Roland D.VIa WingnutWings 1/32 en marcha.

Roland D.VIa WingnutWings 1/32 en marcha.

Joined: June 2nd, 2005, 9:13 pm

February 14th, 2012, 11:41 am #1

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.


















<a href="http://www.maquetasdeplastico.com" rel="nofollow">http://www.maquetasdeplastico.com</a>
Quote
Like
Share

Joined: December 20th, 2005, 7:23 pm

February 14th, 2012, 1:15 pm #2

Será por el catarro? Tardé diez minutos en darme cuenta. Estaba ensimismado en este pedazo de tutorial.

He tenido que tomar notas:

- ¿Has probado con el acelerador de secado de óleos? Mucho mejor que una bombilla. Calentar maquetas con un flexo nunca nos ha traido nada bueno a muchos.

- Lo de coger la espuma de los tacos de lija me parece una idea estupenda.

- No veo ningún efecto sobre las vetas al usar amarillo transparente, ni creo que pueda haberlo.

- El asiento es magnífico. Tengo que probar la adaptabilidad de las calcas de vetas a piezas complejas. Pero ya.

- Estoy de acuerdo en que los colores base deben ser más claros para el exterior. Radome Tan de ModelAir u Oak de Humbrol.

- Yo veo en el efecto de la espuma más un grano y una pátina que un veteado. El veteado bueno lo da el variotip, el pincel fino y los lápices.

- Es cierto que ese efecto de los listones deberías recuperarlo al final con el aerógrafo porque es muy interesante. El problema es que también tendrías que recortar las calcas para que no cante el veteado en las uniones.

- Creo que sobre las calcas el trabajo con óleo tiene que hacerse muy suave o se pierde lo bueno que tienen los dibujos curvos de las calcas. Yo no combinaría veteado curvo de calca con rayado de variotip. Sin embargo, algo hay que hacerle con esponja o pincel para obtener más variedad. El patrón de veteado de las calcas de Uschi se repite demasiado. ¿Has probado las de HGW? Tienen una pinta mucho mejor.

Eso es todo. Excepcional trabajo y experimentación.

Ric.
Quote
Like
Share

Bolívar Iglesias
Bolívar Iglesias

February 14th, 2012, 1:56 pm #3

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















...la verdad es que pintar madera es para mi la última frontera.Algun día llegaré.
Quote
Share

Juan Pablo Gil Díaz
Juan Pablo Gil Díaz

February 14th, 2012, 1:58 pm #4

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















... trajo a este mundo!!!
Te digo como a Dani, no sólo has hecho un trabajo de artista si no que, además, nos lo enseñas a los que "tenemos dos manos izquierdas" paso a paso para que lo veamos claro.
Enhorabuena por el trabajo y por lo didáctico.
Muchas gracias, en serio
Juan Pablo
Quote
Share

Vicente Ferrer
Vicente Ferrer

February 14th, 2012, 2:38 pm #5

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















Ademas nos lo aderezas con un tutorial ilustrado con fotos paso a paso.

Imitar la madera siempre es muy complejo, tanto en color como en textura y veteado, y me has dado algunas ideas que pondre en practica en proximos modelos, ya que consigues una imitacion muy proxima a la realidad, que es de lo que se trata.

Ya tengo ganas de ver acabado este precioso avion.

Un abrazo.
Quote
Share

carlos gonzalez
carlos gonzalez

February 14th, 2012, 6:50 pm #6

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















por favor, pongan esto en tutoriales, se lo merece s/t
Quote
Share

Joined: August 14th, 2009, 6:48 pm

February 14th, 2012, 9:27 pm #7

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















como siempre una maravilla de post que se disfuta y del que se aprende de principio a fin.
El trabajo de la madera me parece logradísimo, por no hablar del resto de los interiores.
Promete ser una pieza excepcional, de la que ya me tienes esperando con ansia viva nuevos avnaces.
Saludos
Javier
Quote
Like
Share

Joined: March 14th, 2011, 4:20 pm

February 14th, 2012, 10:04 pm #8

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















Una maravilla tocayo!! Sin palabras!
Quote
Like
Share

Joined: January 20th, 2012, 6:58 pm

February 14th, 2012, 10:45 pm #9

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















Me encanta la forma que tienes de pintar y de tratar cada mínimo detalle. Me ha gustado mucho el resultado final de la madera, no sé si será lo más real, pero ha quedado de miedo.

