Un comentario hacerca del final de Las tontas y sus actores....

Un comentario hacerca del final de Las tontas y sus actores....

Joined: December 26th, 2006, 12:26 am

August 26th, 2008, 4:04 pm #1

24-Ago-2008).-


Que no se pierdan los "fabulosos", originales y divertidos finales alternativos que presentaría cada uno de los personajes de Las Tontas no Van al Cielo, que los sintonizaran el viernes y no sé cuánto más dijeron durante la semana sobre estos desenlaces que, según la producción, nos dejarían asombrados.

¿Y todo para qué? Nomás para aburrirnos con las payasadas de siempre de Jaime Camil, las caras de estreñimiento de Valentino Lanús y la sonrisa falsa y gesticulaciones congeladas de Jacqueline Bracamontes.

Resulta que en el capítulo del jueves apareció la palabra FIN mientras Santiago (Camil) y Candy (Bracamontes) se reconciliaban con un largo y emotivo beso, pero inmediatamente después prometieron tres finales diferentes para el capítulo del viernes.

Todo fue laaargo, inútil y tedioso.

Ver a la Bracamontes arrastrarse agarrada de la pierna de Camil, mientras éste trata de huir de ella, pues no es precisamente un trabajo que la coloque a un nivel actoral de respeto.

Al contrario, fue ridícula, como también lo fueron estos protagonistas a lo largo de un melodrama que su productora Rosy Ocampo se atrevió a calificar como "innovador".

Lo más triste de todo es ver cómo esta señora, que había ganado cierto respeto con las producciones infantiles y luego con la realización de La Fea más Bella, se hundió en un pozo sin fondo con una historia sin pies ni cabeza.

Que si el título era original, estamos de acuerdo, lo era.

Pero de eso a que la novela haya sido un parteaguas, pues hay muuuucha diferencia y nos da pena que por lo mismo en México deban seguir recurriendo a los libretos originales que se dan en Colombia y Argentina, los dos países de habla hispana con más poder en la innovación de telenovela.

¿Y México? Bien, gracias.

Pero desde los 80 y principios de los 90, la época dorada del melodrama nacional vio culminado su dominio, porque ahora todo es refrito o, cuando se les antoja algo original, salen con barrabasadas como Las Tontas no Van al Cielo.

Y luego, como si fuera poco el suplicio que tuvimos que aguantar, el chistoreto Meño (Manuel "Flaco" Ibáñez), en un derroche de amaneramientos (exageró más que en su papel en la historia), anunció, en cada corte a comercial, ooootro final súper diferente muy a su manera, a través del sitio de internet de Televisa.

Yo no sé ustedes, pero ni por asomo se me ocurre ver la genialidad que nuestros escritores tuvieron a bien alargar, como si los meses de hartazgo que vivimos no fueran suficientes.

No es que le deseemos el mal a realizadores y actores, pero si a juzgar por su trabajo se tomara una decisión, nosotros sin pensarlo diríamos que, efectivamente, Ocampo, Camil y Bracamontes no van al cielo... Los mandábamos derechito al infierno.



Qué bueno que, pese a todo, tenemos protagonistas más creíbles y menos aparatosas.

Y no nos referimos a Adela Noriega. No. La etapa estelar de esta señora ya pasó a la historia.

Hablamos más bien de Maite Perroni, lo mejor en los descubrimientos, pues hasta ahora uno le cree su papel de chavita de barrio, populachera y que a pesar de hacer un personaje muuuy parecido a los de Thalía en María Mercedes y Verónica Castro en Rosa Salvaje, la integrante de RBD sí da el ancho y nos deleita con sus diabluras.

La niña, no lo dejaremos de decir, es fresca, simpática y aunque le hace falta educar un poco la voz porque habla muy aprisa, transmite el sentimiento de niña desprotegida, abusada, y todo lo que una heroína tradicional de Televisa debe tener.

El descubrimiento de Maite se lo debemos, claro está, a Pedro Damián, quien le dio la oportunidad en la telenovela Rebelde, y es curioso, porque ahí la muchachita nunca brilló.

Sin embargo, alguien supo darle en el clavo a su personalidad y ahora muchos ya la conocen como la tierna Marichuy.

Lástima de William Levy, quien de plano llena la pantalla físicamente, le uuurrrrgeeen unas clases de actuación porque tiene porte y mucho atractivo, pero su inexperiencia se nota.

Esta semana tuvo un enfrentamiento con Nailea Norvind, quien tiene todo el colmillo del mundo, y se nota cómo la actriz se impone por encima del cubano.

