, ahora que lo pienso... ¿No deberías usar uno de esos asientos de seguridad para niños?-.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 02 Nov 2005, 22:56

19 Jun 2017, 21:50 #17

FDI: En primer lugar, perdón por la tardanza, en segundo lugar, aquí tenéis el post.

OST

Su conversación no se vería detenida durante los siguientes veinte minutos. Pues ese era el tiempo que les quedaba hasta el pueblo, pudieron entrar en él aun montados en el coche, pues la calle era lo bastante ancha y había algunos camiones por allí que indicaban la posibilidad de transito. Una vez allí, como habían visto de lejos, los aldeanos trabajaban con diligencia, como abejas en un panal cada uno hacía lo que debía... Excepto por dos figuras, cerca de la fuente de la plaza, donde había un hombre mayor, robusto sí, pero ancho también con un cabello canoso que indicaba su edad, su redonda cara estaba adornada por un amplio mostacho de hombre mayor, que le otorgaba una dignidad que estaba claro que no se veía menoscabada por el atuendo de pescador, pantalones de trabajo y altas botas de goma, con una camisa que le quedaba justa de color blanco, aquel hombre preocupado caminaba de lado a lado acompañado de un moguri que cojeaba junto a él, acompañándolo en sus círculos de preocupación. Este moguri al contrario que muchos otros que habían visto en el Jardín, era similar a Moguel, de mayor estatura comparado con el resto de sus congéneres, vestía con ropas de trabajo también, una luz amarrada a su pompón parecía indicar que su profesión no se realizaba al exterior, a esto había que añadir su bastón, que no parecía ser impedimento para seguir los largos pasos del otro hombre, aunque de vez en cuando debía aletear para ponerse a su altura.
[+] spoiler
Parecían estar discutiendo sobre algo que los tenía muy molestos a los dos, y por el estado del empedrado, lo suficientemente gastado para haber dejado un hueco de veinte centímetros de profundidad, debían de hacerlo a menudo en el mismo lugar. A más se acercaran, antes podrían escuchar la conversación de los ancianos:

- Esos ataques pasan demasiado a menudo, kupógh - era extraño escuchar la coletilla de los moguris junto a una tos, pero siempre había una primera vez para todo. - , aunque lo peor no es que perdamos mercancias, kupógh, sino que además ya hemos perdido a cuatro personas, kupógh ¡Donde diables estan los SeeD, kupógh!

La tos del anciano se volvió un poco más virulenta conforme alzaba el tono, pero no le detenía el paso en lo más minimo, pues ambos parecían sincronizados por la exasperación y el malhumor:

- ¡Más les vale estar en camino! Necesitamos que limpien los caminos lo antes posible, y organizar una investigación sobre el último secuestro, hasta ahora hemos podido soportarlo, pero esto es demasiado siniestro ¡Donde diables estarán esos SeeD! - Los ánimos de ambos ancianos parecían estar bastante caldeados, seguramente producto de la retroalimentación que se ofrecían mutuamente. Aunque podía ser divertido ver a ambos hombres discutir, pues sus bigotes no paraban de moverse en lugar de dejar ver sus labios, sus gritos de impaciencia y maldiciones estaban demasiado sincronizados para dejarlos a su aire.

El pueblo a su alrededor seguía impasible en su trabajo, pero algunos parecían haber notado la presencia de los estudiantes, pues no estaban tan metidos en exteriorizar su estado emocional alrededor de la fuente, por lo que aun estaba en su mano evitar la conversación con ellos por el momento. Y era obvio que iba a tener que hablar con ellos, pues eran los hombres más ancianos que veían por allí, y uno de ellos seguro que era el alcalde que les había hablado Zell.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

05 Jul 2017, 01:07 #18

La acalorada conversación continuó gran parte del camino, con la posición "dominante" de Moguel y las tomadas de pelo de Jäger. Una vez entrando al pueblo el cambió de atmósfera era evidente, de las tranquilas arboledas que rodeaban el camino a la pequeña pero ajetreada plaza en donde no había lugar en el que no hubiera movimiento. Dejando el jeep aparcado de manera similar a como estaban los camiones los estudiantes dejaron el vehículo para ser inmediatamente observados por numerosas pero disimuladas miradas de algunos pobladores. Esto dejaba en evidencia que a pesar de las caravanas y los cargamentos que iban y venían junto con todos sus trabajadores, quienes habitaban en el lugar conocían gran parte de los rostros que se movían por ahí.