Enhorabuena y gracias por compartir cada paso tan bien explicado.
<a href="http://twitter.com/jaime_pastor" rel="nofollow">

</a>
Quote
Like
Share

Joined: January 9th, 2008, 8:26 pm

February 14th, 2012, 10:45 pm #10

Aquí van las primeras imágenes del lío en que estoy metido ahora.
El modelo es el Roland D.VIa y me llamó la atención por lo curioso de su fuselaje, construído a base de tiras de madera solapadas entre sí, dándole a este la apariencia del casco de un Drakkar vikingo.
Por otro lado creo que tiene una línea muy bonita, más estilizada que, por ejemplo, un Albatros D.V. No sé, a mi me parece casi un avión de carreras
El motivo principal de montar esta maqueta es explorar un poco la pintura de la madera y el desgaste/engorrinado del lozenge. Otra cosa es que consiga algo mínimamente soportable a la vista, claro.
Además, son un tipo de maquetas plagados de pequeños detalles, donde el motor puede quedar bien a la vista y el arriostrado y los cables de mando aportan esa sensación de "fragilidad" de los aviones posteriores a la Primera Guerra Mundial.







Como véis el acabado del fuselaje será todo madera. Las alas van con el clásico Lozenge, en este caso de 4 colores. En un principio iba a reproducir la madera a base de pintura en su totalidad, pero tras investigar por ahí he visto que hay varios tipos de calcas que, si bien no reproducen la madera en su totalidad, si contribuyen con el veteado más complicado. Estas calcas son transparentes, con lo que se hace necesario un trabajo de aerógrafo previo (base, aclarados, sombreados) y uno posterior con óleos. Básicamente lo mismo que si se pintara totalmente a mano aunque en el caso de las calcas creo que las vetas más grandes quedarán más a escala que si se pintan. Además creo que reproducirla de este modo llevará más tiempo aunque supongo que merecerá la pena porque el realismo será incluso mayor que el conseguido a base de pintura.
Las calcas en cuestión son estas:http://www.uschivdr.com/
Merece la pena darse una vuelta por la página para ver las cosas que se pueden conseguir, no sólo en aviones, sino también en vehículos civiles e incluso una tabla de surf clásica.

El proceso de pintura de madera a base de óleos podéis verlo aquí:
http://www.clubhyper.com/reference/woodgrainel_1.htm y aquíhttp://www.network54.com/Forum/657050/m ... +de+madera

Y aquí tenéis un buen artículo sobre la reproducción de la madera en general, a base de pintua o de calcas:http://www.armorama.com/modules.php?op= ... rd=&page=2

Este es el despiece del cockpit:


Y dos imágenes de las piezas presentadas. Podéis ver que es bastante complejo y una vez pintado será bastante vistoso, combinando el color de la madera, aluminio, lozenge y verde. Podéis ver el depósito de combustible y la bancada del motor en el morro.




Y vamos a pintar algo de madera.
Voy a distinguir 2 tipos de piezas:

-Las que irán pintadas completamente con óleos sobre una base acrílica.
-Las que llevarán calcas sobre una base acrílica y un posterior trabajo con aerógrafo y óleos.

En el post inicial podéis ver el tutorial que yo he seguido para reproducir madera y que paso a detallaros y/o ampliar con algunas apreciaciones mías, que cada uno las tome como quiera. Las piezas que irán pintadas así son el panel de instrumentos, armazones laterales de la cabina, cuaderna de cierre de la cabina y la cuaderna sobre la que se asentará el alimentador de munición.
El color base es en este caso XF-59 Desert Yellow, podeís usar otros parecidos como XF-15 Flat flesh, XF-57 Ante, o Gunze H318 Radome. Para loa mantes del esmalte está también el Wood de Model Master.

