"Aquello que nos unió" Capítulo 9

"Aquello que nos unió" Capítulo 9

ruidoblanco86
ruidoblanco86

February 15th, 2011, 4:59 am #1



A la mañana siguiente el trabajo en las oficinas era bastante intenso. Nada más llegar Sarita se puso a trabajar en los estudios acondicionados para las primeras filmaciones. Ella llegó con Jimena, la presentó al resto del equipo y notó como su hermana se acoplaba perfectamente con los demás. Todos eran viejos conocidos de Sarita, sobre todo Roberto, el fotógrafo. Al ver que todo marchaba bien ella se dirigió a la oficina de Julián.
Media hora después llegaron Carina y Oscar. Jimena se dirigió a Carina:
-¿Cómo estás, Carina? Hace mucho tiempo que no te veía. Creo que la última vez que nos vimos fue en el funeral de tu madre.
Una mueca de disgusto e incomodidad cruzó el rostro de Carina.
-Es verdad, aquella vez solo Norma y tú fueron al funeral.
-Sí, lo recuerdo. Sarita ya vivía en Francia y mamá estaba con ella. Sintieron mucho lo de Inés, ellas la querían muchísimo. Pero bueno, dejemos de hablar del pasado. Sarita me explicó en qué consistirá tu trabajo. Acompañaré a Roberto a dirigir las fotos y las filmaciones.
Oscar la miraba insistentemente desde que llegaron pero en cambio Jimena no pareció notarlo, carraspeó ligeramente y exclamó:
-Cuñadita, será mejor que me presentes a la señorita. Parece que trabajaremos juntos pero no tengo idea de quién sea.
-Soy Jimena Elizondo, Oscar Reyes. Los dirigiré a ustedes en las filmaciones.
-Encantado de conocerla, Jimena. Por lo visto usted sí me conoce.-Oscar tendió la mano y sonrió seductoramente. Jimena hizo un mohín y agregó:
-Espero llegar a ser la mejor directora de comerciales por lo tanto debo estar bien informada de los principales modelos del mundo en donde trabajaré. Es simplemente un rasgo de profesionalismo.
-No si yo jamás pensé que fuera otra cosa.
-Se lo aclaro porque ustedes los modelos son muy pagados de sí mismo, lo conozco como conozco a Carina...
-Eso no es cierto-interrumpió Oscar-a Carina la conocías de antes.
-Es que ella es la hermana de Sarita, Oscar-Carina decidió intervenir-Y él es el hermano de Franco, Jimena ¿Te acuerdas de él, verdad?
-Sí, Franco Reyes. Lo vi poco, siempre estaba con Sarita y contigo. Creo que también llegó a estar involucrado con Sarita ¿Verdad?-Jimena trató de restar importancia a Franco- Lo que no recuerdo es si ustedes conocieron a Nicolás. Seguro que sí, yo era chica pero no logro recordar a mi hermana sin Nicolás.
-Tienes razón, conocimos a Nicolás ¿Sarita sigue en contacto con él?
-Por supuesto, siguen en contacto. Es más van a casarse dentro de poco, Camila merece que sus padres estén juntos. A decir verdad, yo no veo la hora de que llegue la fecha del matrimonio, Nicolás piensa dar una fiesta por todo lo alto...-Jimena no pensaba decir tanto pero el entusiasmo la ganó. Cerró los ojos como imaginándose el gran acontecimiento. Carina y Oscar la miraban intrigados, la joven daba demasiada información que ellos no alcanzaban a procesar. Además, cada uno retuvo diferentes detalles de la confesión, a Carina le interesó cierto aspecto y a Oscar otros. Iban a hablar al unísono pero Oscar fue más rápido:
-Veo que te gustan las fiestas, Jimena. Si quieres puedo invitarte a algunas muy divertidas.
-Lo siento, señor. No acostumbro mezclar lo laboral con el placer.
Carina sonrió al ver la cara de fastidio de Oscar, iba a decir algo sobre lo que a ella le intrigó de la vida de Sarita y Nicolás cuando Laura ingresó anunciando:
-Buenos días a todos. Les presento a los demás modelos que trabajarán con nosotros.
Se abrió paso para que los recién llegados ingresaran al estudio. Dejó que Roberto y los demás se presentaran y se recostó en uno de los sillones, miró con una sonrisa a uno de los modelos nuevos que al observarla le devolvió la sonrisa. Esta sí que es una sorpresa que no esperaba. Veremos qué opina Sarita cuando la vea.