Lo primero en llamar la atención de ambos estudiantes fue una pequeña figura que se movía de manera diferente a las demás, elevándose de vez en cuando para acercarse a otra silueta, mucho más grande que la suya. Al ser las únicas personas que no parecían estar ocupadas los jóvenes, después de mirarse el uno al otro confirmando la idea que compartían de los ancianos, se acercaron tranquilamente. Jäger no podía alejarse del vehículo sin su arma, ya fuera para protegerse o para imponer el debido respeto ante los civiles, por lo que llevaba su nueva adquisición colgada en la espalda, con el filo hacia arriba y el mango bien sujetado tanto a su hombro como a su cadera. Sin embargo el toque de superioridad se perdía un poco al notar que el joven llevaba el chubasquero entre su espalda y el arma.

A medida que se acercaban y escuchaban la conversación de los viejos Jäger mostró una pequeña sonrisa en su cara, no solo podrían ayudarlos a guiarse, los estaban esperando específicamente a ellos. Un pequeño detalle llamó la atención del mercenario, sino había oído mal, el viejo moguri había nombrado cuatro desapariciones, mientras que en el informe se notificaban solo tres. Una vez que estaban a pocos metros de los ancianos detuvieron la marcha y Jäger con su prácticamente imborrable sonrisa se dirigió a los ancianos:

-Buenos días, creo que están hablando de nosotros- se cruzó de brazos en el momento en que le dirigieron la mirada.-Somos los SeeD enviados por el Jardín de Balamb, si no me equivoco a terminar con sus graves problemas de monstruos. Y tratar de ayudarlos con las recientes desapariciones.- Aunque lo último no estaba en los objetivos explícitos de la misión el mercenario tenía toda la intención de ayudar en la investigación, después de todo, eso daría una imagen buena no solo de él, también del Jardín.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like

Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Pepito Grillo
Con derecho a Apodo
Joined: 02 Nov 2005, 22:56

17 Jul 2017, 22:13 #19

Moguel se lleno los pulmones de aquel aire costero, el calor del ajetreo provocado por el trabajo manual y artesanal de aquellos pescadores. El frenetismo, la intensidad... ¡Sí! ¡Aquel pueblo era justo el lugar indicado para una gran aventura! Un pueblo en apuros, humilde y lleno de gente que trabajaba arduamente. Era todo lo que podía esperar y más, alzó levemente el vuelo para dejarse ver a la misma altura que Jack, sin intentar quedar por arriba, debía mantenerse humilde pero firme en su posición de líder. Su compañero fue el primero en ver al grupo de hombres que discutía alrededor de la fuente principal del pueblo, y se animo a ir junto a ellos. A él le hubiese gustado hacerse de rogar, pues todo el mundo sabía que los héroes llegaban siempre tarde, pero por la angustia que percibía en el perfecto mostacho del moguri entendió que no debían hacerles esperar más.

Jack fue el que los presento, pero no les introdujo, así que el se cogió esa parte. Alzándose el sombrero con un toque de su dedo, para luego cruzarse de brazos mientras se erguía y mantenía su posición en el aire (Algo realmente difícil para los Moguri, pero que había aprendido a hacer con mucho esfuerzo). procedió a usar su mejor voz grave e imponente:

- Exacto, kupó, yo soy Moguel y este es mi compañero, Jack Hollow - Era la primera vez que el moguri decía el verdadero nombre de Jäger frente a alguien, pero parecía tener en mente que ese iba a ser el mejor nombre para referirse a él, y de hecho, si Jack le miraba a los ojos, solo vería respeto por él, y que no trataba de mofarse de ninguna forma. Creía de forma genuina que el nombre Jack Hollow molaba y merecía decirse con orgullo.