Ahora preparamos sobre un papel pequeñas proporciones de óleos: Ocre amarillo, Ocre amarillo rojizo, Tierra siena tostada, Tierra sombra tostada y Tierra siena natural. Con un pincel plano y suave pintamos completamente la pieza, empezando por el color claro y terminando por el más oscuro. No tiene que quedar bien en absoluto ya que en realidad no estamos pintando sino depositando pintura sobre la pieza para más adelante quitarla casi toda.
Mi primer apunte personal: Podéis "pintar" de dos maneras:
- Suavemente, de manera que la capa de un color no se mezcle con la anterior sino que creamos un serie de "estratos" de pintura.
- Con más fuerza, las distintas capas se van mezclando entre sí ya desde este momento. De esta forma al final el veteado será más util al quedar el color más oscuro ya mezclado con los otros.
Segundo apunte personal: Podéis utilizar todos los colores que he enumerado, dos, tres o sólo uno. Nada mejor que la práctica y vuestro gusto para decidirlo.

Una vez "pintado" con óleos cogemos un trozo de espuma y vamos limpiando el óleo en movimientos contínuos siguiendo la dirección que queramos en la veta. Desde un primer momento veréis como van quedando marcadas vetas de distinta intensidad. Lo que yo veo es los colores más claros se mezclan fácilmente entre sí quedando la veta definida por el color más oscuro.
Más apuntes personales:
- Si véis que quitáis demasiado óleo no pasa nada, volveís a pintar encima y repetís el proceso.
- El óleos tarda varios días en secar así que no hay porque apurarse, el trabajo es muy fácil de detallar más adelante o de rehacer con la misma facilidad. Si queréis acelerar el secado podéis poner las piezas bajo un foco CON MUCHA PRECAUCIÓN, lo digo por experiencia ya que podéis terminar con alguna retorcida como un acordeón
- Podéis dejar el color más oscuro para el final: trabajáis la pieza con los colores más claros y tras unas horas aplicáis el color más ooscuro con un trozo de espoja directamente dibujando ya las vetas.
- Dependiendo del tiempo que hayáis dejado el óleo sobre el papel antes de aplicarlo este se mezclara más o menos con los otros colores. Si el óleo ya ha empezado a secarse lo notaréis más "duro" con el pincel plano y a la hora de pasar la esponja la veta quedará más nítida.
- La dureza de esponja también influye. Yo tengo dos: una dura procedente de un estropajo y otra blanda sacada de uno de esos tacos de lija para madera que venden en las tiendas de bricolaje. Prefiero la blanda ya que la dura retira demasiada pintura de una vez y tiene el "grano" demasiado grande.
Bien, una vez pasada la esponja repetimos lo mismo con uno de esos pinceles planos Vario Tip en los que las cerdas están separadas. Este pincel ya no es para retirar pintura, sino para definir más las vetas. igual que la esponja lo movemos siguiendo las vetas y moviéndo ligeramente si no queremos que sean completamente rectilíneas.

Finalmente con un pincel afilado definimos más las vetas de marena puntual, definiendo incluso nudos en la madera con pequeísimas porciones de óleo.

Los pinceles, por orden de aplicación de arriba a abajo:











Tras secar durante un par de horas apliqué el óleo más oscuro con esponja directamente y retoqué con el pincel. En la foto está recién aplicado de ahí que brille tanto.


Ahora podéis ver lo que serán piezas de madera reproducidas de otra forma: con calcas. Serán el asiento y el reposapiés del piloto. Irán con distintos tipos de calca, más que nada por ver en directo el resultado antes de meterse de lleno con lo serio de esta maqueta, el fuselaje.
El asiento está pintado también con una base de XF_59, sacando luces cenitales con Flat flesh y Radome. Esta será la base para las calcas que, recuerdo, son transparentes por lo que el trabajo de pintura anterior y el posterior) son fundamentales.
Que nadie se llame a engaño, esta no es una forma fácil o "para tontos" de repoducir la madera. El proceso es más largo que el de las piezas anteriores e implica, como habréis visto los que hayáis pasado por la página donde las compré:
- Pintura base, con sus aclarados y oscurecidos.
- Barnizado brillante.
- Calcas.
- Barnizado brillante.
- Rebajado del efecto de las calcas, a voluntad y más o menos intenso, realizado con aerógrafo.
- Trabajo con óleos. Como en las piezas anteriores, estas calcas sólo aportan las vetas más gruesas y para mí quizá más reales, teniendo que integrarlas con el resto de colores.
- Barnizado en amarillo o naranja. O mate, a gusto de cada uno.