---------------------------------------------------------------------------------------------


En el despacho de Julián...
-Me encanta la idea, Sarita. Sabes que jamás pondré una objeción a tus proyectos, ya pasó la época en que podía hacerlo. Franco y tú se han convertidos en profesionales mucho más talentosos que yo. Se puede decir que los discípulos superaron al maestro. Así que me gustaría que este tema lo consultaras con él-dijo esto último y observó a Sarita.
-Este es mi proyecto, Julián, acepto discutirlo contigo porque te respeto tanto o más que cuando recién empecé. No sé porque te niegas a aceptar que tus ideas aún siguen siendo importantes...no tengo nada en contra de Franco pero no sé si esto amerita su opinión. No es que dude de su profesionalismo pero tendría que conocer muy bien qué es lo que pretendemos en este proyecto, eso requiere de tiempo, cosa con la que yo no cuento.
-Mi niña, sé que te resulta sumamente complicado cambiar tus planes, pero me dijiste que venías a cumplir con tu promesa y a hacer realidad mis sueños antes de retirarme...
-Y no miento, Julián. Cuando me ofreciste aquella beca que conseguiste deshaciéndote de algunas acciones, juré que estaba en deuda contigo y si aún no lo hubieras hecho, todo lo que me ofreciste hasta entonces era suficiente para estar eternamente agradecida. Si terminé mi carrera fue gracias a los trabajos que me dabas. Eres la persona que más me ayudó en esta vida, Julián. Por ti haría cualquier sacrificio.
-Desde que los vi a ti y a Franco supe que me darían grandes satisfacciones, puse todas mis expectativas en ustedes. Ahora, en el ocaso de mi carrera profesional, quiero verlos trabajando juntos, Sarita. Llámalo egoísmo, orgullo desmedido, ansias de trascender, lo que quieras pero deseo eso, verlos trabajar juntos, sacando adelante esto que alguna vez fue una gran empresa. Pero si eso es demasiado para ti, lo entenderé.
Ella se acercó al anciano y acarició sus cabellos entrecanos, él sonrió y tomó sus manos. Ella dijo:
-Tampoco es la gran cosa, viejito lindo. Creo poder sobrevivir a mi ego enfrentándose al insufrible de Franco. No sé si lo has notado pero ese hombre está muy creidito, se cree la gran cosa en materia de publicidad.
Julián rió de buena gana y dijo:
-Pero tú te encargarás de hacerle ver lo equivocado que está ¿No es así, Sarita?
Ella rió también y un brillo de maldad cruzó sus ojos color café.
Quote
Share

mensin
mensin

February 15th, 2011, 6:58 am #2

Bien, va por buen camino, esta Sara opina lo mismo que yo de este Franco, de momento creo que los personajes tienen una personalidad bastante diferente, de todas maneras esperemos a ver que pasa. Gracias por el capitulo.
Quote
Share