Y bueno, tampoco queremos que un cubano sea un dechado de virtudes, pero tenemos el ejemplo de Francisco Gattorno, quien desde su llegada a México mostró talento en casi todas sus telenovelas (Laberintos de Pasión, Cañaveral de Pasiones, La Dueña y Preciosa), y a la fecha es uno de los valores más cotizados en Telemundo.


tvdocta@elnorte.com

Quote
Like
Share

Joined: November 23rd, 2006, 7:30 am

August 26th, 2008, 4:21 pm #2

solamente confirma lo que muchas pensamos y callamos. Saludos
Quote
Like
Share

Joined: December 26th, 2006, 12:26 am

August 26th, 2008, 4:23 pm #3



Quote
Like
Share

Joined: November 23rd, 2006, 7:30 am

August 26th, 2008, 4:28 pm #4

poner cualquier informacion pero ultimamente acusan de hablar mal de Jaime, que tengo precaucion con los temas...jajajajajajja
Quote
Like
Share

Joined: October 6th, 2007, 2:10 pm

August 26th, 2008, 4:32 pm #5

24-Ago-2008).-


Que no se pierdan los "fabulosos", originales y divertidos finales alternativos que presentaría cada uno de los personajes de Las Tontas no Van al Cielo, que los sintonizaran el viernes y no sé cuánto más dijeron durante la semana sobre estos desenlaces que, según la producción, nos dejarían asombrados.

¿Y todo para qué? Nomás para aburrirnos con las payasadas de siempre de Jaime Camil, las caras de estreñimiento de Valentino Lanús y la sonrisa falsa y gesticulaciones congeladas de Jacqueline Bracamontes.

Resulta que en el capítulo del jueves apareció la palabra FIN mientras Santiago (Camil) y Candy (Bracamontes) se reconciliaban con un largo y emotivo beso, pero inmediatamente después prometieron tres finales diferentes para el capítulo del viernes.

Todo fue laaargo, inútil y tedioso.

Ver a la Bracamontes arrastrarse agarrada de la pierna de Camil, mientras éste trata de huir de ella, pues no es precisamente un trabajo que la coloque a un nivel actoral de respeto.

Al contrario, fue ridícula, como también lo fueron estos protagonistas a lo largo de un melodrama que su productora Rosy Ocampo se atrevió a calificar como "innovador".

Lo más triste de todo es ver cómo esta señora, que había ganado cierto respeto con las producciones infantiles y luego con la realización de La Fea más Bella, se hundió en un pozo sin fondo con una historia sin pies ni cabeza.

Que si el título era original, estamos de acuerdo, lo era.

Pero de eso a que la novela haya sido un parteaguas, pues hay muuuucha diferencia y nos da pena que por lo mismo en México deban seguir recurriendo a los libretos originales que se dan en Colombia y Argentina, los dos países de habla hispana con más poder en la innovación de telenovela.

¿Y México? Bien, gracias.

Pero desde los 80 y principios de los 90, la época dorada del melodrama nacional vio culminado su dominio, porque ahora todo es refrito o, cuando se les antoja algo original, salen con barrabasadas como Las Tontas no Van al Cielo.

Y luego, como si fuera poco el suplicio que tuvimos que aguantar, el chistoreto Meño (Manuel "Flaco" Ibáñez), en un derroche de amaneramientos (exageró más que en su papel en la historia), anunció, en cada corte a comercial, ooootro final súper diferente muy a su manera, a través del sitio de internet de Televisa.

Yo no sé ustedes, pero ni por asomo se me ocurre ver la genialidad que nuestros escritores tuvieron a bien alargar, como si los meses de hartazgo que vivimos no fueran suficientes.

No es que le deseemos el mal a realizadores y actores, pero si a juzgar por su trabajo se tomara una decisión, nosotros sin pensarlo diríamos que, efectivamente, Ocampo, Camil y Bracamontes no van al cielo... Los mandábamos derechito al infierno.



Qué bueno que, pese a todo, tenemos protagonistas más creíbles y menos aparatosas.

Y no nos referimos a Adela Noriega. No. La etapa estelar de esta señora ya pasó a la historia.

Hablamos más bien de Maite Perroni, lo mejor en los descubrimientos, pues hasta ahora uno le cree su papel de chavita de barrio, populachera y que a pesar de hacer un personaje muuuy parecido a los de Thalía en María Mercedes y Verónica Castro en Rosa Salvaje, la integrante de RBD sí da el ancho y nos deleita con sus diabluras.