Las calcas se adaptan muy bien por sí solas ya que tienen una película finísima, y con un poco de Mr. Mark Softer ya quedan perfectas. Una vez secas opté por rebajar el efecto de las vetas pero en vez de usar pintura usé barniz amarillo en el caso del reposapies y naranja en el asiento. En este último, y para respetar la iluminación del mismo insistí más en las partes más oscuras dejando la veta más marcada en las más claras.
Finalmente trabajé las piezas con óleos como las anteriores, pero usando sólo tres colores, los que serían los tres más oscuros de los cinco originales. El último paso es el barnizado con amarillo o naranja transparente. Por mi corta experiencia con ellos os diré qu el amarillo "apaga" un poco los colores, mientras el naranja los intensifica un poco más destacando sobre todo las vetas conseguidas con el óleo.
Al final véis la pieza que cierra la cabina con el trozo de Lozenge colocado. En la primera foto está el Lozenge tal como viene la calca de la maqueta. En la segunda la he cubierto con la calca que imita la textura del lino. En las fotos no se aprecia demasiado, al menos no en una pieza tan pequeña, puede que cuando recubra las alas lo apreciéis mejor. El caso es que en directo el aspecto de la pieza mejora muchísimo ya que el lozenge deja de tener ese aspecto "plástico" que, personalmente, no me gusta nada.


Aquí después de darle unas capas de barniz amarillo.


Asiento con las calcas colocadas:


Asiento tras el barnizado en naranja.




Asiento tras el trabajo de óleos y el barnizado final en naranja. Falta resaltar el claveteado y hacer algún arañazo.




El Lozenge con la calca original colocada y después con la imitación de textura de lino.


El depósito de combustible, pieza con la que me he recreado, literalmente, porque va a quedar casi completamente oculta
Sobre el color verde no he encontrado ninguna información por ahí. Las instrucciones indican el XF-76 Interior grey green o el Humbrol 90. Como no tenía ni uno ni otro me puse a hacer mezclas hasta que saqué un color más o menos parecido al de las fotos del único Roland D.VI que se conserva. Al final, por si a alguien le sirven, las cantidades son:
-15 gotas de H312 (Verde FS34227) de Gunze.
-10 gotas de H70 (RLM02) de Gunze.
-3 gotas de XF-5 Verde Mate de Tamiya.

Para las manchas de combustible usé los óleos de siempre después de dar unas capas de barniz satinado de Vallejo Air. Los desconchones se han hecho con X-11 plata cromada de Tamiya en esmalte, primero a pincel y después con un trocito de esponja para los más pequeños.
Para el que no conozca el método, cogemos un trocito de esponja (Yo corto uno chiquitín y lo manejo con unas pinzas) y lo humedecemos en la pintura, bien espesa. Retiramos el exceso dando toques sobre un papel hasta que sólo consigamos una serie de pequeñas manchas, entonces es el momento de ir toqueteando sobre la pieza. Fácil y para toda la familia.
Las mente avispadas se darán cuenta de que he hecho el proceso al revés porque primero deberían hacerse los desconchones y luego el ensuciado, pero es que decidí hacerlo después...
Por eso dí una nueva capa de barniz mate para retocar con lo óleos por encima y para apagar el metalizado de paso.




El interior del fuselaje. Vaya por delante que me va a servir para experimentar lo que más adelante haga en el exterior porque esta madera interior apenas será visible cuando se cierre.
La parte delantera va pintada en verde y la zona del piloto queda en madera vista. En la tiras he usado tres tonos distintos: Radome, Flat flesh y XF-59. Los dentados de los encajes entre láminas los hice con una plantilla recortada en cinta de Tamiya aunque, como veréis en la 2ª foto con las calcas no se notan nada. Supongo que me tocará hacerlos de alguna manera al final de todo el proceso.

Después tocará barniz brillo, apagar las vetas con aerógrafo, óleos, más barniz, bla bla bla.....




