CAPITULO 104

Joined: January 1st, 2005, 5:07 pm

February 25th, 2004, 10:42 am #1




Daniela está en una clínica de inseminación artificial. El médico la ha examinado.
Doctor: no se preocupe... es normal en las madres primerizas...se angustian y no pueden quedar embarazadas... Si ya lleva más de un año intentándolo pues le podemos hacer la inseminación...
Daniela: doctor... ya casi llevo dos años de matrimonio y si ni mi marido ni yo somos estériles pues son veo porque no soy madre... Ya pude haber tenido dos hijos y en cambio nada de nada...
El doctor le sonríe con mucha amabilidad:
--tranquila le daré cita para la próxima semana, su esposo tiene que venir para que le saquemos esperma.
Daniela se pone muy nerviosa.
Doctor: ¿hay problemas con su marido?¿él no sabe que está aquí?¡
Ella hace que sí con la cabeza.
Doctor: ¡pero es importante que su marido venga... si no ni modo... a no ser que usted lo que quiere es embarazarse sin importarle quien sea el padre... ¡

Ajeno a los planes de su esposa, Aitor y Leopoldino hablan por teléfono.
Aitor: No sabes las ganas que tenía de escuchar tu voz, hermano...
Leopoldino: si hablamos casi todos los días...
Aitor: lo sé pero es que me haces mucha falta...
Leopoldino: ¿¿no van bien las cosas con Daniela?¡
Aitor: pues sí... yo la amo y ella a mi y somos muy felices con el niño...
Leopoldino: ¿¡pero?¡
Aitor: está siempre tan nerviosa... tan obsesionada por la idea de no tener un hijo mío...
Leopoldino: es lógico que desea tener un hijo tuyo... y es raro que no se haya embarazada... los dos habéis tenido un hijo con otra persona... no tenéis problemas en concebir...
Aitor: él único problema está en su mente... ¡no se va a quedar embarazada si sigue tan obsesionada¡¡
Leopoldino: ¿¡y tú como estás?¡
Aitor: pues mal, extraño mi gente, mi país... Mi familia...Rafael es el único que me llama...
Leopoldino: ¿¡y cuando vuelves?¡ Creí que era una cosa provisional y ya llevas meses ...
Aitor: ¡¡y yo pero Daniela no quiere oír hablar de la idea de volver y yo no sé que hacer...
Leopoldino: Me gustaría tanto verte...
Aitor: ¡y a mi también... eres tú el que no quieres venir¡
Leopoldino: ya sabes que no puedo... Marciana dará a luz en unos dos meses y no la puedo dejar sola...
Aitor: lo que deberías hacer es hablar con ella...
Leopoldino: lo sé pero me muero del susto... ella sigue convencida que tú eres el padre de su hijo y que por eso la has abandonado...
Aitor: en que lío me he metido por tu culpa...
Leopoldino: lo siento... pero es que nunca me imaginé metido en un asunto como este...
Aitor: Pues ese asunto muy pronto va a ser un hermoso bebé que va a necesitar llamar a alguien papá ¿¿y tú que vas a hacer?¡¿vas a dejar que Marciana le enseñe a tu hijo a llamarme papá a mi?¡
Leopoldino: ¡no, te juro por mi vida que ese niño va a llevar mi apellido...¡¡yo quería ganarme el amor de Marciana pero ella ni me pela... ya ni es mi amiga pero cuando nazca mi hijo voy a hablar con ella y que explote el mundo...
Aitor: a mi me gustaría estar contigo para el parto pero Marciana se va a pensar ves a saber que cosa...

Daniela habla con el médico y le saca un buen fajo de billetes.
Doctor: si usted lo que quieres es engañar a su esposo no es mi problema... No hace falta que me pague más de la cuenta... yo la embarazo y punto...
Daniela: usted no me entendió... Yo quiero un hijo de mi marido...
Doctor: si eso es lo normal ¿¡y entonces cual es el problema?¡ si el problema que su marido no quiere venir pues ni modo... no le puede sacar el esperma a la fuerza...
Daniela: No sé si mi esposo querrá venir o no... Yo luego hablo con él de eso... Lo importante es que si vengo a su consulta usted no le diga que yo nunca di a luz... Mi esposo jamás debe sospechar que nunca me quedé embarazada.
El doctor se ha quedado sin palabras. No entiende nada. Daniela le pone el dinero en la mano y dice:
--¡usted no tiene que entender nada... sólo limitarse a hacer lo que a mi me parezca¡¡

Valentino está cuidando de su amada Rosalba. La acaricia con ternura.
Valentino: te amo tanto... si algún día te recuperaras... si vieras lo hermosa que está tu hija... Yo la estoy criando lo mejor que puedo pero para ti... para que algún día tú la disfrutes...
El guapo hijo de Gabriel se deja llevar por sus sentimientos y da un cálido beso en los labios a su amada pero ella le responde y se funden en un apasionado beso de amor. Valentino cree que ha sido producto de su imaginación pero de pronto se da cuenta que Rosalba está despierta mirándolo.
Rosalba: te amo mi amor... al fin te decidiste mi príncipe... al fin me diste mi beso para que me pudiera despertar...
Valentino se friega los ojos para estar seguro que no es una alucinación lo que vee.

