Capítulo 96

Lucia
Lucia

February 13th, 2004, 10:23 am #1



Actua hoy: Mark-Paul gosselaar como Paul
Actua hoy: Mark-Paul gosselaar como Paul
http://www.imdb.com/name/nm0004971/photogallery
http://www.mark-paul.com



Daniela está triste por lo que le dijo Aitor, pero también furiosa.
Daniela: ¿O sea que todo lo que buscas es una excusa para dejarme?
Aitor: ¡Claro que no!
Daniela: Sí, ya te cansaste de mí y ahora te haces el engañado para poder dejarme sin sentir remordimientos.
Aitor: ¡Bien sabes que eso no es cierto! ¡Tú te aprovechaste de que yo estaba ciego para engañarme con ese tipo!
Daniela: ¿Por qué siempre tienes que pensar lo peor de mí?
Aitor: ¡Tú me das motivos para pensar que eres una cualquiera!
Daniela: ¡Tú a mí no me insultas!
Ella intenta pegarle una bofetada pero él no se lo permite. La besa con una pasión salvaje y la lleva a la recámara. A ninguno de los dos le gusta hacerlo de ese modo, pero se necesitan tanto el uno al otro que no dicen nada y se abandonan a sus instintos.

Marciana se ha puesto el vestido negro de Rosalía. Como está un poco excedida de peso, el vestido le queda todo apretado, y junto con el sombrero negro en forma de torta que tiene en la cabeza, hace una imagen de lo más cómica, sobre todo porque la mucama no deja de llorar escandalosamente. Malvina la ve y se le ocurre que finalmente Mauricio le cumplió y mató a Daniela.
Marciana: ¡Ay, señorita Malvina, qué dolor! Yo sé que usted y yo nunca nos llevamos bien, pero en estos momentos tan duros tenemos que olvidar los rencores... Lloremos juntas esta gran pérdida...
Marciana la abraza y Malvina no sabe como sacársela de encima.
Malvina: ¿Quién se murió? ¿Daniela?
Marciana: No, se murió...
No puede completar la frase porque le da un ataque de llanto.
Malvina: ¿Me lo vas a decir sí o no?
Marciana: Se murió mi bombón, el padre de mi hijo... Mi pobre hijo que ya quedó huérfano antes de nacer... Y yo quedé viuda, tan joven y con lo mal que me sienta el color negro... Con lo que a mí me gustaba la ropa colorida, porque yo soy mujer del trópico... pero ahora voy a tener que vestir de luto riguroso durante un año completito
Malvina: ¡Ya déjate de tonterías! ¿¿Estás segura de lo que me estás diciendo??
Marciana: Tan segura como que me llamo Marciana.
Malvina: ¡Es que esto no puede ser! ¡Aitor no puede estar muerto!
Marciana: Ay, señorita, resígnese... Lo perdimos para siempre...
Malvina, en voz baja: Seguro que la culpa de todo la tiene el desgraciado de Mauricio...
Marciana: ¿Qué dice, señorita?
Malvina no le responde, se va rápidamente a buscar a Mauricio para pedirle una explicación.

Daniela y Aitor acaban de hacer el amor.
Aitor: ¿Y qué me dices? ¿Quién es mejor en la cama, el gringo ese o yo?
Daniela: ¿Cómo te atreves a preguntarme eso?
Aitor: Es que me da curiosidad saber en qué puesto estoy... supongo que tuviste tantos amantes que debes tenerlos numerados y por orden de preferencia?
Daniela lo bofetea con todas sus fuerzas.
Aitor: ¿Y ahora por qué me pegas? Se dice que la verdad no peca pero incomoda...
Daniela: ¡Te odio, Aitor, te odio! Eres el ser más despreciable que hay en el mundo.
Aitor: Mira quien habla de personas despreciables... ¡Tú, que trajiste a tu amante a vivir a esta casa! Ya te imagino acostándote con él y riéndote de mí.
Daniela: ¡Yo nunca tuve ningún amante!
Aitor: Sí, como no.
Daniela: ¡Te recuerdo que fuiste tú el que tenía una amante en esta casa! ¿No te acuerdas de Marisol?
Aitor: ¡Creí que quedamos en que olvidaríamos eso!
Daniela: Entonces yo tengo que olvidar todas tus infidelidades, pero tú con sólo sospechar que yo tuve que ver con otro hombre, ya piensas que soy una cualquiera.
Aitor: ¡Es diferente! ¡Tú eres mujer!
Daniela: ¡Cerdo machista! ¡Las mujeres tenemos los mismos derechos que los hombres!
Aitor: ¿Qué es lo que me quieres decir? ¿Qué si quieres puedes acostarte con todos los hombres que se te de la gana? ¿Ya ves como sí eres una golfa?
Daniela: ¡Lárgate! ¡No te quiero seguir oyendo! Y búscate otra recámara porque aquí no te quiero.
Aitor: Me imagino, ahora que tu amante está de nuevo en México también vas a darle alojamiento ¿verdad? Y no piensas molestarte en arreglarle el cuarto de huéspedes, mejor que directamente venga a esta recámara...
Daniela vuelve a golpearlo y le grita que se vaya. Aitor la mira con rabia, pero sobre todo con celos, sólo de imaginarse a Daniela en brazos de otro hombre se llena de furia.