Los viejos se miraron un momento antes de volver a mirar a los chicos, se acercaron a ellos con un paso lento, pero que de repente se volvió rápido y se les pusieron en sus caras. El viejo moguri en la de Moguel y el otro anciano en la de Jack:

- ¡Llegáis tarde! - Les gritaron ambos viejos al unisono tan fuerte que casí les rompen los timpanos. Gente a su alrededor comenzó a distraerse de sus trabajos para mirar la escena, algunos curiosos, otros divertidos, pero muchos más con expresión preocupada.

El primero en hablar de forma atropellada fue el anciano moguri, con sus ojos inyectados en sangre y con su mostacho moviéndose de forma furiosa:

- ¿¡De verdad sois SeeD,kupó!? ¡A mí solo me pareceis un par de novatos, kupó! ¡No teneis veteranía en esos ojos, kupógh! - El anciano por el esfuerzo de alzar la voz acabo tosiendo, aunque la coletilla normalmente agradable de los moguri estaba presente en sus palabra, no era nada divertida o agradable de oir ahora. El otro anciano continuo, viendo que su compañero no podía seguir hablando mientras tosía sobre un claramente abrumado Moguel, que no se esperaba estaba bienvenida, deberían estar contentos de que hubieran llegado, no tan enfadados. - ¡Exacto! ¡Necesitamos verdaderos cazadores de monstruos y alguién que investigue sobre las desapariciones! ¿¡Donde esta el informe de vuestra misión!? No me creo que os hayan dado la importante tarea de buscar a nuestras familias, cuando aún no sabéis ni secaros tras las orejas ¡Enseñadlo!

Moguel miró rápidamente a su compañero, aquellos dos hombres estaban furiosos y no estaban dispuestos a dejarlos ayudar en todo lo que quisieran. Buscaban profesionales, así que debían actuar como tales. Aceró su mirada, afilando sus pequeños ojos y reforzando su determinación, iba a ser un comandante en el futuro y el sueño de esa mañana le había enseñado la grandeza que le esperaba, no se iba a permitir un traspiés tan temprano en su carrera ¡Su expediente quedaría manchado para siempre!:

- No hace falta que les enseñemos nada, kupó, la verdad es que, no nos han ordenado que les ayudemos, kupó ¡Pero sabiendo que tienen problemas no podemos venir aquí, y dejar las cosas resueltas a medias, kupó! - Respondio el determinado Moguri chocando su frente con la del viejo en un arranque de mal genio que normalmente no demostraba. Pero estaba determinado a ser el héroe del día, le gustara a aquella gente o no.

El anciano le respondió volando contra él y ambos moguris quedaron en el aire con sus alas batiendo fuertemente. El anciano humano se quedó sin respiración un momento al ver la reacción del joven moguri, y miró a Jack con algo más de comprensión, pero sin dejar su furia de lado. Parecía algo más dispuesto a cooperar que antes:

- Si venís a por los monstruos supongo que sabéis cómo está la cosa con lo otro... ¿Os han informado de lo demás no? ¿Necesitais algo? ¿Que necesitáis? - Le preguntó el anciano con seriedad, mientras poco a poco se formaba un corrillo de gente a su alrededor, con expresiones preocupadas y deseosos de saber de que estaban hablando. Moguel estaba ocupado con su careo con el anciano moguri, así que recaía en Jack tomar la iniciativa para requisar la información y por donde comenzarían sus investigaciones y pesquisas.
"El trabajo de la Voz de la Conciencia nunca termina..."
<a href="http://z14.invisionfree.com/Freakworld/ ... 14">Reglas de juego</a>
Reply
Like