La niña, no lo dejaremos de decir, es fresca, simpática y aunque le hace falta educar un poco la voz porque habla muy aprisa, transmite el sentimiento de niña desprotegida, abusada, y todo lo que una heroína tradicional de Televisa debe tener.

El descubrimiento de Maite se lo debemos, claro está, a Pedro Damián, quien le dio la oportunidad en la telenovela Rebelde, y es curioso, porque ahí la muchachita nunca brilló.

Sin embargo, alguien supo darle en el clavo a su personalidad y ahora muchos ya la conocen como la tierna Marichuy.

Lástima de William Levy, quien de plano llena la pantalla físicamente, le uuurrrrgeeen unas clases de actuación porque tiene porte y mucho atractivo, pero su inexperiencia se nota.

Esta semana tuvo un enfrentamiento con Nailea Norvind, quien tiene todo el colmillo del mundo, y se nota cómo la actriz se impone por encima del cubano.

Y bueno, tampoco queremos que un cubano sea un dechado de virtudes, pero tenemos el ejemplo de Francisco Gattorno, quien desde su llegada a México mostró talento en casi todas sus telenovelas (Laberintos de Pasión, Cañaveral de Pasiones, La Dueña y Preciosa), y a la fecha es uno de los valores más cotizados en Telemundo.


tvdocta@elnorte.com

de su proxima novela ..pero ke recien se dan cuenta lo exagerada de fue la Bracamontes en la novela ...si toda la novela ella fue una exageracion desde lo primeros capitulos donde ell no hacIA reir ni llorar..pero Adela es buena actriz pero como ke ya paso la edead para hacer de protagonista no ke deje espacio a las jovenes ..Miate en su novela esta haciendo un bien trbajo esta demostrando lo ke vale..me gusta mucho en cuidado con el angel..lo ke si parecio injusto fue lo ke dijieron de Levi a mi si me gusta como actua esta guapisimo y me emociona cuando llora!!!

*******El Foro Unido jamas sera Vencido*******

saludos

<object width="300" height="80"><param name="movie" value="http://media.imeem.com/m/lyGHvD2o52"></param><param name="wmode" value="transparent"></param><embed src="http://media.imeem.com/m/lyGHvD2o52" type="application/x-shockwave-flash" width="300" height="110" wmode="transparent"></embed>Remedios - Giusy Ferreri</object>



<embed src="http://apps.rockyou.com/rockyou.swf?instanceid=78011255" quality="high" wmode="transparent" width="426" height="320" flashvars="appWidth=325&appHeight=244" name="slideshowpreview" align="middle" allowScriptAccess="sameDomain" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"/>
<a target="_BLANK" href="http://www.rockyou.com?type=slideshow&r ... 1255"><img title="RockYou slideshow" src="http://apps.rockyou.com/images/logo-mini.gif" border="0"></a> <a target="_BLANK" href="http://www.rockyou.com/slideshow-create ... 55">Create Your Own</a>



Quote
Like
Share

Joined: December 26th, 2006, 12:26 am

August 26th, 2008, 4:33 pm #6

poner cualquier informacion pero ultimamente acusan de hablar mal de Jaime, que tengo precaucion con los temas...jajajajajajja
saludos!

Quote
Like
Share

Joined: September 24th, 2006, 7:18 pm

August 26th, 2008, 4:36 pm #7

24-Ago-2008).-


Que no se pierdan los "fabulosos", originales y divertidos finales alternativos que presentaría cada uno de los personajes de Las Tontas no Van al Cielo, que los sintonizaran el viernes y no sé cuánto más dijeron durante la semana sobre estos desenlaces que, según la producción, nos dejarían asombrados.

¿Y todo para qué? Nomás para aburrirnos con las payasadas de siempre de Jaime Camil, las caras de estreñimiento de Valentino Lanús y la sonrisa falsa y gesticulaciones congeladas de Jacqueline Bracamontes.

Resulta que en el capítulo del jueves apareció la palabra FIN mientras Santiago (Camil) y Candy (Bracamontes) se reconciliaban con un largo y emotivo beso, pero inmediatamente después prometieron tres finales diferentes para el capítulo del viernes.

Todo fue laaargo, inútil y tedioso.

Ver a la Bracamontes arrastrarse agarrada de la pierna de Camil, mientras éste trata de huir de ella, pues no es precisamente un trabajo que la coloque a un nivel actoral de respeto.

Al contrario, fue ridícula, como también lo fueron estos protagonistas a lo largo de un melodrama que su productora Rosy Ocampo se atrevió a calificar como "innovador".