maria
maria

February 15th, 2011, 10:20 am #3


A la mañana siguiente el trabajo en las oficinas era bastante intenso. Nada más llegar Sarita se puso a trabajar en los estudios acondicionados para las primeras filmaciones. Ella llegó con Jimena, la presentó al resto del equipo y notó como su hermana se acoplaba perfectamente con los demás. Todos eran viejos conocidos de Sarita, sobre todo Roberto, el fotógrafo. Al ver que todo marchaba bien ella se dirigió a la oficina de Julián.
Media hora después llegaron Carina y Oscar. Jimena se dirigió a Carina:
-¿Cómo estás, Carina? Hace mucho tiempo que no te veía. Creo que la última vez que nos vimos fue en el funeral de tu madre.
Una mueca de disgusto e incomodidad cruzó el rostro de Carina.
-Es verdad, aquella vez solo Norma y tú fueron al funeral.
-Sí, lo recuerdo. Sarita ya vivía en Francia y mamá estaba con ella. Sintieron mucho lo de Inés, ellas la querían muchísimo. Pero bueno, dejemos de hablar del pasado. Sarita me explicó en qué consistirá tu trabajo. Acompañaré a Roberto a dirigir las fotos y las filmaciones.
Oscar la miraba insistentemente desde que llegaron pero en cambio Jimena no pareció notarlo, carraspeó ligeramente y exclamó:
-Cuñadita, será mejor que me presentes a la señorita. Parece que trabajaremos juntos pero no tengo idea de quién sea.
-Soy Jimena Elizondo, Oscar Reyes. Los dirigiré a ustedes en las filmaciones.
-Encantado de conocerla, Jimena. Por lo visto usted sí me conoce.-Oscar tendió la mano y sonrió seductoramente. Jimena hizo un mohín y agregó:
-Espero llegar a ser la mejor directora de comerciales por lo tanto debo estar bien informada de los principales modelos del mundo en donde trabajaré. Es simplemente un rasgo de profesionalismo.
-No si yo jamás pensé que fuera otra cosa.
-Se lo aclaro porque ustedes los modelos son muy pagados de sí mismo, lo conozco como conozco a Carina...
-Eso no es cierto-interrumpió Oscar-a Carina la conocías de antes.
-Es que ella es la hermana de Sarita, Oscar-Carina decidió intervenir-Y él es el hermano de Franco, Jimena ¿Te acuerdas de él, verdad?
-Sí, Franco Reyes. Lo vi poco, siempre estaba con Sarita y contigo. Creo que también llegó a estar involucrado con Sarita ¿Verdad?-Jimena trató de restar importancia a Franco- Lo que no recuerdo es si ustedes conocieron a Nicolás. Seguro que sí, yo era chica pero no logro recordar a mi hermana sin Nicolás.
-Tienes razón, conocimos a Nicolás ¿Sarita sigue en contacto con él?
-Por supuesto, siguen en contacto. Es más van a casarse dentro de poco, Camila merece que sus padres estén juntos. A decir verdad, yo no veo la hora de que llegue la fecha del matrimonio, Nicolás piensa dar una fiesta por todo lo alto...-Jimena no pensaba decir tanto pero el entusiasmo la ganó. Cerró los ojos como imaginándose el gran acontecimiento. Carina y Oscar la miraban intrigados, la joven daba demasiada información que ellos no alcanzaban a procesar. Además, cada uno retuvo diferentes detalles de la confesión, a Carina le interesó cierto aspecto y a Oscar otros. Iban a hablar al unísono pero Oscar fue más rápido:
-Veo que te gustan las fiestas, Jimena. Si quieres puedo invitarte a algunas muy divertidas.
-Lo siento, señor. No acostumbro mezclar lo laboral con el placer.
Carina sonrió al ver la cara de fastidio de Oscar, iba a decir algo sobre lo que a ella le intrigó de la vida de Sarita y Nicolás cuando Laura ingresó anunciando:
-Buenos días a todos. Les presento a los demás modelos que trabajarán con nosotros.
Se abrió paso para que los recién llegados ingresaran al estudio. Dejó que Roberto y los demás se presentaran y se recostó en uno de los sillones, miró con una sonrisa a uno de los modelos nuevos que al observarla le devolvió la sonrisa. Esta sí que es una sorpresa que no esperaba. Veremos qué opina Sarita cuando la vea.


---------------------------------------------------------------------------------------------