Malvina llega a la casa de Mauricio y se mete en su recámara. Él está encantado de verla y no se da cuenta de la expresión de odio que hay en su mirada.
Mauricio: ¡Mi amor! Yo sabía que debías extrañarnos mucho... Nosotros también te extrañamos ¿verdad, Aitorcito?
Mauricio toma en brazos al bebé y lo hace mover la cabeza como diciendo que sí.
Mauricio: ¿Quieres tenerlo tú?
Él intenta ponerle al niño en sus brazos, pero Malvina lo rechaza.
Malvina: ¡Saca a este escuincle de mi vista!
Mauricio vuelve a dejar al bebé en la cuna.
Malvina: ¡Tú y yo tenemos que hablar, Mauricio! ¿Cómo está eso de que mataste a Aitor? ¡¡Si llega a ser cierto te juro que no te lo voy a perdonar nunca!!
Mauricio: ¿De dónde sacas esa tontería? ¡Yo no maté a Aitor!
Malvina: ¡Mejor que así sea, porque si me llego a enterar de que fuiste tú te juro que él que lo va a pagar será el escuincle mugroso!
Mauricio: ¡No hables así de mi hijo!
Malvina: Yo sólo te recuerdo que también es mi hijo y que si descubro que tú mataste a Aitor, no voy a descansar hasta quitártelo... Y quién sabe si por algún descuido mío el niño podría sufrir algún pequeño accidente...
Mauricio: ¡Ni se te ocurra, Malvina! Si haces algo contra mi hijo te juro que soy capaz de cualquier cosa... ¡Hasta de matarte!
Malvina se va, ya que quiere estar segura de que Aitor murió y cuales fueron las causas de su muerte. Se jura a sí misma que si fue Mauricio el culpable, él que lo va a pagar será el niño.
Cuando ella se va, Mauricio mira con cariño al bebé, que duerme tranquilamente.
Mauricio: No te preocupes... Tu mamá te quiere mucho. Habla así porque está enojada, pero ahora que Aitor murió ya nada va a impedir que seamos una hermosa familia. ¿De qué habrá muerto Aitor? ¿Y si fue él quién se accidentó en el carro de Daniela? Si fue así, espero que Malvina nunca se entere...
Aunque le da miedo la reacción de Malvina si él resultara ser culpable de la muerte de Aitor, está seguro de que no le haría daño al bebé. Pero por otra parte se siente tranquilo, ya que piensa que sin Aitor en su camino ahora sí podrán ser felices él, Malvina y el niño.

Paul ha acompañado a Julia a su casa, la que anteriormente era la casa de Pablo. El joven se porta muy amablemente con ella.
Julia: Gracias por traerme hasta aquí, no debiste molestarte.
Paul: No fue ninguna molestia... ¿No me invitas a pasar?
Julia: Claro, pasa.
Paul: ¿Quieres que me quede contigo un rato? Es que me da pena dejarte sola, debes estar muy mal por lo que sucedió.
Julia: No te preocupes por mí, estaré bien.
Paul: Entonces ya tendré que irme a buscar un hotel... no tengo casa aquí en México, cuando venía me quedaba con mi tío, pero ahora que tú vives aquí.
Julia: Esta es la casa de Pablo y tú eres su sobrino. Tienes todo el derecho de quedarte aquí.
Paul: ¿Seguro que no voy a molestarte?
Julia: No, claro que no. Ahora mismo voy a pedir que te preparen el cuarto de huéspedes.
Julia se va a llamar a una mucama y Paul se queda viéndola con una sonrisa de maldad. Si bien al principio se había enojado al enterarse de que su tío se había vuelto a casar, ahora le parece que eso no será ningún impedimento para lograr lo que tenía planeado.

Marciana se encuentra a Leopoldino, que se asombra mucho al verla toda de negro.
Leopoldino: ¿Qué pasó? ¿Ahora quién se murió?
Marciana: ¿No lo sabes?
Leopoldino: No, no lo sé.
Marciana en otro ataque de llanto: ¡¡Se murió el bombón!!
Leopoldino: ¿Pero qué estás diciendo?
Marciana no deja de llorar a gritos mientras repite una y otra vez que Aitor está muerto. Leopoldino intenta explicarle que está en un error, que Aitor no murió, pero ella no lo escucha. Sólo deja de llorar cuando ve aparecer a Aitor. Lo mira como si se tratara de un fantasma.
Marciana: ¡¡El bombón regresó del más allá!!
Aitor mira a Leopoldino como diciéndole "esta se volvió loca". Luego la mucama grita y se desmaya en brazos de Leopoldino.



[url=http://Abelardo_Behna.ar.gs]http://Abelardo_Behna.ar.gs[/url]
[url=http://guillermo_perez.ar.gs]http://guillermo_perez.ar.gs[/url]
[url=http://Juli_Fabregas.ar.gs]http://Juli_Fabregas.ar.gs[/url]
http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/m ... islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
FORO MAURICIO ISLAS
http://www.network54.com/Hide/Forum/217068
FORO GRANDES GUAPOS
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978
Last edited by ebalaguer on February 13th, 2004, 10:30 am, edited 1 time in total.
Quote
Share

Rocío
Rocío

February 14th, 2004, 10:18 am #2

¡Me la imagino con el vestido negro de Rosalía todo apretado y llorando más que María agdalena.
¿Qué le hará Paul a Julia?
Me imagino como reaccionará Aitor al descubrir que José Manuel es su hijo.
Quote
Share