Lo más triste de todo es ver cómo esta señora, que había ganado cierto respeto con las producciones infantiles y luego con la realización de La Fea más Bella, se hundió en un pozo sin fondo con una historia sin pies ni cabeza.

Que si el título era original, estamos de acuerdo, lo era.

Pero de eso a que la novela haya sido un parteaguas, pues hay muuuucha diferencia y nos da pena que por lo mismo en México deban seguir recurriendo a los libretos originales que se dan en Colombia y Argentina, los dos países de habla hispana con más poder en la innovación de telenovela.

¿Y México? Bien, gracias.

Pero desde los 80 y principios de los 90, la época dorada del melodrama nacional vio culminado su dominio, porque ahora todo es refrito o, cuando se les antoja algo original, salen con barrabasadas como Las Tontas no Van al Cielo.

Y luego, como si fuera poco el suplicio que tuvimos que aguantar, el chistoreto Meño (Manuel "Flaco" Ibáñez), en un derroche de amaneramientos (exageró más que en su papel en la historia), anunció, en cada corte a comercial, ooootro final súper diferente muy a su manera, a través del sitio de internet de Televisa.

Yo no sé ustedes, pero ni por asomo se me ocurre ver la genialidad que nuestros escritores tuvieron a bien alargar, como si los meses de hartazgo que vivimos no fueran suficientes.

No es que le deseemos el mal a realizadores y actores, pero si a juzgar por su trabajo se tomara una decisión, nosotros sin pensarlo diríamos que, efectivamente, Ocampo, Camil y Bracamontes no van al cielo... Los mandábamos derechito al infierno.



Qué bueno que, pese a todo, tenemos protagonistas más creíbles y menos aparatosas.

Y no nos referimos a Adela Noriega. No. La etapa estelar de esta señora ya pasó a la historia.

Hablamos más bien de Maite Perroni, lo mejor en los descubrimientos, pues hasta ahora uno le cree su papel de chavita de barrio, populachera y que a pesar de hacer un personaje muuuy parecido a los de Thalía en María Mercedes y Verónica Castro en Rosa Salvaje, la integrante de RBD sí da el ancho y nos deleita con sus diabluras.

La niña, no lo dejaremos de decir, es fresca, simpática y aunque le hace falta educar un poco la voz porque habla muy aprisa, transmite el sentimiento de niña desprotegida, abusada, y todo lo que una heroína tradicional de Televisa debe tener.

El descubrimiento de Maite se lo debemos, claro está, a Pedro Damián, quien le dio la oportunidad en la telenovela Rebelde, y es curioso, porque ahí la muchachita nunca brilló.

Sin embargo, alguien supo darle en el clavo a su personalidad y ahora muchos ya la conocen como la tierna Marichuy.

Lástima de William Levy, quien de plano llena la pantalla físicamente, le uuurrrrgeeen unas clases de actuación porque tiene porte y mucho atractivo, pero su inexperiencia se nota.

Esta semana tuvo un enfrentamiento con Nailea Norvind, quien tiene todo el colmillo del mundo, y se nota cómo la actriz se impone por encima del cubano.

Y bueno, tampoco queremos que un cubano sea un dechado de virtudes, pero tenemos el ejemplo de Francisco Gattorno, quien desde su llegada a México mostró talento en casi todas sus telenovelas (Laberintos de Pasión, Cañaveral de Pasiones, La Dueña y Preciosa), y a la fecha es uno de los valores más cotizados en Telemundo.


tvdocta@elnorte.com

Digo, como traes la info de la comunidad de las telenovelas de Univisión, allí tambien está la de Álvaro Cueva, que pasa sólo traes las negativas?

A mí no me gustó la novela, pero ya que pasas el trabajo de traer notas de esa novela, trae todas no?


Club: http://agustinaranaclub.webnode.com
Foro: http://agustinaranaclub.zikforum.com/index.htm
Quote
Like
Share

Joined: July 30th, 2007, 12:35 pm

August 26th, 2008, 4:39 pm #8

me refiero a que lo apoyen mucho mas , el apoyo parece que esta muy trilili...
Quote
Like
Share

Joined: July 30th, 2007, 12:35 pm

August 26th, 2008, 4:41 pm #9

24-Ago-2008).-


Que no se pierdan los "fabulosos", originales y divertidos finales alternativos que presentaría cada uno de los personajes de Las Tontas no Van al Cielo, que los sintonizaran el viernes y no sé cuánto más dijeron durante la semana sobre estos desenlaces que, según la producción, nos dejarían asombrados.