En el despacho de Julián...
-Me encanta la idea, Sarita. Sabes que jamás pondré una objeción a tus proyectos, ya pasó la época en que podía hacerlo. Franco y tú se han convertidos en profesionales mucho más talentosos que yo. Se puede decir que los discípulos superaron al maestro. Así que me gustaría que este tema lo consultaras con él-dijo esto último y observó a Sarita.
-Este es mi proyecto, Julián, acepto discutirlo contigo porque te respeto tanto o más que cuando recién empecé. No sé porque te niegas a aceptar que tus ideas aún siguen siendo importantes...no tengo nada en contra de Franco pero no sé si esto amerita su opinión. No es que dude de su profesionalismo pero tendría que conocer muy bien qué es lo que pretendemos en este proyecto, eso requiere de tiempo, cosa con la que yo no cuento.
-Mi niña, sé que te resulta sumamente complicado cambiar tus planes, pero me dijiste que venías a cumplir con tu promesa y a hacer realidad mis sueños antes de retirarme...
-Y no miento, Julián. Cuando me ofreciste aquella beca que conseguiste deshaciéndote de algunas acciones, juré que estaba en deuda contigo y si aún no lo hubieras hecho, todo lo que me ofreciste hasta entonces era suficiente para estar eternamente agradecida. Si terminé mi carrera fue gracias a los trabajos que me dabas. Eres la persona que más me ayudó en esta vida, Julián. Por ti haría cualquier sacrificio.
-Desde que los vi a ti y a Franco supe que me darían grandes satisfacciones, puse todas mis expectativas en ustedes. Ahora, en el ocaso de mi carrera profesional, quiero verlos trabajando juntos, Sarita. Llámalo egoísmo, orgullo desmedido, ansias de trascender, lo que quieras pero deseo eso, verlos trabajar juntos, sacando adelante esto que alguna vez fue una gran empresa. Pero si eso es demasiado para ti, lo entenderé.
Ella se acercó al anciano y acarició sus cabellos entrecanos, él sonrió y tomó sus manos. Ella dijo:
-Tampoco es la gran cosa, viejito lindo. Creo poder sobrevivir a mi ego enfrentándose al insufrible de Franco. No sé si lo has notado pero ese hombre está muy creidito, se cree la gran cosa en materia de publicidad.
Julián rió de buena gana y dijo:
-Pero tú te encargarás de hacerle ver lo equivocado que está ¿No es así, Sarita?
Ella rió también y un brillo de maldad cruzó sus ojos color café.
Bienvenida de nuevo . Me han gustado mucho los dos ultimos capitulos, cada vez tenemos mas información, y ya casi podemos empezar a sacar nuestras propias conclusiones...
Gracias x el capitulo
Besitos...
Quote
Share

p
p

February 15th, 2011, 11:22 pm #4


A la mañana siguiente el trabajo en las oficinas era bastante intenso. Nada más llegar Sarita se puso a trabajar en los estudios acondicionados para las primeras filmaciones. Ella llegó con Jimena, la presentó al resto del equipo y notó como su hermana se acoplaba perfectamente con los demás. Todos eran viejos conocidos de Sarita, sobre todo Roberto, el fotógrafo. Al ver que todo marchaba bien ella se dirigió a la oficina de Julián.
Media hora después llegaron Carina y Oscar. Jimena se dirigió a Carina:
-¿Cómo estás, Carina? Hace mucho tiempo que no te veía. Creo que la última vez que nos vimos fue en el funeral de tu madre.
Una mueca de disgusto e incomodidad cruzó el rostro de Carina.
-Es verdad, aquella vez solo Norma y tú fueron al funeral.
-Sí, lo recuerdo. Sarita ya vivía en Francia y mamá estaba con ella. Sintieron mucho lo de Inés, ellas la querían muchísimo. Pero bueno, dejemos de hablar del pasado. Sarita me explicó en qué consistirá tu trabajo. Acompañaré a Roberto a dirigir las fotos y las filmaciones.
Oscar la miraba insistentemente desde que llegaron pero en cambio Jimena no pareció notarlo, carraspeó ligeramente y exclamó:
-Cuñadita, será mejor que me presentes a la señorita. Parece que trabajaremos juntos pero no tengo idea de quién sea.
-Soy Jimena Elizondo, Oscar Reyes. Los dirigiré a ustedes en las filmaciones.
-Encantado de conocerla, Jimena. Por lo visto usted sí me conoce.-Oscar tendió la mano y sonrió seductoramente. Jimena hizo un mohín y agregó:
-Espero llegar a ser la mejor directora de comerciales por lo tanto debo estar bien informada de los principales modelos del mundo en donde trabajaré. Es simplemente un rasgo de profesionalismo.
-No si yo jamás pensé que fuera otra cosa.
-Se lo aclaro porque ustedes los modelos son muy pagados de sí mismo, lo conozco como conozco a Carina...
-Eso no es cierto-interrumpió Oscar-a Carina la conocías de antes.
-Es que ella es la hermana de Sarita, Oscar-Carina decidió intervenir-Y él es el hermano de Franco, Jimena ¿Te acuerdas de él, verdad?
-Sí, Franco Reyes. Lo vi poco, siempre estaba con Sarita y contigo. Creo que también llegó a estar involucrado con Sarita ¿Verdad?-Jimena trató de restar importancia a Franco- Lo que no recuerdo es si ustedes conocieron a Nicolás. Seguro que sí, yo era chica pero no logro recordar a mi hermana sin Nicolás.
-Tienes razón, conocimos a Nicolás ¿Sarita sigue en contacto con él?
-Por supuesto, siguen en contacto. Es más van a casarse dentro de poco, Camila merece que sus padres estén juntos. A decir verdad, yo no veo la hora de que llegue la fecha del matrimonio, Nicolás piensa dar una fiesta por todo lo alto...-Jimena no pensaba decir tanto pero el entusiasmo la ganó. Cerró los ojos como imaginándose el gran acontecimiento. Carina y Oscar la miraban intrigados, la joven daba demasiada información que ellos no alcanzaban a procesar. Además, cada uno retuvo diferentes detalles de la confesión, a Carina le interesó cierto aspecto y a Oscar otros. Iban a hablar al unísono pero Oscar fue más rápido:
-Veo que te gustan las fiestas, Jimena. Si quieres puedo invitarte a algunas muy divertidas.
-Lo siento, señor. No acostumbro mezclar lo laboral con el placer.
Carina sonrió al ver la cara de fastidio de Oscar, iba a decir algo sobre lo que a ella le intrigó de la vida de Sarita y Nicolás cuando Laura ingresó anunciando:
-Buenos días a todos. Les presento a los demás modelos que trabajarán con nosotros.
Se abrió paso para que los recién llegados ingresaran al estudio. Dejó que Roberto y los demás se presentaran y se recostó en uno de los sillones, miró con una sonrisa a uno de los modelos nuevos que al observarla le devolvió la sonrisa. Esta sí que es una sorpresa que no esperaba. Veremos qué opina Sarita cuando la vea.