Sobre las calcas se aerografía ahora Radome y Desert yellow muy diluído, para apagar la veta e integrarla. Muy diluído para ir poco a poco y no apagarla demasiado.
A mano alzada, aquí pasé de enmascarar nada.




Ahora hago lo mismo pero con amarillo y naraja transparentes, también a discreción. Lo mezclo con alcohol para que deje un acabado mate. Si se diluye con el disolvente de Tamiya deja un acabado satinado/brillante, a no ser que se diluya mucho.




Y aquí tras los óleos, que están secando para aplicar el barniz y dar el acabado definitivo. Uno de los laterales se ve muy anaranjado, cosa de la foto...




Conclusiones:
-Los colores usados como base son demasiado oscuros para usar en el exterior. Creo que usaré directamente Radome y diferenciaré sólo con barniz.
-La veta, no acabo de ver claro si usar esta misma o la que usé en los reposapiés, más oscura y marcada. Creo que tendré que hacer alguna prueba...
-Esto de reproducir la madera es una gozada compañeros, me encanta.

Y una foto del motor, que voy haciendo a ratos. Está sólo presentado, creo que voy a pintarlo por partes, ya veremos. Los muelles de las vávulas están hechos con hilo de acero de 0.17mm, enrollado alrededor de la pieza original de plástico. He buscado cables eléctricos hasta encontrar uno con hilos de acero en lugar de cobre. Así, después de pintarlo le pasaré un pincel humedecido en alcohol para retirarle la pintura y dejar el acabado natural.
Las tapas de los muelles están hecho con lámina de estaño y un sacabocados.
Habrá que dedicarle mucha atención en pintura porque será bastante visible.


La madera finalmente la barnizé con satinado de Vallejo, me gusta el tono que tiene así que he decidido no variarlo.
Lo siguiente fue ensuciar el vano del motor...también esto es simple recreo, apenas será visible y además se supone que en el momento en que fue tomada la foto el avión aún no había sido asignado a ninguna unidad, pero bueno, ese es un dato al que haré caso según me convenga o no

Pero bueno, el caso es que soy incapaz de imaginarme esa zona sin que estuviera sucia por el aceite y combustible que rezumaban estos motores. Por ello lo que hice fue ensuciar primero con aerógrafo, usando los colores al revés, que no se diga. Empecé por una mezcla marrón muy oscura, después marrón rojizo para terminar retocando con el verde base. Finalmente añadí unos toques suaves de Desert yellow. Como siempre hay que echar mano de una paja mental para decidir dónde colocar los colores y cómo podría distribuirse en realidad esa suciedad.
Lo último fue perfilar con óleos las juntas entre láminas. En este caso no querí añadir más tonos al verde para no oscurecerlo demasiado así que según depositaba el óleo en la junta barría hacia ella el que sobresalía de la misma con un pincel limpio, de manera que no tiñera demasiado alrededor. Usé primero un marrón rojizo y después el mismo color oscurecido. Finalmente usé negro, pero no a lo largo de toda la junta, sino dejando el óleo correr sóo un poco, para que no quedara una junta uniforme.
Y así se queda, no tiene sentido hacer más porque no va a verse, como podréis apreciar en la foto de prueba del fuselaje cerrado.

La bancada sí que la trabajé más, también por vicio porque no se apreciará gran cosa. Aquí tenemos dos materiales: la madera de la estructura y el metal de la bancada. EL trabajo básico es el mismo que en los laterales del fuselaje, pero aquí añadí desconchones que podrían haberse producido por el mantenimiento del motor, montaje/desmontaje, reparaciones...
En el caso de la madera usé un tono marrón dorado y un beige sólo en las aristas. En el caso de la bancada usé un marrón muy oscuro, sin molestarme mucho porque repito que no se verá casi nada.



















Y esto es todo hasta ahora. De momento estoy liado de nuevo con el Maschinen Krieger, a ver si lo acabo para Leganés. De momento está así, aún con mucho trabajo por delante.

















Saludos Combi, es un placer ver tus trabajos por aquí, una pinta espectacular. Tendré que seguirte tambien por estos lares para continuar aprendiendo.

Saludos desde Canarias
Quote
Like
Share