¿Y todo para qué? Nomás para aburrirnos con las payasadas de siempre de Jaime Camil, las caras de estreñimiento de Valentino Lanús y la sonrisa falsa y gesticulaciones congeladas de Jacqueline Bracamontes.

Resulta que en el capítulo del jueves apareció la palabra FIN mientras Santiago (Camil) y Candy (Bracamontes) se reconciliaban con un largo y emotivo beso, pero inmediatamente después prometieron tres finales diferentes para el capítulo del viernes.

Todo fue laaargo, inútil y tedioso.

Ver a la Bracamontes arrastrarse agarrada de la pierna de Camil, mientras éste trata de huir de ella, pues no es precisamente un trabajo que la coloque a un nivel actoral de respeto.

Al contrario, fue ridícula, como también lo fueron estos protagonistas a lo largo de un melodrama que su productora Rosy Ocampo se atrevió a calificar como "innovador".

Lo más triste de todo es ver cómo esta señora, que había ganado cierto respeto con las producciones infantiles y luego con la realización de La Fea más Bella, se hundió en un pozo sin fondo con una historia sin pies ni cabeza.

Que si el título era original, estamos de acuerdo, lo era.

Pero de eso a que la novela haya sido un parteaguas, pues hay muuuucha diferencia y nos da pena que por lo mismo en México deban seguir recurriendo a los libretos originales que se dan en Colombia y Argentina, los dos países de habla hispana con más poder en la innovación de telenovela.

¿Y México? Bien, gracias.

Pero desde los 80 y principios de los 90, la época dorada del melodrama nacional vio culminado su dominio, porque ahora todo es refrito o, cuando se les antoja algo original, salen con barrabasadas como Las Tontas no Van al Cielo.

Y luego, como si fuera poco el suplicio que tuvimos que aguantar, el chistoreto Meño (Manuel "Flaco" Ibáñez), en un derroche de amaneramientos (exageró más que en su papel en la historia), anunció, en cada corte a comercial, ooootro final súper diferente muy a su manera, a través del sitio de internet de Televisa.

Yo no sé ustedes, pero ni por asomo se me ocurre ver la genialidad que nuestros escritores tuvieron a bien alargar, como si los meses de hartazgo que vivimos no fueran suficientes.

No es que le deseemos el mal a realizadores y actores, pero si a juzgar por su trabajo se tomara una decisión, nosotros sin pensarlo diríamos que, efectivamente, Ocampo, Camil y Bracamontes no van al cielo... Los mandábamos derechito al infierno.



Qué bueno que, pese a todo, tenemos protagonistas más creíbles y menos aparatosas.

Y no nos referimos a Adela Noriega. No. La etapa estelar de esta señora ya pasó a la historia.

Hablamos más bien de Maite Perroni, lo mejor en los descubrimientos, pues hasta ahora uno le cree su papel de chavita de barrio, populachera y que a pesar de hacer un personaje muuuy parecido a los de Thalía en María Mercedes y Verónica Castro en Rosa Salvaje, la integrante de RBD sí da el ancho y nos deleita con sus diabluras.

La niña, no lo dejaremos de decir, es fresca, simpática y aunque le hace falta educar un poco la voz porque habla muy aprisa, transmite el sentimiento de niña desprotegida, abusada, y todo lo que una heroína tradicional de Televisa debe tener.

El descubrimiento de Maite se lo debemos, claro está, a Pedro Damián, quien le dio la oportunidad en la telenovela Rebelde, y es curioso, porque ahí la muchachita nunca brilló.

Sin embargo, alguien supo darle en el clavo a su personalidad y ahora muchos ya la conocen como la tierna Marichuy.

Lástima de William Levy, quien de plano llena la pantalla físicamente, le uuurrrrgeeen unas clases de actuación porque tiene porte y mucho atractivo, pero su inexperiencia se nota.

Esta semana tuvo un enfrentamiento con Nailea Norvind, quien tiene todo el colmillo del mundo, y se nota cómo la actriz se impone por encima del cubano.

Y bueno, tampoco queremos que un cubano sea un dechado de virtudes, pero tenemos el ejemplo de Francisco Gattorno, quien desde su llegada a México mostró talento en casi todas sus telenovelas (Laberintos de Pasión, Cañaveral de Pasiones, La Dueña y Preciosa), y a la fecha es uno de los valores más cotizados en Telemundo.


tvdocta@elnorte.com

nt
Quote
Like
Share

Joined: November 23rd, 2006, 7:30 am

August 26th, 2008, 4:42 pm #10

me refiero a que lo apoyen mucho mas , el apoyo parece que esta muy trilili...
Corazon"....nt
Quote
Like
Share