Jäger
Combatiente medio
Jäger
Combatiente medio
Joined: 13 Jul 2016, 06:09

21 Jul 2017, 16:59 #20

Al percatarse de la introducción que dio el moguri Jäger lo desvió la mirada hacia éste por un par de segundos para luego inmediatamente devolverla a los ancianos. Era la primera vez desde que entró al jardín que alguien que no era un profesor lo llamaba por su nombre, al mercenario no le molestó en absoluto, sin embargo le resultó raro que después de tanto tiempo alguien lo llamara así nuevamente. Al final tendría que volver a acostumbrarse después de todo era su nombre, y al menos el Moguel no se había presentado como "Jhonny".

La reacción de los ancianos era de esperarse, el propio Jäger estaba llegando a un estado similar al tener que esperar a Zell en el garaje, por lo que no se sintió molesto con la bienvenida recibida, aunque no quitó la incomodidad de tener al anciano pegado al rostro. El chico dio un paso atrás para tomar un pequeña distancia luego de que les gritaran en la cara. Cuando el viejo humano pidió el informe de la misión el mercenario miró de reojo al jeep, en cuya guantera estaba la carta con los informes y ordenes del Jardín.

En el momento en que comenzó la pelea de los moguri, Jäger tuvo que resistir con todas sus fuerzas el mostrar la gracia que le estaba haciendo la situación, no podía reír en medio de un regaño o al menos no se debían dar cuenta. El molesto Moguel había echado en cara a los ancianos la verdad de que su misión no era por las desapariciones, lo que cambió inmediatamente la actitud del anciano, dejando en claro que necesitaban de forma desesperada ayuda. El mercenario volvió a mostrar la confianza de siempre, tanto en sus ojos como en su sonrisa, la que era lo suficientemente seria como para no ser interpretada como una burla:

- Si necesita los informes, sígame.- Jäger se giro y se encamino hacia el vehículo para, dos pasos más adelante, volver a girarse. - ¡Moguel, deja de discutir con el anciano, tuvieron que esperar tanto como nosotros!- Lo que podía parecer un intento de burla era en realidad un (fallido) intento por limpiar la imagen del moguri, no podía llevarle la contra a quien necesitaba ayuda solo porque le gritaba por estar en apuros. Cuando el mercenario llegó al jeep sacó el informe, entregó al hoja al anciano y resumió sus planes para él:

-Nuestro objetivo prioritario son los monstruos y los asaltos en las rutas, pero como dijo mi compañero, no dejaremos su situación a medio resolver. Primero quería preguntarle si hay alguien que nos pueda indicar los puntos exactos donde ocurrieron los ataques y de donde salieron los monstruos, ya sabe, para tener un lugar por donde empezar.- El mercenario desvió su mirada a los ojos curiosos que aun lo rodeaban y recordó la discrepancia que tuvo con Moguel de camino al pueblo.- Además, que todos los que hayan tenido problemas con los monstruos en sus trabajos nos avisen antes de comenzar, en especial las caravanas. Si nuestros informes son correctos y no hay sorpresas, no nos tardaremos mucho en terminar con el problema ese... ahora sobre lo otro...- El chico se dirigió en un tono más discreto al hombre con la intención de ser más delicado en el tema.- Haremos todo lo posible por las desapariciones una vez estén limpias las rutas, por lo mismo agradecería cualquier información que pueda reunir mientras estamos fuera del pueblo... y me gustaría comenzar por lo oí al llegar.- Volvió a ojear la carta en la sección de las desapariciones, en donde se informaba sobre las tres desapariciones de las que tenía registro el jardín, leyó un poco para corroborar lo que estaba pensando y continuó.-Solo tenemos información de tres desapariciones, pero ustedes estaban hablando de cuatro... ¿Qué me puede decir sobre esta última?.
Ficha
color=darkorange
Reply
Like