---------------------------------------------------------------------------------------------


En el despacho de Julián...
-Me encanta la idea, Sarita. Sabes que jamás pondré una objeción a tus proyectos, ya pasó la época en que podía hacerlo. Franco y tú se han convertidos en profesionales mucho más talentosos que yo. Se puede decir que los discípulos superaron al maestro. Así que me gustaría que este tema lo consultaras con él-dijo esto último y observó a Sarita.
-Este es mi proyecto, Julián, acepto discutirlo contigo porque te respeto tanto o más que cuando recién empecé. No sé porque te niegas a aceptar que tus ideas aún siguen siendo importantes...no tengo nada en contra de Franco pero no sé si esto amerita su opinión. No es que dude de su profesionalismo pero tendría que conocer muy bien qué es lo que pretendemos en este proyecto, eso requiere de tiempo, cosa con la que yo no cuento.
-Mi niña, sé que te resulta sumamente complicado cambiar tus planes, pero me dijiste que venías a cumplir con tu promesa y a hacer realidad mis sueños antes de retirarme...
-Y no miento, Julián. Cuando me ofreciste aquella beca que conseguiste deshaciéndote de algunas acciones, juré que estaba en deuda contigo y si aún no lo hubieras hecho, todo lo que me ofreciste hasta entonces era suficiente para estar eternamente agradecida. Si terminé mi carrera fue gracias a los trabajos que me dabas. Eres la persona que más me ayudó en esta vida, Julián. Por ti haría cualquier sacrificio.
-Desde que los vi a ti y a Franco supe que me darían grandes satisfacciones, puse todas mis expectativas en ustedes. Ahora, en el ocaso de mi carrera profesional, quiero verlos trabajando juntos, Sarita. Llámalo egoísmo, orgullo desmedido, ansias de trascender, lo que quieras pero deseo eso, verlos trabajar juntos, sacando adelante esto que alguna vez fue una gran empresa. Pero si eso es demasiado para ti, lo entenderé.
Ella se acercó al anciano y acarició sus cabellos entrecanos, él sonrió y tomó sus manos. Ella dijo:
-Tampoco es la gran cosa, viejito lindo. Creo poder sobrevivir a mi ego enfrentándose al insufrible de Franco. No sé si lo has notado pero ese hombre está muy creidito, se cree la gran cosa en materia de publicidad.
Julián rió de buena gana y dijo:
-Pero tú te encargarás de hacerle ver lo equivocado que está ¿No es así, Sarita?
Ella rió también y un brillo de maldad cruzó sus ojos color café.
Estoy ansiosa por ver como será el encuentro entre Sara y Franco cuando ésta le esponga sus ideas, seguro y salen chispas.

Gracias por el capítulo
Quote
Share