Lejos de ahí, Luciana entra por urgencias entre la vida y la muerte. La llevan hasta el quirófano.
--¡paciente de 17 años que ha sido arrollada por un carro... está embarazada de unas 36 semanas¡ --dice mientras la van llevan al quirófano.
--se sabe quien es?¡
--¡¡no... no llevaba documentación¡¡¡

En otro lado de la ciudad, Rafael necesita desahogarse y busca el consuelo de unas prostitutas. Se va con dos. Y así mientras Luciana es operada y tiene a luz una prematura niña, Rafael vive un orgía con dos mujeres a las que paga para que le finjan un poco de amor.

Daniela llega a su casa. Aitor está en la ducha. Se acerca a él. Lo mira seductora. Le gusta verlo desnudo. Aitor está acostumbrado a que Daniela le quiera hacer el amor en cualquier momento y está seguro que es lo que quiere su esposa y que va a llegar tarde a la oficina. Se sorprende al ver que Daniela no entra si no que lo espera. Al ve muy extraña. Sale mientras se va secando con una toalla.
Aitor: ¿¡te pasa algo?¡
Daniela: quiero tener un hijo...
El hombre la mira con ternura. Se sientan en la cama. Él la tiene agarrada de la mano.
Aitor: pero nosotros no somos los que decidimos eso... no nos cuidamos... ya verás que en cualquier momento te quedas embarazada...
Daniela: ¡sí podemos... quiero someterme a una inseminación artificial¡
Aitor se ha quedado de piedra.
Aitor: ¿es una broma verdad?
Daniela: No, ya me sacaron a mi los óvulos... el medico te espera para sacarte esperma...
Aitor no puede creer lo que oye.

Malvina y Rosalía hablan en el despacho de la empresa. Rosalía está feliz pues al fin está logrando lo que quiere.
Rosalía: A lo tonto a lo tonto ya tengo una fortuna...
Malvina: Si alguien se entera que está descapitalizando la empresa irás a la cárcel... esto es un desfalco...
Rosalía: he ido con cuidado y nadie se entera de nada... Ahora estoy preparada para el golpe final...
Malvina: ¿y cual es el golpe final?
Rosalía: poner las acciones a la venta y comprarlas yo...
Malvina: ¿¡puedes hacer esto?¡¿tan amplio es el poder que te dio esa estúpida¡
Rosalía: ¡no claro que no pero ahora tengo mucho dinero y puedo comprar a quien quiera para que arregle las cosas a mi modo¡
Malvina: ¡¿pero entonces no es legal?¡
Rosalía: No, pero nadie podrá demostrarlo a no ser que hagan una buena auditoria y yo no lo voy a permitir... Poco a poco iré comprando las acciones de Daniela sin que ella se de cuenta... será como desangrar a un animal poco a poco... cuando todos se den cuenta yo seré la dueña de todo y Daniela no tendrá dinero para pelear por la empresa...
Malvina: pero Aitor sí...
Rosalía: por eso espero que tú hagas que se ponga de nuestro lado...
Madre e hija sonríe con maldad.

Mientras se sube los pantalones Aitor dice:
--¡olvidalo yo no voy a hacer eso¡
Daniela: ¿¡y porque?¡
Aitor: porque voy a pasar por un poco hombre que no es capaz de embarazar a su esposa.
Daniela: ¡es la verdad¡
Aitor: ¡ni te pases... te recuerdo que yo tengo un hijo¡
Daniela lo bofetea:
--¡no me lo recuerdes o¿¡ es que insinúas que el problema es mío?¡
Aitor: claro que sí...
Daniela lo mira con miedo cree que la ha descubierto:
--yo tengo un hijo –dice ella con miedo.
Aitor: claro y esa vez no te costó porque no lo querías pero ahora... tú obsesión es la que te lleva a no embarazarte...
Ella lo abraza y lo besa:
--es que te amo tanto... ¿¡que te cuesta complacerme?¡
él se abrocha los pantalones y se sube la cremallera.
Aitor: ¡Guacala¡¡yo no voy a dejar que me hagan eso¡¿¡cómo se te ocurre que voy a dejar que me saquen... eso...¡
Daniela: esperma...
Aitor: no lo digas cómo si fuera tan normal...
Daniela: pero si no te va a doler... será como si hicieras el amor...
Él pone una cara de decir: no compares.
Daniela: ya tengo la cita y quiero que me acompañes.
Aitor resopla, la mira molesto y con cara de no apetecerle nada los planes de su esposa.



[url=http://Abelardo_Behna.ar.gs]http://Abelardo_Behna.ar.gs[/url]
[url=http://guillermo_perez.ar.gs]http://guillermo_perez.ar.gs[/url]
[url=http://Juli_Fabregas.ar.gs]http://Juli_Fabregas.ar.gs[/url]
http://www.mauricioislasclub.ar.gs/
http://es.geocities.com/ebalaguer2002/m ... islas.html
http://es.geocities.com/emilibalaguer
DONA UN PLATO DE COMIDA GRATIS
http://www.porloschicos.com/
foro de novelas imaginarias
http://www.network54.com/Hide/Forum/246556
FORO MAURICIO ISLAS
http://www.network54.com/Hide/Forum/217068
FORO GRANDES GUAPOS
http://www.network54.com/Hide/Forum/243978
Quote
Like
Share

Rocío
Rocío

February 25th, 2004, 11:04 pm #2

¿Quién dice que el médico no quiera decir una mentira? ¡Daniela se vería descubierta enseguida!
¡Menos mal que Luciana no ha muerto, sería una pena.
¡Qué bien que Rosalba se ha despertado! ¡Pero en un año que ha estado en coma, ya podría haberla besado su príncipe!
Quote
Share